sábado, 9 de enero de 2010

Avatar o una salida ingenua al choque de culturas.


Avatar es una excelente película de entretenimiento familiar gracias a la tecnología usada en su realización: pero sólo es una buena película gracias a esta tecnología. Fundamentalmente es lo que ha atraído al público, que la ha convertido en una de las películas más taquilleras de la historia del cine.

Todo el producto ha sido cientos de veces visto: el argumento, los conflictos del protagonista, el mensaje ecologista, el maniqueísmo, el encuentro entre mundos y especies diferentes, la voracidad del ser humano para destruir cualquier planeta -comenzando por el suyo propio-, etc.

Los motivos hábilmente manejados también tienen decenas de referencias: recuerda ciertas notables películas que se hicieron sobre el oeste americano en los años cincuenta, sesenta y setenta del pasado siglo, en las que se produjo una profunda revisión ideológica de la conquista de aquel territorio corrigiendo el antiguo maniqueísmo del género western según el cual los indígenas eran sólo salvajes a los que había que exterminar o civilizar a la europea: pasaron a tener derechos y a convertirse en portavoces de una ideología de conexión con el territorio que abandonaba ya la civilización a lo occidental. Este giro ideológico era el mismo que sustentaba muchas de las teorías de la postmodernidad y ha continuado en este género con excelentes muestras, como El último mohicano (1992). También se nutre de títulos tan señalados como La misión (1986), una película clave para esta misma postura de revisionismo de los derechos de conquista, y de algunos otros que proceden del campo de la ciencia ficción cuando ésta dejó de ver a los marcianos como los enemigos de la Tierra para proponer que quizá la amenaza éramos nosotros.

Avatar recoge toda esta herencia y la adelgaza con el ingenuismo hasta la simplificación extrema para hacer un producto fácilmente digerible. Lo hace de forma honesta, eso sí, puesto que no esconde sus pretensiones de conseguir un resultado para un público muy amplio: cine para que los padres puedan ir acompañados de sus hijos -o al revés- para disfrutar de un mensaje limpio y un final esperanzador, tan limpios y esperanzadores que parece propio de un cuento de hadas en el que todo termina tras la ceremonia de la boda sin el desgaste de lo cotidiano, un producto que hubiera podido firmar la compañía Disney especializada durante mucho tiempo en fabricar bienes de consumo a partir de ideas potencialmente peligrosas que quedan así desactivas. En Avatar, todo ello facturado con una brillantez que se acentúa con las copias en 3D, un camino en el que las grandes producciones cinematográficas buscan la salida al descenso de recaudación en las taquillas por culpa de la piratería.

El personaje que nos narra la historia -oportuno el recurso al videoblog- es un antiguo marine con parálisis de las piernas. Por determinadas circunstancias, es el único que puede controlar un cuerpo mitad extraterrestre mitad humano: el avatar del título, que nos remite a los videojuegos. Tiene la esperanza de poder pagarse la operación que le devuelva el movimiento de sus piernas con el sueldo de este trabajo que consistirá en ganarse la confianza de los pobladores de un lejano planeta cuyos recursos naturales están siendo explotados con voracidad por los seres humanos. con el fin de apartarlos de los lugares en donde se realizan las extracciones. Sin embargo, controlar con la mente el cuerpo del avatar le permitirá tener unas sensaciones físicas que su cuerpo humano no puede sentir y que le dan libertad; además, poco a poco es ganando por la cultura indígena y su respeto a la naturaleza: creen en que los seres vivos del planeta son parte de un mismo organismo.

El mensaje de la película es de una gran ingenuidad: no tanto en sus características de fábula, sino porque el final no es creíble. No me refiero al final del personaje, cuya trasformación es parte del género de la fábula y, por lo tanto, aceptable, sino a la resolución del conflicto. En el fondo, Avatar propone un camino de superación de los conflictos de civilizaciones a partir de ese ingenuismo que señalo como clave ideológica de la película: ojalá pudiera ser cierto, pero no es verídico ni verosímil. Quizá en el mundo de los videojuegos, pero sólo allí. Por eso su público fundamental es el acostumbrado a este tipo de historias. Me temo que su mensaje jamás podrá ser aplicado al mundo real: en algunos aspectos tampoco es deseable, aunque parezca atractivo. En primer lugar, no habrá nunca un final como el que se da en la película; en segundo lugar, no pienso que sea bueno superar las dificultades desde fuera -desde el avatar- sino desde dentro de uno mismo.

La disfruté acompañado de mi hija: nos gustó a ambos pero no de la misma manera. Tuve que desactivar todo lo que sé de la historia del ser humano y de sus conflictos. No lo conseguí del todo.

31 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo la ví y me gusto, sin embargo no hice una análisis tan exhaustivo. Me limita a disfrutar del cine durante dos horas. Un abrazo.

Aldabra dijo...

pues todavía no la he visto porque donde vivo no hay cines 3D y tampoco tengo mucho mucho interés.
Congo sí la ha visto y ha disfrutado como un enano.

biquiños,

P.D.: al igual que ese logo que hay en todos los lugares, en camisetas, en tazas y obsequios varios, podría decir:

“estuve en madrid y me acordé de ti”

lo podrás ver en el post: “Pongamos que hablo de Madrid”.

biquiños,

María dijo...

Mi hija fúe a verla con sus amigas, no tuve la suerte que tú, pero me ha dicho que está muy bien, así como también me lo han dicho otras personas, para lo cual, tengo pensado ir a verla.

Un beso.

Francisco O. Campillo dijo...

A mi "Avatar" me recordó mucho a "Bailando con lobos". No voy a entrar ahora en los paralelismos, muchos de ellos son evidentes.

Pero lo importante, es que disfruté como hacía años que no disfrutaba en el cine. Y tambien lo pasaron de lo lindo mis tres sobrinos y mis dos hijas, un público muy severo, por cierto.

maria jose moreno dijo...

Me encantó la pelicula y estoy muy de acuerdo con lo que has escrito en este post.
Un beso

Silvi (reikijai) dijo...

Que análisis ...Muy Bueno.
Nosotros venimos de vuelta y nuestros hijos recién comienzan.Lo importante es disfrutar de ellos y compartir con ellos.Crecen muy rapido.Lindo domingo.Besitos Silvi.

Myr dijo...

Gracias y me quedo con tu análisis y el trailer. Más no. No es el tipo de cine que me gusta, pero me alegro de qu la hayas disfrutado con tu hija.

A qué ideas te refieres exactamente con:

"la compañía Disney especializada durante mucho tiempo en fabricar bienes de consumo a partir de ideas potencialmente peligrosas que quedan así desactivas" ?

y cómo según tú quedan desactivas?
Abrazos

vazquez74 dijo...

Estas películas así no me atraen demasiado, al final parecen más un producto informático que cine verdadero.
No obstante, algunos compañeros de trabajo algo escépticos han vuelto encantados tras verla. Pero no se, no creo que me de por ir al cine...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MYR: en muchas películas de este tipo se usan ideas potencialmente revolucionarias -la rebeldía, el concepto de individualidad frente a la fuerza de lo social, la ecología, etc.- pero el final feliz -sobre todo con un matrimonio, pero también con un perdón o pactos de todo tipo- reintegra todo lo que podría subvertir los valores establecidos y los hace encajar en una atmósfera liviana y bondadosa. Como muchas de estas películas se dirigen a un público infantil se les hace soñar con un mundo tan irreal que los desajustes psicológicos son mayores que en los cuentos infantiles tradicionales, por ejemplo, antes de que pasaran por la factoría Disney.

Basurero Usurero dijo...

Tú lo has dicho, esa pela es muy digerible; hasta un simio la capta. Suerte.
PD: No vale la pena verla en 3D.

Marina dijo...

Tengo que decir a priori, que la película me encantó.

Pero lo que más me gustó fue ver a tantos padres con sus hijos. Yo estoy cansada de decirles a los padres que tienen que hacer cosas con sus hijos. Ellos me preguntan qué cosas y cuando les digo que ir al cine, me miran raro. También les propongo leer los libros que leen sus hijos y tb me miran raro. Cuando ya estoy lanzada, les propongo ver las series de la tele con ellos, ya que los chicos las ven, hazlo con ellos...y me miran como a una extraterrestre.

Ver entrar tantos padres con sus hijos en Avatar, me reconcilió con la peli antes de verla. Verles salir comentando y quitándose la palabra, me reconcilió aún más con la peli, despues de verla.

Creo que todos mis alumnos la han visto en el cine (que es donde hay que ver las películas) cuando vuelva al trabajo, el día 18 de este mes, les propondré verla todos juntos, sin 3D...a ver que pasa.

Me gustó mucho Avatar...¡es lo que hay! Lo que no quiere decir que no esté de acuerdo en muchas cosas de las que dices, lo cierto es que en casi todas.

Un abrazo Pedro.

Cosmo dijo...

Mi hija y su marido la han visto esta semana,yo la veré en cuanto la pasen por Digital +,por diversas cuestiones ya no aguanto bien las sesiones en el cine,pero me gusta mucho toda clase de películas,bueno,toda no,las de terror me dan terror,el cine como los libros nos acerca a muchos mundos y hay un libro o una película para cada estado de ánimo.
Abrazos

BURGOSPEDIA dijo...

Cosmo: lamento decirte que la película está hecha para disfrutarla en pantalla grande. Verla en TV será como tomar un Ribera del Duero en vaso de plástico y con Coca-Cola. Visualmente maravillosa. A mi también me pudo en disfrute estético por encima del análisis de la trama.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro, por aqui la hemos visto y personalmente, por costumbre, la he analizado, tal vez debiera haberla visto como lo hacen los niños de cierta edad, como un cuento.
Un cuento de ultima tecnologia, que como bien apuntas es lo que priva, por aquello de la pirateria y las nuevas maneras de enfocar el cine, aunque mi resumen, va en definitiva, de cuento.
Un cuento donde hay seres buenos y malos, los buenos son los que por su personalidad tienen respeto por los semejantes o por su forma de vida, los malos por su belicosidad y ansias de poder y destruccion para sus negocios. Cosa tan real en este Planeta, por otro lado, en la entelequia de los mas mayores, pudiera darse el analisis del marine, forjado para la lucha, el cual despues de compartir e intentar la paz y jugar en ambos lados, es machacado por sus superiores en aras de la victoria a cualquier precio, osea la extincion de esa raza que obstruye ese progreso, tan real en nuestros dias,(vease, las guerras abiertas
por los intereses de costumbre, en este Planeta); pues bien, el susodicho marine, tiene la opcion de elegir con quiere estar o vivir,
bien sea por amor o por justicia.
Queda la duda, que de haber llegado a un intercambio pacifico pudiesen haber convivido, pero en la mente del director de la pelicula esta el conocimiento de lo que sucede en realidad en este mundo y por eso, creo que en el, esa duda, desaparece y prefiere expulsar de ese planeta, lo que seguramente fuese un desatre a la larga.
En fin, como digo, para mi es un cuento, donde al final comen perdices y se atisba una vida en armonia con esa Naturaleza, y donde los que mueren de viejos o por cualquier otro motivo,(no belico, de hambre, de maltrato, de drogas, etc..): van a parar a un arbol que guarda sus almas y donde pueden acceder a sus conocimientos.
Una pelicula, que en su mayor parte nos gusto, pero hoy por hoy, transgredirla a la realidad es una Utopia, pues aqui todavia, hay guerras, hay hambre hay injusticias, etc...
Quizas el mensaje o el caracter animico-infantil, sea el de buscar el lado bueno de la vida.... esperemos.
Abrazos muy cordiales.
Jesus

Miguel dijo...

Me gusta tu análisis, supongo porque coincido con él, ya que no es fácil que algo guste cuando no se está de acuerdo.

Cuando ví la película me planteaba como quedaba la figura del discapacitado en la misma, ya que todas sus salidas hacia la felicidad se dirigían a recuperar las piernas.

Supongo que efectivamente cualquiera que pierda sus piernas, tendrá como máximo deseo recuperarlas, al menos en los primeros momentos después del accidente, pero ya que la película nos educa para ser menos agresivos y más ecologistas, podría haberlo hecho también demostrando que existe una felicidad distinta a la ofrecida "por el sistema", siendo blanco, atlético, joven y americano.

Cornelivs dijo...

Bueno, habrá que verla (que aún no lo he hecho) y opinaremos.

Feliz tarde de domingo.

São dijo...

Se tinha já vontade de o ver, depois desta tua análise tão exaustiva, vê-lo-ei mesmo.

Bom domingo, meu amigo.

jg riobò dijo...

Un pastel bien aderezado.

Isabel Huete dijo...

Yo creo que intentar buscarle 5 pies al gato a una peli que, por lo que te leo y he leido en otras críticas, es más que nada un cuento, una fábula, no puede por menos que resultar algo fallido.
Estoy deseando verla porque me gustan las pelis fantásticas y creo que los efectos especiales son una pasada.
En fin, querido Pedro, que sigas yendo al cine con tu hija y disfrutes con ella. Eso sí que es una auténtica realidad.
Besazos.

LUISA M. dijo...

Yo aún no he visto la película, sólo he visto el trailer y he escuchado algún comentario. Haces aquí un buen análisis crítico de ella, cuando vaya a verla ya tengo una buena referencia. Gracias, Pedro.
Me encantaron los posts que dedicaste a analizar la película Ágora y todo lo que rodeaba a Hipatia, la biblioteca y los hechos históricos de aquella época en Alejandría. Los leí justo después de ver la peli y me aclararon y ampliaron muchos conceptos.
Un abrazo.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Fuí a verla con mi marido en principio sólo por hacerle compañía porque a mí este tipo de películas no me gustan, pero al final me enganchó y no se me hizo pesada, al contrario, disfruté.
Para nada el argumento es creible, pienso que eso nunca ocurrirá y si llegara a ocurrir, ninguno de los que hoy habitamos el mundo lo veremos pero bueno, pasas un buen rato.
Un besote hoy muy,muy nevado, muackkksss

Fernando Portillo dijo...

Creo que esta no va a ser mi película.

mojadopapel dijo...

No la he visto, la veré, pero tu hija tiene todo el tiempo del mundo para irse desencantando del ser humano y sus conflictos, dale tiempo, y pasados x años volvéis a revisar conceptos, te sorprenderá.

Pedro Escudero dijo...

Coincido contigo. El nivel de negación de la incredulidad en ocasiones lindaba lo admisible, aunque se ve como un producto de entretenimiento más (en pack con refresco y palomitas)

Merche Pallarés dijo...

En Madrid toda la familia fue a verla excepto una servidora. Tres horas de cine fantástico/extraterrestre o sea, de ciencia ficción me suelen agotar. Ahora que he leido tu crítica quizá vaya a verla por ver el final feliz... Besotes ingenuos, M.

Gabiprog dijo...

Una pelicula divertida de ver, aunque como ya he leido por ahí:

El argumento de Pocahontas, condimentado con 'Bailando con Lobos', 'Señor de los Anillos', 'Braveheart' y 'Matrix'.

Bueno... Y de los pitufos también!

:)

Gabiprog dijo...

Cameron estaba obsesionado con no llegar a las tres horas de duración, al final se quedó en 160 minutos...

A ver cómo será la versión extendida en Dvd.

;)

Nacho Carreras dijo...

Yo también la vi con mi hija. Simplificando: me pareció una versión moderna de Bailando con lobos. Más de lo mismo.

Saludos.

Casía dijo...

Avatar, no le gusta a la iglesia, ayer leí una critica diciendo que esta pelicula invita a la fe en la naturaleza y no en la iglesia, pasmada me dejó,

BIPOLAR dijo...

por fin la he visto y
¡¡ME HA ENCANTADO!! su mensaje maravilloso para preservar la naturaleza, respetar otras civilizaciones, unirse ante la adversidad, confiar en la bondad de algunos seres. He disfrutado con los personajes de Pandora que eran deliciosos todos ellos.

Me ha parecido fascinante la idea de sentirse atrapado en un cuerpo y liberarse con la mente.

He sufrido con las naves y las armas. ES HORRIBLE.

Sí que me parece excesivo lo del militar agresivo y su despliegue de medios.

(Todo esto me ha recordado a Ferngully, es una trama similar)

Habrá que buscar la simpleza de las cosas, donde reside la felicidad. Quizás -como raza- aspiramos a demasiado.

María dijo...

Pedro:

Pues aquí estoy, porque ya he visto la película, y vengo a darte mi opinión.

Te diré que a mi hija la gustó tanto cuando la vió, que ha querido volver a verla, pero esta vez, no con sus amigas, sino conmigo, y yo, encantada de que viniera conmigo para disfrutar de esta película juntas.

Tengo que decirte, antes de nada, que me ha impresionado porque nunca había visto una película de 3D, y parecía como que estabas dentro de ella, o que les dabas la mano a los personajes o a las plantas.

La música me ha parecido divina, el paisaje de la selva me ha fascinado y los efectos especiales, y ese amor romántico de los personajes; y, lo que menos me ha gustado ha sido la destruccíón con las armas de la naturaleza, la agresión humana, y todo lo referente a ello.

El mensaje que he obtenido de la película, ha sido lo malvados que somos capaces de ser los seres humanos, capaces de destruir la naturaleza y a nosotros mismos.

Tengo que decirte también que, me he emocionado llorado en alguna escena de la película, y también que las gafas que hay que ponerse me han hecho algo de daño jaja, pero que las tres horas que casi dura la pelicula se me ha pasado rápido porque es una película de aventuras que te atrapa hasta el final.

La calificación que la doy a esta película es MUY BUENA.

Un beso, Pedro, y perdona por el rollo que te he metido.