domingo, 28 de diciembre de 2008

Ver patinar es mirar el aire con la sonrisa escarchada


ver patinar es mirar el aire con la sonrisa escarchada ayer ayudé a montar el billar que mi cuñada regala a su hijo para que se lo encontrara montado a su llegada a casa el lunes como un gran regalo de Navidad y la tarde se alargó en conversación mientras comenzaba la helada en el exterior ha muerto hace unos días Harold Pinter dramaturgo valiente que se atrevió a pedir el enjuiciamiento de los políticos que declararon una guerra ilegal en una época en la que parecía que todas las leyes del mundo podían torcerse y cuyo carácter de final o de comienzo marcará los próximos años el juego del billar es pura física en la que el azar lo pone el error humano quizá no seamos más que eso errores en la exactitud física de las cosas que funcionarían mejor sin nosotros Israel ha decidido una vez más vengarse de una organización que usa del terror castigando indiscriminadamente a todo una población cuando el terror y la represalia brutal y generalizada se instaura como forma de gobierno ya sea como norma de política interior o de relaciones internacionales uno llora porque el siglo XXI haya comenzado tan mal repitiendo los errores del pasado como si la Historia diera vueltas aun sobre sí misma como estos patinadores que observo en la pista que al toque de silbato de pronto cambian el sentido del giro y siempre sorprenden a alguien con el paso cambiado por rebeldía inconsciencia o despiste ayer fue una buena tarde las niñas disfrutaron mucho y los mayores merendamos con gana después de montar el billar que venía con los tornillos exactos las arandelas justas para que nada sobrara y para que nada faltara ahora sólo debemos ensayar las cabriolas hacer que las bolas se golpeen con precisión empujadas por el taco para dirigirse al agujero que les hemos predestinado como si no fuéramos humanos mientras tanto sé que en la pista siguen girando los patinadores ágiles o torpes alegres o pensativos y fuera las cosas han recibido la primera capa de hielo de la noche

35 comentarios:

Esther dijo...

Parece que pasaste un buen día me alegro.Lo de la charla es verdad muchas veces no se aprende de la historia y se repite y es una pena porque cada día hay que avanzar y no dar un paso hacia atrás..

por lo de las visitas que comentas en el anterior no te preocupes yo estoy igual estos día y me pierdo muchas cosas de todos vosotros porque no doy abasto..Pero siempre que puedo me paso y ahora me paso y te dejo un beso y un abrazo

SELMA dijo...

Seamos realistas, este año 2008 se está despididiendo de la manera más horrorosa que podíamos imaginar y no presagia nada bueno para el que asoma su nariz...

Poca cosa podemos hacer, denunciar, apretar los puños, contener las lágrimas ante tantas imagenes...

Pero intentemos hacer felices a quienes nos rodean y lo has hecho Pedro... Me alegro de ello, intentémoslo, eso al menos está a nuestro alcance...

Un beso, sin escarcha, Pedro.

Fernando Portillo dijo...

Prefiero las carambolas a los agujeros siempre dije que el Universo era un juego de carambolas por lo demás envidio a tu sobrino ya solo le falta un piano de cola para tener la habitación de mis sueños siento una tristeza infinita creo que voy a cerrar mi blog hasta principios de año. No sé.

Fernando Portillo dijo...

Prefiero las carambolas a los agujeros siempre dije que el Universo era un juego de carambolas por lo demás envidio a tu sobrino ya solo le falta un piano de cola para tener la habitación de mis sueños siento una tristeza infinita creo que voy a cerrar mi blog hasta principios de año. No sé.

J.R.Justo dijo...

Ay mi profesor patinador.......

DianNa_ dijo...

Pedro, quieres un valium? te leo raro o se "fueron" algunas teclas de tu teclado a tomar el sol a lugares más tibios?

Te he visto contestar en un coment con un guiño, en "ca n`a Bip", ;-) y ahora esto uhmmmm... año nuevo, Pedro nuevo?

Me da la impresión de estar "escuchando el telediario" mientras monto una mesa de billar y más que espiral, me parece lineal o plano yyyyyyyyy al igual que para montar la mesa de billar... me es necesaria la herramienta o acabaré construyendo una torre de Babel... por tanto, me da ud. las instrucciones de uso y disfrute?

Cuanto me haces flipar, querido Pedro jajajaja, me encanta este post "apuntuado" y exótico.

Besos, niño

Merche Pallarés dijo...

Pareces Raúl Urbina... ¡Sin ninguna puntuación! Qué hacha... yo no podría. Tengo que poner puntos, comas, puntos suspensivos, marcas de exclamación todo lo que haga falta porque me encanta. Qué bonito el patinaje. Besotes con burbujas de Sidra el Gaitero porque al paso que vamos, la situación mundial desastrosa, el horror de Gaza y la crisis, no va a dar para más, M.

Mamen dijo...

Sinceramente Pedro, he de decirte que solo patino en línea y muy poquito, jejejjee¡¡:)) La pista de hielo la dejo de momento, pero nunca se sabe..
Me alegra ver que disfrutaste¡¡¡;))

UN BESOOOOO¡¡¡

Ele Bergón dijo...

Todo girar y gira y gira y da vueltas una y otra vez y otra vez e Israel vuelve y vuelve a matar.¿Cuando acabará el odio?

Un abrazo.

Fuentecillas dijo...

Hola Pedro
Me alegro que tuvieras emociones tan fuertes como las que describes.
El año pasado , yo patine con mis niñas de 10 y 6, no me caí pero poco falto( ya no estamos en edad de ciertas locuras). Lo mejor fue el chocolate que nos tomamos después.Pero este año lo intentare de nuevo.( Las peques quieren reírse un poco de la mamá, las daremos el placer.)
Me alegro de que lo pasaras bien. Si señor de vez en cuando hace falta hacer cosas diferentes.
Un saludo.
Fuen

Aldabra dijo...

sin entrar en el contenido, sólo fijándome en la forma, me parece un texto excelente... sin puntos, ni comas, ni mayúsculas... es como ir por una vorágine hacia el suelo, el hielo... y también me provoca la sensación que se tiene al patinar, que uno se pone a dar vueltas y vueltas y acaba como mareado... noticias duras entre escenas de la vida cotidiana... la infancia feliz, el dolor, los afortunados, los desprotegidos...

me ha encantado... y me han entrado ganas de patinar sobre hielo... hace años ponían una pista en esta época y me encantaba ir algún día...

biquiños,

Nome Andrés dijo...

Durante el invierno con el clima extremo de Valladolid las ideas se presentan en el entendimiento como fríos bloques de mármol indestructibles. Los rígidos bloques cuando se pretenden traducir en palabras para amoldar a un texto se rompen y entonces le toca al lector colocar las piezas del rompecabezas. La explicación del texto puede ser ésta. O bien puede ser que lo hayas escrito al volante, mientras conducías distraído, dejándote llevar, y por eso no has puesto la puntuación. Pero no creo que haya sido así. Buen ejercicio con las pequeñas y grandes cosas que nos rondan por la cabeza. Un saludo

Cornelivs dijo...

DIANNA: Quizás Pedro haya querido dar al texto ese mismo aire de patinaje o de rapidez y vértigo que se desprende de la fotografia y del propio texto.

Sabes que Pedro es muy escrupuloso escribiendo y cuida los detalles. Fijate: empieza con minúscula, termina igual, sin punto final; algunas frases no tienen signos, etc, ¿no es como si estuviera patinando tambien?

(vamos, digo yo, no se...)

PEDRO: un abrazo!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Tu post me trae recuerdos. Hace años tuve una novia (siete años más joven que yo) y me llevo a patinar dos veces. Uff, la primera fue la cagada total, me caiga siempre. Pero en la segunda ocasión, lo hice muy bien y me encantó.

un abrazo.

DianNa_ dijo...

Cornelivs , pues si patina como yo, ayer, le veo de culo en el suelo :))) y patinaba con el pc? así le ha salido el post!! claro, ahora me lo explico jajajaaja .

Ah!! y no hagas mucho caso de lo que yo comente que es que me gusta marear shhh!! pero gracias , corazón :)

Tú no leas esto, eh, Pedro.

Isabel Huete dijo...

Hoy decía Manuel Vicent en su columna de El País que ante tanto desastre como parece rodearnos, quizá habría que hacer un esfuerzo por pensar en los momentos buenos que pasamos en la vida. Una charla con los amigos, un buen libro que se lee, la música que elegimos, la caricia de alguien... Quizá nos centramos demasiado en el trazo grueso y nos olvidamos de la pequeña y estrecha línea fina.
La vida es un caos lleno de momentos felices.
Tu relato es un poco eso. Al menos así lo he visto yo.
Besotes.

Edgardo dijo...

El mundo va como por pista de patinaje, deslizándose sin control, cayendo, creyendo que puede hacer pie en algún lugar, marcar una dirección. El mundo no es mas que un frío lugar, y la gente que por ella pasa casi siempre se congela (claro muere, pero no a eso lo que me refiero), digo que solo estamos de prestados, tomando frío, siguiendo ordenes, silbatos, siguiendo en masa una dirección que casi nunca nos lleva a ningún lugar, si total, siempre damos vueltas. ¿Por qué se es rebelde si no se sigue lo que alguien nos dice que demos seguir? Perdón, me distraigo un minuto, malditos sionistas, que derechos les da bombardear una ciudad, ¿el mismo que el de Hamas? Y si ellos lo hacen, porque el pueblo (o una parte) del pueblo palestino no puede hacerlo… cosas que nunca voy a terminar de entender, después, siempre los terroristas son los otros, que pena que los gobiernos (salvo algunos de medio oriente, asia, africa o centro america) son democráticos, derechos y humanos.

Sobre el billar que armaste, que bueno. Uno puede aprender mucho observando un billar, jugando a ese juego. Por lo pronto puede aprender lo que es Causa y Efecto, si alguien margina, si alguien lastima, si alguien asesina, si alguien es indiferente, lo mas probable es que sufra una consecuencia directamente proporcional al acto cometido. O acaso, toda acción no tiene una reacción que lleva dentro una misma fuerza y energía. Si le pegamos a la pelota de una determinada manera, va a golpear a otra que guiada por la primera hará algo que podemos predeterminar antes, aunque no hay ciencia cierta, ni podemos saber con exactitud lo que pueda pasar. ¿Pero Israel no empeora más las cosas entrando en guerra?

Una escritura que me recuerda a la de Joyce en el Ulises. Un saludo y un feliz Año nuevo.

HologramaBlanco

Incombustible dijo...

Me encanta...la entrada escrita tal y como está (¿pensamientos, mientras patinabas?) y tus comentaristas que, tratando de interpretar el texto, nos revelan la extraordinaria diversidad de sus lecturas.
Un extraordinario grupo de gente la que has reunido en torno a tus palabras.

Y bueno, yo espero que la vida no sea como el billar... la primera vez que jugué en uno rasgué todo el fieltro de la mesa jejejeje. Problemas que tengo con la geometría, te podrás imaginar.

Besos

Kety dijo...

Los Santos Inocentes se llevaron los puntos, aún así,, te ha quedado genial. ;-)
Un abrazo

Anónimo dijo...

Los pensamientos se agolpan en la mente del autor, influenciado por las circunstancias que le rodean. Símbolos gráficos reflejados en una pantalla de PC, que fluyen de manera engañosamente desordenados: límite que se intuye cada vez más lejano.
No puede haber otro juego tan cruel como el billar coma tres hombres en una celda condenados a chocar punto siempre es una bola blanca la que ataca con afán dos puntos la bola roja está roja de los golpes que le dan punto Luis Pastor en Parábola del billar como aquella lejana ya del Náufrago de tu paisano. pancho

Gabiprog dijo...

Sin respirar te leo, y con esa respiración contenida aún me doy cuenta de la suerte que tenemos algunos, y de como esa suerte es capada para otros.

Óliver S. G. dijo...

Bueno, yo me he montado mi película:

Tienes razón, o por lo menos yo lo he querido interpretar así. Es decir, si no fuera por los actores secundarios llamados comas, puntos, puntos y comas, puntos suspensivos, etc. las letras unidas en palabras, y éstas en textos, no significarían nada de lo que hoy significan.

Sin duda hay que reivindicar las letras, pero sin estos trabajadores sucios y a la sombra, no alcanzarían todo su explendor.

¿Has visto que film?

No sé si era esa tu intención, pero a mí me ha dado por pensar. Después de todo, la coma, el punto... son grandes armas lingüísticas.

Un saludo

Goathemala dijo...

Me encantó el contenido y la forma, me recordó a la última parte del Ulises de Joyce.

PILAR dijo...

Tengo la misma sensación (no lo puedo evitar) con tu blog (especialmente) que tenía cuando debía examinarme y tenía un montón de apuntes, y no lo había llevado al día, y no sabía por dónde empezar.
Te mando un beso muy fuerte y te deseo lo mejor para el año que viene, día a día.
Un beso

SOMMER dijo...

Esos son los momentos en que te das cuenta que esta puta vida, es una maravilla.

Abrazos amigo, y que el 2009 te llene la vida de belleza.

Tormenta. dijo...

Una de las veces que patiné me rompí la muñeca..pero lo volví a intentar, me encanta.. y me gusta mucho como enfocaste el tema,
un feliz año nuevo guapo!!!!!!!! brindo por ti! besos!.

Tareixa dijo...

Me gusta el billar, me gustan las charlas tranquilas, me gusta patinar,odio la violencia y la prepotencia.

Isaac González Toribio dijo...

Amigo Pedro, te deseo lo mejor para ti y los tuyos en el próximo año. Un fuerte abrazo

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

¡Hola Pedro! Bueno, de nuevo ando por aquí. Al leer esta entrada me he quedado algo extrañada: ni un solo punto, ni una sola coma, todo minúscula, ¿qué ocurre?. Me ha dado la sensación de que no podía parar de leer, al igual que cuando patinas y das vueltas y vueltas y a veces cuesta trabajo frenar, pues eso más o menos.
He notado el texto raro pero me ha gustado, eso de imaginarse dónde van los puntos y las comas, es genial.
Me alegro que disfrutaras la tarde y a ver si te animas tú y te pones tambien a patinar y nos lo muestras jejeje. Un besote.

jg riobò dijo...

Geometría en la foto, en la construcción del billar, en el texto...
Somos geómetras.

Merche Pallarés dijo...

TAREIXA ¿¿Qué sabemos de los castores en el Miño?? Besotes de burbujas de champagne, M.

Jan Puerta dijo...

Por dos ocasiones he intentado leer el texto sin respirar. La primera, un fracaso. La segunda, también. A ver si con la meditación trascendental, llego al final. Voy a concentrarme.
Un abrazo genio!

Rosa dijo...

Por Diosssssssss que me asfixio, me he quedado "morá como la lirio".
Te has deslizado en el texto como en la pista pero, con una salvedad, en la pista patinando y viendo patinar se respira... ¡en el texto noooooooooo!

Un abrazo.

BIPOLAR dijo...

¿e has verbavolantinizado?

en resumidas cuentas que el mundo gira y gira y un día estallará y sólo quedarán los que sigan patinando.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hola a todos: intento responder a vuestros comentarios atrasados, ahora que tengo algo más de tiempo. Aquí lo haré en conjunto. Esta entrada y la siguiente nacieron con motivo de ir a una pista de hielo con mi hija. Eso sí: mi hija patinó. Yo no. Las fotos las saqué desde la barrera. Siempre me atrajo la estética de los patinadores. Recuerdo, de niño, las retrasmisionees televisivas de los campeonatos que se celebraban en Jaca: qué belleza. Qué tristeza cuando algo salía mal y alguno de los patinadores se caía tras intentar un pirueta mil veces ensayada.
El texto sigue la estética de un planteamiento de monólogo interior de la vanguardia: sin puntuación, para expresar ese vértigo que nos asalta cuando pensamos. Intenté, como habéis señalado algunos, que reflejara el movimiento del patinador.
Gracias a todos por vuestros comentarios y un abrazo.