domingo, 14 de septiembre de 2008

La vida llena de proyectos.

Javier, en el albero del Campo Grande.

Una de las circunstancias que más me definen es que me gusta tener una agenda cargada de cosas. Para recordarlas porque desde hace unos años mi memoria no funciona como antes, para cumplirlas o para tener la satisfacción, algunas veces, de no cumplirlas: hoy no me da la gana porque quiero pasear junto al río. Desde hace mucho, tengo una o dos agendas. Y me gusta, aunque sé que se me criticará porque no es moderno ni lo hallamos en las revistas de decoración, tener un gran calendario en la cocina con los días colonizados de colores y símbolos para que no me sean inhóspitos. Tuve que aprender (y me costó) cómo todo ese afán por anotar las cosas no me supusiera angustia y, a veces, me quedo mirando un evento futuro con la sonrisa malévola del que sabe que ya no le importa lo allí anotado.

Muchas de esas anotaciones se refieren a proyectos. Supongo que me gusta tenerlos, entre otras cosas, para obligarme y para alejarme de cierta tendencia mía a la melancolía. Javier G. Riobò y yo estamos ahora con uno al que le damos mil vueltas. No sabemos en qué terminará al fin, pero podría ser suficiente con esos encuentros que nos llevan a cafés, libros y fotos y dar vueltas a las cosas para que surjan las ideas. Pocas cosas hay mejores para llenar la vida que andar pensando con un amigo.

35 comentarios:

DianNa_ dijo...

Sea lo que sea, será creativo y bueno y bonito, seguro y yo quiero verlo!!!

:)) soy vuestra fan, ya lo sabes.

Me alegro mucho de que os lo paséis bien juntos, la amistad es un lujo.

Besos, niño

lichazul...elisa dijo...

en mi cocina siempre ha existido un calendario con los números en grande
y tiene anotaciones

no sabía que estaba out , pero la verdad es que no me desvela jajajaja

impresionantes fotografías y muy buenas por lo demás

un beso

elisa

cuentosbrujos dijo...

La memoria... La mayor de mis preocupaciones, moriré olvidando. Espero ue dentro del tiempo necesario, eso si.
saludos brujos

Anónimo dijo...

Seguro que de este proyecto sale algo que merece la pena, como todo lo que haces. Besos Isabel.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Saldrá algo bueno. Seguro.
Abrazos,
Diego

Juan Luis dijo...

Javier y Pedro juntos. ¡uf, qué peligro! Estaremos espectantes, seguro que sale algo grande.

Un saludo.

Mafaldia dijo...

Tengo cierta aprensión con las pérdidas de memoria... y últimamente me preocupan,aunque estoy viendo que puede llegar a ser algo natural de ir cumpliendo añitos, así que no sabes bien lo que me tranquiliza saber que no soy la única con un calendario grande en la cocina lleno de anotaciones...lo de la agenda no lo hago,por un lado por pereza y por otro por obligarme a recordar.
Y sí los planes con amigos son de lo mejor porque implica que los tienes y buenos, a disfrutar. :)

CARMEN--- dijo...

Lo del calendario me parece genial, yo también lo tengo en la cocina, eso sí, pequeñito.Las anotaciones suelo hacerlas en agenda,pero sólo en el trabajo, en casa un simple cuaderno me basta.
Bonita palabra " amistad ".
Para la memoria y para alejar la melancolía, un poquito de polen en ayunas va genial.
Besos

María dijo...

De todas formas yo lo que creo es que, normalmente, se suelen olvidar las cosas que no intentamos retenerlas porque no las damos mucha importancia, en cambio, las que son de gran interés, esas nunca se suelen olvidar y no hace falta ninguna agenda de papel, únicamente, la memorial.

Gracias por tus palabras en mi blog.

Un beso.

manuel-tuccitano dijo...

y entre foto y café...caerá alguna copita...miedo me dais...veamos la creación...cualquier día me presento por alli...y ya veremos....saludos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Resulta muy bueno apuntar los proyectos que uno quiere hacer para no olvidarlos y seguir en ellos. Un abrazo.

BIPOLAR dijo...

Sólo espero que en la agenda que miras habitualmente esté mi nombre.

Espero que el proyecto conjunto nada tenga que ver con marquesinas

Antón de Muros dijo...

En mi casa también hay un almanaque en la puerta de la heladera. Allí se registran los eventos de los chicos y también los de los grandes :-)

Respecto de la amistad, quiero compartir unas líneas de la Odisea: "No es nunca inferior a un hermano un amigo prudente"

Y también algo que le dice Alcinoo a Odiseo, que hago extensivo para Pedro: "Tú embelleces las cosas que cuentas"

Un abrazo desde el sur.

Antón.

Serendipity dijo...

Benditos projectos!!!!! si no fuera por ellos no se que seria de mi!!!! Comparto tambien la necesidad de las agendas. No se cuantas tengo yo en uso al mismo tiempo. De seguro tres y una de ellas se parece muchisimo al almanaque de la cocina del que hablas, ja, ja, ja... Yo siempre digo que mi "disco duro" no funciona y por eso necesito anotarlo todo en agendas, libretas, etc. Me ayuda tambien eso a combatir el estress. En fin, que sigas disfrutando de tus proyectos y que no falten!!!

Un abrazo,

R. A. Riveiro dijo...

Yo suelo planear futuros proyectos, pero mi problema no es acordarme de ellos, sino acordarme de apuntarlos, nunca me acuerdo de apuntarlos en el calendario o una libreta, y eso que siempre llevo una encima.
Pero lo bueno de esto es tirar de memoria y darle a la cabeza, casi siempre consigo acordarme de ellos.
Saludos.

Capazorros dijo...

Pocas cosas hay mejores para llenar la vida que andar pensando con un amigo. Lo suscribo.
Un saludo.

Merche Pallarés dijo...

Bello homenaje a la amistad. A ver que sacais entre los dos. Como dice Bipo, espero que no sean marquesinas... (con Irina de nuevo...). Besotes, M.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Yo casi siempre anoto todo.
Tengo en casa un par de agendas a mano, Es que soy muy olvidadiza jajaja..

He.. y que viva la amistad.. si señor.

un abrazo.

Isabel Huete dijo...

Siempre llevo una agenda en la que no anoto nada porque no me sirve tampoco para nada: aunque anote algo, nunca me acuerdo de mirarla. Tengo una confianza ciega en mi memoria, pero mi memoria pasa de mí habitualmente. No es un amor correspondido.
A veces crear proyectos con amigos son una excusa para pasar los mejores ratos juntos, pero yo espero que en vuestro caso salga adelante porque estoy segura que será algo digno de verse, leerse, oírse o tocarse. Me mantendré expectante.
Un besito.

manzacosas dijo...

Adelante, PEDRO. Sacad sdelante vuestro proyecto, que seguro será interesante. Un saludo

Esther dijo...

Haces muy bien en apuntar tus proyectos en calendarios, yo bueno me apunto todo pero en la agenda del móvil que para eso me hace un pitidito cuando queda poco para la cita.. jaja

Espero que vuestro proyecto vaya bien y me alegro que seáis buenos amigos y tengáis la oportunidad de vez en cuando tomaros un café acompañado de una buena tertulia.

Besos

Antònia P. dijo...

Es bueno tener proyectos. En cuanto a las agendas tengo un problema: si son pequeñas las pierdo y si son grandes no me caben en el bolso. Así que prefiero los calendarios bien grandes. Los que regala La Caixa son estupendos.
Un abrazo.

Mafaldia dijo...

Suscribo lo dicho por Bipo de las marquesinas, porque nos produce alergia sólo el mirarlas...

Anónimo dijo...

Lo difícil sería que de tanto talento junto no saliera algo interesante.
Me gustan también los calendarios de pared con cuadros grandes para anotar cosas, así no tienes que llevar encima agenda, pero cada año va resultando más difícil encontrarlos. pancho

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras. En esta entrada tampoco os voy a contestar individualmente, como suelo. Sólo deciros que os agradezco la confianza y que compartáis conmigo la idea de la amistad.
Y, bueno, en el proyecto con Javier no se contempla sacar marquesinas de autobuses, pero (lo siento) continuaré con mi serie sobre el deseo y allí volverán...
Un abrazo.

Mafaldia dijo...

pues vaya....

Euphorbia dijo...

Los proyectos son una necesidad, no tenerlos es una de las principales causas de depresión. Yo sólo llevo agenda en el trabajo, fuera me da repelús, prefiero las libretas para ir anotando cosas de todo tipo, lecturas, ideas, compromisos, yo qué sé.
Espero que nos contéis sobre este proyecto conjunto.
Un saludo

Merche Pallarés dijo...

¡Lo sabía! Besotes, M.

Aldabra dijo...

me gusta como lo has dicho: "andar pensando con un amigo", es bonito.
bicos,

jg riobò dijo...

Me encanta la foto.
Demasiadas expectativas para un proyecto sin definir aun.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: quizá eso es lo bueno. Si estuviera totalmente definido, la diversión no sería tanta.

PILAR dijo...

A veces me gusta tener proyectos, saber lo que voy a hacer de aquí a Navidad por ejemplo.
A veces me gusta ver mi agenda (también soy asidua, y también a los calendarios, y ahora a los horarios semanales, tengo uno por cada hijo con sus horarios y sus actividades extras, me ayuda a centrarme) y ver cuántas cosas me esperarn.
Otras veces, puede que sea uno de ellos este momento, prefiero vivir "para mí", vivir poco a poco, sin esperar nada ni de septiembre, ni de octubre...
no es desesperar es precisamente no esperar...dejarme hacer, dejarme vivir, y lo que surja.
pero, soy inquieta por naturaleza, y cualquier día de estos rellenaré mi agenda y tacharé días por ser señalados por algo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PILAR: rellena y proyecta, pero sin agobios, aunque sólo sea para soñar ideas. Besos.

begoyrafa dijo...

Tener proyectos es la mejor forma de llevarlos a cabo aunque al final la vida te suele llevar por donde le da la real gana.
Un abrazo
Rafa

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

RAFA: así es, pero el buen rato no se le quita a uno.