domingo, 28 de septiembre de 2008

La ingenuidad de los liberales.

Ahora, en medio de la crisis provocada por la carrera hacia el abismo al que nos ha llevado la especulación y el desenfreno de los últimos años, los defensores del liberalismo nos dicen que no ha fallado el mercado sino los hombres que lo gobiernan. Es, sin duda alguna, verdad. Como los hombres siempre tenemos pasiones y cometemos errores antes o después, esta ideología tiene un grave problema.
Por caricatura, entonces, el liberalismo sólo podría funcionar en un mercado sin personas que tomen decisiones. Para estos teóricos liberales, todo marcharía mejor si la realidad no saliera de los libros y artículos en los que defienden sus propuestas o de los simuladores informáticos de sus tesis.
Esto me recuerda que hoy debería escribir una entrada para pensar en el mundo del siglo XXI.

28 comentarios:

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Es que se contradicen si pausa y, por supuesto, sin en menor ánimo de rectificación.
Abrazos,
Diego

São dijo...

Absurdo, completamente absurdo o raciocínio dessas criaturas.
Será que aprendem?!

Apagou-se uma estrela : Newman, que vá em paz.

Besos.

SELMA dijo...

"Al final, parece que será el dinero del ciudadano corriente, canalizado a través de los bancos centrales, el que resolverá los excesos de los especuladores multimillonarios ¿Hay justicia en estos rescates?
Es tremendo y plantea un problema ético: a los culpables no les pasa nada y eso que los cinco responsables de las hipotecarias que se han derrumbado ganaron el pasado año 226 millones de dólares en conjunto..."

Lo he sacado del Enlace que nos propones, y es acoj....te y vergonzante, sólo con pensar en ello..

Esperamos esta Entrada que anuncias, Pedro...

Un beso.

JESUS y ENCARNA dijo...

Y es que no paran de inventar historias para tenernos distraídos... imagino que no saben o no se han planteado que lo que nos es vivir y no intentar sobrevivir...
Besicos
Encarna

Antón de Muros dijo...

Para justificar lo injustificable, apelan a respuestas pueriles.
¿Creen que todo el mundo es tan ingenuo? uuuuuffffffffffffff

Saludos.

Antón.

lichazul...elisa dijo...

siempre el empedrado es el defectuoso...pero las piedras no hablan jajajaja (o sí??)

se viene RECECION CON TUTTI!!!
Dios nos pille confesados:-)

manuel-tuccitano dijo...

Ciertamente el hombre se equivoca, lo que pasa es que creo que eso es gana de marear la perdiz (como decimos por aqui en el sur). un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Niños, leed "El Club Bilderberg" de Daniel Estulin. ¡Vais a flipar!
Me parece vergonzoso que LOS CIUDADANOS tengamos que sacarles las castañas del fuego a estos tiburones de Wall Street. Besotes, M.

CORNELIVS dijo...

He leido dos veces la entrevista a Garrigues. Dice "Lo malo de los ciclos de euforia económica es que la codicia humana se pone en marcha y entonces todo el mundo quiere ganar más de lo que debe ganar y se generan este tipo de situaciones".

Cierto todo ello, a ver si escarmentamos!

Un cordial saludo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIEGO: ni siquiera notan sus propias contradicciones. Abrazos.

SAO: absurdo... o demasiado nítido. Besos.

SELMA: en efecto. Y lo peor es que el rescate se pretende hacer sin pudor, por los mismos que ayer mismo proponían que el Estado no debía intervenir porque el mercado
se regula siempre solo... Un beso.

ENCARNA: lo saben demasiado. Besos.

ANTÓN: voy pensando que sí, tan acostumbrados están a que la gente es manipulable con ficciones de bienestar.

LICHAZUL: no sé si confesados, pero sí con paraguas, por lo que va a llover.

MANUEL: ...para llegar siempre a los mismos presupuestos.

MERCHE: leamos. Ellos nos gobiernan. Besos.

CORNELIVS: lo que no dice Garrigues es que esa codicia humana es alentada por los que creen en el mercado, porque es parte de la grasa que hace funcionar el mecanismo. A ver si escarmentamos, en efecto.

Un saludo a todos y gracias por vuestros comentarios.

Abejita de la Vega dijo...

A mí el liberalismo salvaje me ha dado siempre más miedo que a Sancho Panza el ruido de los batanes.
Ruido:"el mercado lo arregla todo, todo y todo", "lo público es caro y malo, lo privado es maravilloso y baratito"., bla, bla, bla.
Se me afloja...como a Sancho.
Un saludo antiliberal.

manzacosas dijo...

Hola. También he leído la entrevista a Garrigues, uno de los defensores del liberalismo en los mercados. No dice nada nuevo, ni siquiera eso de que todo se ha desmandado por culpa de los codiciosos. Eso ya lo sabíamos, y también que cuando se ejecutan operaciones financieras hay que contar con la codicia, prevenirla y regular los mercados, lo que a lo mejor, y desconfío pero que mucho, intentan hacer ahora. Por favor, que no nos tomen por tontos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ABEJITA: comparto tu flojera y la de Sancho. Un saludo.

MANZACOSAS: lo malo no es que nos tomen por tontos, es que piensan de verdad que lo somos.

BIPOLAR dijo...

Si tiene más razón que un santo, al principio estaban los planetas y la economía de mercado. Ésta última era una estrella brillante y pura, satélite de la Tierra. Pero luego, cuando vino el hombre, -bueno cuando germinó aquí el bicho éste-, se cargó la capa de ozono, las llamaradas del sol y la economía de mercado -que de estrella reluciente pasó a luna monda y lironda-

Lo que todavía no NOS han descubierto estas mentes preclaras es por qué los pobres cada vez son más pobres y abundantes y los ricos al contrario. Claro, ya lo sé, la solución estaba en esa estrella...
¡Ahhh!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: es que ese tipo de estrellas no tienen remedio.

Mafaldia dijo...

¡claro que fallamos los hombres, siempre!la solución pasaría por acabar con la avaricia, la ambición de poder, el materialismo desenfrenado, el bienestar a costa de lo que sea..., cualquier planteamiento político es una utopía, y siempre, siempre se va a culpabilizar al otro.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MAFALDIA: es que los hombres les estropeamos a todos los teóricos sus planes.

Euphorbia dijo...

Sí claro, esos que se equivocan por no saber llevar la teoría a la práctica luego lo solucionan todo pidiendo dinero público para arreglar su estropicio. Eso sí, cuando les lleguen los beneficios bien se los van a repartir entre ellos.
Les podemos comprar entre todos un simulador y encerrarlos a todos dentro.

Esther dijo...

Para algunos el fallo siempre está en el resto, ese es el problema , no asumen sus propios fallos..A mi el libre mercado nunca me ha parecido un modelo ideal de economía por lo que conlleva,y es que no hay ningún control y luego pasa lo que pasa, lo que ha pasado.. Se ha llegado a un techo en el que la inflación ha bajado el nivel de vida,se pensaban que todos podíamos aguantar según que precios como los de la vivienda y no es asi...y ya se sabe que todo lo que sube baja...

Ahora es cuando quieren la intervención del gobierno, pero para poner dinero al sector privado cuando antes cuando ganaban tanto dinero no querían saber nada de él..

Yo soy de la opinión que el dinero no desaparece, y ese dinero que se ha generado estará en alguna parte..todas estas constructoras que ganaron en su día tanto dinero lo tendrán en sus cuentas privadas...pues es bonito sacar de la partida de beneficios cuando las hay ,pero no rascarse el bolsillo..

Que se lo rasquen la empresa es suya no?


Un beso

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

EUPHORBIA: y tirar la llave.

ESTHER: son liberales de boquilla, eso queda claro. Entre otras cosas, porque el liberalismo es una utopía.

begoyrafa dijo...

La verdad es llamativo, por utilizar un término suave, como los que pregonan que el estado debe mantenerse al margen y dicen eso de mercado, mercado, mercado, miran con ojos de cordero degollado cuando las cosas pintan mal para que les inyecten dólares en vena.
Liberalismo a la carta debería llamarse.
Un abrazo
Rafa

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

RAFA: me temo que son ellos los que marcan las normas de juego.

Antònia P. dijo...

Esto de la crisis me sobrepasa. Me temo que no lo entiendo ni ganas.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ANTÒNIA: pero la sufrimos...

Nacho Carreras dijo...

O sea... Que la culpa es nuestra por poner en práctica un sistema imperfecto, injusto...
Pues nada que los teóricos se vayan a una isla desierta a aplicar sus teorías y a los demás que nos dejen tranquilos.
Saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

NACHO: no hay isla desierta lo suficientemente grande para tantos.

Juan Luis dijo...

La ingenuidad nos llega a todos, hasta a los que no somos liberales. Ahora pagaremos todos las pérdidas de los que se han estado forrando hasta hace muy muy poquito.

Saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JUAN LUIS: en efecto. Nosotros fuimos ingenuos al creerlos y pensar que todos somos ricos.