martes, 7 de julio de 2009

Cajas de colores


En los hospitales, el color es un artefacto. No sensación: artificio. En los hospitales, deberían permitir a los niños más pequeños que dibujaran con pinturas de mano en las paredes para que el blanco explotara en azules y amarillos y naranjas verdaderos. Y que su risa fuera parte de la terapia. Y que la gasa del dolor tuviera la gama de la luz al atravesar el agua de una lágrima preocupada.

40 comentarios:

marga dijo...

Dicen que cada color nos provoca una reacción: el verde nos relaja, el rojo anima, el azul.. el amarillo...
Desgraciadamente no hay un color que mitigue el dolor

Antonio Aguilera dijo...

Los niños pequeños deberìan de colorear los largos pasillos, a su libre albedrìo: comparto tu opiniòn.
Ellos darìan, como siempre, lo mejor de sì mismos. Y esos colores serìan incontaminados por el "saber" que poseemos los mayores.

Deseo la pronta recuperaciòn de tu ser querido.

Un abrazo

AHH!! si sois unos chiquillos en la foto, Pancho y tú.
Tú pareces algo más serio, pero él me recuerda a alguien que se casó con mi mujer hace 26 años: con gafillas, rubillo, de pelo no muy sobrado

Tareixa dijo...

Hola Pedro, he vuelto, seguro que ya no me recuerdas, estuve un tiempo inoperativa ..Uff, que ´palabro`.
Te extrañé mucho, así que nada más conectarme pensé en visitaros a tí ya a Fernando, ¡y aquí estoy!.
Espero quedarme por un tiempo, a no ser que Fernando me mande esa invitación para Egipto, entonces, no prometo nada, je, je.

Myr dijo...

Efectivamente, hay rigidez en esos colores de tu foto.......me quedo con los abrazos, besos y miradas de tu entrada anterior y con las risas de ésta.

Abrazos, besos , miradas y risas que alivien el dolor y espanten a la preocupación. Todo un clima más benigno y propicio para una curación.

Mucha fuerza y mucho sol Mediterráneo, desde aqui, pero contigo.

Merche Pallarés dijo...

Pues no sé si los garabatos de los niños alegrarían el ambiente o lo haría pueril. A mi me han gustado mucho esos cuadritos de colores. Rompen la monotonía de las paredes blancas y le dan un toque de color, alegría y esperanza. Aunque si las noticias de un ser querido son negativas no hay cuadritos de colores que alivien el dolor. Te deseo todo lo mejor, mi querido Pedro. Besotes, M.

Silvi (reikijai) dijo...

El color tiene importancia fundamental en nuestra vida, desde siempre nos ha llamado la atención. El arcoiris ha sido símbolo de la esperanza y de la alianza con la divinidad.
El azul te ayudará a expresar lo que llevas dentro.
Transmite calma, honor, sinceridad y es para personas
que suelen sentirse a gusto con lo que hacen. Dicen
que puede ayudar a prevenir los problemas de voz, baja
la fiebre y calma al más alterado. Ayuda al sueño y al
descanso. El color naranja simboliza el amanecer. Actúa en la
cordialidad y en la bondad. Es un tono cálido, el más
importante en un tratamiento de depresión y de cansancio. El amarillo simboliza la intelectualidad. Actúa en el
aprendizaje y la atención. Es más, cuentan que las personas que sufren dislexia siguen tratamientos con este color.
Los niños llenan de color cuando la cigüeña los deja en ese sitio … Pedro … tambien son mis colores...
Mucha Luz … estoy a tu lado … Besitos. Silvi.

Selma dijo...

No tengo palabras.. Pedro.. Ni colores.. pero estos abrazos y estos besos son lo más cariñoso que tengo...Lo sabes...
Ánimos, muchos,todos..

Selma dijo...

Silvi, he tomado buena nota de tus consejos.. Gracias, mi niña!
Pedro, hazle caso!

Ele Bergón dijo...

Siento que estés triste.

Un abrazo

Luz

Abejita de la Vega dijo...

¡Vaya otra vez los colorines!
¡Que vaya bien todo!
Un abrazo
María Ángeles

pancho dijo...

Parece que las noticias no fueron todo lo favorables que todos esperábamos. Sólo queda ser fuertes y tirar palante. Ánimo.

Cornelivs dijo...

Si los dioses fueran buenos, querido Pedro, no permitirian que los niños...estuvieran en un hospital.

Un fuerte abrazo, amigo.

begoyrafa dijo...

Mucho ánimo Pedro y que no sean sólo los niños pequeños, todos deberíamos usar pintura de dedos y de colores para decorar esas paredes.
Un abrazo
Rafa

Anónimo dijo...

Pedro, no sé que familiar tienes enfermo pero espero que todo se solucione pronto y felizmente. Un abrazo Isabel.

María dijo...

¡Ay, Pedro!, que tú tienes telepatía, que yo mañana tengo que volver al Hospital, me acaba de dar un vuelco el corazón de volverte a leer sobre el Hospital. Ojala se solucionen los problemas de salud de quiénes esten enfermos.

Un beso, Pedro, y ánimo (que también ese ánimo vaya para mí).

Hernando dijo...

En mi cuaderno de la vida Dios se ha torcido en la escritura con bastante frecuencia y antes de tiempo, por eso cuando voy a un hospital no veo colores, sólo veo dolor e injusticia, el color lo veo en la vida cada día que pasa, cada segundo, las muertes tempranas me han hecho muy optimista y con una gran vitalidad y alegría. Asi que ánimo.

Isabel Huete dijo...

Espero que los colores de verdad brillen pronto en tus días, y que sean fuera del Hospital.
A mí tambén me encantó volverte a ver.
:)
Besotes, hombre del sombrero.

Antón de Muros dijo...

De alguna manera todos te acompañamos por esos pasillos hospitalarios.

No te sientas solo.
Un abrazo.

Antón.

elena clásica dijo...

Querido Pedro: como dice Antón de Muros, ahí estamos acompañándote, procurando añadir nuestros colores más cálidos para ti y los tuyos, no lo dudes. Un abrazo muy fuerte, aquí estamos, tenlo en cuenta, por favor.

Jan Puerta dijo...

Nunca me han gustado esas salas tan blancas. Tan carentes de todo.
Pero ahí están. Esperándonos.
Un fortísimo abrazo amigo.

Juan Luis G. dijo...

Hola Pedro.

Recorreremos contigo esos pasillos si hace falta y sacaremos el niño que llevamos dentro para pintar esas paredes.

Un fuerte abrazo y que todo vaya bien.

Concha dijo...

Sobre todo a los niños de los hospitales hay que transmitirles alegría y ganas de vivir. Saludos.

Mariluz dijo...

Pedro, Maese Pedro, deja que te acompañe en silencio por esos pasillos. Ya es magia que internet una -simultáneamente- a tanta gente a vuestro alrededor... si además pudiera hacerte llegar el aroma del Mediterráneo y los colores de mis atardeceres...

sólo tengo buenos deseos para ti, para vosotros. Un abrazo, amigo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

el hospital debería transmitir paz, amor y tranquilidad incluso en los colores. un abrazo.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Ojalá permitieran eso...

Pedro, desde aquí te envío mucho ánimo y que todo vaya bien.

No me gusta notarte tan triste...

Un besote enorrrme.

Muacckkks.

Fernando Portillo dijo...

Sé por propia experiencia (mi padre quiso hacer su tránsito un mes de agosto)que los hospitales son doblemente hospitales en verano por contraste con la vida que queda fuera y que, en verano, es doblemente vida. Pero en invierno o en verano hay bálsamos de Fierabrás, purgas amarguísimas que todos hemos de tragar en un momento u otro y que, cuando terminan de hacer su efecto, nos dejan renovados por dentro pues forman parte inexcusable de nuestro proceso de crecimiento personal. Ánimo, amigo, que hasta el rabo es todo toro.

Gabiprog dijo...

En según qué sitios siempre habrá demasiados grises...

§♫*€lisa*♫§ dijo...

PEDRO

así es , acá en chile, existen hospitales con pintadas de manos y de dinosaurios y de abejitas y árboles y autos etc etc
hay mucha inspiración después de la película Path Adams

un abrazo de luz

SAUVIGNONA dijo...

brotes de ternura hoy tiene tu `post pedro....hoy embadurnaste las paredes de tu blog.con palabritas celestes de ternura

me gusto esta terura de hoy...
besines!
:) SAU

Serendipity dijo...

Estupenda! una perspectiva optimista, alegre. Me gusta!

Feliz verano! Un saludo!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Gracias a todos por vuestra preocupación. Necesito estos abrazos.

Anónimo dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

- Cuando tenemos a un ser querido en el hospital, toda la gama de colores contenidos en el arco iris, están difuminados pendientes de su salud.
- A nuestros ojos, irán surgiendo concentrados e intensos, con la esperanza y la realidad de su mejoría y recuperación.
- Pero tanto niños como mayores, siempre con una caja de pinturas completísima, a nuestro lado; por si nos entran ganas de colorear, que podamos hacerlo. Lo que sea.

Un abrazo sincero. Gelu

Kety dijo...

Hay momentos que las palabras sobran.

Un abrazo

Incombustible dijo...

Pedro, vengo a dejarte una caja de crayones de cera, para hacer nacer muros más alegres.

Y muchos abrazos. Y la seguridad de que, aunque no nos veas, estamos contigo en esos pasillos.

Besos

Aldabra dijo...

me parece una idea sensacional... además así no se vería la suciedad de esa paredes que un día fueron blancas...

el color es alegría, no sé porqué

bicos,

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Me has provocado un verdadero K.O. técnico en los ojos...

Abrazos
Marian

PIER BIONNIVELLS dijo...

Es cierto..
El color revive nuestras emociones..
A pintar esos pasillos blancos de alegrias.. sii..

abrazos.

Nacho Carreras dijo...

Salud, suerte y el color que más te guste.

impersonem dijo...

Así debiera ser...

Abrazos.

XuanRata dijo...

Los colores en un hospital son como los ventanales en una carcel: te invitan a soñar escapatorias mientras toda escapatoria es imposible. Pero pese a todo solo son lugares de paso.

Un abrazo, Pedro.