lunes, 23 de febrero de 2009

Y toda la tristeza era ésta


Y toda la tristeza era ésta, condensada en un día de febrero, enlatada y vendida en un puesto de Carnaval, junto a pelucas imposibles, uñas maléficas y almendras garrapiñadas. ¿Alguna vez el Carnaval fue de verdad libre o sólo grotesca forma de evitar ser rebeldes a cara descubierta? Conozco bibliotecas de antropólogos que celebran la trasgresión de estos días, pero sé que nunca don Carnal dio lugar más que a charanga y dolor de estómago: el ratón pincha con un alfiler el pie del gigante y se cree menos esclavo. Pasea y medita lejos del ruido: se oye mejor la certeza.

48 comentarios:

María dijo...

No me gustan nada los carnavales, es una fiesta que paso totalmente de ella, pienso que para hacer el indio o tener una juerga no hace falta esperar un año, ya que se puede hacer cualquier día de la semana.

Un beso.

XuanRata dijo...

Pese a todo, hoy La Acequia viene disfrazada: lleva un manto de azul exagerado pero aún así la reconocemos. En el fondo. En el fondo lo que esperamos es que alguien nos reconozca sin reconocerlo.

Mamen dijo...

Mucha gente va siempre disfrazada, así que carnaval pueden ser todos los días del año¡¡¡;))

UN BESOOOOO¡¡¡

Jan Puerta dijo...

En un pequeño pueblo de la Alcarria de Cela, estuve hablando con un librero jubilado que guardaba como un tesoro una colección de mascaras de cartón. De esas que mi Padre me compraba y que una goma elástica ajustaba a mi cabeza. Al ver la del pirata, la del indio y la del vaquero, no pude dejar de pensar que todos hemos querido ser otro en cualquier momento de nuestra infancia. Ahora bien… de mayor debería bastarnos con nuestra realidad.
Hoy voy a seguir siendo yo mismo.
Un abrazo

blogochentaburgos dijo...

Ya llega Pedrooooooo, ya llega la Primavera añorada por ti. ¡no te preocupes por nada!

Nome Andrés dijo...

Sí, el disfraz es ese azul exagerado, dice Xuan. Pero aquí esa foto no es trasgresión grotesca, aquí siempre la fotografía ha tenido esa vertiente verdadera de trasgresión. Y por lo demás, que razón tienes, Pedro. Hoy he paseado por una ciudad en carnavales: me sentí tan distantes, que ni la imagen grotesca y acartonada de la decoración ni la de sus figurantes era creíble. Ni mucho menos rebelde. Según el poeta: a la calle que ya es hora de pasearnos a cuerpo. Más o menos, creo que dice. Un abrazo.

Myr dijo...

1- no me enganias, bajo la placida quietud del agua azul profundo, se esconde el monstruo de Ness...

2- Aun asi, David mato a Goliath. En el mundo de las probabilidades, todo es posible, sino preguntemoselo a DQ.

3- Se oye mejor.... la certeza o el silencio?

4- Me gusta el azul, tansmite paz.

5- Que la paz sea contigo.

Myr dijo...

.... contigo, en lo profundo.

Fernando Portillo dijo...

No has sido del todo preciso, Pedro: El ratón, con una máscara de gato, pincha con un alfiler de miga de pan el pie del gigante. Y eso le hace creer que no es esclavo. Los nudistas jamás celebramos el Carnaval: ¿dónde nos pondríamos la máscara? La verdadera gracia del Carnaval llega cuando ves que los demás se disfrazan de ti.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

fiestas paganas que de algún modo se siguen repitiendo por todos lados antes de la cuaresma,(institución impuesta) para enrielar a tanto salvaje que por allí deambula jajaja

un muakisito PROFE:)*

Fernando Portillo dijo...

Voy a darte una buena noticia para aliviar esa tristeza azul de gato que te aflige: Antiguamente, el 24 de febrero, o sea hoy, se celebraba la festividad de San Matías (actualmente se celebra el 14 de mayo). De aquellos tiempos queda un refrán que escuché a mi abuelo Desiderio y que dice así: "por San Matías se igualan las noches con los días". Un dato astronómico aproximativo pero muy interesante para quien espera la primavera —y su correspondiente equinoccio— con anhelo.

Incombustible dijo...

Y va a resultar que, mientras hay quien necesita enmascararse para ser rebelde, pinchando el pie del gigante; hay otros que se enmascaran de rebeldes, ocultando que son el juanete de dicho pie.

Y luego estamos los que nos ponemos la máscara optimista, diariamente, para ocultar la nostalgia que nubla la mirada...no por fingir, sino para evitar las preguntas que nos recuerden el porqué del tono azul...

Nada, Profe, no haga caso que a mí también el frío me sienta fatal.

Besos de colores, como anticipo de primavera

Merche Pallarés dijo...

¡Preciosa la foto! No soy nada carnavalera aunque me fascina ver las máscaras y fastuosos trajes del carnaval de Venecia. Muchos besotes querido Pedro, M.

Esther dijo...

En el carnaval la tristeza se pone la máscara de la alegría y cada uno pretende ser lo que no es mediante el disfraz. Yo no me he disfrazado, pero es porque por Valencia hay algo menos de costumbre que en otro sitios..besitos

Hernando dijo...

Me viene a la cabeza el duelo que mantienen Don Carnal y doña Cuaresma en el Libro Del Buen Amor del Arciprete de Hita, Don carnal lucha por la carne, el exceso, el libre albedrío, doña Cuaresma por todo lo contrario, creo que si hay que estar cuarenta días en ayuno de todo lo bueno que nos ofrece la naturaleza yo voto por éstos carnavales llenos de color, de disfraces de querer cambiar la idéntidad por unos días y a vivir que son dos días.

begoyrafa dijo...

Siempre es más profunda la tristeza en los días en los que parece que sólo hay felicidad a tu alrededor.
Un abrazo
Rafa

Gabiprog dijo...

Embarcarse en la algarabía era necesario si después navegabas por océanos de abstinencia y vigilancia. Ahora toca consultar el recibo de la hipoteca a fin de mes y elegir la mascara adecuada para cada día.

Saludossssss.

Mafi dijo...

Está amaneciendo ¿no? pues queda todo un día por delante, mira tú que suerte! puede haber tiempo para todo... :)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MARÍA: seamos libres cada día de enmascararnos o no. O, al menos, intentémoslo. Un beso.

XUANRATA: ay, el disfraz de azul, como ya sabes que en La Acequia las fotos no se procesan, lo puso la hora del día. (La foto tiene otro guiño: el edificio del fondo es la sede de las Consejerías de Eduación y Cultura, de la Junta de Castilla y León). También esperamos que alguien nos desconozca: ser anónimos en una época en la que parece imposible serlo.

MAMEN: disfraz sobre disfraz estos días... Un beso.

JAN: debería... ésa es la clave. Y si no, embarcarnos en lo que deseábamos, antes de que sea demasiado tarde para ser nosotros mismos. Un abrazo.

BLOGOCHENTA: deseo la primera foto de almendros burgaleses...

NOME ANDRÉS: como le he dicho a Xuan, el azul lo puso el momento. Yo sólo enfoqué y disparé. En efecto: es hora de echarnos a cuerpo a la calle. Un abrazo.

MYR: debajo de todas las aguas están siempre los monstruos: es su naturaleza. Quizá David no lo matara: Goliath pudo desear su propia muerte, quién sabe. Se oye mejor la certeza en silencio: es su ámbito.

FERNANDO: desnudémonos, entonces. Sigo contigo abajo.

ELISA: voy pensando que Cuaresma y Carnaval son impuestas... Un beso.

FERNANDO: Lo bueno de San Matías es que cumple lo de Reyes y era notorio en San Sebastián(Para Reyes, lo notan los bueyes; y para San Sebastián, el gañán). Que llegue pronto el equinoccio de primavera.

INCOMBUSTIBLE: mejor salir sin máscara, ni de optimista. Que refresque la cara el aire de las mañanas. Un beso.

MERCHE: ni en Venecia ya, querida Merche. Besos.

ESTHER: en realidad, hay muy poca costumbre, pero se aprovecha que se paga la fiesta... Besos.

HERNANDO: lo malo del refrán de a vivir que son dos días, es que es falso. Son cuatro, y los otros dos llenos de deudas...

RAFA: precisión exacta la que traes. Un abrazo.

GABIPROG: vamos de máscara en máscara. El verdadero Carnaval lo disfrutan otros. Saludos.

MAFI: pues a aprovecharlo, con o sin máscara.

Un abrazo a todos y gracias por vuestras palabras.

tejedora dijo...

Buena entrada, Pedro. No soy de disfrazarme, excepto cuando era pequeña y estaba en el colegio (por aquel entonces nos obligaban a los alumnos); no me gustaba que llegase ese día. Y por otro lado (aunque sea contradictorio), me gusta ver en televisión los carnavales de Cádiz. Me río mucho con las actuaciones de comparsas, coros, cuartetos y chirigotas.

Un abrazo.

Goathemala dijo...

Es tentador ser otro en un determinado momento. Saltarse las reglas y sentirse refugiado en el anonimato de una máscara.

Tentador y vacuo. Vía de escape.

Tiene su parte de exaltación vital y de transgresión pero también otra de sentirse menos esclavos. Pieza rebelada al sistema sin por ello hacerle peligrar. Es más, el carnaval se institucionaliza.

Abrazos.

Loc@ dijo...

Parece vanidad... y seguramente lo es, el caso es que aquí te/os dejo la página en que está una de las crónicas que hice de mi viaje a Chamonix en el año 2006, en la que menciono el tránsito por Colliure y su cementerio viejo.
Si no te/os apetece leerla no hay problema, ya sé que me extiendo en los detalles, disfruto reviviéndolos. Besos a ambos: Tuccitano y Ojeda PAQUITA

http://paqquita.blogspot.com/2006/08/crnicas-viajeras-ii.html

NOTA APARTE: la foto que has puesto en esta entrada es preciosa, sugerente, ¿de qué? aaaah! las palabras también.
Buen día, soleado día. PAQUITA

marga dijo...

No es problema del carnaval, temo, aunque sólo sirviera para que el ratón respirara más liviano media hora, ya compensaría.
La algarabía colectiva ahonda la tristeza del triste, la complicidad de las parejas en los parques: la soledad del sólo, las carcajadas frescas lanzadas al viento: la aflicción del afligido.

“Al teatro pasad de las verdades
que este el teatro es de las ficciones” El gran teatro del mundo.

Paco dijo...

No me gusta el Carnaval, tengo un sentido del ridiculo demasiado estricto, y no va conmigo... dicen soy un andaluz raro, sera por eso.

saludos Pedro

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Estos retratos interiores me dejan siempre flotando. El carnaval a veces dura todo el año...

Un abrazote
Marian

pablo miguel simón dijo...

Todo el año es carnaval, decía el Pobrecito Hablador que comúnmente admiramos. Pero no resulta muy divertido comprobarlo. Saludos.

Selma dijo...

... Puede que sí, que esta alegria , felicidad y transgresión sean pasajeras y obligadas.... Para que luego todo siga igual.. Con o sin disfraz...
Esta foto es preciosa... Por curiosidad y por no meter la pata ¿Es el Arlanzón? ¿El Pisuegra? O un estanque...

Un beso de casi Cuaresma ya...

Cornelivs dijo...

Yo tampoco soy muy "carnavalero" que digamos, amigo Pedro.

Y de acuerdo contigo: en el silencio se oyen mejor las certezas.

Un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

A las once de la noche me metì en la cama, no para dormir claro, esa noche leì teatro de Ionesco.
Cada vez me identifico màs con lo absurdo (yo no creé el mundo).
Luego, la parienta y los niños aparecieron a las 2 de la madrugada, lo pasaron bien en la fiesta. Me alegro.

Yo ya leía sobre Dostoyevski en un ensayo de Stefan Sweing.
El día siguiente hice lo mismo.....

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Pedro, a disfrutar. No hacen falta disfraces para pasárselo bien y tampoco hace falta que sea Carnaval para montar una fiesta con amigos, para eso, Carnaval puede ser todo el año.
Por cierto, a ver si te dedico en el blog una foto de los almendros cordobeses que están cargaditos; están preciosos; y como he leido tu respuesta a blogochenta diciendo que lo estás deseando, pués esta misma tarde me paro y les tomo una foto para que los veas.
Lo dicho, un besote.

Magui dijo...

Pior é quem usa fantasia o ano todo mas não sai no carnaval, dizendo que não gosta!

REIKIJAI dijo...

Pedro,el carnaval no es lo mio.No necesitamos de un día especial,la careta la tenemos puesta todo el año.Si te puedo contar la historia.Te dejo Un Beso.Silvi.

"Carnaval, es una palabra compuesta por los términos "carne" y "vale" que significa despedirse. Período de ayuno y preparación para la Pascua., época de relajación, antes de la Cuaresma, que comienza el día "Kathará Deftera". Las raíces de las tradiciones de Carnaval pueden rastrearse en la Antigüedad. Están relacionadas con las fiestas de adoración del dios Dionisio, en las que predominaba el entusiasmo, la alegría y las ganas de burla. Con la llegada del cristianismo, hubo elementos de la religión griega antigua que se combinaron en la conciencia y en las tradiciones del pueblo con el período anterior a la Cuaresma.. En actualidad, el Carnaval comienza cada año el Domingo del Fariseo y del Publicano y finaliza el Domingo del Perdón. Antiguamente marcaban el tono festivo los grupos de disfrazados que rondaban en la noche las calles cantando canciones obscenas y satíricas. Con el paso del tiempo, este tipo de celebraciones de Carnaval se fue perdiendo para dar paso a festejos organizados por comunidades locales y desfiles de Carnaval patrocinadas, con disfraces y carros alegóricos".

El Deme dijo...

El carnaval es una fiesta antigua, de cuando había cosas que eran pecado y te daban un día de licencia para poderlas hacer sin ser visto o identificado (meter mano a alguien). Hoy día, la democracia y la libertad nos permiten ser nosotros mismos con mucha facilidad y dar rienda suelta a nuestros instintos de una manera natural, sin máscaras.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

TEJEDORA: el ingenio es plausible. Cómo agradezco ser lo suficientemente mayor como para que en el colegio no existiera la obligación de disfrazarse. Yo lo hacía en mis juegos. Un abrazo.

GOATHEMALA: hoy el carnaval no es más que un parque temático turístico. Abrazos.

LOC@: Lo leeré con calma. Explico más arriba qué es la foto. Lo mismo te deseo.

MARGA: no sé. A mí sentirme así unos minutos me provocaría mayor decepción después. Quizá sea por mi tristeza. El mundo entero es carnaval, eso sí.

PACO: bueno, pues yo debo ser un castellano raro. A mí tampoco me gusta. Saludos.

MARIAN: a mí me parece que dura todo el año menos estos días. Un abrazo.

MIGUEL: eso es verdad. No resulta divertido. Saludos.

SELMA: Es una fuente, enfrente del Monasterio del Prado de Valladolid. Un beso.

CORNELIVS: mucho mejor, en efecto. Un abrazo.

ANTONIO: saliste ganando.

DESPLAZADOS: ¿ya han florecido allá? ¡¡Primavera!! Cómo necesito el sol, este año. Lo espero. Un beso.

MAGUI: al fin, que todo el año lo es.

REIKIJAI: Gracias por la explicación. Sin embargo, también las fiestas de Dionisios estaban dirigidas. El carnaval está más relacionado con el momento en que ha de consumirse la carne que, pasado el invierno, puede estropearse más fácilmente.

DEME: y a diario...

Anónimo dijo...

El carnaval de hoy en día no tiene la finalidad que tuvieron en otro tiempo. Hoy, como muchos comentais, es siempre carnaval. Y los días de carnaval no son más que un derroche sin otro fín que el turístico. Besos Isabel.

Isabel Huete dijo...

Pues a mí me encanta el Carnaval. Me gusta la fiesta en la que la gente se disfraza; me da igual que el disfraz luego perdure todo el año. Es divertido, frívolo y ambiguo.
Antes me disfrazaba, incluso me hacía los disfraces, y si no lo hago ahora es por pereza.
¿Por qué no disfrutar de lo poco serio también? Forma parte de la vida.

Las luces de esa foto son estupendas: que te iluminen en esa tristeza que guardas.

Un beso mu grande.

Aldabra dijo...

ahora lo acabo de ver, Pedro... he leído varias veces este texto sin acabar de comprender... tú eres el ratón y el gigante es la soledad... ¿a qué lo adiviné?... bueno, tal vez no, pero ¿a qué es una buena explicación?

biquiños,

preciosa imagen... tan azul.

Kety dijo...

Momento idóneo para explayar sentimientos, sueños, represiones, tras una careta. Que a cara descubierta muchos no harían. En definitiva, como bien dices pinchar el pie del gigante y seguir siendo esclavo al finalizar la función.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ISABEL: el Carnaval de hoy no tiene más sentido que la diversión sin más. Insuficiente. Besos.

ISABEL HUETE: en efecto, pero a mí me parece insuficiente y falso. Siempre me ha dejado a medias... Un beso.

ALDABRA: quizá sólo sea el ratón del ratón... Besos.

KETY: deberíamos pretender algo más. Un abrazo.

Loc@ dijo...

Yo... yo pinché en el apartado de comentarios de la siguiente "entrada", nada, después en este y sigue sin aparecer y cuando me salgo aburrida... va y aparece uno tras otro de corrido, con lo que el que ha quedado en pantalla ha sido el actual, o séase este. Me he explicado bien? Se me entiende? Y... de qué quería hablar yo? qué iba a decir? Ah, sí, del polvo del camino. Éste es inherente al viaje, si no se quieren molestias... es que no te gusta viajar, acercarte, ver, preguntar, indagar...
Ya me despido, que tienes mucho que leer y yo me enrrollo.
Besos. PAQUITA
En el ideario de la II república estaba... regar cerebros ¿qué te recuerda? ¿coincidencia? Nooo!!!

Antonio Aguilera dijo...

Pedro, en una respuesta mencionaste de tu natural tristeza.

Pero recuerda el dicho: " No siempre estoy triste, a veces no pienso".

Pero estamos todo el dìa "cavilando", què le vamos a hacer: ¡Cest la vie!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

LOC@: No sé bien qué pasa, pero últimamente blogger está dando estos problemas. Gracias por seguir insistiendo, a pesar de ello.
Reguemos cerebros.

ANTONIO: así somos, así somos.

jg riobò dijo...

Buen sitio, azul, para alejarse del ruido y oir la certeza.
Que cansino la juerga.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: A ti te basta con cruzar el puente...

impersonem dijo...

Pedro, he estado ausente por cuestiones de salud familiar y voy un poco atrasado en la lectura de tus entradas, esta me parece magnífica, como todas las que haces, y la pregunta que lanzas contiene implícita una reflexión que comparto ("sólo grotesca forma de evitar ser rebeldes a cara descubierta").

saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

IMPERSONEM: espero que todo se haya resuelto bien. Saludos.

BIPOLAR dijo...

Una tristeza espectacular, tan dulce...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: no hay nada como esa tristeza.