miércoles, 2 de julio de 2008

La casa a cuestas


Todo lo que necesitamos lo llevamos encima: lo demás nos sobrecarga de necesidades y recuerdos. Los objetos que acumulamos son fetiches de nuestra inseguridad, incluso la mayor parte de nuestra biografía, tan inútil y prescindible. De eso nos damos cuenta cuando la vorágine propia o ajena nos empuja al margen y aquello en lo que consiste nuestra existencia cabe en una pequeña bolsa sobre la que reposamos la cabeza, cansados, en cualquier lugar, en cualquier tiempo que nos lleva a otros iguales. Desde allí ya sólo miramos hacia dentro: tú soy yo. Ya nada sobra, sólo la vida. O ni eso.

34 comentarios:

elshowdefusa dijo...

Esta entrada casa perfectamente con la de Brujaroja...

cuentosbrujos dijo...

y qu eharías tu sin la batidora eh??
responde
jajaj
me ha gustado, tambien lo pienso, la de mierda que conservamos....
saludos brujos

jg riobò dijo...

Nos intentan convencer de que acumular asegura el bienestar y la felicidad, en realidad es lastre que arrastramos.

Merche Pallarés dijo...

Como digo, querido Pedro, desnudos llegamos a este puto mundo y desnudos nos iremos... Esa es nuestra verdad. Besotes, M.

CARMEN--- dijo...

La mochila en la que habita el alma, somos nosotros mismos.Llenamos la mochila de cosas inservibles que sólo crean apego, su pérdida sufrimiento.Sí la mochila está llena de sabiduría!!!, por qué la llenamos más??

Saluditos

manzacosas dijo...

Muchas veces he reflexionado sobre nuestra existencia en el sentido de que giramos continuamente sobre nosostros mismos. Y no creo que se trate de egocentrismo, sino de que es una exigencia del propio yo, de la propia existencia, de la propia vida, algo a lo que no podemos sustraernos. Quizá no debiéramos dar vueltas al tema, sino dejar que la vida transcurra, sin más. Un saludo. Manzacosas

Euphorbia dijo...

Si ya lo decía yo que hay que limpiar armarios. No necesitamos ni una décima parte de lo que tenemos, y aún me parece mucho, pero acumulamos creyendo que eso nos traerá la felicidad. A Sancho Panza no le cabía mucho en las alforjas...
Un beso, Pedro

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

FUSA: Voy a verla, que he estado desconectado.

CUENTOSBRUJOS: de cuántos objetos hemos constituido nuestra vida...

JAVIER: lastre impuro.

MERCHE: todo lo demás es la mentira sobre la que decidimos construirmos. Besos.

CARMEN: porque no la llenamos de sabiduría... Saludos.

MANZACOSAS: lo malo es que la vida no suele transcurrir... nos pisa. Saludos.

EUPHORBIA: acumulamos ansiosos. Un beso.

Gracias a todos por vuestros comentarios en estos días.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Madre mia! y yo que guardo todo!..`pues nada . A limpiar y tirar toda cosa que no necesitemos...
por donde empiezo.. humm..

abrazos.

Francisco O. Campillo dijo...

Como ya te dije anteriormente -y sólo repito lo que he leído- "Es verdaderamente nuestro aquello que no podemos perder en un naufragio"... o algo parecido.

Por cierto, te veo muy comprometido y muy caminante ultimamente. Incluso empiezo a entender la mayoría de tus post ;-)
Un abrazo veraniego.

manuel-tuccitano dijo...

Amigo, el consumismo nos lleva al extremo de acumular cuan sindrome de Diogenes se tratase...pero es que nos han creado la necesidad..que dificil luchar contra esto. saludos

___________________ dijo...

Hummmm ¿Son fetiches de nuestra inseguridad o para nuestra seguridad? Cuando viajas y te elejas de todos tus fetiches, cuando tienes que partir casid e cero, te sientes casi como desnudo, como si lo que habitualmente nos rodea fuer una proyección de nosotros mismo,

No sé, es sólo una idea.


Un saludo,


Pedro.

amelche dijo...

Pues sí, lo mejor es no cargar mucho, que luego la mochila pesa a la espalda y las maletas no hay quién las pueda manejar.


Creo que este blog te gustará:
http://www.apuntesdeunprofe.blogspot.com/

Esther dijo...

Me encanta pedro como miras al margen sin ignorarlo,la sociedad siempre los ignora, pero están ahi.Y es verdad que cargamos con muchas cosas innecesarias para vivir pero de las que hemos creado una necesidad no natural como las nuevas tecnologías, los del margen con sobrevivir ya tienen suficiente..
Besos

Juan Luis dijo...

Siempre me pregunto el por qué de ese acumular, ese apego a los trastos viejos es reflejo de nuestro apego al pasado, al dejar las cosas como están. Ojalá tuviésemos el mismo apego y confianza al futuro.

Saludos.

tequila dijo...

Pena que en esta sociedad no podamos vivir asi: los valientes, los que lo llevan a la realidad hasta la última consecuencia.. desaparecen.
En sentido metafórico, ciertamente quizá ni una bolsa hiciera falta.
Un saludo

begoyrafa dijo...

Siempre he pensado en esa situación de incendio en tu casa, tienes tres minutos para sacar lo imprescindible; seguramente lo que sacara de casa sería lo menos útil en lo material, seguramente lo que sacara son los recuerdos.
De todos modos, y en mi caso particular, tengo muy poco apego por casi todos los objetos que me rodean excepto por los libros, aunque me pudiera comprar otra edición, ya no sería el mismo libro que yo leí.
Un abrazo
Rafa

Euphorbia dijo...

¿en estos días? Si lo dices por las vacaciones, yo no tengo aún, así que estos días son lo mismo de siempre, o peor, un asco de días. Aquí me tienes, como un reloj pero sin agujas.
Un beso

Mafaldia dijo...

Cada día comprendo más a los enfermos del síndrome de Diogenes... es que no es posible llevarse más cosas que no se usan ni de viaje ni habitualmente cuando hago la maleta y es realmente cierto que el equipaje es el reflejo de nuestras inseguridades, claro que sí.

DianNa_ dijo...

A días sobra todo, liarse la manta a la cabeza sería lo más fácil o lo más cobarde, me lo rumiaré mientras compro y compro en el super, que asco.

Pedro , si tienes tiempo, pasa por Terra y echa un vistazo a mi entrada del Quijote de hoy , a ver si te parece bien, gracias.

Besos^^

beetle dijo...

La vida!!
que nos deparara, los viajes
los lugares y las gentes que encuentras en el camino

Saludos

brujaroja dijo...

En eso andaba yo ayer pensando. En los objetos que acumulamos...
Parece que andamos por los mismos laberintos interiores.
Un beso, Pedro

VAMOS a VER dijo...

Ya he vuelto a Edimburgo.

Y qué me lleve a Burgos? Pues entre otras cosas el curso de español de la BBC del año 1966 (libro y dos discos de vinilo)

Hace casi 40 años, no se tenian tantas posibilidades para aprender idiomas como ahora, y entonces se recurria a los discos o sintonizar la radio BBC su programa de enseñanza de alguna lengua.

Por cuestiones que ahora no recuerdo,colecciné tambien los cursos de francés, italiano y en disco mas pequeño otro en árabe.

Seguro que la BBC los tendrá en su archivo como piezas de museo.

Y como tal, se me ocurrió que tal vez al Instituto de la Lengua en el paseo de la Isla de Burgos le gustaria tener una copia como documento histórico de la enseñanza del Castellano para extrajeros (ingles).

El Curso lleva por titulo.

VAMOS A VER.

Y mirando a google me salió el URL que os mando.

Saludos a todos. Miguel.

Paco dijo...

Cierto es, pero a veces las cosas mas pequeñas e insignificantes son las que más valoramos, ahora estamos en epoca de limpieza... armarios llenos de cosas que efectivamente no usamos y que piden a voces ser dejados con un poquito más de aire en su interior.

abrazos.

María dijo...

Estamos en una sociedad totalmente consumista, nos dejamos manipular e influenciar, inconscientemente, por los productos de consumo, que bajo los anuncios de los medios de comunicación, nos avasallan hasta el no vá más, y sin querer, los vemos, a no ser que cerremos los ojos y nos tapemos los oídos, e incoscientemente, se nos queda grabado en la mente ese vehículo que está conducido por esa mujer imponente, por la melodía tan dulce de su música, por ese paisaje tan maravilloso, y que, cuando vamos a comprar un vehículo, al final, el que vamos a comprar es ése que vimos en el anuncio que tanto nos sedujo, aunque el vehículo no sea el que queríamos en un principio.

Todos nosotros vivimos influenciados por ese consumismo tan materialista que nos persigue, y que, inconscientemente, todos nos dejamos manipular, comprando y adquiriendo productos innecesariamente, que lo único que hacen es estorbar en nuestras vidas, y para nada, disfrutar de esas pequeñas cosas, que tienen mucho más valor moral.

Un beso.

SAUVIGNONA dijo...

por suerte no se puede llevar la casa a cuestas...si no sabes como me pesarian de tantos cachivaches
LO QUE SI me llevaria a cuestas e el lavarropas si???? por favor!!!
:(
pero cuantas razon tieneS hermoso en decir "lo demas es sobrecarga" pues lo cachivaches que con mas razon tendriamos que desacernos tendrian que ser los RECUERDOS
UN BESIN GIGANTE!!!!!

Magui dijo...

É verdade.Melhor seria que fosse nem isso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PIER: mejor que tirar, no comprar... Abrazos.

FRANCISCO: ya me conoces, comprometido lo he estado siempre. Ahora, más claramente, quizá. Un abrazo.

MANUEL: y tan difícil. Saludos.

PEDRO: sin embargo, quizá fuera terapéutico comenzar de cero cada cierto tiempo. Saludos.

AMELCHE: pesa. Demasiado. Voy a ver tu recomendación.

ESTHER: a veces, sobrevivir es la mejor forma de vivir. Besos.

JUAN LUIS: qué miedo nos da el futuro, por su incertidumbre. Quizá porque allí no podremos llevarnos todo lo que hemos atesorado y no sabemos vivir sin ello. Saludos.

TEQUILA: las manos en los bolsillos y la mirada al frente. Saludos.

RAFA: yo suelo ser muy funcional en casa. Apenas dejo recuerdos en mis cosas. Como si pudiera hacer una pequeña mochila y dejarlas atrás a todas. Un abrazo.

EUPHORBIA: no lo digo por las vacaciones, pero podría aplicarse. Espero que las tengas pronto.

MAFALDIA: en efecto: el por si acaso...

DIANNA: ya fui y me gustó. Besos. Y no compres demasiado en el súper.

BEETLE: la vida es incierta: por eso debemos vivirla. Saludos.

BRUJAROJA: en efecto, nos andamos juntos. Un beso.

VAMOS A VER / MIGUEL: me agrada tu afición a estas cosas: da vida a objetos y libros. Nueva vida. Saludos y feliz regreso.

PACO: arrojemos los lastres. Saldremos ganando. Saludos.

MARÍA: nos estorban y nos traban, en efecto. Un beso.

SAUVIGNONA: los recuerdos pesan como si fueran losas. Un beso.

MAGUUI: exacto. Gracias por tus palabras.



MONOTRIBUTO: me ha parecido muy interesante tu comentario, copia exacta de una entrada de tu blog, pero, como no se ajusta a las normas de publicación de comentarios de La Acequia (es sólo un intento de dar a conocer tu página y no se corresponde con la entrada que se comenta), lo he borrado. Bienvenido, de todas las maneras, a La Acequia, espero verte por aquí en próximas ocasiones. Saludos.

Sol solito dijo...

Es dificil no llenarse de recuerdos, pero si que es verdad que a veces acumulamos demasiadas cosas que nos atan al pasado. Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

SOL: deberíamos aprender a olvidar. Sobre todo aquellas cosas que no merecen la pena: casi todo. Besos.

BIPOLAR dijo...

De esto se da cuenta uno cuando se queda en el paro. La de dinero despilfarrado y artículos innecesarios que adquiere. (Supongo que la guerra es la situación más real de vivir con nada)
Nuestro cuello carga con collares de abalorios que aplastan la caja torácica.

Euphorbia dijo...

Entonces, tú sabrás. Un beso igualmente, en estos días.
(las vacaciones en agosto y sin posibilidad de elección, así que...)

Cuspedepita dijo...

Nos pasamos la vida buscando tener cada vez más y mejores cosas y al final nos damos cuenta de que esas cosas son cadenas que nos aprisionan.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: nuestro cuello carga también con cosas inútiles que llenan nuestra cabeza.

EUPHORBIA: agosto se acerca, paciencia.

CUSPEDEPITA: cadenas que arrastramos en nuestra vida, en efecto.