martes, 10 de febrero de 2009

Hijos de la ira


En efecto, Dámaso, no somos más que hijos de la ira, con algunos ramalazos de buen comportamiento.

34 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Yo añadiría somos la ira producto del inconformismo...Damaso se adelantó con su obra a su tiempo... no soy muy amante de la poesía pero recuerdo que escribía sobre los problemas que agobian al hombre... y la ira es la respuesta al atosigamiento...saludos

XuanRata dijo...

¿Nos concederán el tercer grado por ese buen comportamiento? ¿Podremos volver a dormir a nuestra casa, o a lo que quede de ella?
Fantástica esta foto-grito, con los railes hacia arriba. Pero el camino no es por ahí. Más bien en sentido contrario.

Mamen dijo...

Estoy de acuerdo,al final el sentirse axfisiado, presionado, estresado, hace que nos rebelemos de una forma, a veces, desorbitada¡¡;)

TE DEJO BESOOOOSS GUAPOOOO¡¡¡

Edgardo dijo...

No somos mas que sombras naufragando sobre la tierra, no somos más que hijos de la ira, maquillando nuestra forma de ser, con trajes, con modales y buenas costumbres.

No hay contrato social que pueda evitar lo que escondemos dentro nuestro.

Bella fotografía.

Un abrazo fraterno.

HologramaBlanco

María dijo...

¿En qué lugar se puede guardar la ira cuando existe presión y agobio? ¿se debe guardar muy adentro? ¿o acaso, se debe exteriorizarla golpeando a los cojines?

Un beso.

Jan Puerta dijo...

Antaño, los actos de ira, terminaban clamados al cielo cuando nada de lo que sucedía tenia una explicación lógica. Hoy en día, esa justificación es tan banal como venial nuestros pecados.
Un abrazo

Adu dijo...

He vuelto. Y te remito a este blog:

http://arquitecturayurbanismo.blogspot.com

(Más que hijos de la ira somos hijos de la desidia, de la galvana y del "laissez faire", creo yo).
BBN.

Mafi dijo...

No! somos hijos del amor y de la pasión querido Dámaso, el caso es que cuando se nos acaba nos enfadamos porque el deseo por si sólo es una vela encendida que dura poco. El puzzle se completa con paciencia, humildad, generosidad... no se lleva ser blandito men!!!.

impersonem dijo...

Esa ira que, ante la realidad que nos circunda, que nos exprime, y que no entendemos, se lanza hacia arriba esperando respuestas.Por los siglos de los siglos, pero nadie contesta.

Saludos.

Cornelivs dijo...

...y, quizás, tambien nietos de la desilusión. Saludos.

REIKIJAI dijo...

..Perdido de mi mismo, ausente de mi mismo, lejano de mi mismo"
¡Que horrible viaje,que pesadilla sin retorno!a cada instante mi vida cruza un rió,un nuevo inmenso rió que se vierte en la desnuda eternidad.Yo mismo de mi mismo soy barquero y a cada instante mi barquero es otro.Te dejo Un Beso.Silvi.

Isabel Huete dijo...

Soy hija de la ira pero intento amputarme ese gen despiadado. No lo quiero para mí ni para nadie.
Constatar su existencia no es un consuelo si no es para derrotarlo.
Besitos.

Merche Pallarés dijo...

Curiosa la foto... Sí, somos hijos de la ira especialmente por lo que dices (y dicen los comentaristas) en tu post anterior. Eso tiene mucho que ver con que lo seamos por lo menos en mi caso. Besotes, M.

Hernando dijo...

Parece ser que el momento actual sea el de los hijos de la ira, pero al tratarse de un momento agitado, ahora ya no somos hijos de la ira sino nietos de la ira, y nacen para intentar resurgir de las cenizas y de los escombros, creando un mundo más habitable y feliz.
Pedro nos estás proponiendo una auténtica revolución?
Yo me uno a tí y seré tu auténtico compañero. Seré tú Alvar Fáñez.
Pero no olvides que ellos tienen un arma de destrucción total que es el poder económico.

Goathemala dijo...

De la necesidad y de la situación. Hijos de muchas circunstancias. A tal grado es moldeable el alma humana.

--
Saludos, Goathe.

Pilar dijo...

Pues, sí, yo a veces me sorprendo con una mala leche, unos arranques...sobre todo, tengo que confesar que quien más me hace sentirme así es mi hija adolescente...ay qué le voy a hacer...
También somos hijos de la luna, del sol y de las estrellas, y del amor, ¡coño! a veces somos hijos del buen comportamiento con ramalazos de ira, ¿se puede interpretar así, Pedro?

Antonio Aguilera dijo...

Hijos de la ira:
posteriormente tambièn,hijos del agobio y del dolor......que cantara el grupo de Rock andaluz, Triana.
Con los tres calificativos estamos perfectamente definidos.

Pregunto: ¿llegò por ahì la pata de un gallino de afilado espolòn ?.

Revulsivos saludos

marga dijo...

La ira es, a mi juicio, inútil. Entraña en su misma definición actitudes arrebatadas, violentas y descontroladas..
La ira es un viento que nos levanta las faldas de lo humano y deja entrever nuestro sustrato animal.
Un ataque de ira, visto desde fuera, mueve a la risa, la verdad. Menos divertido resulta cuando el que pierde el control es uno mismo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

La ira de nuestras ciudades es un reflejo fiel de nuestros paisajes internos.. mal que nos pese.

Un abrazo
Marian

Foto historia dijo...

A ver si lo he entendido, con el mayor de los respetos:
veo un silogismo y mi conclusión es que follamos con la mayor de las pasiones casi rayana en la violencia no? Bueno, me refiero a los padres de los hijos de la ira.
Y en todo caso la ira solo seria la madre, quien seria el padre

PD la foto invita a volar , bueno a saltar al menos...
saludos brujos
el sarcasmo es consecuencia de la desidia mil disculpas

Selma dijo...

Esta foto me deja una duda... la amenaza viene desde abajo o desde este cielo amenazador...

Filii irae versus dies irae, controlemos esta ira no lleva a nada bueno...

Besos serenos, muy serenos, Pedro...

fernando dijo...

no tanto, no tanto, seamos un poco más optimistas. Un abrazo.

Francisco O. Campillo dijo...

Somos dueños del futuro

Ele Bergón dijo...

Creo que afortunadamente la época del tremendismo en España ha pasado, por eso prefiero ser la hija de la libertad y sin ira.

Un abrazo.

Luz

jg riobò dijo...

Escalera a la destrucción la ira se apoderó de nosotros.

DianNa_ dijo...

La ira destruye. La ira educada es pura hipocresía, alma fría, mente fría.
Yo no me siento su hija, nací por generación espontanea, se me dan mejor los cabreos :)

Besitos, niño.

Nacho Carreras dijo...

Así somos.
Saludos.

Nome Andrés dijo...

Somos más complejos que todo eso. Faltan muchas líneas de fuga. Excelente foto.

Anónimo dijo...

La vida como amargo viaje, sin destino, en soledad. Viaje sin esperanza, en un tren sin maquinista, vacío. Tren, símbolo del abismo, del caminar del hombre hacia el fin. España, país de más de 44 millones de cadáveres (según las últimas estadísticas). Con once en camisola roja, sin soledad, con timonel, que da gusto ver batallar, esta vez sí, sin naufragar. pancho

Gabiprog dijo...

Aunque mejor no rectificar cuando se ejerce de buena persona!

:)

Aldabra dijo...

¡que triste pensar eso, Pedro! me niego a creerlo así... aunque quizá tengas razón.

bicos,

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No he podido comentaros a tiempo. Lo hago ahora a todos, en grupo, y os agradezco vuestros comentarios. Sé que hay que ser optimistas y pensar en que todo va mejor, pero... cómo atrapa tanta ira como se ve en los ojos de tantos...

BIPOLAR dijo...

Es una guillotina. Su hoja ha caído ya.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: hace tiempo.