viernes, 24 de julio de 2009

Las fotografías de La Acequia.


Como los que os habéis incorporado recientemente al blog me habéis hecho alguna pregunta al respecto, quiero aclarar algo la relación de La Acequia con la fotografía, que los más antiguos lectores sabrán puesto que ya he hablado sobre ello en otras ocasiones.

La mayor parte de las más de 900 entradas publicadas hasta ahora de La Acequia se acompañan de fotografías. Casi todas ellas son mías. El resto son reproducciones de portadas de libros o folletos. Unas pocas son de otros autores, que siempre indico, y corresponden a intercambios con otros blogs o imágenes que me han enviado por correo electrónico para ilustrar alguna de las series de La Acequia, especialmente la lectura del Quijote (y que están construyendo todo un archivo quijotesco).

No puedo considerarme más que un aficionado a la fotografía que ha probado muchos caminos hasta quedarse con el más le gusta. Ya sabéis cuánto contribuyó mi amigo Javier García Riobó (al que tanto echo de menos), quien me recordó que no se hallaba la virtud de la imagen tanto en la calidad técnica como en la mirada del que la toma.

Es cierto: ahora hay muchos programas informáticos que pueden corregir un defecto de luz o de enfoque y que ayudan a intervenir en la imagen para modificarla hasta casi rehacerla, todo ello sin requerir demasiado esfuerzo. Estos programas y la facilidad de lo digital, han sustituido a la laboriosa y casi artesanal forma de trabajar de los mejores fotógrafos de antes, aunque muchos seguirán echando de menos lo pre-digital.

Respeto esta forma de trabajar la imagen, que da espectaculares resultados bien usada, pero no es el camino que he elegido hasta ahora.

Hay algo previo a la calidad de la cámara o del objetivo (algunas de mis imágenes han sido tomadas con la cámara del ordenador o con el escáner), a la búsqueda de la luz perfecta o la velocidad adecuada, la distribución de las masas, la perspectiva o la partición en tercios de la imagen: si no fuera así, deberíamos arrojar a la papelera casi toda la historia de la fotografía. Siempre prefiero la mirada a la técnica.

Me gustan las fotos de estudio en las que todo está medido, las imágenes de paisajes en las que el fotógrafo ha invertido horas de trabajo y espera para encontrar el momento adecuado en el que se abrieran las nubes o giraran las sombras.

Pero mi camino es la imperfección, el fragmento, la proximidad al objeto, la falta de luz o su exceso o la ausencia de definición y la toma de un fugaz instante no preparado. Casi siempre dejo huellas de ello en las imágenes: una esquina que desvela el truco, una perspectiva deficiente, la saturación por la luz, etc.

Procuro ver la foto antes de hacerla. Publico las fotos según fueron tomadas: no las proceso con ningún programa informático. O valen o no valen para mis objetivos: supongo que esto hará que muchos las rechacen. A veces las hice para ilustrar una entrada, en muchas ocasiones sucede al revés, es la fotografía la que impulsa la escritura (como casi en toda la serie disolución, que os invito a leer a los que no la conozcáis).

He publicado más de 500 fotografías mías en La Acequia. Y aun estoy buscándome en ellas. Como en los textos, desde la primera entrada publicada.

31 comentarios:

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Te recomiendo la cámara lúcida de Barthes.Algunos buscamos en las fotorafías huellas de nosotros mismos es cierto , por motivos familiares he vivído rodeada de fotógrafos padre hermanos hijos amigos aprendí que hay un "mirar adentro" que ninguna cámara logra capturar .Un beso

Selma dijo...

Y tu huella, tu mensaje.. aparecen en cada una de ellas, Pedro.. A veces cuesta descifrarlos.. pero en ello está el misterio..
No te comenté tu autorretrato del Post anterior.. Sfumato era...¿No?

Besos de luz, de cariño, Pedro...

Merche Pallarés dijo...

Te sorprenderá recibir un comentario mio a estas horas pero es que ¡hace un calor tan insoportable que no puedo dormir!

A los que os gusta la fotografía, JAN PUERTA, RIOBÓ, tu y otros muchos, lo que yo aprecio es que cada uno tiene su estilo muy particular. El tuyo es más abstracto, mucha herrumbre, disoluciones, difusiones, ángulos y cosas raras que aunque interesantes y originales, la verdad es que muchas veces no las entiendo. (Ésto, por favor, tómatelo como un cumplido). Muchos besotes, M.

carmensabes dijo...

Excelente todo lo que tu objetivo humano nos regala..se necesita tu mirada..

Un abrazo!

HUMO dijo...

Realmente precioso, doble es el valor de tu espacio.

=) HUMO

María dijo...

Me encantan las imágenes que haces, son muy originales, la de la cerradura, la del busto, la de los ríos, caminos, pasillos, árboles etc..., muy variadas, incluso las que tú mismo te haces, están todas genial.

Un beso, Pedro.

mojadopapel dijo...

Me gusta como ves las fotos, y pienso como tú, me parece más auténtico lo que tu ojo ha visto antes de captar la imagen y el resultado final con retoques pueden mejorar la imagen, pero restan naturalidad al momento de captación.

Adu dijo...

Me gustan tus fotos. Sabiendo que no están retocadas, me gustan más aun. No es que me parezca mal que se retoquen, pero es otra cosa.
Buenas noches y un beso, Pedro.

Myr dijo...

Justamente es eso lo que me gusta tanto de tu fotografía! Tu mirada, la cercanía, la técnica imperfecta, los colores.... la sorpresa.....la originalidad...

Ya sabes que he dado la vuelta olímpica en tu blog y me he metido por todos lados... Tus fotografías me han sorprendido muchas veces... y también me han hecho repensar esto de las digitales...

Yo, que dejé de tener cámara cuando me robaron mi querida Nikon con todos sus objetivos que acababa de guardar en mi bolso, con la billetera y todo, en Piazza Navonna en Roma.... hace unos 13 años!!!! Eran 2 "Ladri" no de las Bicicletas de De Sica, pero si en moto.... y por ellos, me tuve que hacer Roma a pie. Qué experiencia!
Yo gritando "Ladri, ladri" y el de atrás se dió vuelta, como diciendo con la mirada, "y ésta porque grita tanto, si le saqué el bolso de refilón y sin tocarla?"

Besos
PD También hace un calor de locos y mi aire acondiconado de la hab. no funciona... por eso me estoy refrescando en tu Acequia.

Jan Puerta dijo...

Apreciado Pedro…
No soy partidario de retocar las imágenes. Cuando he retocado una imagen terminó por pensar que me estoy alejando de la realidad que he visto. Así que poco toco hoy en día. Pero respeto y admiro muchos trabajos que si lo son. Nada que reprochar al respecto.
Creo que cada persona cámara en mano debe de buscar su propio estilo. El tiempo nos pondrá en el camino que queramos recorrer a partir de un día en concreto. En algunas ocasiones he explicado en mi espacio detalles de mis orígenes fotográficos.
La técnica te permite tener presente algunas consideraciones a la hora de enfocar. Eso es cierto y te diría que necesario. Es como la escritura. Una coma nos da sentido a una frase o nos la quita. Técnicamente todas las fotografías pueden ser mejoradas, pero la intención del que oprime el botón, sigue estando por encima de muchos tecnicismos.
Esto es como uno que escribe y tiene un talento nato para exponer sus sentimientos o su creatividad. Y que por la simple razón de una falta de ortografía, o varias, su trabajo sea puesto en entredicho.
La técnica con el tiempo se puede perfeccionar. Indudablemente. Pero muchas fotografías llenas de técnica, no dicen absolutamente nada. Y ante esto, siempre me hago la misma pregunta… ¿para qué diablos sirve tanta técnica?
En más de una ocasión he visto grandes momentos fotografiados llenos de imprecisiones técnicas. Pero siguen siendo grandes momentos en la historia. Y al final, los grandes fotógrafos de principios de siglo pasado, buscaban el momento por encima de la propia técnica. Y de ellos, todos hemos bebido y admirado sus obras. Menuda paradoja llena de ambigüedad hipócrita seria que hoy en día, los criticásemos por un encuadre imperfecto o por no seguir la regla de los tres tercios.
Al fin y al cabo, todos expresamos lo que podemos y como podemos. Solo por eso, cualquier trabajo debe de ser respetado como tal.
Yo le doy mucha importancia a la hora de hacer una fotografía a la intención. Al razonamiento lógico del por que de la misma. Por eso las palabras que acompañan a la imagen deben de ser complementarias a la misma. Todos mis trabajos se rigen por este concepto.
Un fuerte abrazo amigo

Antonio Aguilera dijo...

El "alma" de las cosas no se debe retocar.
Para el resto:Photoshop y Corporaciones Antièticas...,GLUP!!

Isabel Romana dijo...

Coincido también en lo importante de la mirada del autor y en la singularidad de la tuya. La fotografía es un arte que requiere - como cualquier otro - el dominio de la técnica, pero ésta no podrá nunca constituir un arte en sí misma, el arte lo pone el espíritu que la utiliza y la doblega a sus propósitos. El arte es intención. Me gusta mucho lo que haces y tus textos, que suelen combinar perfectamente. Un abrazo muy fuerte.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Particulamente a mi me enamora el instante en si...la foto tiene esa excelenciqa la de congelar el momento preciso, la vida, la historia...el retoque cuando es artístico para dar un impronta personal soy partidario de él...lo deshecho cuando lo que busca es la mentira u ocultar lo real. un abrazo !sigamos experimentando¡

XuanRata dijo...

"Mi camino es la imperfección": dificil camino has elegido amigo, sustraerse a las posibilidades que brinda la técnica para poder hacer que la realidad, tan bruta y provisional, se ajuste a la idea, siempre brillante y definitiva.
Es una suerte de ascetismo el tuyo del que no andamos sobrados.
Ya sabes que yo también pienso que la foto está en la mirada instantanea, aunque caigo asiduamente en la tentación del maquillaje, aunque leve, y de la máscara, que siempre muestra más que oculta. Desde luego que con una cámara y un laboratorio o un programa, se pueden hacer otras muchas cosas además de captar el refilón de un momento, y están muy bien, pero son cosas que se alejan de la fotografía y se van convirtiendo en al go diferente, en otras artes.

En tu caso, Pedro, tu mirada es una extensión de tus emociones, y por eso mismo es inagotable.
Pero repito, has elegido un duro camino: te queda mucho, muchisimo para alcanzar la imperfección absoluta. Pero no desistas.

P.D.Yo tambien echo de menos a Javier. Dale recuerdos de mi parte.

Manolo dijo...

Hago mías las palabras de Jan Puerta porque pienso más o menos lo mismo.
Saludos

El Deme dijo...

Cazar al vuelo un instante fugaz y que lo tengamos para siempre. Es la magia de una foto sin preparar, darle al click y ver lo que sale, con sus imperfecciones de luz, sus trozos borrosos. Me ha gustado mucho tu explicación. Y, sin duda, en las fotos está el alma del autor.

Silvi (reikijai) dijo...

Pedro...Comparto ampliamente tus dichos...también soy una aficionada, busco la esencia… con menos o mas luz… busco retratar el momento… tengo fotos que son
espectaculares … esas fotos que nos estaban esperando … Besitos. Silvi.

elisa dijo...

Pedro

yo de fotografías no sé nada, pero me gustan las imagenes que pones y sobre todo lo que escribes al pie de ellas,
nos hace pensar y a veces reír y ello hace que tu esencia de algún modo se traspase a quienes te seguimos:=)

Felíz fin de semanita
besos

SAUVIGNONA dijo...

hay pedro...te contare que a mi me encanta la fotografia ..pero no tengo ese ojo para ella...con lo poco que vi de vos ...de tus fotografias ..me producen sensacion de exelencia...y eso que no tengo criterio de fotografa ni nada..perio vamos se percibe al ver nomas una foto que esta buena..y gusta....tu tiebes esa nosequecosa que atrapa....

besines y sigue con la fotgrafia y llgeando con la palabra!
besines amigo mio!
beso enorme!!!:SAUUUU

Cuspedepita dijo...

Yo tampoco retoco las fotos que hago. Más que nada porque de lo quiero es simplemente recoger en la foto algo que he visto y me atrapó por la causa que sea. Un segundo motivo es que no sabría como hacerlo ;-)
La primera vez que vi una de tus disoluciones, me quedé muy sorprendida porque ese mismo día yo había estado haciendo "experimentos " y había tomado unas cuantas fotos de esa misma forma.

Besos

Fernando Portillo dijo...

Creo que el principio básico de todo buen músico de Jazz podría ser aplicado aquí:"Aprende la mejor de las técnicas, y abandónate luego a la improvisación".
Y es que sólo hay una manera de hacer cosas verdaderamente espontáneas y al mismo tiempo geniales sin tener puta idea de técnica, y es tener cuatro años de edad. Si pasas de ahí e intentas expresarte sin recorrer el arduo camino del aprendizaje, solo harás chapuzas. Lo que sucede es que muchas veces la "no técnica" sólo es un estilo, como el que muestra Pedro en sus fotografías, que en realidad revela un profundo conocimiento del arte y de la técnica fotográfica. Es mi humilde opinión.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro, soy, como tantos otros, uno que ha disfrutado y difruta, (aunque no sea ultimamente muy asiduo); de tus fotografias y escritos.
Como bien dices yo tambien hecho de menos a Javier Riobo y su Blog "sobre la mirada", soy de los que no repara tanto en el tecnicismo fotografico y si en su exposicion y en las impresiones que causan las imagenes.
Saludos cordiales.
Jesus

Isabel Huete dijo...

Estoy de acuerdo totalmente con los puristas de la imagen pero a mí me encanta manipular las fotos, sobre todo ésas que convierto en imágenes desestructuradas, en realismo abstracto o en abstracción realista. A veces también retoco las normales porque antes de publicarlas veo cómo salen en pantalla y me da rabia que pierdan calidad (la mínima que yo tengo, claro). No lo hago más que por cuestión de cortesía hacia quienes entran a leerme porque las originales me las guardo yo, claro. :)
Tus fotos siempre son estupendas, Pedro, y espero que nos sigas proporcionando muchas más.
Un besazo, gordi.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

ERes un crack con la cámara también. ABrazos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Debo admitir que de fotografias se muy poco.. pero lo que si se.. es valorar aquellas que tienen caracter luz hermosura.. y todo aquello que te llega.. eso me gusta ver en las fotos..
Que tengas un buen lunes.
abrazos

Aldabra dijo...

pues claro que se echa de menos a javier... ¡anda que no me han dado que pensar y estrujarme las neuronas sus fotografías y sus collages!... pero bueno, cada uno ha de seguir el camino que le dicta su conciencia/corazón...

respecto a lo que dices de las fotos estoy totalmente de acuerdo... las mías son muy malas técnicamente hablando ya que no tengo ni idea de hacer fotos... simplemente capto... igual que tú... en mi caso las fotos que yo hago van después que los textos, y en la serie es al contrario... ya sabes, primero la foto y luego el texto.

biquiños y a seguir "robando" imágenes para nosotros.

BIPOLAR dijo...

¡Caramba! toda una sorpresa este sentido discurso sobre fotografía. ¿Profesión frustrada? o simplemente ¿placer?...

tus imágenes son muy interesantes e invitan a la reflexión. Como no explicas la técnica sobre disoluciones, se me acaba de ocurrir, ya que dices que no empleas tecnología, que te mueves al hacerlas (muy rápidamente)

Es una pena que Javier nos haya abandonado, el trabajo sobre el Quijote, sus misceláneas... en fin, transmite a Javier nuestra pena intelectual. (Aunque sea más feliz ahora)

impersonem dijo...

No tengo ni idea de fotografía...pero me intersan por lo que puedo ver en ellas. Me da igual que sean perfectas o imperfectas (aunque con mis conocimientos sobre este tema será imposible tal apreciación por mi parte), lo importante es lo que muestran.

Abrazos.

Nacho Carreras dijo...

La técnica no lo es todo o no es nada. Hay que saber dejar un pedacito de uno mismo en cada toma.

Saludos.

Juan Luis G. dijo...

Creo que técnicamente no he tomado una foto decente en mi vida y creo que tardaré mucho en hacerla si ello ocurre alguna vez. Me quedo también con la mirada.

Un abrazo.

P.D.: Si tienes ocasión de ver a Javier mándale un saludo de mi parte. Yo también le echo mucho de menos y me gustaría volver a disfrutar de su mirada.

José Luis Ríos Gabás dijo...

En cierto sentido fotografiar es, o puede ser, escribir de otra manera, expresar opiniones de manera visual. Un texto casa muy bien con la fotografía, pero el lenguaje de la fotografía es "lo visual", diría yo.

Un abrazo