sábado, 21 de marzo de 2009

Hacia el final de la Primera parte, otro regalo desde Argentina y noticias de nuestro Quijote


Siete capítulos nos quedan para terminar la Primera parte y Cervantes debe cerrar las tramas abiertas. Vimos cómo, desde que Dorotea convenciera a don Quijote para abandonar la penitencia en la sierra, el relato deshacía el camino para avanzar hacia su final. No lo olvidemos: tanto esta primera parte como la segunda son novelas de camino, de viaje de ida y vuelta, con todo el simbolismo que ello conlleva.

Pero como se nos había complicado la trama tanto desde las aventuras de la sierra, en algún momento debía ir concluyendo. Lo hemos visto en los capítulos comentados estas semanas: se cierra la historia de amores cruzados y la del cautivo, aunque su cierre trae otras engarzadas que ayudan a continuar el interés del lector y que no decaiga -lo que hubiera sucedido si no nos presentara novedades, aunque cuidando que no tengan mayor extensión que las que van concluyendo.

Porque ésta es una de las funciones de la historia de don Luis y la hija del oidor, por ejemplo: cuando creemos que nada nuevo podemos esperar, sorprendernos para que nuestra atención siga en alto. Habrá más sorpresas de aquí al final del relato.

Sin embargo, el hilo suelto más importante que debía cerrar era la condición de fuera de la ley en la que don Quijote se había situado tras atacar al barbero y liberar a los galeotes. Ya hemos visto cómo se burla la justicia en la venta: concluiremos este jueves con el asunto, que aun nos deparará algunos matices de interés.

¿Qué sentimos cuando comprobamos, físicamente, incluso, que un libro que nos ha atrapado está a punto de terminar, que las hojas que restan son pocas? Por un lado, la curiosidad por su final, por otro la melancolía de que se termine. No importa: siempre podemos recuperarlo dentro de un tiempo, cuando la memoria no recuerde más que las líneas generales. Es uno de los placeres de la lectura.

¿Había decidido ya Cervantes, a estas alturas de la novela, continuarla? No lo sabemos, pero la respuesta podría explicar el tono del final de la primera parte, en uno u otro sentido. Ya lo veremos.

Otro regalo desde Argentina



Silvia Zak, autora de varios blogs de interés y colaboradora en otros muy notables, como en el Manifiesto por la Solidaridad, me ha enviado una serie de fotos relacionadas con Cervantes y el Quijote, que iré publicando en varias de las entradas con las noticias semanales.

En ésta de hoy, nos remite la fachada del Teatro Nacional Cervantes, buena muestra de lo que pretendo ilustrar con esta antología de imágenes cervantinas. Un lugar emblemático para el teatro de Buenos Aires, ciudad que tanto y tan bien cuida el hecho teatral y que es la envidia par otras muchas por su amor por la cultura. Este edificio, además, está unido a la trayectoria de una de las grandes actrices, directoras de escena y empresarias de la historia escénica española: doña María Guerrero. ¡Gracias, querida Silvia!
Os animo a mandarme imágenes de este tipo o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la iconografía posible sobre Cervantes y el Quijote.
En cuanto a los autorretratos quijotescos, ya sabéis que volverán, así que podéis seguir mandándomelos, que no tardaré en publicarlos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.

Noticias de nuestro Quijote

Abejita de la Vega publica el comentario del capítulo 42, con una acertada pregunta final: ¿hay baciyelmos en la vida cotidiana? Yo pienso que sí, pero que no los reconocemos porque solemos ir con una sola mirada. Vía Ele Bergón, publica un texto de Sanchico, presumiendo de padre filólogo. Y, gracias a Kety, un poema adivinanza de Gloria Fuertes.

Javier G. Riobó, que, como sabéis, se ha echado encima la tarea difícil de ilustrar nuestra lectura a partir de las imágenes sacadas de escaparates, nos regala, en el comentario del capítulo XLV cuatro fotos con mirada acertada, pero os recomiendo las dos primeras: soberbias en oportunidad y juego.

Manuel Tuccitano ha escrito una soberbia entrada, indicando los elementos claves del capítulo de esta semana. Continúa también su información sobre los caballeros andantes y nos informa de cómo era la formación de los futuros caballeros. También nos recuerda un aspecto que puede estudiarse desde la sociología: los dos siglos anteriores a la escritura del Quijote son épocas llenas de caballeros andantes en Europa. Para pensar.

Pancho ha publicado su comentario al capítulo de esta semana, Un plebiscito, un acuerdo y un tumulto, en el que ha sabido dar las claves del dinamismo del texto y los movimientos de atención del narrador entre tantos personajes.

Antonio Aguilera, que ha decidido -y puede- hacer una trampilla y saltar del 42 al 45, comenta el capítulo de esta semana y señala, con gran acierto, la comicidad del texto, con la ayuda de citas de autores que se han acercado al Quijote desde esta perspectiva. Luego, nos hace de don Quijote un provocador gamberro, pero lo tendréis que leer. No os perdáis la imagen de Ojito que bien nos pone a todos peleados, hasta los pechos...
Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook,
aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada,
aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

23 comentarios:

DianNa_ dijo...

Me voy a poner con los que me faltan :) Qué tarde de playa más genial, Pedrito.

Ya pondré un par de fotos, a ver si el aire marino te cura :)

Besazos

Selma dijo...

Cierto es.... el afán por acabar un libro, por conocer el desenlace si es una novela, se mezcla con la melancolia por todo lo que se acaba...

Silvi nos ha dejado un edificio emblemático y "ad hoc" para la Acequia, para quien la lleva y sus fans!

Y todos estos Amigos enlazados, los iré abriendo uno a uno...

Besos, Pedro... ¡¡¡CUÍDATE!!!

Myr dijo...

Justamente por eso, siento que no me quiero apurar....

Gracias a Silvia y a ti por la foto del T. Cervantes! lindo volverlo a ver. Las veces que habre etado ahi dentro...en una de sus butacas!

Besos

REIKIJAI dijo...

Pedro… Selma… El teatro me apasiona… sus fantasmas me atraen… El Quijote, El Mió Cid y el Martin Fierro… fueron los libros que compartí en familia. A mi esposo…le gusta escuchar opera, a mis hijos les gusta mucho el teatro… a todos nos gusta la literatura y la historia… Gracias a uds. por este viaje en tiempo, una manera de volver a estar con los míos. Gracias. … Mir… El Cervantes esta hermoso… Buenos Aires, es hermosa... Tenes visitas guiadas… que concluyen con una obra. Todos los miércoles hasta el 11 de noviembre a las 14.00.


La visita de los Quijotes
Guión y dirección Tony Lestingi

Con Con Gabriel Fernández, Gustavo Ferreira, Cecilia Labourt y Agustina Villanueva.

Música: Pablo Bronzini

Asistente de dirección: Vanesa Campanini

Estreno: miércoles 25 de marzo

Y en el Opera se estreno “El Fantasma de la Opera” …la semana que viene voy con mi hija y amigas . Les dejo el link
http://www.elfantasmadelaopera.com.ar/ Besitos. Silvi.

Merche Pallarés dijo...

Leeré los enlaces luego con mas calma... Besotes, M.

Goathemala dijo...

Opinión enteramente personal pero nos acercamos a la segunda parte, para mí la cumbre máxima de la literatura de todos los tiempos. Si la primera ya es genial, la segunda coloca en el altar a Cervantes.

Veremos.

Visito enlaces, gracias y abrazos.

Antón de Muros dijo...

Tengo muy buenos recuerdos del Teatro Cervantes; yo también, como señala Myr, he estado en una de sus butacas.

Atesoro, por ejemplo, la tarde que recibí mi diploma de profe.

Gracias a Silvia por su aporte.

Saludos a todos.

Antón.

fernando dijo...

Vais a crear escuela. ESta lectura coletiva de "El Quijote" marcará un hito en la blogosfera. Un abrazo.

Myr dijo...

.... y por otro lado, quiero alcanzar al grupo....


Menudo dilema tengo!

Cornelivs dijo...

Asi es, querido Pedro; se acerca el final (de la 1ª Parte), y con ello, una sensación de nostalgia nos invade a todos.

por cierto, cada vez que paso por La Mancha (en mi post de hoy hago referencia a ello), y concretamente por Puerto Lapice, pienso invariablemente en el Quijote. Hasta casi me parece que lo veo a lo lejos!

Un abrazo...!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Seguro que por lo que ata Cervantes en este capítulo....ya tenía pensado continuarla, es como una "limpieza" de sangre...un abrazo

pancho dijo...

Lo más llamativo de este capítulo es el dinamismo que C imprime a la historia con el diálogo entre varios. Creo que es palpable un cambio en el ritmo narrativo de estos últimos capítulos: hay mucha más acción. Juega el autor con las dos visiones de la realidad de la gente de la venta: la de los que acompañaron a DQ desde Sierra Morena, que por lo tanto están al tanto del secreto de su locura y la de los recién llegados, que no saben nada de ella.

De modo que Fernando Fernán Gómez era nieto de María Guerrero. De casta le viene…

Señorial teatro, éste de Buenos Aires. Aquí más cerca, en Béjar, también hay uno con el mismo nombre, seguro que más humilde pero muy bien restaurado.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANNA: ya he visto las fotos, ya... Besos.

SELMA: es lo bueno de esta locura, el entrelazado de amigos. Besos.

MYR: te habrá traido, sin duda, buenos recuerdos. Besos.

REIKIJAI: me apunto la sugerencia de día, por si en algún momento voy a Buenos Aires. Y una obra quijotesca para el 25... qué envidia. Qué ciudad tan llena de cultura.

MERCHE: vale. Besos.

GOATHEMALA: hay gustos, ya sabes. La primera encajaba mejor en los gustos de la época y técnicamente era más complicada. La segunda, más moderna. Ambas magníficas, pero diferentes. Lo veremos. Un abrazo.

ANTÓN: vaya, veo que no hay ciudadanos de Buenos Aires que no tenga recuerdos dentro de ese edificio. Me alegro. Saludos.

FERNANDO: pues gracias. Un abrazo.

MYR: buen dilema, en efecto...

CORNELIVS: viaje en moto por paisaje cervantino... qué maravilla. Seguro que sí, que allí estaba. Un abrazo.

MANUEL: qué maravilla de atadura. Un abrazo.

PANCHO: en efecto, hay un ritmo narrativo obligado por el cierre, que se acentúa en los próximos capítulos y que anuncian que ya pensaba en otro formato, que será el de la Segunda parte.
¡Foto urgente del teatro de Béjar para nuestra antología!

Gracias a todos por vuestros comentarios. Un abrazo.

REIKIJAI dijo...

Pedro Si vienes a Buenos Aires,tienes mi casa,esrta cerca de todo.Y una amiga,que sera tu guia.Que de historiam sabe tanto como tu,en literatura. Aunque nos digan aburridos.te dejo un beso. Silvi.

REIKIJAI dijo...

Perdón Pedro que utilice tu espacio. Antón, no nací con Tutankamon...somos contemporáneos. Me puedes tratar de vos o de tu, lo dejo a tu elección. Nací en los 60, en San Isidro. Pcia. de Bs.As. Besitos. Silvi.

Antón de Muros dijo...

Perdoname, Silvia :-)
Ahora te trato de vos.

(Pedro perdón por utilizar tu espacio) ;-)

Saludos.

Antón.

Goathemala dijo...

Siempre me dio la impresión de que en la segunda parte los matices heroicos de los personajes podían sobre los cómicos. Por eso lo dije. Lo iremos viendo, gracias.

Kety dijo...

No hay porqué sentir nostalgia de llegar al "final". Quedan 74 capítulos de la segunda parte donde nuestro don Quijote razona, reflexiona... y es burlado por la alta sociedad, y descubrimos un Sancho con unas anécdotas dignas de leer.

Pedro, me alegro que estés mejor.

Mi felicitación una vez más a los comentaristas que son fabulosos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

REIKIJAI: mil gracias. Lo tendré en cuenta. Y que nos llamen aburridos. Besos y perdonada: La Acequia es un diálogo entre todos.

ANTÓN: perdonado, por supuesto.

GOATHEMALA: no siempre, pero la comicidad se usa de otra manera, en efecto, más moderna y menos tosca. Cervantes aprendió tanto al redactar la Primera parte que supo que la Segunda tenía que ser diferente. Buen aporte el tuyo.

KETY: todavía nos quedan muchas semanas de alegría, en efecto.

BIPOLAR dijo...

¡Qué cosas planteas!
¿Cómo se puede suponer si planeaba o no el final? Me sorprendes. ¿Tanto se puede averiguar de un escritor por su obra?...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: hay suficientes pistas. Y si no, siempre habrá un filólogo a mano para inventarlas...

Juan Luis G. dijo...

Este viaje de retorno se nota más melancólico. Desde que Don Quijote dejó la penitencia en Sierra Morena, parece una marioneta en manos de los que le quieren llevar de regreso.

Cada vez que termino un libro que me ha gustado sobremanera siempre digo: ¡Lástima que ya nunca pueda volver a leerlo por primera vez!

Saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JUAN LUIS: en efecto, es como si le hubieran atrapado para jusitificar su regreso.