lunes, 10 de noviembre de 2008

Isabel Huete, editora (2): Mira mi corazón preso en el ámbar de los instantes eternos, de José Blanco.


Comprar una caja que tenga una ciudad dentro, contada en versos y fotografías: Mira mi corazón preso en el ámbar de los instantes eternos. Este libro de José Blanco, editado de forma convencional por Baile del Sol (Tenerife, 2005), encuentra nuevo sentido en esta cuidada edición que Isabel Huete confecciona para Diógenes Internacional (Madrid, 2005). Los versos de José Blanco no pierden ni se disfrazan, sino que dialogan ahora con el nuevo formato para adquirir nuevas dimensiones: una caja con cierre que, al abrirse, da paso al tesoro de lo secreto: 13 láminas con fotografías del mismo autor que juegan y modulan el texto; 4 cuadernillos con las diferentes partes que estructuran la obra.

La primera, Hogar, es un descubrimiento del núcleo que da inicio y cierra el poemario: el yo interior que se revela explorándose en un paisaje en el que está solo pero conteniendo la ciudad, que es su ámbito:

La ciudad tiene los pasos contados
el hombre que camina venciendo los días y las noches trata de fijar sus luces e incurre en el delirio
ese leve tremor confunde
las calles en un solo plano

Ese yo también dialoga con su creación, configurando esa conversación en poética:

escribir es vivir
escribir es vivir en lo vivido

La voz poética crece intensamente en ese pasear solitario por las palabras, hasta que culmina en un soberbio poema, Hogar:

Cuando el poema dolió
lo puse en cuarentena
y mermaron sus versos

En la segunda parte, Ciudad al otro lado, el poeta sale de su ciudad interior para hallarse en otras, por las que se mueve con guías literarias, y que son distintas y las mismas porque se igualan en la emoción:

De noche, todas las ciudades son
oscuros derrumbaderos de sueños.
Las voluntades quedan clausuradas
hasta que vuelve a funcionar el metro.

En la tercera parte, Autobiografía doble, el poeta entrega sus versos a sus referencias, con la idea de que la poesía es parte de una voz que los integra: Bernat, García Montero, Manuel Rivas, etc.

Finalmente, en la cuarta parte, En busca de la gracia perdida (Una canción desesperada), el poeta se desata en palabras para crear una especie de largo himno (antihimno, mejor), de un tiempo vivido para afirma su propio yo en el presente-futuro:

sedúcete a ti mismo
hazte el amor y no la guerra
aunque camines doblado bajo el peso de tus múltiples deudas literarias
recuerda: los caminos de la creación son inescrutables
o

no todo lo que reluce es de otro
sharonestonízate
todoestaentízate

o

nadiemejorquetumísmate
entimísmate

Recorrido largo el de este poemario: desde el yo encerrado hasta el yo afirmado en el paisaje. Y todo ello en una caja para ser abierta y permanecer así, a la vista, llamándonos con sus labios, que tienen que ser escuchados.

31 comentarios:

XuanRata dijo...

Una caja pequeña y con cierre tiene por si sola la calidad de lo importante, de lo que merece ser conservado, de lo íntimo. Si dentro hay fotos y poemas entonces estamos hablando de los recuerdos de una vida, de las cartas que recibimos y las que nos envíamos a nosotros mismo (y llegaron devueltas por destinatario desconocido) y de las fotos con dedicatoria en el reverso. La emoción está servida.

manuel de la rosa dijo...

Admiro a los escribientes de poemas... los poetas de ellos es el reino de los sentimientos... yo nunca pude hacer ni un verso...afortunados los que los haceis.. saludos

Isabel Huete dijo...

Emocionada estoy de cómo te has empapado del libro. Es fantástico lo que escribes sobre él.
No me cansaré nunca de darte las gracias.
Desde luego el beso que te mando hoy es muy especial. ;)

Merche Pallarés dijo...

Preciosa crítica a este poeta para mi desconocido, José Blanco. Muy original tambien la cajita de Isabel mezclando sus fotos con los poemas. No me extraña que esté emocionada... es para estarlo, sin duda. Eres un solete. Besotes, M.

Gabiprog dijo...

Pequeños tesoros que se resisten a no perder lugar en un tiempo donde prima lo digital, ínfimo y fugaz.

Un abrazo

Antón de Muros dijo...

Poesía bella por dentro y por fuera.

Unha aperta (abrazo en gallego)

Antón.

José Blanco dijo...

He encontrado un sentimiento de hondura y frescor junto a esta acequia. Realmente, estimado Pedro, expresas muy bien lo bien leído de este poemario tan íntimo y a la vez tan expansivo: el hombre que busca en los poemas buscaba lectores como tú sin saberlo. Muchas gracias con todo 'mi corazón', jb.

Cornelivs dijo...

No conocia a este autor, pero a la vista de la maravillosa entrada que has colgado hoy en tu blog, y de lo bien que suenan esos versos...¡habrá que seguirlo de cerca! Gracias por la información.

"...escribir es vivir
escribir es vivir en lo vivido..."

Realmente precioso.

Un cordial saludo, Pedro.

la inkilina dijo...

Cada día me gusta mas visitar tu blog..reconozco que hay veces que no comento tus post..mas bien por..cautela..en este espacio tuyo, tan concurrido,hay blogeros..muy interesantes e inteligentes.. que siempre saben que comentar..y me siento pequeñita a vuestro lado pero me encanta leer vuestros comentarios ..siempre aprendo algo nuevo

Gracias Pedro por estar..Un beso

Un libro, en una caja llena de sorpresas...

Un café??

antonia maxwell dijo...

Los libros son cajas de sorpresas, los poemas tesoros que ellas custodian. Desconocía al autor.Me ha llegado su parte tanto como tu colaboración para conocerle. Muchas gracias

El Ente dijo...

Poemas....que maravilla y por supuesto que voy a leer este libro que nos recomiendas Pedro.

Un beso para Isabel Huete y un abrazo para Jose Blanco

Un abrazo Pedro!!!!

Mafi dijo...

Huete!! olé!... emplear el tiempo en lo que a uno le gusta siempre, siempre recompensa, disfrútalo y se feliz!. Besos.

pablo miguel simón dijo...

La poesía es un ejercicio valiente y el poeta un héroe que depende de la audacia, la constancia y el desvelo de alguien capaz de producir la obra, como esta editora, para que otros, los lectores, participemos de ese heroismo. Me parece una recomendación magnífica que podríamos hacer extensible, aporto un eslogan: "Estas navidades regale poesía. Por muy poco dinero adquiera el tesoro de la emoción humana".

SAUVIGNONA dijo...

que hermosa caja debe ser esta..llena de sensaciones me imagino ..he leido estos gramentos...y me quede con
"Cuando el poema dolió
lo puse en cuarentena
y mermaron sus versos"
o tb con
"De noche, todas las ciudades son
oscuros derrumbaderos de sueños.
Las voluntades quedan clausuradas
hasta que vuelve a funcionar el metro.
o
bueno todos esta hermosos!
me gustaron mucho !!!
la verdad que si....
un gran pero gran saludo !
:)chao

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

XUANRATA: la emoción, en este caso, de descubrirse en las páginas de otro. No cerremos esa caja.

MANUEL: una de las emociones más vivas es sentir condensada una idea, una sensación, en una línea.

ISABEL HUETE: gracias a ti. Y un beso.

MERCHE: Merece la pena descubrirlo y seguir su trayectoria. Y la de Isabel, claro. Besos.

GABIPROG: no los perdamos si no queremos perdernos. Un abrazo.

ANTÓN: es un verdadero objeto artístico. Un abrazo.

JOSÉ BLANCO: gracias por visitar La Acequia, en la que tienes tu casa para cuando quieras visitarla. Y gracias a ti por estos versos.

CORNELIVS: es una magnífica recomendación. Saludos.

INKILINA: todos aportamos cosas. Y La Acequia no sería la misma sin ese conjunto de palabras, incluidas las tuyas. Un beso.

ANTONIA: regálate esta caja: no te defraudará.

EL ENTE: me alegro de que te haya interesado. Un abrazo.

MAFI: ojala siempre pudiéramos hacerlo. Besos.

PABLO: es una profesión siempre arriesgada, en efecto. Regalemos poesía.

SAUVIGNONA: una caja llena de cosas apreciables. Saludos.

Gracias a todos por vuestras palabras.

moderato_Dos_josef dijo...

Dicen que ser escritor es difícil; no es cierto. Lo que a mí me parece especial es entretejer versos de calidad sin derrumbar la estructura compleja y a la vez delicada de una buena poesía. UN saludo!

SELMA dijo...

Si que es díficil ser escritor... y Poeta... y ser buenos...
Aquí , hoy y siempre encuentro y he encontrado ambas cosas... si además está el arte y el cariño de Isabel para adornar el conjunto ...¿Qué queremos más?

Un beso Pedro.

___________________ dijo...

Me parece una iniciativa de los más original, la verdad. Luego que no digan que el fin del libro está cerca...

Ariel Luque dijo...

Un caja con el mas poético contenido. Realmente bellos los extractos que has sacado del libro, admirable lo que cuentas de esa fusión artistica entre imágenes y versos que hilvanan el proceso interno-externo de este poeta. Me quedarán grabadas estas sabias palabras:

"Escribir es vivir,
escribir es vivir en lo vivido"

Un abrazo grande Pedro!
Ariel.

Nerea dijo...

Una caja preciosa con un contenido muy bello.

Invita a saberearlos.

Besos

Anónimo dijo...

Escribir es vivir. Tanto mejor si se puede vivir de escribir. Otro poeta, por la muestra, éste de los buenos: con un continente tan atractivo, no puede ser de otro modo. Qué poco sabemos de poesía y poetas actuales, aunque con esto de los blogs nos estamos acercando más que nunca a ellos. pancho

Ele Bergón dijo...

El libro que comentas parece ser muy interesante e innovador. Los versos que publicas son muy buenos. Mi enhorabuena al autor.

jg riobò dijo...

Aparecen versos estupendos pero no las fotos.
Los libros son objetos; éso es lo primero, luego el contenido.
Preciosa caja parece.

Isabel Huete dijo...

Me alegro un montón que José Blanco haya visto tu reseña porque sé que le habrá hecho mucha ilusión.
A todos los que se han acercado a este post les agradezco el interés y los elogios en la parte que me toca, auque para mí lo importante siempre es el autor pues sin él nunca existiría el libro.
Gracias a todos y muchos besos.

BIPOLAR dijo...

Mi corazón preso en el ámbar de los instantes eternos....

Preso en una cajita de madera, en las manos de un escultor.

Un mundo, dentro de otro.

Un descubrimiento.

Esther dijo...

Una forma muy original y que cara a las navidades para regalo es muy buena,imagenes con versos..buena combinación.

besitos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Gracias a todos. En efecto, es un placer abrir una caja y encontrar versos. Regalemos poesía, sin ningún motivo.

María dijo...

Me gusta esta caja con un gran contenido, me parece un precioso regalo, gracias por este regalo que has compartido con nosotros.

Un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MARÍA: gracias a ti por venir a compartirlo. Un beso.

Jan Puerta dijo...

Sin duda una edición asó merece un brindis.
El viajar tiene sus ventajas y desventajas. Mi biblioteca actual es limitada. Y poder acceder a diferentes autores se me hace un tanto complejo.
Pero las notas pinceladas que das, me hacen tomar buena nota de tu recomendación. Amen de dejarme un grato sabor de boca y de alma.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAN: en toda mudanza de las muchas que he hecho, gran parte del esfuerzo se lo ha llevado mi biblioteca. Me gustan los libros, como sabéis, pero a veces he pensado que viviría mejor leyendo en bibliotecas públicas o regalando los libros en cuanto sumaran más de 100. Éste que comento sería uno de mis mejores regalos.