martes, 16 de marzo de 2010

Demonios interiores


Dicen los que saben que los peores demonios son siempre los que llevamos dentro. Peor es, además, cuando nuestro demonio conquista mundos y acaba convirtiéndose en el fanatismo de los otros que ni siquiera llevaban un demonio dentro porque ni para eso tenían tripas propias. De todas las formas, a veces doy en pensar que los demonios tienen mala prensa y acaban como chivo expiatorio.

40 comentarios:

Cosmo dijo...

Lo bueno y lo malo está en nosotros,será la personalidad o las circunstancias las que hagan que salgan los ángeles o los demonios.Quizá.
Abrazos

Cornelivs dijo...

Entendido, querido Pedro. Y comprendido (que aunque pudiera parecerlo, no es lo mismo). Quizas haga un post sobre esto.

Un abrazo.

impersonem dijo...

Supongo que los demonios interiores tienen que ver con los dioses y demonios externos; supongo que el fanatismo tiene mucho que ver con la ignorancia; hace ya tiempo que la prensa está llena de muchos demonios, unos visibles, otros ocultos, y de mucho chivo expiatorio, aunque los "padres" de estos últimos no se sepa muy bien quiénes son.

Abrazos.

María dijo...

Indadablemente, las personas somos duales.

Un beso.

mojadopapel dijo...

Los demonios mejor dentro, que nunca salgan todos los que somos capaces de acumular.

Jan Puerta dijo...

Mientras estén dentro, uno sufre en silencio. Pero cuando salen o quieren hacerlo, quienes padecen su comportamiento son aquellos que mas queremos.
Un abrazo

Asun dijo...

Todos tenemos demonios interiores. Suscribo lo que dice JAN PUERTA.

Besos

calamanda dijo...

Son malévolos, unas veces los podemos controlar y otras no y ahí
está el problema.¿Y nos llegan a
poseer?...¿Y los demonios del amor?...No hace mucho me aconsejaron que es bueno abrirse a
la vida, a la luz y también a la
palabra...y yo creo que esto ayuda
y es importante.

Saludos.

Merche Pallarés dijo...

La foto fantástica. La escultura, maravillosa. Transmite mucha fuerza. ¿Está en Burgos? Besotes sin demonios interiores, M.

Silvi (reikijai) dijo...

Con calma...debemos aprender a dominarlos a todos.Solo se debe estar antento.Perdón por mis ausencias...tengo trabajo pediente
que necesita ver la luz.Sino otra que demonios.Jajaja.Muy Buena esa foto.Besos.Silvi.

Conchita dijo...

De los demonios se sacan muchas frases hechas, como las que se dicen por La Mancha Alta, esa parte de Castilla donde comienza la gran llanura. Por ejemplo, cuando uno está como esos dibujos animados que echan humito por las orejas y les salen rayos por la cabeza, se dice que "estás endemoniao", cuando uno tiene un pronto de general, también se dice: "¡así me llevaran los demonios a tomar viento!", o por ejemplo cuando alguien pica a otro, se dice: ¡"déjalo, no le endemonies más!. ¡Qué demonios!, algo habrá que decir...

begoyrafa dijo...

Tienen mala prensa, yo lo creo también. Lo peor son los demonios exteriores que muchos llevan, llevamos, a flor de piel.
Un abrazo
Rafa

Myr dijo...

La foto es tan linda, tan, tan, linda y esas manos tan bien talladas, que me cuesta creer que de ahi saldrá un demonio. Pero asi somos, efectivamente, aunque bellos también endemoniados, porque en nuestra naturaleza conviven lo lindo y lo feo, lo bueno y lo malo.

Por ésta razón, como tan magníficamente lo expresas en tu texto, deberíamos aliarnos (aceptar ese lado oscuro nuestro, entenderlo y así dominarlo) para no tirarlo afuera y podrir el mundo. Ya que éste por el contrario, necesita de nuestra actitud ecológica y pro-social.

Y ¿la mala prensa? De acuerdo contigo, siempre busca sus chivitos expiatorios...sino ¿de qué se alimentaría? Y los lectores: ¿a Pan y a circo?

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Siempre ha sido más facil unirse a los demonios de otros, de ese modo se convierten en demonios colectivos y se soportan mejor, pero no por ello desaparecen los propios, así que sin darnos cuenta vamos sumando demonios....

Un abrazote
Marian

marga dijo...

!Que demonios!!! Mientras cada cual lidie con los suyos en su plaza, ni tan mal.
Somos poliédricos, esa es nuestra grandeza y nuestra miseria.

Ele Bergón dijo...

Todos tenemos nuestro lado de luz y nuestro lado de oscuridad. Creo que no hay nadie absolutamente malo, ni absolutamente bueno. Prefiero que la balanza se vaya por el bien y no por el mal como es obvio.

Me gusta mucho la foto y su contraste.

Un abrazo

Luz

miguel dijo...

Merche: Si, está en la Universidad de Burgos. Mando una vista Google del entorno.

Si pasas por el arco al final de la calle la verás. Fué antiguo hospital de peregrinos, llamado del REY.

saludos a Myr.

Montserrat Sala dijo...

Desde luego profesor que los demonios tienen muy mala prensa siempre. Estén fuera o dentro de la persona, nunca traen nada bueno. La escultura es preciosa, pero no creo que sean las manos del domonio, me las amagino mucho más feas, huesudas i con uñas largas i desgarradas jajajaaj!

SAUVIGNONA dijo...

Hola pedro ..yo no se como haces para representar median te la foto tal cosa que quieres expresar..la encxuentras y la pones y ecribes y ya sabemos de que estas hablando....bueno capaz que me explico muy mal..porque no tengo algunas facilidades para describir cosas..soy medio zapato...pero esto de los demonios es muy cierto y todos somo angeles y demonios....dicen tambien..

besines pedro y linda semana!
:) SAUVIGNONA

Euphorbia dijo...

Todos los demonios tienen algún tentáculo que se escapa hacia el exterior, pero por suerte, la gran mayoría de nosotros llevamos dentro demonios de tercera regional y pocos son los que tienen capacidad para albergar a los de primera preferente.
Perdona el símil futbolístico, pero debo tener algún "dimoniet" al que le importa que juegue el Barça esta tarde... es broma.
Me gusta mucho la escultura en madera de tu foto (también la foto, no cabe duda).
Un beso Pedro.

vazquez74 dijo...

Es bien sencillo justificar las maldades propias con los demonios interiores. Podrán existir en mayor o menor medida, pero por encima de ellos existe (o debería existir) una voluntad que los mantenga recluidos en el alma para evitar causar daño a los demás.
Pero mucha gente los deja campar a sus anchas...

elisa...lichazul dijo...

tenemos la mitad llena de ellos ...la otra lucha

eternos


besitos de luz

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

los demonios deben ser vencidos por las fuerzas del bien. un abrazo.

Juan Luis G. dijo...

En informática existen unos procesos denominados demonios que son imprescindibles para que muchos sistemas funcionen. Efectivamente, los demonios tienen mala prensa y a veces es injustificada.

Silvia_D dijo...

Mis demonios, se dedican a cosas más placenteras y hacen cosquillas y se convierten en mariposas...
Qué buen fotógrafo!
Besos, besos!

São dijo...

Os demónios e os anjos habitam-nos, sim. Mas cabe-nos controlá-los, embora o contexto, por vezes, acabe por os libertar, de vez em quando.

Grande abraço, amigo meu.

José Núñez de Cela dijo...

Los demonios interiores habrá que sacarlos a pasear de vez en cuando, para que se aireen, ... pero sin molestar a nadie

saludos

Eva- La Zarzamora dijo...

No sólo de ángeles vive el hombre... los demonios también lo habitan.
Y el ojo de Caín está siempre presente.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

MIGUEL, he ido a la foto--gracias--pero solo he llegado hasta el arco con la puerta de madera que está cerrada a cal y canto. He clickeado para ver si se abría, pero nada. Total, que no he visto la escultura... Besotes, M.

Nieves dijo...

Tela marinera tu entrada. Los demonios deberían ser intransferibles.

jg riobò dijo...

Dificil no abrir las entrañas en este mundo tan hostil.

Aldabra dijo...

a veces culpar a los demonios es echar balones fuera, pero también es verdad que los demonios existen.

biquiños,

Randle dijo...

En mi caso procuro tenerlo adormilado y no sacarlo, no me gustan según qué alteraciones. Sabias palabras.

moderato_Dos_josef dijo...

coincido en que lo peor es cuando ese demonio conquista mundos, puede cometer atrocidades. Véase Hitler y su demonio...
Abrazos!

elena clásica dijo...

Genial tu expresión de los demonios fanáticos, que se ponen al servicio de otros incapaces de producirlos.

Cómo nos gusta a los seres humanos buscar algún chivo expiatorio para purificarnos de las culpas.

Besazos.

XuanRata dijo...

Magnífica esta foto de aberturas, insospechadas algunas, sospechosas todas.

Luis Antonio dijo...

Mis demonios suelen estar tranquilos, salvo cuando la Sra. Esperanza Aguirre hace alarde de sus geniales decisiones. No acabo de entenderlos, la verdad...Quizás sean alérgicos. No sé...

Myr dijo...

Gracias MIGUEL. idem a uds.

Isabel Huete dijo...

La mejor manera de domesticar a los demonios es reconociendo que los llevamos dentro sin flagelarnos por ello.
Los de los otros... Mejor no fijarnos en demonio en ojo ajeno y centrarnos en demonio instalado en el nuestro.
Si todos hiciésemos lo mismo liquidaríamos de un plumazo a todos.
Besis, Periquiyyyo.

BIPOLAR dijo...

Si no se asoma, se esconde, porque pa'demonio el hombre. Teme a este último que es malo de veras.