martes, 12 de enero de 2010

La fiera enjaulada


Tuve la tentación de echarle comida, como si estuviera en un zoo. ¿Cuánto tardará en salir y volver por donde solía? Doble sensación en esta vista: por una parte, cuántos dependen de la construcción para salir adelante cada día; por otra, sabemos que no es la forma adecuada de sostenibilidad de la economía de un país, que ha traído corrupción política y social y que ha destruido para siempre parajes naturales de gran valor. Lo malo es que es una realidad que seguiremos especulando con el suelo de la misma manera y tendremos una nueva burbuja inmobiliaria en el futuro. Al tiempo.

35 comentarios:

Myr dijo...

Con esta magnífica entrada tuya deberían tapizarse las plazas de los ayuntamientos de todos los paises que conozco (no puedo hablar de lo que no conozco) y que no son pocos. Y deberíamos leerla dos veces por dia, por lo menos. Y meditar mucho...

Así quizás demos con la clave del mensaje y no volvamos a repetir los mismos errores.

Me recuerdas la película de la Isla Mosquito, esa a la que un arquitecto de USA se va porque esta cansado del estrés y su trabajo en la gran metrópoli y quiere reconectarse con la naturaleza. Al final, termina destruyendo la Isla.

¿Aprenderemos?

Anónimo dijo...

mucha herida en el solar
y poco castillo en el aire
al tiempo o al olvido
de quién somos y cómo nacimos

it looks very funny dijo...

OMG! Hinter dem Wald steht ein Riesenauto!

Also mal im Ernst, das ist echt Modellbaukunst in Vollendung

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Ahora mismo, las fieras están mansas porque no es el momento adecuado para atacar, hay muchos ojos mirádoles y pueden caer en la trampa de otro animal más feroz; en el momento en que se levante la veda y la economía levante un poco, ahí saldrán otra vez a la palestra, como las aves carroñeras a devorarlo todo, hasta que la burbuja se infle otra vez, reviente y deje a su paso otro reguero de casi 4 millones de parados.
Lamentable, pero cierto.
Un besote Pedro, muackkksss

burgospedia dijo...

Genial perspectiva

calamanda dijo...

Tienes toda la razón...La sensación
es lo que veo cuando pienso en la
misión de la máquina excavadora:
grandes zanjas, pozos, hoyos profundos...En la foto parece que
el tractor ya ha excavado el terreno y ahora irá a buscar la
salida, que está pero no la vemos...Me gustaría que esta realidad encontrara la mejor salida.

Saludos.

Marina dijo...

¡Ojala te equivoques!...aunque creo que no.
Tristes momentos.
Un abrazo

Hernando dijo...

Ayer lo comentaba con mi hija, hablábamos sobre el dinero que la gente se estaba gastando en las rebajas y la conversación terminó convencidos los dos que la gente gastará más de lo que tiene, y el ladrillo volverá a estar de moda.

Ele Bergón dijo...

Realmente tiene mucha sugerencia esta foto. Lo dice todo con sólo verla. ¡Ojalá te equivoques y no tengamos que volver a esa especulación para poder salir adelante! Tendrémos que buscar otras fórmulas. ¡La imaginación al poder!

Un abrazo

Luz

XuanRata dijo...

Veo claramente en esta escena cómo desciende la mano (que desde aquí abajo nos parece enorme) de un niño para recoger su juguete abandonado después de jugar con las últimas novedades. Al final terminamos por volver al movimiento de tierras.

Genial la excavadora en su sepultura, Pedro.

Juan Navarro dijo...

No es la fiera, sino el alma de la fiera en forma de especulación y enriquecimiento. Y ese alma es más difícil de cambiar: es la esencia de la miseria humana que sostiene esta sociedad injusta.

Manolo dijo...

Tenéis razón. Está agazapada para tomar impulso y saltar a por otra víctima: Tiene que comer casi todos los días.

Cornelivs dijo...

Estoy de acuerdo. ¡Si es que no aprendemos...! (¿O deberia de decir "si es que algunos no aprenden"?)

Un abrazo.

El Ente dijo...

el hombre es el animal que tropieza UNA Y OTRA VEZ CON LA MISMA PIEDRA... así nos va.

UN ABRAZO... intento volver a la normalidad de leeros y comentaros, el trabajo me absorbe profe.

T.M. dijo...

Soy empleada en el gremio, y te aseguro que muchas veces siento vergüenza, más cuando solo se compra para especular.
Saludos

SAUVIGNONA dijo...

hola pedro!

"la fiera enjaulada"
me ha encantado! la interpretacion esta barbara..


besines y pedro y lindo dia!

sau:)

Montserrat Sala dijo...

La foto es original, patétida i de todo, menos bonita. Tiene esta fina elocuencia , que duele en el alma, y que nos hace reflexionar profundamente

Saludos cordiales SEÑOR PEDRO OJEDA

São dijo...

Magnífica abordagem a tua de um tema aparentemente sem solução à vista, porqur há muitos interesses envolvidos.
Aliás, como em muitos outros assuntos.

Abrazo , querido Pedro.

Silvi (reikijai) dijo...

La humanidad depende de la naturaleza y no a la inversa. La foto me hace sentir tristeza.
Se sigue destruyendo en nombre de lo necesario. Y así se va destruyendo todo. Los cimientos de las casa linderas… lamentablemente también cederán. Querido amigo...Será hasta que la tierra los deje. Besitos. Silvi.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Ya se sabe: El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.

Un abrazo
Marian

Merche Pallarés dijo...

Como gane el PP (pipí en inglés que es más finolis...) de nuevo, sabemos lo que nos espera... A esa máquina hay que alimentarla con piedras y ladrillos. Besotes sin especular, M.

vazquez74 dijo...

Mucho ladrillo para pocos compradores. Desde luego está claro que no es normal esta voracidad especulativa y urbanizadora. Recuerda aquel "boom" de los sesenta y setenta del pasado siglo que arrasó el casco histórico y el ensanche decimononico de nuestras sufridas capitales de provincia, ciudades y villas medianas.

Pocomancha dijo...

¿Sabes qué? que esas máquinas ya no rugen tanto, pero a algunas hay que echarlas de comer, y yo, que ya no pienso que abran la boca en un tiempo, ya no me preocuparé más. Por cierto, cambio de vida bloggera, te invito a que me hagas una crítica férrea, perdón, constructiva. Saludos.

jg riobò dijo...

Deberían estar enjauladas siempre.
Gusta mucho destruir y poco arreglar.

Erebus dijo...

La fiera no tiene forma de ladrillo, creo yo, sino de ganancia fácil. El ladrillo ha sido otra de sus formas.
Si el día de mañana descubren que comprando y vendiendo otra cosa son capaces de especular y de sacar mucho en poco tiempo, ahí lo tendremos...
No es que volvamos a caer con el ladrillo, es que se volverá a especular. ¿Con qué? ¿Con patatas? ¿Con el agua? Quien sabe. Desde luego, si por mi fuera, les daba de comer aparte...

Jesús Garrido dijo...

Y no ruge nada ese bicho enjaulado. Exacta reflexión.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

ahora apenas se ven obras en movimiento. Por mi barrio, el parón es descomunal. Pero como dices la fiera volverá a rugirrrrrr

un abrazo

Casía dijo...

serán las mismas fieras con distintos collares, mientras las victimas se sienten acorraladas

virgi dijo...

Una foto estupenda: ladrillos, cemento, muros, tierra que desaparecerá bajo las obras. Volverá la burbuja, más refinada si cabe, sí.

Fernando Portillo dijo...

Siempre me he preguntado por qué la maquinaria de obra va pintada de color amarillo que es el color de la locura. Pienso que las tapas del PGOU de Burgos también deberían tener ese color y deberían almacenarse en la sección de Ciencia Ficción de la Biblioteca Pública para una más fácil ubicación de los futuros investigadores.

BIPOLAR dijo...

-¿Policía?
-Sí, hijo. ¿Qué tripa se te ha roto?
-Papi está golpeando a mamá.
-¿Tu papá lleva el dinero a casa?
-Sí señor, todos los meses.
-Pues cuelga y mira para otro lado.

Aldabra dijo...

otra fotografía estupendo... Pedro, que al final nos vas a abrir un blog sólo de fotos (je je)...

creo que la corrupción nunca desaparecerá porque es algo innato en la condición humana, muchos la controlamos y otros la explotan.

biquiños.

pancho dijo...

La bestia parda en estado de hibernación. Cuando se espabile del coma, su ataque será más pausado, por ello mismo más contundente.

María dijo...

Una perspeptiva, la tuya, estupenda, así como la imagen, la explosión de la burbuja inmobiliaria se hizo notar, y ahora... tanta desolación por ver tantas y tantas familias rotas de desesperación.

Un beso.

elisa...lichazul dijo...

y vaya que su hambre no tiene fin...sus amos menos

besitos profe