martes, 29 de septiembre de 2009

El deseo fácil

Lo sé. Era inevitable. Pero ha comenzado el otoño y la melancolía. Y el paseo bajo la luz amarilla de la tarde cuando Irina no aparece ni escribe. No pude resistirme. ¿Se puede añorar el deseo o éste sólo existe en absoluto presente? Quizá las marquesinas de las paradas del autobús urbano sean ahora demasiado evidentes y fáciles y uno se pregunta a quién se dirigen.

34 comentarios:

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

... Y tan fácil. ¡Vaya tela con el anuncio!
Parece que en vez de un perfume la chica esté anunciando sus servicios en un Club de alterne ó algo de eso...
Si con este spot se cree Loewe que vá a vender más perfume... pués vale, aceptamos barco.
Además, la chica del anuncio está muy delgada... eso ya no se lleva jajaja.
Besitos

BIPOLAR dijo...

Con semejante lengua que tiemblen los funcionarios del Servicio de Correos. Los estoques están tendidos. ¡Angag!

Merche Pallarés dijo...

¿¿Seguimos con Irina?? Creía que ya se habría jubilado... Querido, no te fijes tanto en la marquesina y fíjate en la realidad que seguro la tienes a la vuelta de la esquina... (¡Hala! me ha salido un pareado...) Besotes, M.

Francisco O. Campillo dijo...

Lo has dicho tú... deseo fácil. Aunque en este caso, tal vez la palabra "deseo" sea excesiva ;-)

Hernando dijo...

Para desear, no es necesario, afeites, pócimas,ungüetos,o "aire loco" un simple detalle, suaviza y ablanda el ánimo o la voluntad para conseguir lo que se desea. Seducir y desear hace que te suba la autoestima.

elisa...lichazul dijo...

en otoño es cuando el deseo da sus últimos corcoveos:=))
antes de que el señor invierno nos haga forrarnos como capullos suspendidos...

besitos primaverales profe, desde este lado alérgico del maaaashissss...perdón, mapa:=))

Mafi dijo...

No te preocupes, Irina nunca me ha convencido ya lo sabes, es fría (tiene que tener las manos heladas, todo el día en canicas), calculadora, retocada, delgada... etc. Para eso mejor desear una tarrina de delicioso helado (un haagen daz). Seguro que cerca tienes algo más caliente y apetitoso. :)

XuanRata dijo...

Cuando el deseo se convierte en objeto de deseo es hora de cambiar de objeto.

fernando dijo...

El anuncio incita al deseo, más que al deseo, a consumar el acto. Un abrazo.

Silvi (reikijai) dijo...

Querido Amigo… soy mas terrenal… vivo en el aquí y ahora… En el otoño de mi vida, no compro, lo que me quieren vender… Ya adquirí el perfume… el aroma, que va con mi piel…. Sin tanta marquesina… solo brilla… dirigida a todo aquel, sin imaginación. Irina es la lujuria robótica, no existe…¡!!… Un perfume… una copa de champagne y unos ricos chocolates… hacen los momentos. Besitos. Silvi..

Cornelivs dijo...

Quizás aun no ha llegado la hora en que añoremos el deseo; pero llegará, sin duda.

;)

(Eso espero...!)

Un abrazo...!

Camille Stein dijo...

por fortuna el deseo late, al acecho, en cualquier esquina de cualquier tiempo...

Jan Puerta dijo...

A tu otoño tal vez sea proclive a tal deseo pero mi primavera me está empezando a matar y no precisamente por falta de desear.
Un abrazo desde una marquesina sin imágenes.

elena clásica dijo...

Acechan al transeúnte, marquesinas comestibles e incitadoras. El deseo se impone seguramente cuando se empieza a añorar, absoluto y certero.
Deseo un otoño lleno de lenguas reflejadas.
Besazos.

Selma dijo...

¿De que material estan hechos estos hombres en el anuncio? ¿Son robots? ¡Ni se inmutan!
¡Esta chica es espectacular, justo es reconocerlo!Sólo que le pondría la cara de Irina, la de tus anteriores Entradas..

Un beso, Pedro, sin marquesina..;-)

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

con la llegada del otoño...e irremediablemente del invierno...las ropas,los abrigos...que nos queda??? pues desear el deseo...saludos

cuentosbrujos dijo...

vente un finde a admirar la amplia ama cromatica del otoño bejarano y a recordar versos y "cagarnosenla putamadre" de algo... saludos

Gabiprog dijo...

Creo que pasamos por el mismo lugar...

Fernando Portillo dijo...

Claro que se puede añorar el deseo; como se puede añorar el buen apetito cuando se ha perdido; o el sueño, cuando este se ha tornado en insomnio perenne; A veces añoro aquella sensación punzante, intensa y obsesivamente dominadora que me llevaba a matarme a pajas cuando era un chavalillo a pesar de que aún creía que si moría antes de poder confesarme me aguardaban las llamas eternas del Infierno. Aquello era deseo inducido por las propias fantasías y lo demás son pamplinas. Y no me salga el sector relamido con aquello de "¡ya salió Portillo con sus portilladas y sus burradas!". Sepan ustedes que la masturbación es la única actividad sexual que tiene algo que ver con la Cultura, porque es la única que nace de la pura y simple fantasía constituyendo siempre un acto de creación.

Esther dijo...

el deseo en sí ya es añoranza de algo, algo que quizás se materializará o no..Ojalá se cumplieran todos los buenos deseos ¿verdad? besos

Euphorbia dijo...

Anda, Irina! No me acordaba ya de ella. ¿Aún estamos en éstas?

Ten cuidado que esta chica es de las que traen problemas, sino, que se lo pregunten a nuestro alcalde de Barcelona... hasta aquí puedo y quiero leer.

carmensabes dijo...

No imagino como tiene que ser estar sin desear, no quiero saberlo. Cuando eso suceda y el alma ya no acompañe al cuerpo... serán los otoños tan insípidos y tan poco otoños que nos caerán las hojas encima y no lo sabremos.

Un abrazo

SAUVIGNONA dijo...

HOLA PEDRO!!!!!!!!!!

CLARO QUE SE PUEDE AÑORAR AL DESEO...ME PARECE QUE CON ESTE POST LO ESTAS AÑORANDO YA.......

TARDES AMARILLAS DE OTOÑO...ME PARECE MARAVILLOSA LA EXPRESION....ME HA ENCANTADO....GRACIAS POR PENSARLA....

BESINES
:)
SAU

Brujaroja dijo...

Desear es hacer un pacto con el presente. No sé si es esa urgencia de presente la que ha suscitado el deseo de la vuelta... tendré que pensar en ello... :)
Me he dado cuenta de lo que echaba de menos el blog, aunque haya sido lectora secreta de los demás...
(Gracias por el ofrecimiento, lo mismo te hago llegar una escoba o algo... Besos)

Antònia Pons Valldosera dijo...

¡qué foto más insinuante!

Ayla dijo...

Tanto deseo tanto deseo, hará que más de uno se quede plantado en la parada del bus y llegue tarde a trabajar.

Adu dijo...

Se puede añorar el deseo.
Se puede.
Todo cuanto hemos sentido alguna vez se puede añorar.

Silvi (reikijai) dijo...

Fernando,se te olvido decir que:la masturbación no produce granitos, no causa locura, no altera permanentemente los genitales, no se gastan los espermatozoides, no crecen pelos en las manos ni salen verrugas. No es malo masturbarse y no produce daño alguno.
Me gusta tu hablar claro...es la mejor manera de informar.Perdón Pedro.a los dos Gracias.Silvi.

Lu dijo...

El otoño y la melancolía, decís... Un paseo con la luz amarilla de la tarde, la añoranza del deseo y la sobre exihibición del mismo públicamente en una parada de autobús, tornándolo fácil y hasta burdo.
Acá es primavera pero con clima de otoño x una ola polar q está pasando. A mí los colores fríos me transmiten calidez, bah sólo el azul eléctrico logra eso en mí.
Pienso q cuando estamos de añoranza la calle entera se "burla" de nuestro estado mientras buscamos respuestas mirando carteles q sólo se regodean en los placeres hedonistas más superficiales.
Saludos argentinos llenos de azul eléctrico.

María dijo...

Yo creo que el deseo es un acto reflejo, y puede salir en cualquier momento de nuestro interior, todos deseamos, porque todos estamos vivos, el día que no lo hagamos, estaremos sin vida.

Un beso.

jg riobò dijo...

Tan fácil que no merece la parada.

Aldabra dijo...

las miradas de las marquesinas se dirigen a tí y a otros que como tú y como yo, les devuelve la mirada.

biquiños,

Loc@ dijo...

Me pregunatba yo...¿qué chupa esa "joven"? tras en trar en los enlaces... veo la respuesta... "su" pierna, su "rodilla"... y ahora me pregunto -vuelvo a preguntarme ¿se desea? ¿la gusta lamerse?... es más, y los "caballeros" ¿qué pintan? en esto? simples veedores, hombres disfrazados de "importancia"... que no Importantes.

Y corto, que desbarro. Un abrazo cierto aunque virtual. PAQUITA

Silvia_D dijo...

Irina!! yo, la echaba de menos, le da color a la melancolía!! (que yo no siento)
¡Me encanta el otoño!

He estado releyendo a Irina, en los post que linkeas y tus respuestas a mis coments y he disfrutado y "recogido esta"
"DIANNA: no digas nunca de este agua no beberé... Besos."
Y bueno... ya me conoces jajaaja

No sé para quién van dirigidas, quizás, a los sueños. Yo, de deseo, entiendo, pero, no le entiendo. Y me ha encantado el video... tan sugerente y glamuroso :P

Besos, deseos y sueños.