viernes, 12 de junio de 2009

Encontrar el sitio.


Uno se pasa media vida pensando que quiere llegar a un sitio: encontrar su lugar en el mundo. Construimos, con demasiada frecuencia, una imagen propia que no corresponde a la realidad, sino a un pacto con nosotros mismos: que este pacto sea amable o no y nos sirva para engañarnos es algo que cada uno tiene que mirar con calma. Algunos ni se plantean nada: si hay desajustes en la imagen, la culpa será siempre del otro o de las circunstancias. En realidad, nadie tiene un sitio fijo, puesto que la vida es cambio. Es difícil encontrar la silla adecuada, aunque sea para un rato: a veces ni siquiera es recomendable. En estas ocasiones, es mejor mirar la vida de pie, para seguir andando.

31 comentarios:

Cornelivs dijo...

Quizas lleves razon, querido Pedro. ¿Somos como somos o como queremos ser, o creemos que somos como somos o como queremos ser? Quizas, si, sea mejor mirar la vida de pie. Un abrazo.

(Voy corriendo, aunque tarde -disculpame-, para el post de ayer, no me quiero perder el primer capitulo de la segunda parte...!!!)

María dijo...

Seamos como somos y no intentemos ser lo que deseamos, conformémonos con no ser nadie más que nosotros mismos, sin intentar imitar a nadie, seamos cada uno únicos, de pie o caído.

Un beso.

Myr dijo...

De acuerdo contigo. La vida es cambio y eso es lo que la hace interesante; es cambio y camino.... y, "el camino se hace al andar" de pie, claro, mejor que en silla de ruedas.

El cambio de sillas da plasticidad (previene la oxidación artrítica) Y los desajustes de "imagen" creo que sólo los podemos corregir asumiendo la responsabilidad sobre nuestros errores y siendo humildes para poder aprender de ellos.
Sabido es, que el que no aprende, repite.

Besos
OPD la foto es impactante y a mi me llega, particularmente fuerte

Selma dijo...

"Es difícil encontrar la silla adecuada" y se corre el peligro, al no saber escoger.. de sentarse en el suelo...
De pie y adelante, al encuentro de nosotros mismos... y/o de otros que nos quieran acompañar..un tramo largo o corto de ese camino.. lo importante, avanzar, sin mirar atras..

Un beso, Pedro...

blogochentaburgos dijo...

Tu ya has llegad y asentado como un gran blog

Carla dijo...

Excelente reflexion la que nos regalas, me hizo pensar en cuanta verdad habia en cada frase.
Y en el final, das la pauta perfecta, para tener una buena vida

Antón de Muros dijo...

Creo que la definición que has dado es más que acertada: la vida es cambio, dinamismo.

Un abrazo.

Antón.

Anónimo dijo...

Trastos inútiles; sillas para gigantes, inservibles como libros intonsos, serviciales y útiles para los utópicos, soñadores e inconformistas que buscan su espacio vital, espacio en el que depositar su tiempo. pancho

pablo miguel simón dijo...

Como dijo Machado, somos caminantes, siempre viajeros. Además, el camino no existe sino que se hace al andar. Los lugares en los que paramos también los creamos y los deshacemos nosotros.

cecilia dijo...

Pero a veces nos empeñamos en echar raíces y no nos damos cuenta de que ese arraigo nos impide caminar hacia otro lado donde nos esperan aventuras, emociones y hallazgos. Aunque esas raíces, puede ser, se echan también sin que seamos conscientes de ello.

Roberto "el ente" dijo...

Magnifica reflexion la tuya amigo Pedro.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Simplemente desplazando un poco la silla a un lado, podemos darle utilidad, si necesitamos sentarnos.
Hay comodidades a nuestro alcance, que a veces no sabemos apreciar.
¡Qué bien viene encontrar un asiento en el camino!. ¡Cómo se agradece cuando estamos cansados!.

Saludos. Gelu

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Pedro , creo que el sitio está adentro de uno , vayas dónde vayas vas con vos mismo de pie o sentado . Me gusta la foto pero sigue siendo una búsqueda en el afuera, de algo que quizás a mi humilde entender , está adentro .
Un abrazo desde esta mañana isleña

Jan Puerta dijo...

Mi Madre solía decirme que era un culo de mal asiento. Cuanta razón en sus palabras. Y cuanto tiempo ha pasado para darme cuenta de ello.
Un abrazo amigo

Nacho Carreras dijo...

Andar si,
pero paso corto, vista al frente y mala leche, no.
Sentarse, a veces, no es malo.
Saludos.

Maritornes dijo...

Admirado profesor;
Hace pocos días vi por casualidad esa mastodóntica ¿escultura? ¿monumento a la inseguridad? de que entre tanta silla no hay ninguna en la que se pueda uno sentar.
Tengo que confesar que el conjunto me pareció horrible. Y me pregunté que pretendió el autor al hacerlo, aparte de provocar la atención (una de las principales razones de ser de una obra de arte).
Desde luego no me suscitó ningún pensamiento filosófico ni nada por el estilo. Para eso hace falta saber mirar más allá de lo que se ve. Como has hecho tú.
Siempre hay algo que aprender.

Saludos.

eva- lazarzamora dijo...

Encontrar su lugar en el mundo no es fàcil ni sentado, ni de pie. Ninguna imagen que tengamos hecha corresponderà a la realidad y ni siquiera si correspondiese serîa recomendable.
Saludos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

al final tenemos que ser felices con lo que tenemos o podemos tener, sino sería todo muy angustioso. Un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

Tantas sillas, para despuès tenerse que sentar en el suelo.
Bueno, mientras no se sude los cuarenta grados a la sombra, no està mal.
Aquì ya las canìculas.
Llamarè al Tucci " a vè" si hay plaza libre en Sanlucar (nunca entendí quien era este santo)jaja

Saludos.

PD. trabajé y monté por el revulsivo a Psancho.

Fernando Portillo dijo...

Hace ya más de diez años que celebré el Paso del Ecuador de mi vida. Y cada vez que paso por una estación nueva (el sábado pasado la cincuenta y cinco), atisbo un poco mejor mi destino final; el lugar al que me dirijo. Y veo cómo, para mejor disfrutarlo, han tenido la gentileza de dejarme un cómodo pijama de madera.

Anónimo dijo...

hola pedro hermoso

de tanto andar y andar y pareceria que uno nu ca encuenetra el sitio....y cuando uno encontro algun lugarcito...al cabo del tiempo nos comienza a resultar incomodo y nnos damos cuenta de que no era lo que buscabamos....y asi andamos...y si alguna vez encontre una silla comoda....despues la deseche por incomoda

besines y me hiciste reflexionar la cabeza loca!
besines
SAUVIGNONA :)

Nome Andrés dijo...

E incomodos en nuestra silla con frecuencia se piensa que el otro está sentado en una silla mejor que la de uno.
Un abrazo, ahora ya desde esta cálida Asturias.

BIPOLAR dijo...

La diferencia está en disponer de UN TRONO en el real sentido, o de aquellos horrorosos asientos de los vagones de tercera clase que molían las posaderas. Andar produce callos.

Silvi (reikijai) dijo...

Noto algo kafkaiano en este escrito. El ser y el actuar… la indiferente.Representarse a sí mismos para otros y la inclusión en el todo parece posible.
Encontrar un sentido al ser y a su existencia. Salir de lo individual y formar parte del mundo a pesar de las diferencias…pero con identidad. … Realmente muy profundo. Pedro me dejas pensando… y a decir verdad a mi juego me llamaron… Jajaja. Que tengas un lindo domingo. Besitos.Silvi.

Pd. Olvidaba el que se fue a Sevilla… perdió su silla… Besos.

Gabiprog dijo...

Y lo qué nos gusta convencernos de que la silla es eterna...

§♫*€lisa*♫§ dijo...

la vida de pie
y de a pie
como lo dijo machado

"caminante son tus huellas el camino y nada más..."

muakis de sol

Silvia_D dijo...

Creo a estas alturas, querido Pedro, que no hay silla que se adapte a mi culo y como tú bien dices, he optado por seguir andando y a veces... corriendo.

Besos, miles, niño

Aldabra dijo...

yo creo que no existe un sitio para cada uno, sino que cada uno tenemos diferentes lugares, según la época de nuestra vida y las circunstancias... a veces ni siquiera tenemos eso, simplemente estamos buscando donde volver a situarnos y por eso permanecemos de pie, buscando... y andar es un buen método para encontrar.

biquiños.

Merche Pallarés dijo...

¡Me encanta andar! Creo que yo ya he encontrado mi sitio en este mundo de locos. Soy una loca mas y ¡a mucha honra! La foto de las sillas impresionante y he leido por ahí que es ¿una escultura? Jopé... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, aclaro vuestras dudas: se trata de una escultura monumental situada en la fachada del nuevo hospital de Valladolid.

impersonem dijo...

Tal vez el gran problema esté en la perenne lucha o controversia entre los que buscan la necesaria silla y los que buscan la privilegiada poltrona...a veces una simple piedra nos vale para descansar de ese tranjín interno que se produce cuando andamos buscando la ubicación que creemos nos va a dar la calma.

Abrazos.