domingo, 18 de enero de 2009

Nieve gris sin paisaje


Me hubiera gustado hacer una fotografía en la que la nieve que ha caído estos días saliera blanca: un paisaje hermoso como el que nos muestran los fotógrafos que saben todas las técnicas y dividen la imagen en tercios y líneas de fuga y luego, ante el ordenador, retocan alguna sombra que estropea la blancura perfecta. Pero no he podido: he apretado el disparador de mi cámara con insistencia y siempre me salía una imagen en tonos grises y sin horizonte, un paisaje nevado y con niebla, telón de fondo plano de un escenario empobrecido. A veces, la cámara no es más que prolongación de quien la porta, que lleva los ojos velados por la contemplación de la tristeza de la historia. A la espera, quizá, de la primavera.

50 comentarios:

María dijo...

No importa Pedro cómo haya salido, lo que importa es el detalle que has tenido de compartir la fotografía que has hecho con cariño para que podamos verlos todos en tu blog, y eso es mucho más importante que el que la imagen se vea bien o regular.

Yo también espero que llegue la luz penetrante a mis ojos, esa luz del verano que irradia con mucha fuerza y así me llegue con energía, ahora mis ojos están un poco apagados después de ver y escuchar las tristes noticias que dan cada día, que enegrecen no sólo la vista sino hasta el corazón.

Un beso.

María dijo...

Las cosas del directo suelen producir fallos, como los que cometí yo al escribir el comentario con la palabra "verlos" que quise decir "verla", y con la palabra "enegrecen" que sería "ennegrecen".

Cornelivs dijo...

"Por la contemplación de la tristeza de la historia...".

Has apretado el boton de la camara insistentemente, claro que si; buscabas un horizonte que no aparecia, un futuro mejor que ahora no se divisa. Como te entiendo, Pedro...

Pero no perdamos la esperanza. Recuerda a nuestro querido Sancho Panza: "vuestra merced no desespere; de sabios es guardarse para mejor ocasion".

Que bueno que, todos los dias, sale el sol...y llega siempre la primavera.

Un abrazo...!

Cornelivs dijo...

"Por la contemplación de la tristeza de la historia...".

Has apretado el boton de la camara insistentemente, claro que si; buscabas un horizonte que no aparecia, un futuro mejor que ahora no se divisa. Como te entiendo, Pedro...

Pero no perdamos la esperanza. Recuerda a nuestro querido Sancho Panza: "vuestra merced no desespere; de sabios es guardarse para mejor ocasion".

Que bueno que, todos los dias, sale el sol...y llega siempre la primavera.

Un abrazo...!

carmensabes dijo...

Cómo era el instante, dígalo la musa
que las dichas trae, que las penas lleva:
la tristeza pasa, velada y confusa;
la alegría, rosas y azahares nieva.

De Rubén Darío

Un abrazo enorme

migul dijo...

Unos encuadran fotos, otros las encuadran con palabras...

El Deme dijo...

No es triste el paisaje, es triste la mirada de quien lo ve.

moderato_Dos_josef dijo...

jajaja Pedro, no desesperes, no eres el único. Para mí una cámara es casi un instrumento alienígena. Pero a veces es bueno utilizarla. En tu caso recordaras el día en que le mente se te nubló de niebla y de nevada... Sí, lo tuyo, decididamente, es escribir. Y también dialogar... Esto último lo digo por el vídeo tuyo que vi, se te daba bien. Y en cambio, me pongo tras una tarima y delante de un grupo de gente y apenas soy capaz de balbucear tímidamente... Un abrazo.

XuanRata dijo...

La nieve nunca es blanca, Pedro, y la cámara lo sabe. Nosotros sin embargo nos empeñamos en imponerle nuestro prejuicios acerca de como debe ser la nieve, ya se sabe, blanca como las perlas de aquellos dientes, pero no. Incluso ya traen de fábrica casi todas las cámaras un modo programado que le cambia el color a la nieve, añadiendole amarillo para que se parezca a lo que esperamos de ella. Pero la nieve no es nieve sin la luz, sin la luz es solo frío, y la luz dice que la nieve es azul, es gris, es malva, y nunca es igual, ni del todo blanca. Tampoco la tristeza tiene siempre la misma densidad, y eso nos entretiene un poco.

Mamen dijo...

Se ve muy bonita de todas formas la fotiki;))

UN BESAZOOOOOOO

Isabel Huete dijo...

La tristeza de la historia se condensa en una imagen, pero yo te voy a dedicar en mi blog otras imágenes de Madrid nevado de las que se podría decir que son la contemplación de la alegría de la historia. Ya sabes que todo tiene dos caras, es un yin-yang, y muchas veces las cosas se ven dependiendo del cristal con que se miran. Tu mirada tras el objetivo era gris, o el objetivo estaba triste... :)
Un besazo.

Fernando Portillo dijo...

Yo viví exactamente lo que se ve en tu imagen cuando trabajaba cerca de Villarcayo durante 43 dias con sus noches y creí enloquecer de angustia y de claustrofobia. No me extraña que los Países Nórdicos estén a la cabeza mundial de la tasa de suicidios.

Merche Pallarés dijo...

Admítelo, querido Pedro, esa foto ¡te encanta! (faltaba la herrumbre...) Que te conozco bacalao aunque vengas disfrazao... Me ha gustado mucho "lo de la tristeza de la historia". Bella frase. Muchos besotes mi cariñín, M.

Gabiprog dijo...

Nuestras percepciones fluyen y brotan con mas facilidad de la que suponemos.

Un abrazo.

cuentosbrujos dijo...

jejeje, me encantó saber de tu técnica y conocimientos fotográficos
los mediocres como es mi caso disparamos y punto y luego eso si, retocamos un poco o un mucho como es mi caso en el ordenador
saludos la nieve es así de traicionera para las cámaras

pablo miguel simón dijo...

Enhorabuena por la entrevista de Diario de Burgos: seguro que el Paseante tiene motivos para no ver el horizonte tan gris esta mañana.

Antonio Aguilera dijo...

Quizàs la "blanca" nieve se mezclò ( conscientemente )con el negro futuro que nos espera a los humanos.......y saliò el gris.

A mì, como dijo alguien, "me gustarìa fracasar mejor ".

Un abrazo

Anónimo dijo...

Animo!!! no es culpa de tus ojos, son los ojos de la cámara los que están engañados. La blancura inmaculada del entorno le ha hecho pensar que es un dia luminoso y cierra sus ojillos para progegerse.
Támpoco vamos a enfadarnos con ella, la pobre, al fin y al cabo, !son tantas las veces que los árboles no nos dejan ver el bosque...

Juan Luis G. dijo...

Queremos nieve, queremos paisaje, queremos blancura... ¡Caray! ¡Es que lo queremos todo!

Un abrazo.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Una fotografía,por buena que sea, es un sucedáneo de una mirada real. Quizás radique ahí el agrisamiento del paisaje.

Cuspedepita dijo...

Yo no soy ninguna especialista en fotografía, Pedro, pero en nieve sí :-))) y las fotos de nieve siempre salen grises si no hace sol, así que no es falta de pericia del fotógrafo :-))
Es curiso como la nieve convierte en mundo de colores en un mundo en blanco y negro, como la guerra...
Besos

Kety dijo...

Tu cámara es un poco brujilla, ha sabido captar el ambiente que fluye. Sin embargo no ha podido con tus palabras.
Un abrazo

CARMEN--- dijo...

La fotografía es preciosa, pero ya sabes, la realidad no es lo siempre se muestra ante nuestros ojos.

Besoss

Marian Raméntol Serratosa dijo...

La cámara como prolongación de los ojos, me parece una imagen aún más grande que la fotografía.. por cierto en el blog de Isabel Huete, tienes toda una colección de fotos que te espera...

Abrazotes
MArian

Esther dijo...

La foto bien quede en gris o en blanco ha quedado preciosa de verdad,gracias por compartirla porque pora aqui poco veo yo la nieve...besitos

São dijo...

Pois de coração te digo que gosto muito mais desta tua fotografia do que das técnicamente perfeitas: é que assim posso ver exctamente aquilo que percepcionaste e não o que quiseram que eu visse.
Boa semana, amigo.

JESUS y ENCARNA dijo...

es que si está nublado, la nieve es así... blanca, blanca, cuando luce el sol, si lo aplicamos a nuestro estado, pues lo mismo... seguro que tendremos una primavera radiante, tambien por dentro.
Besicos
Encarna

SELMA dijo...

Un consuelo Pedro, los impresionistas decían que la nieve no era blanca,y así es, puede adquirir toda las tonalidades... grís en este caso... Pero alegra esta mirada, es un ruego, la verás con reflejos verdes...

Un beso esperanzado.....

Ayla dijo...

Yo creo que te ha salido como es. Aunque muchos se empeñen en hablar del precioso manto blanco. Yo sólo veo, frío, días tristes y peligro en la carretera. dónde estará la primavera¡

DianNa_ dijo...

Ni filtros, ni nada de eso raro para la cámara, pueden limpiar la nieve o espantar la niebla, algunos días. Como te entiendo, pero ya sabes: pilla un rotulador y ponle colorines, a la espera de lo que sea.Mientras sigamos esperando,no pasa nada, pero manda narices que hartón de esperar y lo jodido que después de tanto esperar no haya nada.

No sigo, que no estoy para animar a nadie, hoy y al final te hago llorar.
Hala!! besos y abrazos y un bocao, pequeño saltamontes.

SAUVIGNONA dijo...

ya vendra la prmavera pedro,,,pero si tus ojos tienen trizteza ..quien te dice que los colores los veras coloridos?
besines pedro y un besin enormote!
;)sau

Goathemala dijo...

También la nieve gris es muy literaria. Acabo de terminar La carretera de Cormac McCarthy y no cesaba de mencionarla.

Eso le pasa a tu cámara y a todas porque acostumbran a equivocarse cuando la foto tiene mucho blanco. Puede solucionarse de dos formas muy sencilla, aumentando la exposición de la imagen desde la misma cámara (diciéndole que hay más brillo de lo que ella cree) o bien con un editor gráfico alterando "Vibrance".

Un abrazo (yo sigo de letargo añorando la primavera como tú).

Anónimo dijo...

Pues a mí sí me gusta ésta foto, y me gusta como sale la nieve, y me gusta tu tristeza, que es la de todos. Un beso Isabel.

jg riobò dijo...

La blancura perfecta no existe. Nuestra mirada modifica continuamente el color y si esa mirada esta velada tendremos un halo gris.
Me gusta la foto.

Abejita de la Vega dijo...

Mi nieve es más blaaaanca,alaaa.
Ved en mi blog mis fotos, en los gadgets de la derecha:
"Traje típico burgalés"
"Test del árbol nevado"
"Mis chopos de la Quinta"
Lav omi nieve con Ariel.
Besos

Nacho Carreras dijo...

La nieve no es blanca, no te engañes, su color es el reflejo de lo que tiene a su lado...

Saludos.

(¡Ah! Ya "existes" te he visto y leído en el Diario de Burgos ¡Enhorabuena! El trabajo bien hecho merece sus recompensas)

Merche Pallarés dijo...

Tambien he leido tu entrevista en el "Diario de Burgos", genial. Te dejé un comentario. Besotes, M.

Incombustible dijo...

Esas fotos que mencionas, con la nieve inmaculada, provocan en los que no vivimos en países donde existan nevadas, una idealización romántica. Luego, cuando uno la conoce por primera vez, no está preparado para resbalarse en ella; para rasparla del parabrisas del coche o tratar de manejar en medio de una tormenta. Ahí es donde a uno se le cae la perspectiva romántica y comprueba que ni amortigua los golpes, ni suave ni inmaculada.

Y, sin embargo, los inconvenientes no impiden que, de cuando en cuando, te vuelvas a sentir un niño al jugar con ella.

Me gustan tu foto y tus palabras... me recuerdan los inviernos vividos en Chicago.

Besos, yo también, en espera de la primavera

Pilar dijo...

A veces lo gris nos envuelve...
A veces esa tristeza profunda se nos apodera...
A lo mejor incluso, el sol brilla y todo...
Incluso el cielo es azul, pero nuestra penumbra...
nos lleva a un profundo pozo...
Y nos apagamos
y nos escondemos, incluso.
Estos días fríos,
heladores
hasta oscuros
nos apagan
y nos incitan a invernar
a veces invernamos hasta el corazón.
Se nos apaga la vida, Pedro.
Los colores, una vez hice una entrada de los colores...
Los colores que nos rodean...
Y lo que miramos...
lo que vemos y observamos...
es tan gris? o somos nosotros que nos proyectamos...
Por eso quiero reír, por eso intento sonreír
para proyectar fuera lo que a veces adentro ni creo...
Un beso, Pedro

Aldabra dijo...

tu foto es hermosa Pedro, la nieve no es del todo blanca, es verdad, pero el grís también existe y hay que aprender a quererlo... hay que aceptar la tristeza, la melancolía del mismo modo que aceptamos otros sentimientos... es difícil, por supuesto... pero... es la mejor opción... esperar... esperar...

a que llegue esa primavera... porque como dice el refrán: "no hay mal que cien años dure".

te envío un poquito de calor humano que es el mejor.

biquiños,

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

y puede que vuelva la nieve esta semana. España entera se cubre de nieve.

un abrazo.

Donce dijo...

Nieve gris y sin horizonte, ¿y?
¿acaso es fea? yo la he ampliado, me he fijado en lo pequeño, y me parece bien chuli!!!

Un beso grande-grande Pedro.

Ele Bergón dijo...

¡Cómo te comprendo Pedro! A mi me pasa exactamente igual. Yo miro disparo y no me ocupo de más y a veces me encuentro con unas fotos impensable y otras...son todas grises, sin luz, en fin debe ser cierta tu teoría.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Disculpad que no os conteste individualmente, pero no he tenido tiempo hasta ahora.
Mi cámara suele ser parte de mí. Quizá por eso la foto.
Gracias a todos por vuestros comentarios. Un abrazo.

Anónimo dijo...

La grandeza del paseante de La Acequia es que igual sirve para El diario de Burgos que Vurgos. La foto es fiel reflejo de esas mañanas gélidas castellanas de bajo cero, que no sale el sol en todo el día y los grifos de las zonas rurales corren el riesgo de helarse. A ti las líneas de fuerza y de interés te salen automaticamente, sin buscarlas. Me alegro de tu posición bloguera, los otros 24 de delante tienen que ser muy buenos de verdad, para mantenerse en esa posición.Me gustaría conocerlos para ver si es verdad lo que dice el/la entrevistador/a. pancho

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PANCHO: aún tenemos tú y yo una cita pendiente. Saludos.

tequila dijo...

Buenas:
Por vivir en tierra cercana me resulta familiar esta foto. Por desgracia también el comentario que la acompaña...
Me gustó lo que dijo arriba, sobre la ciudad y las huellas que las acompañan. A veces plasma , en pocas líneas, sensaciones, pensamientos que me llevan horas y me deja, simplemente maravillada.

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

TEQUILA: Gracias por tus palabras, aquí compartimos las emociones. Besos.

BIPOLAR dijo...

A mi no me parece nieve, sino un campo de trigo con un montón (muy grande, claro) de dientes de león cuando se quedan con esos hilillos blancos... algo así. Miniplumerillos en flor.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: ¿O esos días en los que la pelusa de los árboles lo llenan todo como si hubiera nevado? ¡Que llegue pronto la primavera!