martes, 26 de agosto de 2008

La ciudad navegada

¿Cuántas formas hay de vivir una ciudad? Cierro los ojos para ver mejor. No hay ciudad que nos merezca más que la que hacemos a trozos de voluntad, como cuando éramos niños y fabricábamos una con cartones y tiza, sobre la acera. Quiero hacerlo hoy e inventarme en sus calles, como en aquellos juegos de la infancia. Y navegar, lento, sobre ella, en un barco de aire, nube apenas.

34 comentarios:

lichazul...elisa dijo...

wowowow seré la primera!!!

que susto...jajajja

una ciudad inventada con esquinas redondas y muchas plazas arboladas
con veredas muy anchas para que podamos pasear de la mano sin soltarnos cuando vengan otros del lado contrario
con muchas fuentes de agua para jugar
y sobretodo muchas sonrisas para compartir...

muakismuakis

CARMEN--- dijo...

No sé si podras hacerlo, en aquel entonces tu alma era pura y límpia , ahora pesa y no por los años, si no, por las vivencias.Aún así, deseo que lo consigas.

Saluditos

miguel. dijo...

Si quieres, puedes tambien navegar por campos de cereal.

Dargor dijo...

Las maneras de vivir dependen de como pretendas sobrevivir

DianNa_ dijo...

Yo , lo invento todo y de tanto inventar, ya no se si soy real ...

Besos, niño :)

PIER BIONNIVELLS dijo...

Si.. Inventemos nuestras propias ciudades.. Vamos a dibujar calles hermosas y niños corriendo entre ellas..
Volvamos la vista al pasado y comencemos a soñar y a crear...

Precioso post..
abrazos.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

hola mi querido profe... hermosa ciudad generaste e inventaste.

Bsss. Nos vemos.

R. A. Riveiro dijo...

Bonita manera de disfrutar lo que tenemos alrededor, mitad realidad, mitad sueño.
Saludos.

Merche Pallarés dijo...

Otra foto preciosa, ¿es Valladolid? Besotes, M.

Maritza dijo...

Las ciudades...´que hermosas nos resultan algunas y vivimos evocandolas y soñandolas.

Un abrazo

Juan Luis dijo...

La ciudad donde vivimos es nuestro cielo y nuestro infierno. Podemos navegarla en una nube o por sus cloacas.

Saludos.

PILAR dijo...

Recuerdos de mi niñez: el brillo del sol sobre el Río Nela.
Los mosquitos y cortatijeras(así creo que se llamaban, o al menos así lo llamábamos)y ese olor a río.
Llegando a esta edad me he dado cuenta que los que andamos por los cuarenta y...acudimos a los recuerdos de nuestra niñez.
Hemos vivido rápido,
hemos vivido felices en nuestra infancia(al menos yo, sí)
se ha pasado nuestra adolescencia,
también nuestra juventud,
Ha ido todo muy rápido (al menos en mí, sí).
Y llegado a esta edad entre la juventud y la madurez, al menos yo sí, miramos atrás con ternura y cariño.
Y eso aprecio yo al leerte.
Besos

begoyrafa dijo...

Mirar tu ciudad con ojos de turista.
Un abrazo
Rafa

manuel-tuccitano dijo...

Desgraciadamente la tecnología acabó con la imaginación... aún recuerdo cuando de pequeño jugabamos al fútbol en plena calle y de vez en cuando un coche se paraba para no lastimarnos...¡que paradoja!
Saludos

brujaroja dijo...

La ciudad que realmente amamos es el resultado de nuestra propia creación. Seleccionamos sus espacios, elegimos sus esquinas, vemos el modo de recorrerla o abarcarla con las manos.
La ciudad de cada uno es tan personal como dicte nuestro espacio interior, que al fin y al cabo es el dueño del espejo.

Isabel Huete dijo...

La colección de libros-objeto que estoy editando se titula "Las ciudades son libros que se leen con los pies...". No es mía la frase sino de un escritor uruguayo cuyo nombre no consigo recordar. Creo que con ella lo digo todo.
Un besazo, navegante de sueños.

beetle dijo...

Yo en un barquito de papel

Saludos imaginarios

BIPOLAR dijo...

Las alas están demasiado rasgadas como para regresar a la ciudad de los niños perdidos

SAUVIGNONA dijo...

supongo que cada cual se fabrica su propia casa de carton o se dibuja la casa con tiza.... de acuerdo a su modo de vida o a sus exigencias........
besines pedro hermoso...
:)

São dijo...

Que essa tua cidade inventada tenha todas as cores do arco irís e os mais fragantes perfumes, meu caro Pedro.

Metis dijo...

puestos a vivir, que sea donde dios quiera. Yo tengo claro donde me inventaria, pero mejor no te lo digo para que no te deprimas.

un beso pedro.

Mitchele Vidal dijo...

Este mini-post sobre la ciudad, especialmente su nombre de "ciudad navegada", ¡me encanta!

Soy citadina empedernida y tengo un blog dedicado a la mía, que también tienen un río, aunque lamentablemnte no luzca tan límpido como el de tu foto...

Saludos caraqueños,

Merche Pallarés dijo...

¿Dónde estás querido Pedro que ni siquiera has abierto los comentarios???? Espero que te encuentres bien... Muchos besotes, M.

DianNa_ dijo...

Te echo de menos :( , todo va bien?

Besoss, guapo

Mafaldia dijo...

Por inventar que no quede... yo me la inventaría con un cielo azul de Burgos en primavera, con aire fresco y limpio que acaricia mientras andamos con rapidez, con las hojas verdes verdísimas recien nacidas, y aunque hubiera mucho asfalto, asfalto limpio recién fraguado.

PILAR dijo...

Siento ser mosca cojonera, aunque en realidad ahora las moscas empiezan a estar así, cuando se va el verano.
Lo digo porque ¿podía dejarte la gente un poco tranquilo cuando tardas más tiempo de lo "normal" en subir los comentarios?
A veces pienso que se te axfisia o se te asfixia?
Me he quedado muy a gusto, y sabes qué? Ojala tardes muchos días en contestarnos a todos.
Un beso, y saboreemos la lentitud, la tranquilidad, el leer por leer, el escribir por escribir, sin esperar que nadie nos tenga que leer a toda prisa y sin esperar una respuesta inmediata y políticamente correcta.

CORNELIVS dijo...

Ciudad navegada...me perdonarás, Pedro, pero inmediatamente mi imaginación se ha ido a la bella Venecia...no me gustaria irme de este mundo sin conocer Venecia y Roma.

Un saludo.

Merche Pallarés dijo...

Pilar, sé que la mosca cojonera soy yo... Tienes razón, no hay por qué contestar enseguida ni hacer comentarios. Pero como Pedro dijo que no se sentía bien, estaba preocupada... Besotes, M.

Mafaldia dijo...

SUSCRIBO LO DICHO POR LA SEÑORA PILAR, LA DE VERDE. ESO!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

LICHAZUL: la primera, en efecto (creo que te ayuda la diferencia horaria). Veo que te gusta na ciudad para la gente, como a mí. Besos.

CARMEN: son retos difíciles, casi imposibles, en efecto. Ojalá podamos entre todos. Besos.

MIGUEL: ese es otro paisaje que llevamos muy dentro los de Castilla... aunque estemos tan lejos como tú ahora.

DARGOR: o sobremorir.

DIANNA: a lo mejor es la forma más adecuada de ser. Besos.

PIER: a ser nosotros mismos. Gracias. Un abrazo.

MÓNICA: hagámosla posible. Besos.

R.A.RIVEIRO: mirar la ciudad ensoñada.... Saludos.

MERCHE: El otro día fue el Arlanzón a su paso por Burgos, éste el Pisuerga a su paso por Valladolid. Mis dos ríos. Besos.

MARITZA: y lamentando que las destruyan... Un abrazo.

JUAN LUIS: ya sabes que también las recorro, como parte de su realidad. Saludos.

PILAR: ¡yo también los llamaba cortatijeras! ¿Se llaman así? No sé, pero son los de nuestra infancia. Sí, ha ido todo muy rápido, demasiado rápido. Yo aprecio cada una de tus visitas, lo sabes. Besos.

RAFA: con ojos descansados y ávidos. Un abrazo.

MANUEL: y con dos piedras como postes de una portería imaginaria en la que el balón se iba fuera, por arriba, según la altura del portero. Saludos.

BRUJAROJA: y el único espacio verdaderamente nuestro...

ISABEL H.: sin la ciudad no seríamos, así que recorrámosla con pies lectores. Un beso.

BEETLE: y con viento a favor. Saludos.

BIPOLAR: ¡pues cosámoslas!

SAUVIGNONA: y con sus sueños y esperanzas. Besos.

SAO: al menos, que tenga el color del refugio.

METIS: pues espero coordenadas. Un beso.

MITCHELE: seguro que el empeño de todos podría limpiarlo. Saludos.

MERCHE: voy tirando. Tirando.

DIANNA: así así. Besos.

MAFALDIA: y silencios para oír a los pájaros y el viento.

PILAR: un beso y gracias.

CORNELIVS: son dos buenos lugares para perderse años. Saludos.

MERCHE: vale, que a veces no llego a todo. Besos.

MAFALDIA: la de verde. Eso.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Esther dijo...

Hola! bonita ciudad la que describes,tan tranquila con el rumor del agua y las nubes pintando el cielo de blancos ,recorriéndolo ante nuestros ojos, y esa brisa que en verano se agradece tanto...ainss me gusta jajaja

besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ESTHER: pero quizá sólo exista en sueños.

jg riobò dijo...

La ciudad soñada quedó en los sueños.
Buscamos esos rincones sin contaminar como desesperados.
El río ayuda mucho al despertar.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: al menos, el río hace entrar el viento como un tajo de aire limpio.