lunes, 1 de marzo de 2010

De ventas y palacios, un mesón cervantino y noticias de nuestro Quijote

Hay varias razones para la estancia de don Quijote y Sancho en el palacio de los Duques.

La primera de ellas nace de la misma narración y la voluntad de darle variedad. Vimos, en la primera parte, cómo Cervantes hacía cruzarse todas las historias del final en una de las ventas que visita don Quijote. Era verosímil: además, lograba que hasta un grande de España se juntara, en el mismo espacio, con todo tipo de gente.

Cervantes no podía insistir en el recurso. Por eso, después de la venta en la que tiene lugar el retablo de Maese Pedro, necesita encontrar otro espacio que promueva la variedad narrativa y en el que sea verosímil el cruce de historias. Evidentemente, el tono cambia: no es lo mismo la libertad de acción y el cruce de intereses que manifiestan los personajes reunidos en la venta final de la primera parte que los que se hallan en un mundo cortesano regido, necesariamente, por la nobleza.

Algunos -no sin razón-, indican que el cambio tiene mucho que ver con la salida del reino de Castilla para entrar en el de Aragón que, aunque tengan el mismo rey, no tienen ni las mismas costumbres ni idéntida legislación. Con ello, Cervantes adapta la narración a las nuevas tierras, refleja las diferencias peninsulares y fomenta la variedad del relato. Por otra parte, facilita la verosimilitud del gobierno de Sancho puesto que será el Duque quien le nombre gobernador.

El cambio de espacio en el que juntarse gente diversa cambia la perspectiva. Ahora Cervantes mira un mundo regido por la intención de los Duques -para el caso, las ganas de reírse de don Quijote y Sancho- bajo el que suceden cosas, no todas controladas por los señores. Ya comentamos cómo puede haber una metáfora de la corte del Rey de España. El caso es que, al igual que nos llamaba la atención la presencia de nobles en una venta, aquí también se juega al cotraste: de ahí que nos resulten tan llamativas las palabras y acciones de doña Rodríguez y la Dueña Dolorida.

De paso nos prepara para uno de los temas esenciales de esta segunda parte: el del buen gobierno.

Un mesón muy cervantino


Metis -que ya ha colaborado en esta sección, como recordaréis- me envía unas fotos con historia en la que está implicada también Merche Pallarés. Como ella lo cuenta muy graciosamente, copio sus palabras:

El otro día quedé con Merche Pallarés para ir a comer un Bullit de Peix (nos chifla a las dos). Estuvimos conversando un rato y cuando nos ibamos me comentó que de camino en el autobús a una de sus excursiones pasaba siempre por un restaurante que se llamaba "don Quijote" y siempre pensaba en hacerle un foto y enviartela, pero ella no tiene cámara. Asi que ni cortas ni perezosas hicimos un rodeo de nosecuantos kilómetros para ir a fotografiarlo y poder asi enviartelo, que era su ilusión (yo siempre llevo mi camara en el bolso).

Mil gracias, Merche y Metis. Dan ganas de viajar a vuestra isla para parase en ese restaurante -que suena tan típico- con vosotras.

Os animo a mandarme imágenes que reflejen la iconografía cervantino-quijotesca o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la información posible sobre Cervantes y el Quijote. Sobre todo me gustaría publicar imágenes no usuales, aquellas de pequeños lugares.

También os pido que me remitáis autorretratos quijotescos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.

Noticias de nuestro Quijote

Asun relaciona una escena entremesil de la venta de la Primera parte, con La plazuela de Santa Cruz, entremés que representó en un curso de teatro que hizo hace un tiempo. Y no le falta razón: en los entremeses había un espíritu común que detectamos en la novela cervantina en muchas ocasiones. Nos deja video, como testimonio.

Cosmo, en su análisis, profundiza en la habilidad de Cervantes para darnos las pistas de los caracteres y de lo que sucede a través del uso de la lengua en el diálogo. Es sin duda, uno de los recursos técnicos más atractivos de la obra.

Paco Cuesta hace un excelente análisis del capítulo, proponiendo un visión sociológica sobre todo el peso de la burla montada por los Duques.

Pancho ve en el capítulo una muestra de cómo ha cambiado la manera en la que se intercalan las aventuras con respecto a la primera parte. Excelentes sus ilustraciones y el texto de María Zambrano con el que encabeza el comentario. No os perdáis su entrada sobre la famosa cueva de Salamanca, lugar unido a Cervantes desde que éste le dedicara uno de sus entremeses.

Merche Pallarés ha conseguido recuperar su entrada fantasma y la publica con el comentario sobre la actuación de los Duques, a los que tanta rabia tiene, el bombo de la Infanta y el lío final...

Cornelivs comenta el desfile de dueñas apenándose por Sancho y aprovechando para arremeter contra los Duques, que, en esta ocasión, han tenido más tiempo para el guión de la obra...

Jan Puerta comenta lo bien traído de la burla que le han preparado los Duques a don Quijote. Acompaña su entrada de una buena fotografía que a punto ha estado de guárdarsela y un grabado comentado con acierto.

Abejita de la Vega comenta el capítulo en varias entradas. En la primera, en voz del mayordomo, aprovecha para hacer un homenaje a nuestro querido Manuel Tuccitano, al que me sumo. Sigue el mayordomo resumiendo lo que sucede en el capítulo, dejando caer aquí y allí su malquerencia con las dueñas -a pesar de toda la cuadrilla de ellas que tiene delante-. Después publica la opinión del Sanchico -gracias a Ele Bergón-: este chico parece más sensato que Clavijo y Antonomasia. Y no contenta con eso, va y publica como entrada un comentario de Antonio Aguilera que puede declarar la guerra entre dueñas y mayordomos...

Manuel Tuccitano, tras unos días dolorosos, vuelve a publicar entrada quijotesca. Se pone al día con los capítulos atrasados, haciendo una interesante reflexión sobre el tono frívolo de algunos personajes en la Segunda parte. Y aprovecha, porque está bien traído, para hacer homenaje a la patria chica, garbanzos incluidos. Gracias por tu esfuerzo, querido Manuel.

Antonio Aguilera también se pone al dia y comenta los capítulos 37 y 38 de una tacada, sacando punta -como no podía ser de otra manera- a las relaciones entre escuderos y dueñas y entre Clavijo y Antonomasia...

Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl Urbina : Primera parte y Segunda parte.
Enlace con el blog construido por Manuel Tuccitano expresamente para esta lectura y que puede considerarse un agregador con los enlaces de todos los blogs participantes de forma regular, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

17 comentarios:

Conchita dijo...

Por aquí, a cada paso que das lees el nombre de Don Quijote en muchísimos establecimientos. Está sobreexplotado. Saludos.

Merche Pallarés dijo...

Como verás el cartel y el entorno es bastante cutre pero lleva ¡años! y el restaurante ya no existe... ¡Gracias METIS por hacerme el favor de sacar la foto y enviársela a Pedro!
Excelentes, como siempre, tu análisis y los comentarios quijotescos de mis compañeros. Besotes, M.

Cornelivs dijo...

Abrazos para todos...!

Myr dijo...

No lo vas a creer... pero juro que es verdad: Soñé que estaba cenando en ese mesón. O sea que en sueños visité a MERCHE y a METIS. Era de noche tarde y casi no había gente.
La comida era rica.

Besos

Myr dijo...

PD. Y por lo que dice MERCHE que leo ahora; entonces estuve en un lugar que ya no existe. ¿Habré viajado atrás en el tiempo?

SAUVIGNONA dijo...

amm hola pedro!

esto de la foto del restaurant "don quijote" me ha encantado...y mas lo que escribieron estas dos aventureras... que bonito!

creo que entre todas las noticias de don quijote fue las que mas me ha causado sensacion...


besines pedro!

sauvignona

Aldabra dijo...

pues que historia tan bonita de comparir cosas, hasta de dar un buen rodeo para una foto.
biquiños,

pancho dijo...

La variedad de escenarios y personajes que circulan por ellos es uno de los elementos de la narrativa cervantina, como vamos viendo en una acertada adaptación de la técnica teatral a la novela en la estancia de DQ y S en casa de los duques.

Juego de contrastes en diferentes sentidos: situaciones disparatadas, niveles de lengua, costumbres diferentes que sorprenden a los protagonistas, diferencias sociales que al ponerlas en proximidad provocan la hilaridad de los lectores o la reflexión sobre múltiples aspectos, todo esto y mucho más es El Quijote.

Los que venimos a aprender y no dejamos de hacerlo, aprecian la mención del portalillo propio en esta Acequia grande y todo el trabajo que lleva ordenarlo todo para el lunes a la noche.

salvadorpliego dijo...

Al tanto de la lectura. Un fuerte abrazo.

Merche Pallarés dijo...

MYR, fue cosa de los encantadores... Besotes, M.

Silvia_D dijo...

Jajajaja qué perdida, Maestro!! por dónde iba yo???!! menudo cate, un calabazón!!!!! ;)
Mil besos de calabaza!!

Pd:Dejo saludos por ahí... así al viento... no puedo visitar tanto blog, so pena de empacho ;)

Abejita de la Vega dijo...

Las quijotescas Merche y Metis dando un rodeo de nosecuántos kilómetros para obtener la foto de ese "Don Quijote" que la Pallarès había visto tantas veces, desde el autobús de sus cotidianas excursiones. Me parece que las estoy viendo...y eso que nunca he estado en Ibiza.

Esta semana, además de mis dos entradas y las de Ele Sanchico, no pude menos que hacer una con el comentario de Antonio Aguilera. Sonreí al leerlo y pensé : "me parece que tengo una gata preñada, a por ella...ésta , ésta es la gata Antonomasia.

Sigamos, a ver si el mayordomo Trifaldi nos cuenta sus cuitas de una vez. Este hombre, digo mujer, nos entretiene con sus emociones y no va al grano.
¡Que nos lo cuente de una vez!
Un abrazo cadayés

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Cuanto me he perdido!!! intento recuperar el tiempo... poco a poco. veo entre otras cosas que hay dos personas nuevas que han publicado unas nuevas entradas, además como sección fija... me alegro...y las agrego al blog "mis lecturas de El Quijote". Yo pensé, pero dude´en afirmar, lo del reflejo crítico de la sociedad del momento. Un saludo

Asun dijo...

Vaya, ese mesón desde luego por la pinta es de los que tienen solera, o mejor dicho era, que ya he leído que ya no existe.
MERCHE y METIS, desde luego dar ese rodeo para hacer la foto demuestra que estáis "aquijotadas" perdidas (sin ninguna mala connotación).

MYR, creo que MERCHE tiene razón, han debido ser los encantadores que se debieron aliar contra ti. Ten cuidado que ya empiezas a mezclar fantasía y realidad jajajaja

Besos a todos.

Asun dijo...

MANUEL, gracias por tu visita a mi blog y tu comentario, así como por agregarme al tuyo.

Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

ABEJITA y ASUN, Ibiza NO es tan grande dimos un gran rodeo eso sí, para sacar la foto pero tampoco hicimos miles de kilometros (que la isla tampoco los tiene...) Lo más largo son 45 Km. del nordeste al sudoeste... Lo de "aquijotadas" no lo considero peyorativo ¡al contrario! es cierto y estoy MUY orgullosa de ello. Sí, reconozco que estoy aquijotada y sanchotizada. Y, ¡a mucha honra! Besotes mis niñas, M.

Kety dijo...

Hola, tengo que ponerme al día con algunos capítulos.

Me alegra como se unen a la lectura del Quijote.
Un abrazo