sábado, 16 de enero de 2010

La cultura en Internet y los guardianes del secreto


Internet tiene muchos riesgos pero ninguno de ellos se relaciona con la ocultación de los conocimientos.

A veces me da la impresión de que algunos críticos de esta herramienta de comunicación de lo que se lamentan de verdad es de que se acabe su función como controladores de la cultura: muchos editores y escritores consagrados (o que creen serlo o que se sienten heridos por no serlo) insisten en denostar la red electrónica y juran que no les interesa ni les aporta nada, al igual que músicos, académicos, docentes, marchantes, etc. En otro campo, es lo mismo que sucede con la gestión de la información y los periodistas.

Por otra parte, en Internet es tan rápido conocer la opinión de los receptores de un producto que muchos de los artistas y gestores de la cultura y la información no se sienten cómodos: da la impresión de que añoran los tiempos en los que no tenían ninguna relación con su público pero no quieren perder los beneficios económicos y de posición social que han venido ocupando gracias a que existe un público que consume lo que ellos producen, sin comprender que en una sociedad occidental actual gran parte de la población desea ser activo en el proceso y no un mero sujeto pasivo.

En el fondo, hay un temor a que la estructura tradicional de reparto del pastel cultural se altere y que haya más gente opinando, produciendo y consumiendo que no tenga que pasar necesariamente por sus manos y que pueda gestionar sus propios conocimientos y productos artísticos.

Al igual que los nuevos formatos de televisión -muy relacionados con el formato electrónico- han disminuido las cifras de audiencia para los canales y lo harán más en el futuro, Internet ha provocado que haya más públicos (en plural) que puedan encontrar lo que buscan sin pasar por los guardianes del secreto. Y más autores produciendo.

Además, las posibilidades de reproducción y su rapidez asustan a los creadores que pretenden ganarse la vida con sus obras a la manera en la que se ha venido haciendo en el último siglo: todo producto volcado en Internet, si tiene éxito, tiende a convertirse en anónimo o a contar con múltiples atribuciones en poco tiempo. Esto ya ha sucedido en la historia de la cultura: durante la mayoría de las épocas, la autoría no es considerada un valor; el resto, con el tiempo, produce una acumulación de la que se nutren los siguientes artistas sin conocer la trayectoria de un motivo o un recurso. La cultura siempre tiende al bien mostrenco, incluso en los grandes nombres. Sólo a partir del Renacimiento se produce una cierta ralentización que se agudizó con el nacimiento del concepto de originalidad artística en el Romanticismo. Pero incluso estos períodos se construyen a partir de la intertextualidad que es, en sí misma, una forma de anonimato: sorprenderia a los no informados una mera lista de obras que no son de quien les han dicho que son los libros de texto escolares. Pero es con Internet cuando el proceso de trasformación en bien común y anónimo se acelera exponencialmente, al igual que el libre acceso de los que buscan algo a diferentes focos de información y bases de datos que les ayuden a contrastar lo que encuentran si así lo desean.

Esta cuestión es una clave esencial para comprender el conocimiento en la red y es difícil de conjugar, en el estado actual de las cosas, con la mentalidad anterior a Internet sobre la autoría y sus rendimientos en cuanto a prestigio social y ganancias económicas. Y dificulta el trabajo de los guardianes del secreto: por eso rabian.

30 comentarios:

Silvi (reikijai) dijo...

Jajajajaja.Muy Bueno.Lindo domingo.
besitos. Silvi.

María dijo...

Internet es un amplio abanico de posibilidades para ampliar conocimientos de todo tipo, y espero que no lo censuren ni restringan su uso, sino internet no sería lo mismo.

Un beso.

Hernando dijo...

Todos sabemos que en internet hay mucha basura, hay blogs con información que dejan mucho que desear, cada uno en su profesión seguro que ve fallos garrafales, yo lo he podido comprobar.No sé como se puede arreglar, pero una cosa està clara. Se ofrece mucha información que no es cierta y se puede llegar al peligroso "todo vale". Más que informar, desinforman. Hay un escritor, que tiene su columna los domingos en El País, que habla mucho sobre lo nefasto que puede ser para los escritores de siempre toda ésta gente que se cree escritor o aprendiz de escritor, supongo que temen por su reinado o que algún día bajen de su pedestal. A pesar de todo pienso que internet es una herramienta muy útil hoy en día y cada vez su utilidad será mayor.

ANABEL dijo...

Yo suscribo plenamente tus afirmaciones, creo que mi postura es clara. Aunque Hernando dice que en Internet hay mucha basura, también se encuentra en la televisión, periódicos y libros publicados en papel. La cuestión está en poder escoger. La libertad que te otorga internet no te la dan otros medios. No sé si me explico bien.
Igual que hay gente sin talento, hay personas muy bien dotadas a las que internet les está dando la oportunidad de darse a conocer, de publicar, de llegar al público.
No me queda más que quitarme el sombrero. Saludos

Marina dijo...

Pues que rabien. Ya no le podrán poner puertas al campo nunca más.
Un abrazo.

Cecilia dijo...

Hola, creo que internet le ha dado a muchos artistas la oportunidad de mostrarle al mundo su obra, y creo también que todos tienen derecho a hacerlo sean buenos o malos, porque como con la tv es el público ( en este caso los lectores) el que elige qué consume.
Saludos.

pancho dijo...

El mayor beneficio que he encontrado en internet es el de su función de gran almacén, medianamente organizado; se está avanzando mucho en su organización, de información de algo que ya estaba hecho antes de su llegada.
De hecho las mejores páginas gratuitas están hechas por gente que ya estaba harta a escribir y crear antes de internet.

Hasta que no se resuelva el tema económico de la red, no habrá verdadera calidad digital. Lo que yo he visto está en pañales y no supera lo hecho con sistemas más tradicionales, manuales y analógicos. No puede haber calidad en el producto de una persona que suba al menos diez entradas diarias y recibir como mucho 600 E al mes, a no ser que sea un genio y entonces está muy desaprovechado. Esto de los ingresos lo leí el jueves en el Ciberpaís.

Excelente reflexión para una mañana lluviosa de domingo.

Juan Navarro dijo...

Aquí hay muchos debates aparentes que esconden un sólo debate real: quién controla el tinglado y quién se beneficia de él. Si se resuelve en favor de una "inteligencia" colectiva, todo esto nos parecerá un chiste.

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

Sí, sí, acabemos con el imperio de los COMISARIOS de arte, que se creen dioses.
Hoy por hoy en el mundo "mundillo" del arte lo que menos importa es el artista, el productor, y toda un tinglados de importantísimos intermediarios son los que detentan la llave del conocimiento.
Escritos herméticos para no decir nada, o decir lo obvio.

Merche Pallarés dijo...

Lo de los "guardianes del secreto" me ha encantado. Besotes cibernéticos, M.

Anónimo dijo...

Muy acertado el post. Existe un tremendo pavor en el mundo cultural a que se descubra que el emperador está desnudo. Los periodistas (los periodistas viejos) no paran de repetir que no se puede fiar uno de loq ue encuentra en internet (con lo que parecen dar a entender que sí son fiables los medios tradicionales). No han entendido que internet es sólo un medio, como lo es la prensa escrita o la radio. Las opiniones e informaciones siguen teniendo el valor que aportan sus elementos, sus fuentes, o los autores que las suscriben.

BIPOLAR dijo...

"La cultura siempre tiende al bien mostrenco" :D :D ¿quién es el bien monstrenco? ¿Es el pueblo llano y sencillo? ¿Es la incultura? ¡Pedrooooo! ¿Esto viene a querer decir que voy a ser más pobre que las ratas?

(había escrito algo más, pero quizás...

jg riobò dijo...

Los importantes son los autores y su contacto con el público. El resto sobra.

La cerradura oxidada para ellos, para los que se aprovechan.

Anónimo dijo...

A lo largo de la historia, siempre ha habido tiranos que no les ha gustado y no les ha interesado que la gente tuviese acceso a la información (sin pasar primero por la censura, entendida de varias formas posibles)para seguir controlando todo y beneficiarse de ello. Creo que internet es un arma buenísima a pesar de los riesgos que puedes tener, sólo hay que aprender a hacer buen uso de ello. Muy buena entrada la de hoy Pedro. Besos Isabel.

Gabiprog dijo...

A veces la cultura y educación de algunos se resume en coleccionar el mayor número de prejuicios...
Ante lo nuevo los paradigmas suelen tener buenos cimientos...

LOLA dijo...

y si lo censuran qué?

Acaso te daría temor?

LOLA CIENFUEGOS

LUISA M. dijo...

Un excelente razonamiento de un tema interesante, Pedro. Supongo que es normal que "los guardianes del secreto" (como les llamas aquí) sientan ese temor y por eso lo condenan. ¡Que abran la puerta a los demás y dejen de mirar por el ojo de la cerradura para controlar!
Yo creo que en todos los medios de información hay "productos buenos" y "productos malos", claro, pero somos los usuarios de cada medio los que debemos leer con espíritu crítico y elegir libremente.
Para mí, Internet es una herramienta con muchísimas posibilidades que hay que aprender a aprovechar al máximo y seguir mejorando.
Un abrazo.

MAMEN ANZUÉ... dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO CON LO QUE EXPONES, PEDRO... ESTA VENTANA AL MUNDO, ES UN ABANICO DE POSIBILIDADES Y NOS ABRE AMPLIOS CAMINOS HACIA LA DIVERSIDAD DE INFORMACIÓN... AUPA INTERNET¡¡¡¡¡, JAJAAJAJAA XDDDD

UN BESAZO ENORME, GUAPOOO¡¡¡¡¡

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Totalmente de acuerdo. Cualquier motivo de libertad y creación da mucho miedo a los que viven del cuento. un abrazo.

Cosmo dijo...

Desde que el mundo es mundo ha habido grupos sociales que dominan a otros,de manera clara o fáctica,y cada día más ven temblar esta realidad,ahora se va notando cierta democratización en la vida, aunque sea poquito y controlado por las grandes empresas de internet,vamos sacando nuestra cabeza para opinar,compartir y difundir y el hecho de que no lo puedan controlar les hace temblar de pies a cabeza.
La cultura,los libros estuvieron durante siglos en manos de la Iglesia,después también en la nobleza y ha sido en el siglo XX ,y lo será más aún en el XXI cuando el analfabetismo desaparezca de la Tierra,leeremos lo que nos apetezca,escribiremos lo que nos salga de la mente o del corazón y ellos tendrán que buscarse otra "sopa boba" con la que enriquecerse.Abrazos

São dijo...

Como podem dizer que a Net não lhes acrescenta nada?
Isso cheira-me , como se diz em Portugal, a dor de cotovelo.

Que tenhas uma semana óptima, Pedro mio.

Pocomancha dijo...

Pues es que es verdad, gracias a internet no he echado una burrada de dinero en el disco de Alejandro Sanz, porque sólo tiene una canción que merece la pena.

SINDEmocracia dijo...

Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Al gobernante tampoco.”

Antonio Aguilera dijo...

Que nadie nos corte estas alas que ya empiezan a volar con fuerza.
Internet somos todos: agrupèmonos y sepamos lo que queremos.

Puede ser nuestra gran arma.
Y sobre todo, el arma del indefenso.
Que nadie le ponga coto.

Erebus dijo...

¡Fantástico! Copio, guardo, mañana imprimo y pasado se lo enseño al profe de estética, porque esto es lo que estamos dando ahora mismo: el tema de "la muerte del autor", con Derrida, Foucault y toda la escuela post-estructuralista francesa. Resulta interesantísimo el debate acerca de esta cuestión, más aún teniendo cada dos por tres a las organizaciones de gestión de derechos de autor bramando en "defensa" del concepto de autoría, hasta el punto de ponerlo por encima del derecho a la privacidad personal, lo cual, por desgracia, no es tan nuevo.
Bueno, lo dicho, ya te contaré en otro comentario como fue la clase del miércoles.

Cornelivs dijo...

Gracias Pedro. Un abrazo.

Kety dijo...

¿Escribiría Cervantes esta frase en "El coloquio de los perros" refiriéndose a "los guardianes del secreto"?

"Has de considerar, que nunca el consejo del pobre, por bueno que sea, fue admitido, ni el pobre humilde ha de tener presunción de aconsejar a los grandes y a los que piensan que se lo saben todo. La sabiduria en el pobre esta asombrada"

Un abrazo

Aldabra dijo...

la verdad es que no lo había pensado de ese modo, me encanta eso de "los guardianes del secreto" y verme a mí misma como una transgresora que va en busca de esa llave que lo abre "casi" todo.

biquiños,

Bernardinas dijo...

Los más virulentos defensores de la censura en la red son quienes se erigen en depositarios de los grandes ideales republicanos, empezando porque la cultura sea para todos. O no tienen vergüenza o son más tontos de lo que yo creía. Me alegro de que hayamos coincidido.

Bernardinas dijo...

"empezando por que la cultura sea para todos", quería decir.