sábado, 2 de enero de 2010

Nada nuevo

todos los años comienzan como terminan y el gesto de arrancar la hoja del calendario y estrenarlo nos devuelve al lugar de partida después de borrar de la agenda los contactos perdidos


sólo podría salvarnos una buena parodia de nosotros mismos

37 comentarios:

Myr dijo...

O, los contactos que permanecen, PEDRO...

Myr dijo...

o tus mismas palabras en esta entrada escritas en un continuo sin puntos ni comas como si flotaran en el espacio cibernético este dia invernal que esboza un nuevo año

María dijo...

Hoja rota, la del calendario pasado, y ahora un nuevo calendario, y de vuelta a empezar, para poner otra vez, los teléfonos de nuestros contactos, las notas y demás, esto es una ruleta que dá vueltas y vueltas, para volver a comenzar.

Un beso.

Francisco O. Campillo dijo...

Si nos salva la parodia...
... interpretemos esa parodia ;-)

Nome Andrés dijo...

Yo de momento estoy perdido, todavía no hemos conseguido un calendario nuevo para la cocina.

Ayla dijo...

Me encanta hacer limpieza en la agenda, siempre que no se te quede la agenda vacía no está mal un cambio de aires, nos movemos en diferentes ambientes,y al borrar un teléfono vamos anotando otros nuevos.

Juan Navarro dijo...

Agendas ya no hay; ahora están en los móviles. La parodia de uno mismo es un contrato, sin embargo, que no requiere renovación, porque se interpreta a diario.
Un abrazo.

Gabiprog dijo...

Cambiando de móvil se producen sensaciones semejantes... Será el signo de los tiempos...

Silvi (reikijai) dijo...

Pedro... La Rueda de La Vida. Empezamos a andar de nuevo y tomamos el camino...los contactos perdido,quizas no acompañen este tramo...se vuelvan a cruzar. Viviencia...experiencia es andar el camino.Como nos decia Machado y nos canta Serrat.
Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.
Lindo domingo Besos.

jordim dijo...

yo lucho por ser mi propia parodia, e sla unica forma de superarse..

impersonem dijo...

Yo todavía no tengo calendario... cada año me siento más perezoso a la hora de conseguir alguno... tal vez sea por ese deseo interno que siento de desvincularme de las "dictadoras" acotaciones temporales...

... y mañana será otro día... "y suficiente para cada día es su propio mal" ... efectivamente "nada nuevo".

Abrazos y que cada paso que demos por el 2010 nos conduzca hacia una realidad mejor que la que ahora padecemos...

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

A mí cada año ya me vá costando más arrancar la hoja del calendario... ¡ainsss, los años pasan!
Un besote, muackkksss

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

palabra son razones?...pues año nuevo vida ¿nueva?... yo me quito de fumar todos los días... saludos

Paco Cuesta dijo...

Si, nos devuelve al lugar de partida, pero con un sabor agridulce, por un lado la satisfacción de tener por delante una nueva etapa, y por otro la sensación de que todo va a seguir como hasta ahora.
Un abrazo

LOLI dijo...

a mí tambien me cuesta arrancar las hojas del calendario, pero bueno a vivir el día a día

Hernando dijo...

las horas son seguidas los dias son segidos los meses son seguidos los años son seguidos como tú escritura y siempre se pierde algo por el camino y de todo puede pasar en segundos en minutos en horas en años.

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Pedro , creo que lo nuevo esa re invención que hacemos de nosotros mismos cada año, está solo adentro nuestro , lo demás es puro calendario o no?

Euphorbia dijo...

Esto es igual que el día después de nuestro cumpleaños: exactamente lo mismo que el día anterior.
De todas maneras, esto de los nuevos propósitos que algunos hacemos siempre en Año Nuevo tiene su gracia, especialmente dentro de quince días cuando nos hayamos olvidado de ellos.
Un beso y feliz 2010... me gusta el número, algo es algo.

JESUS y ENCARNA dijo...

el punto de partida... otra vez lo mismo???
Abrazos, querido Pedro.
Encarna

elisa...lichazul dijo...

es verdad...es todo un gesto protocolar eso de arrancar la última hoja

besitos profe

Mafi dijo...

Como que yo ya estoy reservando "otra vez" las vacaciones de verano... lo que es una auténtica broma...jo! qué cortica es la vida! y todo lo que hay que hacer todavía. ;)

Antonio Aguilera dijo...

Pues el calendario de este año viene con una rubia expectacular: Dios nos libre.
Los chicos del almacèn se divierten con este calendario.

LO MEJOR PARA ESTE AÑO, PEDRO

Cornelivs dijo...

Animo...!

Un abrazo.

virgi dijo...

Lo has dicho todo. Felicitaciones a tu capacidad de síntesis. También por el año que empieza, un abrazo

el piano huérfano dijo...

Hoja rota, un calendario nuevo, otra página, pero como quizé hace entender en mi última entrada, pocas cosas cambian y si hay cambios deben empezar por nosotros mismos.

Una parodia de mi misma es lo que hago, casi todo los días ¿qué otra me queda?

Feliz año,Pedro.

Espero que en este año habran cosas que no tengamos que escribir en el calendario ni arancar solo vivir y disfrutarlas, álgo agrdable------que no apuntamos en la agenda que no esta planeado

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

al final no cambia tanto nuestra vida. Vamos, no cambia casi nada de estar a jueves a viernes, no más. Un abrazo.

María dijo...

No, de momento no hay nada nuevo, pero te dejo mis saludos, Pedro.

Edgardo dijo...

¿Cuándo no representamos una parodia? Simuladores de talentos somos, simuladores de nuestra propia existencia. El calendario comienza de la misma manera en que termina, nada cambia realmente, aunque un 31 de Diciembre demos vuelta la hoja y cerremos el cuaderno, el balance… es solo un tiempo establecido para que frenemos la pelota y veamos a donde estamos yendo… siempre deambulando en “ruinas circulares”.

Tenemos toda otra hora, todo otro día, toda otra semana, todo otro mes, todo otro semestre, todo otro año para volver a repetir la misma farsa que siempre o para hacer algo más con nuestras patéticas vidas.

Brindo con vos para que sea esto último, espero recordártelo siempre y que vos me lo recuerdes a mí, para recorrer “correctamente” el camino.

Vuelvo a agradecerte (y van) por estar siempre en mi entorno, en mi espacio, dejándome saber tu punto de vista.

Vuelvo a saludarte por este año que comienza, brindo con vos a la distancia.

Un abrazo.

HologramaBlanco

Edgardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
São dijo...

são os ditos rituais de renovação ou passagem...

Un 2010 renovado e feliz, amigo meu.

Pedro Carcedo dijo...

Gracias por seguir ahí.
Te deseo un buen año 2010.
Un fuerte abrazo

Camille Stein dijo...

no deja de ser mero formulismo la hoja arrancada, el libro del tiempo sigue pasando sus páginas

saludos

Fernando Portillo dijo...

A partir de los 50, cada año que pasa nos convierte en una parodia del que éramos el año anterior.

SAUVIGNONA dijo...

HOLA PEDRO!

EL CALENDARIO ES COMO un simbolo de que el tiempo pasa...y los años tb y aunque los años pasen un año no saca a otro.....

me enacnto esto de " NADA NUEVO"

BESINES PEDRO!
:) SAU

pablo miguel simón dijo...

Feliz año para ti, amigo Pedro, extensible a todos los muchísimos lectores del La Acequia. Salud, sobre todo, y buenísimos ratos.

XuanRata dijo...

Es el mejor propósito que he leido para el nuevo año: ser una buena parodia de uno mismo: llegar a conocer tan bien al personaje como para dar con su esencia y subvertirla. Me apunto.

Merche Pallarés dijo...

Me apunto al comentario de FERNANDO PORTILLO. Besotes nostálgicos en la busqueda del tiempo perdido (suspiro hondo)... M.