martes, 10 de marzo de 2009

Vida tapiada


Quizá la vida no sea más que eso: la opción de tapiarla o derribar los muros que nos impiden verla cada día.

46 comentarios:

tejedora dijo...

Buena reflexión, Pedro, aunque me inclino más por la segunda opción. Soy poco por no decir nada de “tapiar”.

Un abrazo.

fernando dijo...

Pues debemos luchar para derribar todos los muros y tapia que nos impiden vivir. Un abrazo.

Selma dijo...

O colocar unos trampantojos de los que tanto nos gustan a tí y a mí, de esos de quita y pon, mientras se derriba este muro...

Un beso, Pedro... Primaveral ya, al tocar estamos.

Mafi dijo...

dependerá del día... aunque casi siempre nuestras alienaciones ganan. :|

Myr dijo...

Derribando, pues!

Myr dijo...

Y por que solo verla? tambien podemos vivirla.... vivirla plenamente!

Hernando dijo...

Mucha gente nace con una venda en los ojos y pocas veces se la quita en vida. Levantamos muros en las fronteras y otros en el interior caen,pasa el tiempo y seguimos levantando muros, el último hace poco en dónde todos sabemos. Qué bonito sería ser águila y atravesar fronterar, ríos, mares y océanos sin que hubiera una tapia que lo impediera. Escuchemos "The Wall" de Pink Floid y dejemos volar la imaginación.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Eso de "tapiar" no suena bien, no. Mejor digamos que hay ciertos días que no queremos ver lo que ocurre a nuestro alrededor y simplemente lo intentamos tapar con una simple cortina.
Muacksssss.

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

La vida es como un ensayo como construir y deconstruir permanentemente no creo que exista quien vive solo de un lado o del otro . Un beso

impersonem dijo...

Aislamiento o expansión... difícil decisión... libre decisión... allá cada cual.

Saludos.

MAMEN... dijo...

No me gustan los muros, porque no dejan ver lo que hay detrás¡¡¡

MIL Y UN BESOOOSSSS GUAPOOOOO¡¡¡

María dijo...

Me pasa como a Mamen, no me gustan los muros, porque me impiden seguir caminando, es un obstáculo que me perturba y me molesta mucho tener algo delante y que no me deje seguir el camino.

Un beso.

Cornelivs dijo...

Derribemos todos los muros.

Un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Lo de derribar muros me suena a libertad.... pero lo otro me suena a proteccíón... sin libertad no hay protección.saludos

REIKIJAI dijo...

Pedro;los muros lamentablemente aíslan y dividen.Así que derribar todo muro;Me gusta mirar a las personas a los ojos miemtras hablo y observar un cielo diafano.Te dejo Un beso.Silvi.

BIPOLAR dijo...

Algunos se caen solos :D

Bea dijo...

Mejor derribemos muros, y dejemos que el horizonte se pierda más allá de la línea del cielo.

Fernando Portillo dijo...

A veces la vida es tan oscura y está tan llena de escombros que te da igual que tiren la puta tapia o que la levanten porque no la veas a ver de ninguna manera. Casi mejor que esté para poder escribir en ella con un trozo de yeso que todo es una mierda y para que los borrachos tengan donde mear.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué muro más feo! Y el edificio de atrás, horrible. Veo bastante óxido... ¡Vuelve a las fotos de los almendros! Por cierto, ¿qué tal va tu ciruelo? El que teneis en la universidad... Hace tiempo que no nos has puesto una foto para ver su desarrollo.
Referente a tu alegoría sobre derribar muros para ver la vida ¡qué te voy a contar yo! Besotes, M.

tequila dijo...

Buenas:

El problema es que ambas cosas requieren de un gran esfuerzo y no siempre el ánimo ayuda.

Su entrada: Genial!!!

Besos

Gabiprog dijo...

El número de puertas que se construyan en cada tapia también cuenta...
Y el horario en que las dejamos abiertas...

Esther dijo...

Yo creo que tapiamos lo que no queremos ver de la vida y el resto lo dejamos al descubierto. Como los malos recuerdos que ponemos un muro delante para no recordarlos..

besos

XuanRata dijo...

Ayer mismo tomé la decisión. Pero no sé si demoler o desmontar, ¿tú qué me aconsejas?

Kety dijo...

No debían de existir
Leyendo los comentarios, me he acordado de una canción de Ana Belén "La muralla" que se abre y se cierra según quién sea.
Buen día

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Tenemos siempre una mirada clavada en la nuca...

Por cierto, ayer leyendo tu artículo sobre los secretos del teatro, nació algo que te he dejado en mi blog, espero que no te incomode.

Un abrazo
Marian

§♫*€lisa*♫§ dijo...

pedro

la vida tapiada a veces no es una opción sino una obligación poderosa...

un abracito de luz

marga dijo...

Algunas veces esa disyuntiva no existe y lo que nos queda es adaptarnos.
De todos modos y a modo de consuelo, las vistas panóramicas suelen impedirnos disfrutar del detalle pero ver la vida por un solo agujero nos hace más pobres.

Aldabra dijo...

vaya, ya se ha ocultado el rayo primaveral... pero no importa, así también me gusta lo que dices.

bicos de derribo.

Nome Andrés dijo...

De acuerdo. Unas veces se trata de levantarlos y otras de derribarlos. Aunque yo creo que suele haber más vida cuando se derriban. Un abrazo

SAUVIGNONA dijo...

la verdad? yo tengo muchas de esas tapias que no me dejan vivir...
besines pedro hermoso!
:)sau

Edgardo dijo...

Quizás amigo, uno solo se esconda detrás de muros por temor a salir lastimado si se sale afuera, quizás, tan solo la vida sea franquear murallas impuesta por otros (no tanto por uno) y salir afuera. Quizás nosotros estamos fuera y el mundo esta dentro, temiendo que alguna vez entremos.

Excelente reflexión y bella fotografía. Soy de los que buscan que no existan mas muros en la tierra, que no haya mas fronteras, que no haya mas encierros… libertad en contraposición a los muros (psicológicos, físicos, formales, estructurales).

Un abrazo amigo.

HologramaBlanco

Anónimo dijo...

Es verdad lo que dice Edgardo, a veces los muros te los levantan los demás y hay que ser muy fuerte para derribarlos. Besos isabel.

DianNa_ dijo...

Los saltaremos todos o buscaremos una escalera.Habrá que buscar la manera :)

No sé qué pasa que no tengo tiempo, ha encogido o me he vuelto muy lenta :)

Besos, niño

Francisco O. Campillo dijo...

Yo me apunto a derribar muros.

P.S. Recordando al Peral -ya le pongo mayúscula- no te preguntaré por "tu ciruelo" ¡Esta Merche sí que es la pera!
Lo siento, pero no he podido resistirme ;-)

São dijo...

Preciosa refléxion, querido Pedro!!
Besos.

Tormenta. dijo...

a derribarla !!!! un beso guapetón!.

Jan Puerta dijo...

Creo que las dos opciones son tan reales como verosímiles… aunque nos pese.
Un abrazo

pablo miguel simón dijo...

Me solidarizo con tu retrato de interior. El mío está que no se puede ni retratar...
Un saludo.

Ele Bergón dijo...

Sin duda la vida es una opciòn, pero estamos tan entretenidos que no nos damos cuenta de ello.

pancho dijo...

Tenía que haber una segunda oportunidad: que los habitantes de los nichos salieran con la marra a romper las tapias que los esconden, constriñen y asfixian.

Carla dijo...

Hay que derribar esos muros! Porque la vida, mas alla de todos los problemas, puede ser maravillosa!

Pilar dijo...

Tapias, paredes, muros, murallas...
Levantarlas quiero
tirarlas
derribarlas...
Pero, muchas, muchas otras
las levanto
si no cómo puedo protegerme.
"Esa maldita pared que separa tu vida y la mía, esa maldita pared..." me ha venido a la cabeza esa melodía...
Lo peor son las que no se ven, y te pegas contra ellas, ¡¡¡ZAS!!! en toda la cara.
Un beso, Pedro.

jg riobò dijo...

En el fondo sólo nos dedicamos en nuestra vida a levantar muros y a demoler muy pocos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hola a todos: veo que somos partidarios de derribarlos. Echémos abajo, entre todos, esas tapias que nos separan y nos impiden la vida.

Erebus dijo...

Me ha recordado por un momento a la película "Mi Tio" de Jacques Tatí.
Recuerdo que en la ciudad en la que transcurre la película hay un muro derruido por el que pasa todo el mundo y que separa lo que Habermas llamaría "El mundo de la vida" del "sistema".

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

EREBUS: qué buena película ésa y qué poco se ve ahora.