viernes, 1 de enero de 2010

Año gastado


Los años se gastan y algunos dejan textura lechosa en disolución de rojo muy oscuro y denso. No importa cómo sea el próximo: besemos y mordamos sus días para sabernos vivos. Y abracémonos ante el frío, que siempre llega.

32 comentarios:

Myr dijo...

Abracémonos... que así llega la primavera.

Juan Navarro dijo...

¿Se gastan o se construyen? ¿Son o acaban siendo cuando se culminan? ¿Unidades en sí mismas o pedazos de una tarta más grande y rica que es la vida? En cualquier caso, de acuerdo, distrutemos.
Un abrazo.

Montserrat Sala dijo...

No sé si es brujeria o un nuevo ejercicio de la cultura china. Abrazarse en la distancia. Y además si lo logramos llega la primavera antes!!!
(Disculpad la broma)

BIPOLAR dijo...

o azul cielo de interior de iceberg, que es muy bello pero hace mucho daño a la vista

vazquez74 dijo...

Que así sea. Estrujemos bien el 2010 que ya nos hemos gastado un día a lo tonto, formulando buenos propósitos para no cumplir jamás, y solo nos quedan 364 días para auto engañarnos.
Saludos.

Cecilia Alameda Sol dijo...

¿Lo habremos gastado o malgastado?
Difícil decirlo

María dijo...

¡Qué razón tienes, Pedro! los años se gastan, y algunos nos dejan marcados, pero debemos darnos cuenta que lo más importante es que estamos vivos, y eso no tiene precio.

Un beso.

Anónimo dijo...

Al hombro un zurrón cargado
De temores y sospechas,
Que en destierros semejantes
Es la carga que más pesa.
Y una honda con que arroja
Del hondo pecho las quejas,
Y sin piedad descompone
Los corazones de piedra.
A sombras de su cuidado,
Si dan sombra las tinieblas
En que pone á un alma triste
La oscura noche de ausencia;
Orilla de mar profundo
De sus congojas inmensas,
Que le alborotan suspiros,
Y lagrimas le acrecientan;
Guardando mal de su grado
Un gran rebaño de penas,
Hecha la imaginación,
Para que todo le ofenda,
Un caos de memorias tristes,
Una confusión inmensa;

Marina dijo...

Un abrazo calentito con toda la ternura que puedo expresar.

Manolo dijo...

Los años no se gastan, pasan. Nosotros sí nos gastamos y nos diluímos a su paso. El frío no se mitigará con los abrazos, entraremos en él en soledad.
Mientras llega ese gélido momento, te mando un cálido abrazo.

Hernando dijo...

No sabía que entre los años, también hay clases, unos los gastan mucho que serían los ricos, y quienes los gastamos poco y en silencio seríamos los pobres.
Y al final la vida se resúme en "Qué me quiten lo bailao".
Para el frío recomiendo amor, el de todas clases, con él antes se llegará a la primavera.

Merche Pallarés dijo...

Lo veo todo MUY negro... Besotes blancos, M.

HUMO dijo...

Sabernos vivos!

Ganas de compartir otro año contigo!

baesos!

=) HUMO

São dijo...

Sim, que sigamos vivos é o que mais importa!

Beijo-te, Amigo, desejando-te um fabuloso 2010!

Borja Santos Porras dijo...

Me gusta lo del abrazo.

Euphorbia dijo...

No sé si los años se gastan, pero te aseguro que este 2009 a mí sí que me ha gastado bastante. Espero una tregua para el 2010, por favor.
Mientras no llega, un abrazo.
Gemma

Cuspedepita dijo...

Yo estoy contenta de que se haya gastado el 2009. No ha sido mi mejor año precisamente, así que el 2010 no tiene el listón muy alto de partida. Creo que va a ser un buen año.

Seguiremos haciéndonos compañía en la distancia. Espero que en 2010 podamos organizar algo para conocernos los más posibles.

Besos.

Raúl Urbina dijo...

Y cada vez queda menos para el fundido en negro. El definitivo. La esperanza es lo primero que se nos pierde.

Un abrazo.

años ganados dijo...

Cabalgando con la LUZ

salvadorpliego dijo...

No importa el pasado, busquemos los nuevos tiempos.

El mejor de mis deseos para ti y los tuyos en este nuevo año. Que la vida te colme de bendiciones y alegría. Sé siempre feliz.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Un poema en toda regla!

Abrazos
Marian

Ele Bergón dijo...

Un poco o un mucho de contrasentido tiene esto de abrazarnos en la distancia y sin la piel, pero estoy segura que algo queda, así que
abrazos, abrazos fuertes para romper el frío de la pantalla.

Luz

Cornelivs dijo...

Bueno...

Aldabra dijo...

ya no siento pena por los años que se van, ni tengo tampoco ansiedad por lo que me depare el futuro... me dejo llevar cada minuto, cada día, saboreando la "textura" y la huella de su paso.

biquiños,

Kety dijo...

Me uno a ese abrazo, que aunque sea simbólico, noto su calor.

Jesús Garrido dijo...

Un abrazo a toda y de toda la ciudadanía.

pancho dijo...

Así le cantaba Ángel González al frío de la nube negra. Seguro que lo conoces:

Adiós. Hasta otra vez o nunca.
Quién sabe qué será,
y en qué lugar de niebla.
Si habremos de tocarnos para reconocernos.
Si sabremos besarnos por falta de tristeza.
Todo lo llevas con tu cuerpo.
Todo lo llevas.
Me dejas naufragando en esta nada
inmensa.
Cómo desaparece el monte
-me dejas…-,
se hunde el río
-…en esta…-,
se desintegra la ciudad.
Despiertas.

Ángel González

Hay que atacar la vida a dentelladas

Gabiprog dijo...

No hay 'Fairy' que valga con según qué posos...

impersonem dijo...

Los años se gastan a la vez que nos desgastan... es la eterna y paradójica constante: uno más a la vez que uno menos... creo.

Abrazos.

Caminante dijo...

"Los años se gastan y algunos dejan textura lechosa en disolución de rojo muy oscuro y denso"

Los años No se Gastan, Se Invierten...
Como si estuviera hablando de activos financieros ¡mira con lo que salgo!
Y sí, algunos dejan cicatrices profundas tras ese rojo oscuro y denso, cicatrices que No desaparecerán jamás y que ahí están, a la vista de tod@s -otras están más camufladas, arropadas por cavilaciones construidas-.
Besos, te vi en casa de Tere y quise saludarte: PAQUITA

Fernando Portillo dijo...

Abracémonos, en cualquier caso.

Silvia_D dijo...

Este... no sé
Abrazos, muchos y besos!