martes, 14 de julio de 2009

Óxido, sombra, árbol.


Donde nos lleve la mirada. Hace tiempo que no vuelvo al óxido: que no veo cómo mancha las yemas de los dedos cuando pulsamos el mundo. Óxido, sombra, árbol: árbol, sombra, óxido. Nada es más cierto.

36 comentarios:

Myr dijo...

Cierto: óxido, sombra, árbol, la gran trilogía de la vida. En ella te acompaño, con cariño y esperanza.

Mucho pulso y mucha fuerza!

Besos

Cuspedepita dijo...

Pero la vida corre por el óxido en la sombra del árbol :-) ¿No ves esa hojitas ?
(Ya parezco Zapatero ;-))

Estoy de vuelta.
Un abrazo grande.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Pulsar el mundo con las yemas de los dedos... nada más cierto.

Un beso
Marian

moderato_Dos_josef dijo...

Óxido es igual a paso del tiempo. El óxido me recuerda lugares de mar y salitre, lugares donde el tiempo pasó y nuestras sombras quedaron impregnadas en metal herrumbroso, al lado de algún árbol milenario...
Tu post me sugiere recuerdos... Y me ilumina en esta nueva mañana de sol. Un placer encontrar algo así...
Un abrazo!

Antón de Muros dijo...

Agregaría "espejo" a la serie "óxido, sombra, árbol"

Un abrazo, Pedro.

Antón.

Jan Puerta dijo...

El oxido es el tiempo. Nuestro tiempo... que inexorablemente su reloj biológico no vive bajo nuestra tutela.
A su sombra vivimos. Y no es poco.
Un fuerte abrazo

SAUVIGNONA dijo...

el ESTO DE ANDAR NOS ENCONTRAMOS CON TODO TIPO DE OXIDOS...ME PARECE...ALGUNOS APARECEN OTROS LOS PULIMOS HASTA QUE DE NUEVO APARECE EL BRILLO METALLLL SERA=?

BESINES PEDRO!
:)SAU

Kety dijo...

Yo lo pondría en este orden:

Árbol, sombra, óxido.
Exposición, nudo y desenlace.

Abejita de la Vega dijo...

A pesar del óxido, a pesar de que ya chirriamos un poco, hay que seguir, un poco de aceite y adelante. Un beso de una abejita más saturnina que jovial.

María dijo...

El óxido corrompido de la vida hace que nosotros nos ensombrezcamos, difícil es intentar ver las cosas de un color clarito, aunque yo intento que el óxido no se me acerque mucho.

Un beso, amigo, Pedro, y mucho ánimo, te encuentro decaido.

Silvi (reikijai) dijo...

...No dejes que se oxide el hierro que hay en ti…Haz que en vez de lástima,te tengan respeto.
Besitos. Silvi.

São dijo...

Não podemos deixar que o óxido (nos) vença...apesar de tudo.

Besos, Pedro mio.

Hernando dijo...

Dicen que una manzana oxidada cura las descomposiciones y el mal de estómago que nos hacen sufrir cierta clase política de corruptos, estomágos calientes y estómagos agradecidos.

Cornelivs dijo...

Aun estamos vivos...

Un abrazo...!

Merche Pallarés dijo...

Estoy de acuerdo al cien por cien con el escueto comentario de SILVI. Lo he encontrado bello y exacto. Besotes oxidados, M.

Mariluz dijo...

Depende donde lo veamos el óxido es bello... como las arrugas en la frente de un anciano y la sonrisa pícara de una anciana.

¿y los asuntos de hospitales, mi amigo?

beso costasoleño

elena clásica dijo...

Giramos a velocidad vertiginosa sobre tantas emociones y recuerdos: que vivimos las luces, las sombras, los óxidos y vuelta a empezar con las ilusiones y las desilusiones y de nuevo las ilusiones.
Los comentarios anteriores llamando a la esperanza son preciosos.
Un besazo, querido.

Nacho Carreras dijo...

Los elementos son ciertos, nos dan las sombras, el óxido...
Saludos.

Anónimo dijo...

Buenas tardes, profesor Ojeda:

- Prohibido volver al óxido personal. Que sólo sea literatura y fotografía.
- Hoy le voy a dedicar una canción de Léo Ferré: À toi (Está en Youtube v=Kybi-nsLlJo)
...Et puis la majuscule ennui qui nous sclérose
Y la maravillosa frase final, llena de esperanza:
...En attendant que l'Ange nous métamorphose.
- Amancio Prada, hace una versión preciosa, en español (A ti). Se puede encontrar en su página.
...Y además este tedio que nos agarrota
...Esperando la mano del ángel...con la última rosa.

Saludos. Gelu

Antonio Aguilera dijo...

Escatològicamente oxidados acabaremos.
Y que nos libren de otro destino

Selma dijo...

Pedro, unos besos con aceite de Jazmín.. seguro que alguna cosa podran contra este óxido.. es mi deseo más ferviente..
A tu lado estoy.. estamos.. a la sombra de este árbol..tu árbol.. y al borde de esta Acequia..

Anónimo dijo...

Una foto preciosa. Solo tenemos ramas en la sombra, donde no hace falta, en la luz y al natural estamos desnudos. Un abrazo Isabel.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

muerte, recuerdos y vida...ese es el paralelismo que le encontré a tu título. Saludos

§♫*€lisa*♫§ dijo...

con tal que las caderas y las pisadas no se oxiden , lo demás es natural...


besitos profe:=)*

Ele Bergón dijo...

El óxido tiene una sombra que ha querido darle el árbol. El árbol tiene una sombra que ha recogido el óxido. El otro árbol, decide sólo observar.

Un abrazo

Luz

Fernando Portillo dijo...

Que tu corazón y tu ánimo sean siempre de acero inoxidable, como la olla exprés que ablanda en su interior las penas más duras (proberbio de los indios Moconor).

Isabel Huete dijo...

Yo creo que esa imagen no necesita de filosofías. Es magnífica, sencillamente.
¿Quién dijo óxido? :)
Besazos.

Isabel Romana dijo...

Cuando pulsas el mundo con los dedos ¿se enciende?
Un abrazo.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro, siento que es inevitable que el mundo se oxide, con esa cadencia natural, pero al fin y al cabo oxidados acabaremos.
Lo peor es dejar que esta oxidacion se acelere.
De la fotico, me quedo con el tronco del Arbol, aunque la sombra no tiene desperdicio.
Abrazos cordiales.
Jesus

marga dijo...

A mi juicio es magnífica la metáfora de la olla ablandando lo duro. Lo vivido, lo sentido, lo sufrido es una ecuación entre lo que nos ocurre y como nos lo tomemos, tener una buena olla es fundamental.

São dijo...

Meu querido Pedro, fiquei preocupada com o teu comentário lá no meu espaço.

Peço a Deus que tudo corra como desejas.

Fuerte abrazo.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Si el mundo se oxida poco a poco, procuremos entre todos echarle un poquito de aceite para evitarlo.
Te lo vuelvo a repetir Pedro, no me gusta leerte tan triste.
Animo y desde el Sur te envío un besote enorme.

blogochentaburgos dijo...

Buen verano Pedro sin óxidos intelectuales y pleno de pensamiento y lectura

Myr dijo...

¿ Sentiste el sol acariciar tu piel mientras tomabas la fotografía?

XuanRata dijo...

Nos proyectamos sobre el óxido en una carrera perdida de antemano. Pero es en esa sombra proyectada donde verdaderamente florecemos.

(Genial, Pedro).

BIPOLAR dijo...

El sentido a las dos imágenes lo da el conjunto,
realidad - sombra
pasado - presente
tener - carecer

es la vista que se observa desde un tren que arranca