sábado, 23 de mayo de 2009

Acuse de recibo: Valle-Inclán: Biografía cronológica y Epistolario, de Juan Antonio Hormigón


De Valle-Inclán la mayoría conoce sólo el personaje. Es curioso cómo un autor puede ser víctima de su propia creación. Valle decidió crear a Valle-Inclán en algún momento de finales del siglo XIX y cuando quiso alejarse de él ya no pudo. Ni sus cambios de aspecto, ni sus declaraciones sobre lo poco fiable de la memoria le sirvieron de nada. Gracias a su personaje, Valle se convirtió -y lo sigue siendo- en uno de los autores más populares de la literatura española: decadente, aristocratizante, con gestos de extravagancia. Fue él el primero en crear leyendas y anécdotas sobre su origen, la pérdida de un brazo, su ideología: lo escribió y respondió a los periodistas con fábulas. Después fue beneficiario y víctima de dos géneros literarios muy en boga en el siglo XX: la biografía novelada y la entrevista inventada. En la dictadura franquista, algunos estudiosos intentaron desactivar lo más peligroso de Valle para hacerlo asumible por el régimen. Por ello, falsificaron algunas cosas y agrandaron otras para aproximarlo al fascismo y, cuando no podían, recurrieron a fomentar la idea de su extravagancia para que nadie pudiera tomarlo en serio o se le perdonaran sus perspectivas poco ortodoxas para la moral imperante. En el mundo profesional, durante demasiados años, se pensaba que Valle -al menos, algunas obras de Valle- eran poco menos que irrepresentables, cuando todo se debía, en realidad, a la indolencia o las pocas ganas de asumir riesgos y de pensar con la altura que exigen sus textos.

Recuperar a Valle es un trabajo que se hace desde unas décadas atrás y en el que todavía nos queda camino. Y hay que recuperarlo de dos formas: conociendo su obra -no sólo los títulos más repetidos-, en especial con montajes de su teatro sometido al trabajo dramatúrgico más acertado; investigando desde perspectivas filológicas adecuadas la realidad de Valle para cotejarla con su leyenda. Es importante la leyenda, pero sólo como construcción cultural, nunca para ahogar al autor que hay detrás de ella. Por ello, estos tres volúmenes de Valle-Inclán: Biografía cronológica y Epistolario, de Juan Antonio Hormigón (Madrid, Publicaciones de la Asociación de Directores de Escena de España, 2006), son una herramienta imprescindible. Aquí hallará el lector todos los documentos y referencias conocidos sobre Valle, algunos inéditos hasta ahora, comentados y anotados con pulcritud. También un epistolario que permite situarlo en su contexto íntimo y cultural.

Ojala pudiéramos disponer de libros así para todos los grandes autores de la literatura en español, porque se podrían plantear monografías que los interpretaran a partir de la realidad y no tanto de lo que la leyenda o el academicismo ideologizado y pobre han trasmitido sobre ellos.

22 comentarios:

Myr dijo...

Bueno, me tendré que desemburrar, siempre creí que Valle Inclan era Mexicano..........ay... cuanto me queda por aprender en esta vida!

elena clásica dijo...

Cierto, uno de los autores más profundos, de mayor calidad, y que ha sufrido la tergiversación en lo relativo a su vida y obra. En mi opinión sigue estando en la más pura vanguardia, siendo un creador de lo más nuevo. Todavía poco comprendido.
Gracias por la referencia bibliográfica.
Un besito.

Fernando Portillo dijo...

En mi dichosa costumbre de las comparaciones, quise desde un principio hallar un tal vez improbable paralelismo con Shaw. Tal vez me quedé en lo superficial, pero el caso es que al final me quedé sin Valle (mención aparte de que el teatro no es mi "cup of tea" entre los géneros literarios; leer teatro se me hace como leer la partitura de un concierto sin escuchar la música). Trataremos de hallarle un hueco en la difícil estiba que tengo por delante.

Merche Pallarés dijo...

Aparte de "Luces de Bohemia" he leido muy poco a Valle Inclán. Ese libro recopilatorio debe de ser muy interesante. Besotes, M.

Selma dijo...

Y muy útiles para los que venimos de otro idioma, de otras latitudes para llenar este vacío que indefectiblemente tenemos de la literatura de este país..
Gracias Pedro, una vez más...Por acercarnos a toda ella..

Un beso...

REIKIJAI dijo...

Pedro.Hombre de carácter,Genio y figura.Un místico de la literatura.
No me voy adentrar en esos temas que me fascinan.Fue reconocido después de mucho tiempo o "aceptado".Lindo Domingo. Besitos Silvi.

ESPOLON UNIVERSAL dijo...

La pelìcula sobre Luces de Bohemia, con Paco Rabal en el papel de Max y Agustìn Gonzàlez como don Latino, està sublime; y muy fiel al texto.
Si la ve uno media docena de veces en un año "cuasi¨" se la prende de memoria. "Es un puntazo" o un gradìsimo gozo para los bienhablados.

Saludos de La Tribu

Jan Puerta dijo...

La sombra de uno, en ocasiones termina por cobrar tal protagonismo que cuando decide dejarla en casa, el que se queda en ella, es uno mismo mientras la susodicha campa a sus anchas, como ancha es Castilla.
Un abrazo

MAMEN... dijo...

Una buena referencia Pedro;)

UN BESITOOO Y FELIZ SEMANITA GUAPOOOO¡¡¡

Alimontero dijo...

Gracias Pedro por esta gran ayuda que siento me das. Solo supe de Luces de Bohemia y ahi me quedé.

Te envío un gran abrazo y como siempre....gracias!!

Ali

PIER BIONNIVELLS dijo...

Ho...
Pues hijo..
fijate que no he leido nada de el..
Que yo recuerde por ahora!!
Levantas mi curiosidad.. echare un ojillo por internet sobre Valle..

Que tengas una buena semana..
abrazos.

Antonio Aguilera dijo...

Pedro:
A ùltima hora de la tarde montarè reflexiones sobre la lectura quijotesca.
He encargado a Ojito un collage "guapo"; a ver còmo sale.
Te imaginas disfrazado de cura perdonàndo nuestros, muchos, pecados??.
Esperemos a Ojito, ya mismo viene.

fernando dijo...

Una gran recomendación. En mi barrio, existe la calle Valle Inclán, pues bien, mucha gente no sabe el motivo de esta calle. Un abrazo

Antonio Aguilera dijo...

Hola Pedro:
El dúo Ojito-Antonio acaba de publicar sus reflexiones sobre la primera parte del Quijote.

Esperamos que no te disguste la foto. Todos tenemos algo de Santo.

saludos cordiales.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

"Ojala pudiéramos disponer de libros así para todos los grandes autores de la literatura en español"

que así sea
libros que son una ventana y un referente para los que oficiamos este arte de la palabra

Un abracito de sol Profe
con las mejores vibras pa'usted

São dijo...

Conheço de nome, mas nunca li nada deste autor.
Uma feliz semana, Pedrinho.

BIPOLAR dijo...

Interesante saga sobre biografías de autores. lo que agudizaban el ingenio... son como pícaros de las letras.

Nome Andrés dijo...

Pues esto me lo leería yo tranquilamente este verano. Más o menos, una frase del genio: en el cementerio hay tumbas nuevas todos los días. Un saludo.

Mafi dijo...

Estupenda recomendación, bucearé en los mares del catálogo a ver que hay de él...

Gabiprog dijo...

Idealizar y apoltronar personajes siempre ha sido muy útil primero, y cómodo después.
A veces nos olvidamos de las tres primeras silabas que forman la palabra personaje.

Silvia_D dijo...

Te he mandado un mail :)

Mil besos, querido Pedro

Aldabra dijo...

pues ¡cuanta razón, Pedro!... un día de estos tengo que leerme una de sus Sonatas, además me recomendó una de ellas (sobre todo)un buen amigo.

biquiños,