domingo, 24 de agosto de 2008

El río enmarcardo.


Ahora que volvemos de vacaciones con las maletas llenas de días cuyas tramas de horas debemos deshacer, poner encima de la cama o en montones en un rincón, esperando el tiempo de lavarlas, como la ropa sucia que arrojamos dentro cuando las hicimos apresuradamente para volver a casa, ahora, digo, uno repasa estas fechas recientes y no sabe a qué carta quedarse.
A mí me cansa mucho viajar en vacaciones. Me gusta hacerlo en cualquier otro momento del año e, incluso, aprovecho mi trabajo para coger un tren en cuanto puedo con motivo de una conferencia o un Congreso. Pero las vacaciones siempre me fatigan y deshacer las maletas me trae, junto con los granos de arena que se nos pegaron en la última visita fugaz a la playa, una inevitable sensación de derrota que hace que sienta más firme mi idea de que las próximas las pasaré en casa, en la ciudad fantasma y vaciada, casi sin salir del barrio. Además, pocos de mis últimos viajes de vacaciones estivales han sido satisfactorios y ya se sabe que casi siempre se habla desde la experiencia reciente.
Luego, uno se reconcilia con la memoria, porque la fabrica, igual que hemos idealizado aquellos lugares a los que nos llevaban nuestros padres, ciertos veranos en los que fuimos felices o descubrimos el amor adolescente. Y nos paramos a ver, con calma, las fotografías tomadas, para decidir cuál imprimimos, cuál enmarcamos. Curiosamente, la primera que elijo es ésta de una curva del Arlanzón que ya ha salido en este blog: la última de las vacaciones y la primera de la vida cotidiana.

46 comentarios:

manuel-tuccitano dijo...

A mi me encanta viajar...lo que odio es el viaje... cada año intento vivirlo de manera más intensa, disfrutar cada momento mietras pueda... cierto lo de los viajes de adolescencia...yo desgraciadamente tuve pocos. Saludos

Merche Pallarés dijo...

Preciosa foto. Besotes, M.

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola Pedro. Pues comparto contigo lo de que volver de vacaciones en pleno periódo estival te deja agotada. Yo en verano salgo unos días y me relajo de manera natural sin mucho viaje, en realidad viajo más durante el año que en verano, aunque no todo lo que me gustaría pero tampoco me quejo. En fin que estoy de acuerdo contigo. Recibe un afectuoso abrazo!

Aldabra dijo...

Coincido contigo en lo de las maletas. Si no hubiera que hacer maletas (tarea que me lleva al menos una tarde por maleta) y deshacerlas viajaría mucho más.

Y también coincido en lo de la especie de derrota. Es que son un trauma esos saltos a veces mortales desde el entorno escogido a nuestra casa.

Bicos,
Aldabra

p.d.: Una foto preciosa.

DianNa_ dijo...

Desde luego que las mejore vacaciones que yo recuerdo , fueron de pequeña, que emociones aquellas... :)

Besos y feliz retorno

Antón de Muros dijo...

Lo que decíamos, Pedro, tienes mucha razón: "uno se reconcilia con la memoria porque la fabrica"
También es cierto, convengamos, que afortunadamente, algunas veces logramos disfrutar en el mismo momento de la experiencia sin necesidad de aguardar el barniz de nostalgia "deformante" que agrega el paso del tiempo...

Un abrazo desde el sur.

Antón.

R. A. Riveiro dijo...

Mis vacaciones ideales eran en el pueblo de mis padres,disfrutando del verano con un buen montón de amigos y alguna amiga que otra. Alguna vez si disfrutábamos de días de playa con la familia y recuerdo que lo pasábamos bien.
Ahora los motivos de mis vacaciones, más que para disfrutar Yo, son para poder hacer sentir a mis hijos felices y que lo pasen bien, eso para mi son ahora unas vacaciones ideales.

CORNELIVS dijo...

Preciosa fotografia la que publicas. Y en cuanto a las vacaciones estivales, coincido con tu analisis, pues muchas veces me ha pasado lo mismo, me han cansado. Ademas no he podido tomarlas en otros meses porque estoy inevitablemente encadenado al mes de Agosto (es un mes inhábil segun la Ley de Enjuiciamiento Civil, y la mayoria de los abogados aprovechamos tal circunstancia para tomarnos nuestras vacaciones en dicho mes). Pero este verano he conseguido descansar bien; los doce primeros dias estuve en una casa rural, a unos 60 km. de aqui; y los siguientes doce, estuve en mi casa, relajado, rutas de moto y mucha piscina.

Un cordial saludo.

Juan Luis dijo...

Estoy completamente de acuerdo. Viajar fuera del calendario de vacaciones es una auténtica delicia.

Antonio Aguilera dijo...

Estupenda idea la de compartir la lectura del Quijote.
El próximo jueves qué capítulo toca??.

Ya visité a Cornelivs para felicitarlo, lo que hago extensible a todo el grupo.

Bueno, no pedí permiso para entrar. Disculpen.

Oiga, ¿ se puede pasar y hablar del Quijote ?.

Un afectuoso saludo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: quizá por ser más escasos aquellos viajes, los valorábamos más. Saludos.

MERCHE: Gracias. Besos.

RINCÓN: otro grande para ti.

ALDABRA: es curioso: cada vez meto menos cosas en la maleta. Besos.

DIANNA: las emociones de descubrir el mundo. Besos.

ANTÓN: pero ese disfrute es tan fugaz que, a veces, se nos escapa. Un abrazo.

R.A.RIVEIRO: ver la alegría de los niños es una magnífica forma de ser feliz.

CORNELIVS: y tranqulidad, sin duda. Saludos.

JUAN LUIS: es la mejor forma de viajar que conozco.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ANTONIO AGUILERA: Bienvenido a La Acequia y, por supuesto, puedes pasar y comentar, no sólo del Quijote. El próximo jueves, el capítulo XVI de la primera parte. Te esperamos.

Virginia dijo...

Yo aún no he tenido la suerte de irme de vacaciones, espero a mediados de septiembre, porque me gusta más viajar cuando se empieza a relajar todo el bullicio del verano; aunque confieso que pasar todo agosto en Madrid se hace muy duro a veces.
La foto de la entrada es preciosa, dan ganas de pegarse un bañito en ese río. La serenidad del paisaje es envidiable.

fernando dijo...

REsulta una buena opción descubrir tu ciudad en vacaciones. NO siempre hay que salir fuera en vacaciones. Un abrazo.

lichazul...elisa dijo...

viajar ....algún día lo haré nuevamente
sin apuros y sin equipaje:-)

Isabel Huete dijo...

¡Depende de tantas cosas que unas vacaciones sean buenas, regulares, o malas! Lo ideal, creo yo, es poder disfrutar de vacaciones sin tener que ocuparse ni preocuparse de lo que nos ocupa y preocupa habitualemente, y eso es difícil de adulto, ya sea en casa o junto al mar. Mis mejores vacaciones han sido ésas en las que me he ido sola, y es que yo nunca me aburro.
La vuelta a menudo nos parece un retroceso, pero eso sólo pasa si lo que te espera al día siguiente no te satisface. Ahí hay entonces un problema que no hemos podido o querido solucionar.
Besotes.

Anónimo dijo...

Hola a todos.
Yo creo que las vacaciones tienen que servir para más que para apartar el extrés del trabajo normal.
Para mí, lo mejor de las vacaciones es encontrarme con gente, que no veía desde hace tiempo,ó que solo nos vemos de verno en verano.
En las terrazas de verano, los recuerdos salen a borbotones y van directos al corazón, acompañados de risas .Luego llegan los sentimientos de empatia con los amigos ante los problemas cotidianos., y qué bonita es la amistad!!!!!
Lo que peor llevo es cuando ya estás de vuelta en casa y te das cuenta que "todo ha cambiado", que todos somos tan distintos, que si cambiáramos de tema, creo que seríamos incapaces de cruzar más de 30 frases.
Me pondré al dia en el Quijote!!!!
Rosa C.

SAUVIGNONA dijo...

la foto como siepre..estupenda!
ahora a mi encantaria viajar todo el tiempo aunque sea por trabajo me encantaria ..y solo me gusria llevar una sola maleta donde quepa todo lo que uno quiera cargar...pero..(siempre hay un pero)..como soy mujer dudo que solo lleve una maleta..por lo tanto no me conviene viajar mucho...por lo tanto te dejo un besin nomas......
adeu! .)

beetle dijo...

No hay nada como viajar.

Y recorrer lugares y sus gentes
volver con las maletas llenas de recuerdos

saludos

São dijo...

Meu querido Pedro, é a primeira vez que não estamos de acordo: adoro, adoro e adoro viajar!!
Mas quando trabalhava , tinha sempre o cuidado de deixar uns dias para estar em casa entre a saída e o regresso ao trabalho, para poder saborear o lar, sem dúvida.
Ah, gostei muito da fotografia: faz uma boa transição, sim.
Besos.

maggi dijo...

Lo siento de verdad que no te hayan sido de gran placer tus viajes, Pedro. A mi viajar me ilusiona, pero comparto mi opinion con Manuel Tuccitano, que lo que no me gusta es el viaje (si es que se refiere al transporte) porque los aeropuertos me ponen nerviosa de tanta seguridad, de tanto analizar, de tanta peña... Desde luego lo que mas me fastidia es el no saber el idioma del pais que visitas...aunque hables ingles puede que ellos no demasiado bien, y no conectas con la poblacion como quisieras! Y luego vale que la ropa del viaje quedara un monton para lavar cuando llegues a casa, pero es ponerse;) Vale la pena, yo creo!! Muchos abrazos fuertes y oye que se ve que ira otra sueca de erasmus de mi uni a Burgos este semestre! No la conozco, pero cuidala bien;) y recuerda que soy yo la original;)

amelche dijo...

¿No será eso el "síndrome post-vacacional" que dicen en la tele? Bueno, ahora hay que ir despidiéndose del verano e ir adentrándonos en el otoño poco a poco.

María dijo...

Ya va siendo hora de despedir las vacaciones, quién las haya tenido, y de volver a la normalidad, y la verdad es que, por lo general, cuesta adaptarse por unos días otra vez al horario habitual, aunque en mi caso, como este año no he tenido vacaciones, lo tengo más fácil porque no tengo que adaptarme.

Bienvenido a la normalidad.

Un beso.

isla_errante dijo...

Gracias por todo y adios

Salondesol dijo...

De pequeña me apuntaba a deportes varios por que los "findes" viajábamos para competir en otros pueblos. Eran paisajes desde la ventanilla de un bus a ritmo de canciones típicas de campamento.

Viajar... a lomos de un coche, un libro o la red. Un placer.

Un abrazo.

manzacosas dijo...

Hola, PEDRO. Coincido contigo en lo de la ropa sucia, que es un incordio, y en eso de que viajar en vacaciones es otro, y tremendo. Lo bonito son las escapadas de fin de semana, o cuando se pueda, pero nada de meterse en un sitio a vegetar. Un saludo. Manzacosas

beetle dijo...

Que pena, yo ya acabe mis vacaciones

un día de estos haré un post de donde he estado, bueno yo como siempre elegí la montaña

sera por algo!!

saludos desde la red

caballero andante

Paco dijo...

yo siempre digo lo mismo... en vernao en casa, en el último viaje disfrute como un enano, y maldije también como un enano, demasiada gente, demasiado calor... a mi me gusta viajar en invierno, sin prisas... pero cuando se tienen niños, ellos no se adaptan a tí, tú te adaptas a ellos.

Estoy agotado.

abrazos

Nacho Carreras dijo...

El problema es que no tenemos vacaciones "perpetuas" las anhelamos tanto que cuando llegan...
Saludos.

Dargor dijo...

No es el tiempo: Eres tu.

Todo sigue dentro de ti, bloqueando todo.

Metis dijo...

pues que quiers que te diga pedro, yo mataria por tener unos dias de vacaciones en verano, lo ultimo que me preocuparia seria la ropa sucia o el trauma postvacacional que tendria, el solo hecho de no trabajar en verano y poder irme por ahi ya me alegria las vacaciones.

aun me quedan 2 meses para ello. Y paradojicamente siempre empiezan el dia de todos los santos.

besos

BIPOLAR dijo...

Quién pudiera quedarse junto al mar. Agua es, pero el río no me consuela. El frío comienza alojarse otra vez en la ciudad.

Euphorbia dijo...

Mis maletas están vacías de días, ayer empecé a trabajar con una sensación de miseria indescriptible, de tiempo perdido.

Yo no puedo viajar durante el año, así que o lo hago ahora o no lo hago. El quedarme en casa da la impresión de que no hay cambio, que un día es igual a otro hasta que llega el final de las vacaciones. Casi no hay recuerdos del descanso y nada que añorar.

Estoy pensando algo para unos pocos días en Navidad.

Me encantaría estar ahora en la orilla de ese río, sentada, sin nada que hacer, sólo ver pasar el agua.

Un beso algo deprimido

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

VIRGINIA: septiembre es mi mes favorito de vacaciones. Buerno, era, que ya no se me logra.

FERNANDO: la ciudad en la que uno vive suele ser muy desconocida si es un poco grande. ¿Cuántas veces sucede que los que menos van a los museos de un lugar son los que vivien en él?

LICHAZUL: pues suerte y que sea pronto si es para bien.

ISABEL H.: algunos viajes deben hacerse siempre solo porque es difícil encontrar compañeros con excatamente las mismas inquietudes y ganas.
En cuanto a la vuelta, además de los problemas, está la rutina del trabajo. Besos.

ROSA C.: eso sí: encontrarse con la gente querida, sin que importe mucho el lugar.
¡El Quijote te espera!
Besos.

SAUVIGNONA: a veces basta con una pequeña mochila. Besos.

BEETLE: el viaje aporta muchas cosas, es verdad.

SAO: ¡a mí lo que no me gusta es viajar en vacaciones! Es bueno eso que hacías de combinar vacaciones y hogar. Besos.

MAGGI: cuidaré bien a tu compatriota, no lo dudes, pero sólo tú fuiste la primera. Cuídate mucho y sigue viajando. Ya sabes que La Acequia siempre está aquí para cuando quieras.

AMELCHE: y qué finales de verano estos.

MARÍA: no sé si envidiarte. Un beso.

ISLA: Me paso por tu blog ahora para descifrar tus palabras.

SALÓN DE SOL: eso sí: viajes que rompen lo cotidiano, que te llevan de un lado a otro. Un placer.

MANZACOSAS: cuando uno quiere instalar un hogar a cientos de quilómetros para una semana, no viaja: translada su cuerpo. Saludos.

BEETLE: bueno, pues esperamos entradas. Saludos.

PACO: en invierno, un fin de semana, pequeñas escapadas que te ayuden a conocer sitios y gentes fuera del agobio turístico. Te comprendo en lo de los niños, te comprendo. Descansa de las vacaciones.

NACHO. ¡y tanto, y tanto! Y nos la merecemos ahora mismo, no para entonces. Saludos.

DARGOR: y uno está enhebrado de tiempo.

METIS: bueno, ya está cerca y seguro que disfrutas de las vacaciones. Besos.

BIPOLAR: ¡sobre todo en estas mañanas!

EUPHORBIA: ¡escápate un fin de semana, una tarde, una hora, aunque sea a un pequeño pueblo a pocos quilómetros! Un beso, y no te deprimas.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Pilar dijo...

Cuando te leo, sigo sintiendo aquello que me acerco a esta acequia, es cercanía, es comprensión, es identificación.
Es como si lo que estuviera leyendo lo hubiera escrito yo (perdón por la comparación, me refiero al fondo, a los sentimientos, no a la forma, ya que no me puedo comparar con un escritor como tú).
Las vacaciones. La verdad, este años para mí han sido tranquilas por diferentes circunstancias me fui en Junio unos días a la playa. Y las vacaciones de agosto las he pasado en Burgos. En mi casa.
Y he sido y me he sentido yo misma.
Mi casa, mi espacio. Ese lugar donde sólo paro a diario lo justo como en la pensión del peine. He vivido mi casa. He retomado mi casa. Las labores propias del ama de casa, con cariño, precisamente porque han sido sólo en vacaciones.
He paseado mi ciudad.
he vivido en mi casa.
sin prisa, sin tener que llegar a ningún sitio. Sin tener que hacer kilómetros. Saboreando mi ciudad. Observando a los turistas y viendo cómo fotografían mi ciudad.
Y por supuesto observando cada día mi Arlanzón, mi fiel compañero.
Por lo demás ahora tengo poso de melancolía, ¡joder! será que se acerca el otoño.
Gracias por tu acequia. Y por estar ahí.
Un beso.ah, y perdón si me he enrollado.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PILAR: no debes pedirme perdón por traerme tus emociones. Se acerca ya el otoño, sí. Y lo veremos en las hojas de los árboles, junto al río.

Esther dijo...

Este año yo no he hecho ningún viaje,pero no he parado de salir y ver lugares cercanos a mi,como siempre tendemos a ver lo que está lejos sin reparar en lo que tenemos cerca. Aún asi yo tengo una maleta que deshacer de buenos recuerdos a enmarcar en mi memoria,espero que tú también traigas buenos recuerdos de tus vacaciones.

besos

Euphorbia dijo...

Euphorbia, no, no me deprimiré (al menos en serio) y seguro que me escapo, Barcelona a veces me quita el aire. Besos.

begoyrafa dijo...

Yo difiero un poc con el sentir de algunos. A veces lo mejor de las vacaciones es planearlas. Decidir al sitio al que vas a ir, mirar rutas o guías del lugar, hacer los preparativos, incluso el viaje. Después como pasa casi siempre tus expectativas no se cumplen.
De todos modos siempre es bueno dejar unos días para recuperarse en casa antes de incorporarse al trabajo. El epílogo siempre deben ser las vacaciones de las vacaciones.
Un abrazo
Rafa

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ESTHER: se alternan con los malos e indiferentes, pero sólo enmarcaré los buenos, claro. bESOS.

EUPHORBIA: pues hazlo. Besos.

RAFA: ¡el descanso de las vaciones deberían recetarlo los médicos! Estoy de acuerdo contigo. A veces ni hace falta moverse para viajar: un mapa y un buen libro es suficiente. Un abrazo.

Antón de Muros dijo...

¡Cuánta razón, Pedro!:
"A veces ni hace falta moverse para viajar: un mapa y un buen libro es suficiente"

Los relatos, las historias, alma de los libros, nos permiten recorrer enormes distancias y llegar a los puntos más alejados del planeta (y a veces a los más recónditos de nuestro corazón).

Por mi parte, "conocí" Galicia cuando era niño a través de las historias orales que me regaló mi abuelo.
Un viaje inolvidable, y sin maletas por cierto...

Un abrazo.

Antón.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ANTÓN: ésa, es, sin duda, una de las formas de viaje más antiguas: la narración oral. Sin ellas, no hay verdadero impulso para viajar luego físicamente. Un abrazo.

jg riobò dijo...

Yo también prefiero esas vacaciones pero el amor consiste en complacer al otro y si toca playa, pues playa.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: si es que somos de buen conformar.

Myr dijo...

De mi Hayarkon a tu Arlanzon, hoy he venido en mi nave de 7 velas al viento desplegadas, trayendo la primavera de estas tierras.

Yo, viajante del futuro, itinerante nata, del mundo ciudadana: Te vengo a invitar a una aventura....

En popa, la botella de vino ya esta abierta. El sol, su naranja ya nos muestra.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MYR: ¡qué maravilla de viaje!