viernes, 9 de enero de 2009

Nuestros fracasos


La historia del ser humano, vista desde su fracaso presente, asemeja el portal de una casa en ruinas, destinada a la piqueta.

35 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

No se si será por el ansiade poder...o por el aburrimiento que produce el mismo poder...tranquilo fin de semana

María dijo...

Con la diferencia de que los fracasos humanos ayudan a hacernos crecer como personas, y en cambio, una casa en ruinas sirve sólo para derribarla.

Un beso.

J.R.Justo dijo...

No todo son fracasos Pedro, no todo. Podemos hacer lo más bajo, pero también lo más grande.

Mira a tu alrededor

la inkilina dijo...

Los fracasos

Se aprende mas de ellos que de los éxitos...aprendamos pues...;)
Un café??

Cecilia Alameda Sol dijo...

¿No convendría conservar el resplandor de los días (azulejos) brillantes?

§♫*€lisa*♫§ dijo...

lo bueno de los fracasos es que se puede recomenzar ; aunque a veces se nos pase la vida entera intentando levantar la cabeza...

muakis de lunita profe
que tenga un bello fin de semanita

DianNa_ dijo...

Hoy todo me hace sentir frío, mucho frío

Besos, niño.

Gabiprog dijo...

En cuestión de fracasos hace ya mucho que inventamos la maquina del tiempo... También perdimos su manual de instrucciones...

nieve(s) en romA dijo...

El fracaso no está, se fue por la puerta, y sólo (sólo?) queda un campo sembrado (bueno... en la foto no se ve, pero estar, está).

SELMA dijo...

Hoy, ahora, esta puerta estos cristales rotos y la palabra fracaso me recuerdan tantas vidas rotas ... lejos de aquí pero cerca en el corazón...

Hoy y a esta hora de la noche...

Un beso cariñoso, Pedro.

Cornelivs dijo...

Creo en el ser humano, Pedro. Aunque aparentemente no haya motivos, aunque todo parezca destinado a la piqueta, como bien dices, pero creo en el ser humano.

Pienso que en el fondo todos creemos en el ser humano. Tengamos fe en las personas. La historia de la humanidad...tiene muchas sombras, pero tambien muchas luces.

Yo, sinceramente, creo que merece la pena.

Te mando un fuerte abrazo.

Isabel Huete dijo...

La historia del ser humano, desgraciadamente, ha sido igual siempre, la diferencia es que hoy estamos más informados y es imposible eludir el espanto. Nos persigue allá donde vallamos y hagamos lo que hagamos.
Pero, como dice Cornelivs, también tiene muchas luces, mucha grandeza. La diferencia es que ésta vende menos que los desastres y hay que hacer un esfuerzo ímprobo por descubrirla, pero existe a borbotones. Deberíamos mirar más allá de lo que nos muestran los que sólo quieren que veamos el lado oscuro de la moneda. No nos dejemos manipular y aprendamos a ver la luz donde la hay.
Un beso grandote.

Capazorros dijo...

Pues se mete la piqueta y se vuelve a construir.
Un saludo.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro.
Creo que la mejor imagen del mundo, de momento, es la que nos ofrece una mirada sabia, detras de la inmensa red de datos que esta a nuestra disposicion en la literatura historica o de todo tipo, una mirada imparcial que comparte.
Por otra parte, pienso y observo, muy cercano a tus visiones, las miserias del ser humano han de ser aireadas, no nos han de causar mas que interes y voluntad de restaurarlas, de los errores se debiera de aprender.
La obcecacion en el ideal, nos lleva siempre a la ruina, si se olvida lo comun.
La belleza estetica junto con el respeto, dan alegria, mientras tengamos sentido de la comunidad, es el primer paso para la convivencia.
Cierto es que mucho, muchisimo mundo, alberga ideas y gestos que estan para la piqueta, acercandose al Sur, nos encontramos de morros con el feo asunto. Como apunta el amigo CORNELIVS, tambien creo en el personal comprometido en mejorar con amplio sentido comun esas ruinas.
En mi humilde analisis, lo COMUN,
significa que las ideas y los gestos no han de estar al servicio de una ideologia que someta en aras de un beneficio particular.
Toda una utopia.je.
No obstante no desespero.
Saludos.
Jesus

Merche Pallarés dijo...

Esa casa me ha hecho recordar a los pobres palestinos en Gaza... Besotes, M.

Juan Luis G. dijo...

Ya, pero da una pereza tremenda volver a llenar la casa de albañiles con todo lo que molestan... y lo que cobran.

Un abrazo.

CARMEN--- dijo...

A qué llamamos fracaso???. Una casa vieja sólo es eso vieja, se tira y se hace de nuevo.EL ser no fracasa, solo aprende,,, aunque a veces le cuesta.

Besotes

Francisco O. Campillo dijo...

Sólo una nota de optimismo.

Tal vez sigamos cometiendo los mismos errores... pero hoy somos conscientes de ello y algunos lo denuncian. Creo que es el primer paso para encontrar soluciones justas a nuestros conflictos.

Javier Illán dijo...

Yo estoy que a ver si se acaba un poco esto de la crisis y me saneo un poco el humbral, je je


Un saludo, Paz

Pedro Escudero dijo...

Debo de ser un eterno optimista, porque en el portal (echo una porquería eso sí) veo enormes posibilidades con una buena obra...


Un saludo,

Pedro.

Isaac González Toribio dijo...

No olvides que, a veces, los fracasos son los cimientos de un nuevo hogar. Más sólido y luminoso. Un fuerte abrazo

Óliver S. G. dijo...

Opiniones para todos los gustos. Pedro, nos has conseguido arrancar a todos y sacar lo que llevamos dentro. Con una foto y un par de líneas.

Cojonudo

Un saludo

Nome Andrés dijo...

De fracaso en fracaso hasta... Jo pela: estamos obligados a hacer lo posible porque esto cambie. Un saludo

txoni3 dijo...

Bueno a mi esos portalones viejos y polvorientos me recuerdan a las casas en las que viví cuando era más joven, casas llenas de magia y de calor que transformabamos con un pincel lleno de colores al ritmo de la música y con la ayuda de la maga de Rayuela que encontraba auténticos tesoros en los contenedores de la ciudad. Yo adoro las casas viejas y esa tiene unos azulejos preciosos. Las cosas, como las personas, cuando son buenas ganan con los años y la piqueta solo interesa a los expeculadores. Besicos y ánimo Pedro, llegarán tiempos mejores, que tengan claro que lucharemos por ellos. Esto de Gaza nos tiene a tod@s hundid@s.

Jan Puerta dijo...

Será que estamos predestinados a ello. Voy a ver que me dice mi tarotista preferida.
No obstante, me gustaría tener una casa con una puerta como la dejas entrever en tu fotografía.
Un abrazo

Kety dijo...

Tras los cristales rotos de ventanas viejas,
se encuentran paredes con rincones vacíos.
Dónde hubo historia, dónde hubo vida.
Anidan los pájaros, construyen sus nidos.
Hasta la soledad huye ante tanta miseria.
Poco a poco los cristales caen a trozos,
Como los que marcharon quienes allí vivían.
Y nadie reconstruye esos trozos de vidrio
el alma que fue, y que existió en su día.

Kety
"Reflexiones"

Un abrazo

A veces nos obsesionamos en mirar hacia adelante y nos olvidamos del pasado.

Antonio Aguilera dijo...

La vieja casa renacerà de sus cenizas, cual Ave Fènix.
!Posiblemente serà carne de la especulaciòn!.

En cuanto a tu exhaustivo comentario al Cap. XXXV de D. Ovijote ( es difícil elejir un trozo de entre la tarta ), destaco la habilidad de Cervantes para alternar a cada paso lo cómico, con lo trágico etc, conservando la coherencia y la intriga. El interés del lector no decrece, al contrario, está espectante.

Destaco igualmente tu siguiente fragmento:
"Es curiosa la insistencia de Cervantes, en su narrativa, presentándonos personajes que interpretan el mundo a partir de la extravagancia de su locura o carácter. La realidad, por supuesto, terminará imponiéndose pero no sin quedar afectada y evidenciada".

¿Sabía ya, en aquellos tiempos, el amigo Cervantes, de la necesidad que tenemos los humanos de nutrirnos de los sueños para vivir, para sobrevivir?.

Seamos como niños, soñemos, y sobre todo "vivamos sin ideología".
Solamente practiquemos la bondad.

Tal vez en este asunto también fue precursor D.Miguel, no sólo de establecer los principios de la futura Ley Seca.

Saludos revulsivos y laterales

blogochentaburgos dijo...

Y la piqueta somos nosotros mismos

Nacho Carreras dijo...

Nuestros fracasos nos convierten en lo que somos... No siempre ruinas.
Saludos.

Mamen dijo...

Nunca hay que sentirse fracasado, hay que levantarse y tocar alto¡¡;)

TE DEJO UN BESO AMIGO PEDROOOO¡¡

jg riobò dijo...

Sólo queda llamar al trapero y venderlo al peso.
Preciosa foto.

Anónimo dijo...

Ojalá el ser humano hubiera tenido la solidez y firmeza que aparenta este portal, con puertas de las de antes y azulejos de inspiración portuguesa. Si no nos hubiéramos dejado embaucar por tantas ideologías, religiones y radicalismos que sólo conducen a encabritar el monstruo que llevamos dentro, provocando el enfrentamiento y el dolor de la gente, ahora no estaríamos todos pidiendo que pare la tragedia de unos pueblos enfrentados. Es un contrasentido que todo se quiera arreglar con destrucción. Sólo por el portal que nos muestras, esta casa merece su conservación. pancho

BIPOLAR dijo...

y eso que todavía conserva encanto en sus azulejos todavía inmaculados...

Aldabra dijo...

me encanta la foto por ese trozo justo que queda en blanco, como velado... lo primero que imaginé al mirarla fue como si viera un libro... un efecto curioso... una hoja que está a punto de quedar fuera del alcance porque va a entrar otra en acción... ¿será efecto de haber leído tu propuesta de Territorio Bilbao?... pudiera ser...

si algo está en ruinas, lo mejor, indudablemente es derribarlo y construir algo nuevo... y cuantas menos nostalgias, mejor...

y a ilusionarse otra vez...

biquiños,

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: o lo llevamos en los genes...

MARÍA: quizá los fracasos individuales y quizá sólo a algunos. Nosotros somos la casa en ruinas... Un beso.

J.R.JUSTO: pero el balance, querido amigo, es desolador... y bien que miro, pero el peso se decanta siempre hacia el mismo lado.

INKILINA: en efecto. Deberíamos hacerlo.

CECILIA: ojalá fueran más para que inclinaran el balance.

ELISA: intentémoslo siempre, entonces. Besos.

DIANNA: frío, sobre todo por dentro. Besos.

GABIPROG: nunca lo leímos...

NIEVE: lo buscaré mejor, entonces.

SELMA: era una de las cosas que tenía en la cabeza al redactar el texto. Besos.

CORNELIVS: yo también, pero se empeña en llevarme la contraria, querido amigo. Un abrazo.

ISABEL HUETE: en efecto, pero así estamos hoy, en medio de la luz, con guerra y hambrunas y enfermedades... Un beso.

CAPAZORROS:... pero que nos lo hagan otro, no sea que cometamos los mismos errores. Un saludo.

JESÚS: comprometámonos más, entonces, para que no nos obliguen a derribar la casa. Yo estoy dispuesto. Saludos.

MERCHE: lo pensé al hacer la entrada. Besos.

JUAN LUIS: así vamos: comidos por los chapuceros que metimos en casa. Un abrazo.

CARMEN: pues hemos aprendido mal si hemos llegado a esta parte de la Historia. Ojalá corrijamos. Besos.

FRANCISCO: sigamos denunciando, hasta que nos hagan caso.

JAVIER ILLÁN: ay, que después de ésta vendrá otra...

PEDRO: ¡manos a la obra, entonces!

ISAAC: hagámoslo sólido, mucho, para que no se nos vuelva a caer. Un abrazo.

ÓLIVER: me alegro, es parte de este diálogo. Saludos.

NOME ANDRÉS: estamos obligados, estamos. Saludos.

TXONI3: si no luchamos por ellos, nunca llegarán.

JAN: a mí también, pero la dejamos caer... Un abrazo.

KETY: buen texto, gracias por compartirlo. Un abrazo.

ANTONIO: Cervantes sabía mucho porque había vivido mucho. Y con los ojos bien abiertos, claro. Saludos.

BLOGOCHENTA: y hemos trabajado a conciencia.

NACHO: ... casi siempre... Saludos.

MAMEN: ¡luchemos por ello, entonces! Un beso.

JAVIER: ... y va barato, muy barato.

PANCHO: hemos sido presa fácil de los engaños. Muy fácil.

BIPOLAR: les queda poco tiempo ya...

ALDABRA: el secreto, está justo ahí: en esa esquina velada. Luchemos. Besos.

Gracias a todos por vuestros comentarios.