miércoles, 31 de marzo de 2010

Sed nocturna


Esta noche, la fiebre que tengo desde hace un par de días me despertó con sed. No pude encontrar el camino de la cocina de mi casa porque en el pasillo había crecido una selva. Bebí el agua de lluvia retenida en las hojas de las plantas por miedo a deshidratarme y, al volverme a la cama, me di cuenta de que, en demasiadas ocasiones, lo cotidiano se me enreda tanto que no hay sendero que me conduzca a la salida del bosque.

32 comentarios:

Myr dijo...

Me parece muy bien que encuentres soluciones para no deshidratarte, con fiebre hay que tomar mucho liquido de donde sea.

Espero eso si, que encuentres el camino al baño despejado o que por lo menos, tengas un florero a mano.

Besos y mejora pronto.

Myr dijo...

La fiebre es la forma que tiene el cuerpo de pedir DES-CAN-SO.

impersonem dijo...

¡Si supieras cómo me identifico con lo que dices!... pero bueno, habrá que echarle moral al asunto y "convertirse" en Tarzán paso a paso, sin mucho ruido, "a la Chita callando", hasta comprender y dominar los misterios de esa selva y predecir los peligrosos abismos que esconde la vida cotidiana.

¡Cúrate pronto...!

Abrazos.

SAUVIGNONA dijo...

fiebre ...eso de la fiebre tanbien puede ser un sintoma de mucho insomnio y horas de tener la cabeza llena de cosas...
esperemos que pase la fiebre...

besines pedro
:) sauvignona y como siepre gracias por estar

Edgardo dijo...

De lo cotidiano queda poco cuando la fiebre ataca, y en esos momentos, si nos dejamos estar un poco, más allá del malestar que sentimos, algunas razones y lógicas se pierden y en un estado de delirio conseguimos no ser siempre los mismos, y esta bueno no ser siempre los mismos haciendo las mismas cosas, creyendo las mismas leyes e ideas de siempre.

Que la fiebre dure poco, pero mientras dure te lleve al “País de nunca jamás” al “País de las maravillas”.

Un saludo y no te deshidrates que es malo para el cuerpo y es malo para la cabeza.

Lo cotidiano, lo cotidiano a veces no alcanza-

Un abrazo.

HologramaBlanco

Gustavo Cavicchia dijo...

Cuando vi el titulo su blog pensé que usted era mendocino, que es una provincia de Argentina (por Mendoza)pero veo que usted en realidad es de Burgos y esto de las acequias es por que aquí abundan. Lo otro, siendo usted profesor de castellano es que sepa perdonar mis faltas de ortografía, otra cosa que abunda, en este caso en mí, problema que tengo desde siempre, nunca puedo recordar como se escriben algunas palabras.

Con respecto a esto que usted a escrito (voy a citarlo para así poder comentarlo mientra leo): Esta noche, la fiebre que tengo desde hace un par de días me despertó con sed. No pude encontrar el camino de la cocina de mi casa porque en el pasillo había crecido una selva. Bebí el agua de lluvia retenida en las hojas de las plantas por miedo a deshidratarme y, al volverme a la cama, me di cuenta de que, en demasiadas ocasiones, lo cotidiano se me enreda tanto que no hay sendero que me conduzca a la salida del bosque. Me a parecido maravilloso la manera de llevar algo cotidiano a una excitante dimensión mágica, como si ese territorio entre la vigilia y el sueño, esa penumbra, fuese una puerta, una manera de asomarse, cierta, pero temblorosamente a mundos enigmáticamente bellos.
Sin más me despido de usted.
Un saludo desde Mendoza Argentina.

Merche Pallarés dijo...

Pedrito, tienes que cuidarte. DESCANSA. Como dice MYR la fiebre suele ser el síntoma que el cuerpo tiene para decir ¡basta! Espero que te mejores pronto. Besotes saludables, M.

Silvia_D dijo...

Tú, Tarzán, yo, la mona Chita ;)
¡Y no sería bonito quedarse a vivir en un sueño?
Voy a ver si encuentro un coco para desayunar.
Angagua!!
Muacksss

Manolo dijo...

Escondido en el sueño lo cotidiano no podrá encontrarte. Descansa en la fantasía que no en el delirio de la fiebre.
Cuídate, Pedro. Que nos haces falta.
Un abrazo

Asun dijo...

Espero que esta mañana la selva esté ya más despejada y no te tengas que abrir paso a machetazos.

Ya te lo han dicho por partida doble: el cuerpo te está mandando un mensaje, además justo ahora que coinciden unos días de vacaciones. ¿Necesitas mas señales?

Cuídate y cúrate pronto.

Besos

Antonio Aguilera dijo...

Esta semanita santita te vendra muy bien para descansar.

Y no olvides dejar el hilo de Ariadna para encontrar la cocina, y a ti mismo.

A veces nuestro YO no se encuentra accesible, sino que esta en reconditos mundos, ocupado en demasiados,imbricados y enmarañados proyectos.

Esta semana a descansar en la hamaca de esa selva.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

la fiebre no es sino la lucha de lo natural contra lo ajeno.. ¿No es el delirio la pesadilla de lo cotidiano?... salud amigo...salud

elisa...lichazul dijo...

la rutina...es mejor mantenerla podada para que no se desparrame y asfixie el sendero creado:=)

besitos profe
por acá con todos los sintomas de gripe:(

Myr dijo...

Febril recóndita
armonia en el espacio
de tu Selva aguarda,
en la hamaca que Antonio
te ha tendido
y el delirio
que Manuel
transmuta y marca Asún.
Mientras Manolo arropa
en fantasías tejidas
con lianas que
la mona chita abraza,
susurrando Merche
a tus oidos
palabras de cariño
y Gustavo halla
una dimensión mágica
que Edgardo sitúa en el
Pais de las maravillas
Y Sauvignona con la copa brinda
pindiendo Impersonem
que seas Tarzán,
insito amigo: Descansa
el cuerpo es uno.
aunque el alma
sea... Grande.

Myr dijo...

Elisa: nos cruzamos, lo siento. Besos

São dijo...

Meu caro amigo, parece que estamos os dois a necessitar de repouso...

Um forte abraço...e melhoras rápidas.

Paco Cuesta dijo...

La selva de los los problemas de muchos de nosotros a los que siempre quieres dar solución se apoderan de un espacio que sólo a tí te pertenece.
Cuídate y descansa, olvídanos , pero no del todo.
Un abrazo

Jan Puerta dijo...

La sed siempre nos provoca debilidades. Saberlas beber es nuestra prioridad.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Sus palabras me han recordado los versos de Neruda, “Sed de ti”. También el poema de Agustín García Calvo :
…Me ha despertado
de madrugada
la sed, la sed, la sed
del agua lejana…

Para resolver lo cotidiano mucho más fácilmente, y calmar la sed, siempre aceptar la compañía que se nos brinda.
A los versos -como el agua- que le envía Myr, llenos de cariño, añada: Elisa, Sao, Paco Cuesta, Jan Puerta, a los que no escriben comentario y a mi misma.

Saludos. Gelu

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

en estos casos, lo mejor es dormirse rápido. un abrazo

BIPOLAR dijo...

¡Qué texto!

Deberías mirar si te has minimizado, porque yo veo un campo de POLEN

María dijo...

Pedro:

No sé si habrás ido al médico, me imagino que sí, pero sino has ido, deberías ir.

No me parece normal que lleves con fiebre desde hace unos días, quizá los medicamentos que estés tomando no te esten haciendo nada y necesites de otros más fuertes.

Lo que sí necesitas es un buen descanso, mucha relajación, cama, y sobre todo, mucha agua para que no te deshidrates.

La vida es lo que tiene, estamos aquí para todo lo que nos toque, pero sobre todo hay que llevarlo con humor.

Descansa mucho, Pedro.

Te dejo aquí un beso, y un abrazo lleno de energía.

Kety dijo...

Lo importante en esos casos, como dice Mir, es beber agua. Cuando todo pase, verás las cosas diferentes.

Anónimo dijo...

Tendemos a hacer complicado las cosas simples. Cuídate Pedro, verás el camino despejado cuando estés relajado. Besos Isabel.

Marina dijo...

El enmarañamiento de nuestros pensamientos nos conduce hacia quienes realente somos.
Un abrazo y por favor, cuidate.

virgi dijo...

¿No te habrás convertido en Max, del maravilloso cuento "Donde viven los monstruos", de M. Sendak, una joya de la literatura infantil?

...


Esa noche en la habitación de Max


nació un bosque


y el bosque creció


y creció


hasta que el techo se cubrió de enredaderas


...

blogochentaburgos dijo...

Profundo...

Cosmo dijo...

Espero que te encuentres mejor,que estés mejor,opino como María,has de ir al médico.
Lo he pasado muy bien con el capítulo de esta semana del Quijote.

Déjate cuidar,déjate querer y el próximo año a ponerse la vacuna antigripal,a mí me va genial.
Abrazos

Eva- La Zarzamora dijo...

Esa sed no la aplaca ni el agua de lluvia.
Pero cogiendo unas buenas tijeras de podar, seguro que sales de esos
escorzos y logras desbrozar el bosque.

Un abrazo.

jg riobò dijo...

Explorando selvas se llega a lo profundo del ser.

Gabiprog dijo...

Que terrible y tupida selva es esa de lo cotidiano...

Aldabra dijo...

pues si lo cotidiano se te enreda, tendrás que organizar-te, Pedro, sin olvidar que a veces tendemos a dar poca importancia a lo cotidiano y es lo que más importancia tiene.

biquiños.

p.d.: mejórate.