miércoles, 16 de diciembre de 2009

Salir al aire.


Esos días en los que uno firmaría por dejar de pensar y salir al aire frío del invierno, a ver cómo nieva hasta tapar todas las cosas. Y que mañana sea otro día.

33 comentarios:

Cornelivs dijo...

Ojalá se pudiera amigo...! Ojalá nevara hasta taparlo todo.

Un enorme abrazo.

Kety dijo...

Yo también firmaría, ya lo creo.
Un abrazo

Myr dijo...

Firmemos, dale.

Myr dijo...

y que tal un heladito de fresas para refrescarnos?

Myr dijo...

Estoy segura de que mañana va a ser otro día: el que querramos.

Besos

XuanRata dijo...

No podríamos evitar firmar también sobre la nieve.

Pero aún así, que nieve.

María dijo...

Que la nieve cubra todas las cosas negativas, y, que después, se derritan quedando nada de lo malo.

Un beso, Pedro.

Silvi (reikijai) dijo...

Querido amigo...seria hermoso y al otro dia ver salir el sol.Myr donde se debe firmar. Besitos. Silvi.

Burgos dijo...

Estoy viendo nevar en mi ciudad estando yo a miles de quilometros

elena clásica dijo...

Que nieve sobre nuestras almas durante miles de años, algún año quizá podamos entender algo...
Besazos.

Burgoso Boni dijo...

Que caiga una nevada más alta que ancha, pero me las arreglaré para ir al polideportivo de Humanidades. Pedro, ¿estarás para oir la lectura de lo que tú sabes? Un abrazo

jordim dijo...

cuando nieva donde no nieva nunca se siente algo especial..

Gabiprog dijo...

El asunto es que la nieve se derrite... Y a veces no es buen asunto...

Anónimo dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Veo su entrada de hoy, y al leer los comentarios he seguido la iniciativa de Burgos y -desde Barcelona- también he estado viendo nevar en directo en mi Ciudad, a través de la pantalla del ordenador.
¡Qué frío para acudir a la manifestación!.

Saludos. Gelu

BIPOLAR dijo...

Lección del primer día de clase.
"El alumno -voluntario por orden alfabético- limpiará la pizarra cuando el educador abandone el aula"

P.D.:El profesor no graffiteará el encerado.

Jan Puerta dijo...

Un amigo músico que anda de visita y lo tengo ocupando la habitación de invitados (Que bien ha quedado esto) vive en un lugar donde cada año la nieve llega a los tres metros.
Le dije que sería ideal que nevase así en ciertos rincones que yo conocía. Ya veo que el sentido es compartido. Así que si firmando se consigue, aquí está mi impronta.
Un abrazo

Donce dijo...

No tapes con nieve que después se derrite y estamos en las mismas. Tú sólo deja de pensar, sin más, y respira hondo, que se puede -ya te digo!-
(Oye Pedro, buenísimo lo de Bipolar, verdad? qué ocurrencias tiene esta chica... jijiji)

Un abrazo.

Hernando dijo...

Es el paisaje de mi infancia que se ha quedado como huella de un lugar donde nací. Desde luego para mí era mágico, al acostarse era el paisaje de siempre y cuando me levantaba veía todo el pueblo y el campo cubierto de un manto blanco.
Me gustaría salir a ver nevar y a los pocos días observar como se derrite la nieve y volver al paisaje de siempre, a la normalidad.

Antonio Aguilera dijo...

Rodeado de vosotros no se siente ninguna clase de frìo

marga dijo...

Que la belleza del paisaje que nos rodea os acompañe, compañeros.

Ele Bergón dijo...

Poca nieve, poca nieve hay en Madrid para verla. El lunes por la mañana un poco, después ya nada...Vendrán otros días, quiizá no sean blancos, pero estarán llenos de colores y belleza.

Un abrazo

Luz

Francisco O. Campillo dijo...

Hay que salir al aire
deprisa!
tocando nuestras flautas,
alcanzando nuestros soles,
quemando la alegría.
Hay que invadir el día,
apresurar el paso,
¡deprisa!
antes que se nos eche
la noche encima.
Hay que salir al aire,
desatar la alegría,
llenar el universo
con nuestras vidas,
decir nuestra palabra
porque tenemos prisa.
Y hay muchas cosas nuestras
que acaso no se digan.
Hay que invadir el día
tocando nuestras flautas,
alcanzando nuestros soles,
quemando la alegría.

José Hierro

Camille Stein dijo...

... y que el deshielo después desvanezca la negra nieve del pensamiento

saludos

jg riobò dijo...

Tapar y a la vez resaltar.
Blanco puro.

Juan Navarro dijo...

Quizá baste con invertir el orden de los términos en el proceso. Primero salir y dejarnos invadir por el frío. Automáticamente, dejamos de pensar.

Edgardo dijo...

Firmar, firmar, no hay contrato que valga, el pensamiento lo embarga todo, ¿el pensamiento? ¿Pensamos? Si, si… luego existimos, lamentablemente nada de lo primero y poco de lo segundo, porque no podemos negar que en algún lugar y de alguna manera estamos padeciendo, soportando, vomitando, pidiendo.

Abril la puerta y salir: cuando era niño, a jugar, hoy, a golpearme de frente contra una realidad incuestionablemente patética, superficial y miserable.

¡Que venga la nieve y lo tape todo! ¡Que venga la tormenta y nos lleve, lejos, bien lejos, que no quede vestigio alguno de lo que alguna vez fuimos! Cuantas veces deseamos eso, tan factible que pase en estos tiempos de congresos en Copenhague, calentamiento global, catástrofes climáticas, documentales de candidatos a presidente, figuras del espectáculo y películas como 2012.

Que venga la nieve y lo tape todo, aunque ya estemos tapados bastantes por una mediocridad estructural que lo oculta y a la vez muestra, todo.

Pero salgamos, claro que sí, lamentablemente el verdadero mal no se derretirá como la nieve, por lo tanto, seguiremos ciegos padeciendo tal inclemencia, mientras la nieve, con el correr de las horas se ira derritiendo hasta volver a dejar todo como antes.

Mañana no será otro día, será igual que este, con la diferencia que tendremos otra oportunidad más. Ojala podamos aprovecharla.

Mil gracias por estar siempre amigo, realmente no he tenido tiempo suficiente para darme una vuelta por espacios que tanto aprecio y valoro como el tuyo. Apenas si subo las entradas (cada vez más espaciadas en mi blog). Estoy tratando de encontrar nuevamente los huecos que me dejen poder disfrutarlos sin apuros o impedimentos. Gracias de nuevo, tus palabras o lecturas a mis entradas son muy valiosas.

Te dejo un fuerte abrazo.

HologramaBlanco

MariluzGH dijo...

Maese Pedro ¡con cuanto gusto firmaba para que nevase así en mi costa tan denostada!
estoy felicitando de forma especial a las personas que me han aportado cosas buenas en este año y mi cariño ha llegado hasta esta acequia y me gustaría compartirla contigo y tus amigos aquí:
http://mariluzgh.blogspot.com/2009/12/por-siempre-joven.html

abrazos y que el deshielo se lleve las malas leches que pululan por todos lados

eva-la-zarzamora dijo...

Aquí cayó una nevada inmensa hoy, voy a cerrar los ojos y pensar que lo tapará todo. Ojalá.

Besos, Pedro.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Ay...si la nieve lo volviese todo blanco y el hielo transparente....al menos nos queda el el frío que renueva el ambiente...un abrazo

calamanda dijo...

Creo que no dejamos de pensar...
desde hace años y cuando he pasado
un mal día, siempre digo..."Mañana
será otro día...",es el final de la película "Lo que el viento se llevó".
Aquí no nieva, está lloviendo, os
dejo un poema de una amiga,
Lluvia

Llueve.El pensamiento es nítido.
La flor de la mirada va abriendo
las cosas que pasaron,
devuelve las edades a las cosas,
precipita las cosas, las compone
-ellas que estaban rotas,retoman el
color,
desfilan nuevamente entre las sombras,
abren sus nuevos nombres y sacuden
el tiempo detenido que no dejaba
verlas-
tal si fuesen inmensas telas blancas
de araña irreversible.
Llueve. Tu rostro solamente no retorna. (Dolors Alberola)

Saludos.

mojadopapel dijo...

No podemos dsejar de pensar, pero tampoco de sentir....mira como nieva!... tú que puedes.

Aldabra dijo...

la verdad es que ahora estoy en una etapa de paz interior, a veces ni me reconozco.

biquiños, y calma.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

son días para estar en casita y con buena compañía ;)

besos.