viernes, 17 de abril de 2009

Christian Zacharias


Extraño martes el pasado día 14 de abril. El regreso de las vacaciones deja siempre un tacto muelle en las cosas. Además, no me encuentro bien desde hace semanas. No termino de coger el aliento de la actividad diaria. Hace tiempo, estas situaciones me provocaban un confuso estado entre la ansiedad y la rabia. Ahora me dejan perplejo como un actor veterano que asiste a los primeros síntomas de que ya no podrá realizar con éxito las giras llenas de bolos con dos funciones diarias y busca acomodarse a un paso digno que disimule la fatiga inopinada. O como esos jugadores de fútbol que sobrepasan la edad óptima y saben que sólo pueden darse por completo unos pocos minutos cada partido y deben aprender a dosificarse. Aún recuerdo un viejo amigo que me advirtió de que llega un momento en el que ya sólo puedes controlar si en el desayuno quieres una o dos tostadas y el resto del día debes contentarte con ser un observador del mundo y debes guardar la mayor parte de las fuerzas para la meditación a partir de lo observado y la acción en los momentos adecuados. Es esa mirada la que dará calidad al resto de tu vida. Quizá sea sólo la primavera, que no termina de llegar del todo.

Estuve ese martes con mi amigo Teo en el concierto de piano ofrecido por el alemán Christian Zacharias, celebrado en la Casa del Cordón de Burgos. Ya he confesado aquí mis carencias musicales, pero sé que asistí a un concierto brillante ofrecido por uno de los mejores pianistas de la actualidad. Zacharias tocó la Sonata para piano nº 44 en fa mayor de Haydn, Humoreske en si b mayor de Schumann, siete de los Douze Prélude de Debussy y la Sonata para piano nº 39 de Haydn. Agradeció los calurosos aplausos con una pieza fuera de programa, el Rondó de Mozart. Es asombrosa la técnica de Zacharias, que pudo con una sala que no es muy rica en sonoridad. Su interpretación de Haydn fue brillante, sin una sola tacha. En Schumann se percibió que su talento no le lleva por el romanticismo, a pesar de la limpieza en la ejecución. Magnífico en Debussy. Con el Rondó demostró su dominio de Mozart (está considerado uno de sus mejores intérpretes), llevándolo incluso a un ejercicio de dificultad más allá de la partitura.

Ahora bien, Zacharias, que llena en cualquier sala a precios mucho más altos que en Burgos, hubo de contentarse con menos de media entrada.

30 comentarios:

Nome Andrés dijo...

Pedro, hay que acomodarse a los ritmos vitales que llegan con el tiempo. Ya alcanzarás de nuevo un terreno llano y favorable. Seguro. Un abrazo

Camille Stein dijo...

acabará llegando

... la primavera termina por acogernos en su aliento

Haydn propicia advenimientos, acelera floraciones

un abrazo

Silvia_D dijo...

Quizás es todo producto del estres, Pedro, deberías descansar un poco. La fatiga nos pone a veces hiperactivos y eso acaba pasando factura.

Parece que disfrutaste del concierto, me alegro :)

Besos, sueños e ilusiones, querido Pedro.

REIKIJAI dijo...

Pedro; nada tienen que ver los años… cura bien ese resfriado… los leones en estos tiempos, nos cuesta volver al ruedo… Quizás nos haga falta la sopita de mama. Que importa que la música y tu no se lleven… mientras no te quedes dormido… como algunos entendidos. Jajajaj. Todo vale. Hermoso concierto. Arriba ese animo. Besitos.

carmensabes dijo...

Cuando el ánimo ciego y decaído
la luz persigue y la esperanza en vano;
cuando abate su vuelo soberano
como el cóndor en el espacio herido;

cuando busca refugio en el olvido
que le rechaza con helada mano;
cuando en el pobre corazón humano
el tedio labra su infecundo nido;

cuando el dolor, robándonos la calma,
brinda tan solo a nuestras ansias fieras
horas desesperadas y sombrías,

¡ay, inmortalidad, sueño del alma
que aspira a lo infinito!, si existieras,
¡qué martirio tan bárbaro serías!

Gaspar Núñez de Arce

Te dejo este poema, que a menudo lo tengo que leer...y sentir y calma..no sé..

Un abrazo gigante!!!

Señor De la Vega dijo...

Preocupado por lo que escribe mi querido señor Don Pedro, le envié un forward de su entrada a Dr. House MD.
Y aquí transcribo la respuesta:
"My Dearest stupid De la Vega, sorry wrong. De la Vega thou the stupidness, (el resto lo traduzco al castellano)
Su amigo?, no necesita un diagnostico diferencial, sino un diferencial nuevo entre las ruedas, hay muchas curvas en la vida, no todo es linea recta.
Los síntomas que él describe (aunque seguro que miente como todos) corresponden vagamente, con una extraña enfermedad llamada Quijomatosis, nada grave pues desemboca en muerte, eso sí, con los años y la vejez, para que fastidie en el camino a muchos y le engorde la cabeza.
Un buen tratamiento sería que abandonase definitivamente la lectura, pero imagino no querrá hacerlo, al leer el historial absurdo del paciente (que usted absurdo De la Vega me ha enviado).
Otra alternativa paliativa, podría ser, que se retirase de la docencia, pero también imagino, que aunque lo piense Pedro Ojeda, semana tras semana, no habrá aprendido en la vida hacer otra mejor cosa, que le proporcione dinero y sufrimiento, por lo tanto, seguramente descartado; la Quijomatosis, incluye alto porcentaje de masoquismo endocrino.
Una buena terapia sería que sustituyese conciertos de Haydn, Schumann, Debussy & Mozart, por unas buenas dosis de sexo compulsivo, que no solucionarían nada, pero le sonarían a gloria, y se levantaría jodido al menos, después de haber jodido.
Podría especificarle, con más detalle y más dinero, un diagnóstico certero, ya disfrutaría yo y mi equipo, en someter, al tal Senor Oreja, a una punción lumbar, RM, RMN, PDA, colonoscopia, craneotomía...y unas cuantas carnicerías más a corazón abierto, y así averiguar el misterio del cansancio, para yo entenderlo.
Pero hasta que me envíe más plata, que por supuesto gastaré en princesas, no me moleste moron!".

Como me quedé sin ahorros, no puedo de momento seguir con el mejor diagnosticador, así que ¡aguante Señor Pedro! y sírvanos a todos, el bello poema enviado por la atenta y deliciosa señora Carmensabes, que es la poesía, hasta que nos llegue el apropiado de Dr.House, el mejor remedio.
Suyo, Z+-----

REIKIJAI dijo...

Señor De la Vega...Excelente diagnostico,le dio su amigo el medico…para tenerlo en cuenta.
Le dejo mis saludos. Silvi.

Antón de Muros dijo...

Cuando uno lleva encima muchos años de docencia, comienza a sentir la perplejidad que mencionas.

Ánimo.
El humor es un buen paliativo. Queda claro en los comentarios que me anteceden :-) :-)

Un abrazo.

Antón.

Fernando Portillo dijo...

Querido Pedro: Llega un momento en que te contentas con controlar si te has tomado todas las pastillas del desayuno y no se te ha olvidado ninguna.
Me hubiera gustado escuchado escuchar a Zacharías pero me enteré el día siguiente, gracias al misterioso sistema de publicidad de sus conciertos que lleva Caja Burgos. De todas formas, en efecto, Schumann no es lo suyo.
Cuídate.

Merche Pallarés dijo...

Lo que me he reido con el comentario del SR. DE LA VEGA... Mi admirado jovenzuelo (vuesa merced NO es un "moron"...) ¡es un crack!

Ahora, volviendo a tu post, siento mucho que no te encuentres bien, mi querido Pedro. Tambien creo que es debido al stress ¡abarcas demasiadas cosas! Relájate. Date otro masaje de menta y chocolate (por cierto nunca nos lo contaste...). Date un buen revolcón con alguien, que eso siempre ayuda. Desconecta tu "cerebelo" ¡suéltate la melena! ¡apúntate a clases de baile! Simplemente ¡vive! mi querido.

El concierto debió de ser fantástico. Muchos besotes, M.

Antònia P. dijo...

Pedro, vamos que te has quedado con las pilas a media carga. De vez en cuando suele ocurrir.
Lo siento, no tengo remedios mágicos ni panaceas. Sólo decirte que entiendo tu estado de ánimo y que hay que dejar que las pilas se recarguen mientras tanto conviene no forzar la marcha.
Me alegro que disfrutaras el concierto.
Te mando un abrazo de oso.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Un gran intérprete.
Me alegra que lo hayas escuchado.
Abrazos,

Diego

Kety dijo...

Se acaba de borrar mi comentario, para una vez que me extiendo.
ya no lo repito :-(

¡¡Arriba ese ánimo!! debe ser la primavera. nos ocurre a muchos.
Relájate y descansa, y como dice el Señor de la Vega... ;-))
Un abrazo

Mafi dijo...

es que la sabiduría y la experiencia que vamos acumulando pesan más que los kilos y los años... no se puede tener todo. ;)

pancho dijo...

Hay que aprender a ajustar el ritmo a las posibilidades, buscar el sitio y guardar, las energías no son inagotables. Como dice DQ: “no se puede tener siempre el arco cargado”.
“Llevándolo incluso a un ejercicio de dificultad más allá de la partitura”. Y dices que tienes carencias, cuando a los demás esos nombres que citas nos suenan de poco más que de nombre. En este país en muchas cosas llevamos bastantes años de retraso. Ya es buena señal que este tipo de actuaciones se celebren. Vamos mejorando, pero los cambios necesitan tiempo.

Ele Bergón dijo...

Te digo lo que los comentaristas anteriores, date un tiempo para descansar y después poco a poco tendrás renovados ánimos.

¡Qué suerte haber disfrutado de ese concierto ! Yo tampoco entiendo mucho de música, pero me encanta escucharla en especial la escrita para piano.

Un abrazo.

pablo miguel simón dijo...

Contra la astenia primaveral funciona aunmentar la dosis de chocolate en la dieta y poner miel o jalea real en el desayuno. Contra la incapacidad de Burgos por mostrarse verdaderamente "cultural" no he encontrado aún el remedio. Fíjate que el jueves pasado hubo ópera en el Principal patrocinada por Cajacírculo (La Flauta Mágica) y al mismo tiempo un estupendo concierto de una virtuosa jovencita, la violinista Carla Marrero, en Cultural Cordón de Caja de Burgos. Una contraprogramación que priva de la posibilidad de disfrutar de ambas actividades. Cultura a cazos, mal planteada, mal difundida, mal tratada... Mientras tanto, a la misma hora, en el Salón Rojo unas cuantas personas y algunos intelectuales recibían un caro informe de Perogrullo consultor sobre las fortalezas y debilidades de nuestra cultura ciudadana. Entre muchas otras, estas perlas (adviértase el nombre latino de Huesca, que nos achacan los del marketing, las faltas de ortografía también se cobran):
-"La ciudad de Burgos tiene una gran dificultad para venderse bien. El marketing de ciudad es un elemento muy débil, la promoción es básica y no se invierte en ella".
-"Existe un amplio consenso entre los burgaleses de que la imagen y percepción de Burgos en el exterior es bastante negativa, ya que se la identifica como una ciudad conservadora, osca , fría, de trato difícil, no se va como una ciudad acogedora ni amable".
-"Los burgaleses consideran que tienen una personalidad asociada a connotaciones como las de pesimista, victimista y de baja autoestima".
El informe, que sale a una pasta, lo ha elaborado la emnpresa Kreanta, creo que es una consultora catalana.

São dijo...

Menos de meia sala?! Que lástima! Pena, pois em Portugal é igual...
Cuida de ti, meu amigo, não deixes esgotar-te.
Bom fim de semana.

Anónimo dijo...

Se nota que estás cansado, solo contestas a los comentarios de uno en uno el día que toca Quijote.
Cuídate, y no seas tan duro contigo mísmo. Un beso Isabel.

Gabiprog dijo...

Muchas veces puede parecer que aforo y calidad están en riña, si bien las causas suelen ser otras. Difusión, modas e incluso compadreo a veces son factores más importantes que las cualidades del concierto o espectáculo.

MAMEN... dijo...

Pedro, tómate tu tiempo, lo importante es disfrutar¡¡¡;)

TE DEJO UN BESOOO DE SÁBADO Y DESEO QUE TENGAS UN BUEN FINDEE GUAPOOO¡¡¡

Selma dijo...

Perdona Pedro, pero Zacharias ahora es el que menos me importa, lo que deseo fervientemente, al igual que los que me preceden es verte con ánimos, todos...

Un achuchón de los grandes y un beso muy cariñoso, Pedro...

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

No creo que el estado de ánimo tenga que ver con la edad, sino a como te tomes lo que tenga que venir...yo no soy muy de escuchar música clásica...prefiero asistir en directo a algún concierto...saludos

Antonio Aguilera dijo...

DIARIO CÒRDOBA:
En portada, abajo esquina derecha, podemos leer que la ASTENIA PRIMAVERAL afecta al 2% de la población espagnola.
Los síntomas son los mismos que aquejan a P.O.E.(no confundir con Poe, Edgar Allan): cansancio, somnolencia, "desmotivación vital"(ésto tiene que ser chungo, no creo que sea ganas de morirse).

Está causado por la inadapatación del cuerpo al tránsito de invierno a verano; o sea la prima Vera.

Remedios:
Alimentación equilibrada, no usar ni abusar del alcohol(AY! el tintillo del Duero), menos ejercicio mental y más físico (chungo me lo pone), de 6 a 8 horas de sueño sueño, no duermevela.

Y ya se pasará poquito a poco. Llegará el verano y nos iremos a Marbella a tomar el solecito.

Espero te sea de alguna ayuda esta noticia.
Ya sé que: mal de muchos consuelo de tontos. Éso no consuela saberlo, claro.

Buenas tardes amigo.

SAUVIGNONA dijo...

pues te dire que s ahya dias en uno no se encuentra la nariz ni a palos..pero luego llega el acomodo aunque sea corto...y luego uno ande pero que papa noel en carnaval.. pues espero que te sonrias...
otra cosa...lo del concierto de piano te envidio....por supuesto una envidia sana..
besines mi pedro!!
:)

elena clásica dijo...

14 de abril: fecha de extrañamiento, recuerdos no vividos, quizás ilusiones derrotadas, quizás...

Y el piano,los autores mencionados, Herr Zacharias del que nos hablas, la emoción que transmiten tus palabras mientras tú te piensas desvaído, la verdad te encuentro lleno de magia...

Un besito.

Silvia_D dijo...

Con tanto consejo o te curamos o te matamos del todo!!!

Estas a falta de mimitos o de cuatro buenos bocaos jajajajaa. Pégate un par de marchas locas, verás como te pones como nuevo.

A ver cuándo sacas al vampiro que llevas dentro, aupaaaa!!

Mordiscos y besos, pequeño, te quiero un montón!!!!

Carla dijo...

Los Kapasulinos: Lisandro, Noelia, Iván, Carla, Susana y Pancho te dejamos un regalo en nuestro blog, pasa a buscarlo en la entrada: “Llegamos a las 10.000!!!”.

aecagh dijo...

Dormir en el concierto... Hace bueno, la silla es cómoda, hay música. Pero seguro que hubo frustración después por caer. En todo caso, bromas aparte, todo un lujo.

impersonem dijo...

El regreso a los quehaceres produce esas sensaciones....

Saludos.