miércoles, 4 de junio de 2008

Notas de final de curso

Me gustan los finales de curso. No exactamente por lo que pensaréis más de uno, puesto que mis vacaciones tienen mayor intensidad de trabajo que los días de clase. Soy de esos que, en las vacaciones, trabaja porque me gusta y me sirve para descansar más que un día de playa.

Me gustan los finales de curso. El último día de clase, como ha sido hoy: sentir la vida de mis alumnos en sus nervios, ayudarlos a superarlos y provocarles para que preparen de la mejor manera su examen. Cada final de curso renueva mi compromiso como docente. Hago autocrítica y me preocupo por los estudiantes que me han acompañado durante los últimos meses.

Me gustan los finales de curso: pongo orden en la mesa de trabajo, como si quisiera dejar espacio al nuevo año académico, a los nuevos alumnos, a las ilusiones que están por venir.

Y proyecto el verano, aunque sé que muchas de las cosas no podré cumplirlas porque la vida me llevará por otros lugares no previstos. Durante los próximos meses tengo que organizar un proyecto sobre Artes Escénicas que espero dé su fruto pronto; pensar en los nuevos impulsos al mundo de los blogs al estilo de Mutantes y con nuevas ideas; escribir un libro que me han encargado sobre el teatro de los años de la Transición a la democracia; retomar viejos proyectos de investigación sobre el teatro del siglo XIX; dar los primeros avances serios en una novela que me tengo prometida.

Esta mañana, al salir de mi última clase a las dos de la tarde, he comenzado a poner orden en mi cabeza para todo esto. Me pasa siempre: es una necesidad de barrer la casa, pasar el plumero, aspirar las alfombras, limpiar el baño. He recogido a mi hija, la he ayudado en sus deberes, la he dejado en la academia en la que sigue estudios musicales.

He vuelto a casa: he puesto al día dos páginas que tenía atrasadas en su actualización y que os invito a visitar: el listado de referencias del blog y la guía de lectura de las series, con su explicación. Con esto, puede seguirse La Acequia mejor y comprenderla y hacer búsquedas selectivas. Al acabar, me he sentido como cuando terminamos de ordenar una habitación y damos un paso atrás para contemplar el efecto, y nos gusta. Todo parece estar en su sitio: es la sensación que debe tener un jardinero al concluir el diseño de un jardín zen, como en la foto. Todo parece estar en su sitio. Sé que no es así, pero me voy a dar unas horas de tregua.

Hoy he cerrado el curso a falta de los exámenes -que, seguro, saldrán bien- y el seguimiento de mis alumnos de Doctorado.

Creo que me voy a hacer de cena dos huevos fritos con chorizo, a relajarme en el sofá y tomarme una cerveza.

54 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Música de PsIcosIs
http://es.youtube.com/watch?v=rMACT3ZjrgQ

Horror....

Él

tenía

más

tiempo

LIBRE....

DianNa_ dijo...

Pues me alegro que hayas terminado el día felizamente y comas chorizos ;)

Creo que deberías cuidarte un poquito y descansar más y pásame un birrita de esas jajaj

Besos y felices vacaciones^^

XuanRata dijo...

También a mi en mis tiempos de estudiante me gustaban los finales de curso, despues del último examen, todavía sin saber los resultados, mandarlo todo a freir huevos con chorizo. Nunca pensé que sentía el profesor del otro lado de la mesa. Ahora siento no haberle invitado a tomar una cerveza.

Mafaldia dijo...

Esta claro que tienes el estómago a prueba de bombas, muy rica la cena y merecida, ¡ves! es que eres demasiado ordenado y pulcro... Hala! a soltarse más la melena que llega el verano y todo lo que quieres hacer en él, cansa sólo de leerlo, a la playa y al campo a pasear como buen paseante es una orden. :)

elshowdefusa dijo...

¿De qué curso eres profesor? A mí los finales de curso me gustan y no me gustan. Como final que es un principio... y como exámenes que es un agobio.

Reggis FraPe dijo...

Me gustan los finales de curso.....
No habia pensado en el sentir de los profesore, .......mmm......mañana le llevare a mi remilgosa profesora , unos dulces, pensando en que usted es preofe.

(Por que si le llego con una cerveza, me reporta...jajajajajaj)

Un beso grande

manuel-tuccitano dijo...

Amigo y colega... mis sentimientos y mis aspiraciones en verano, no difieren mucho de las tuyas... peco de programar en exceso cosas que al final se que no llegaré a hacer... De todas formas te diré que para mi los finales de curso antes me daban alegría por eso por las vacaciones por librarme de esos enanos bajitos y no tan bajos... ahora en la experiencia ves que se marchan casi hombres y mujeres pero en el fondo son niños grandes que comienzan a enfrentarse a la vida... De todas formas, además de los proyectos que tengo apuntados en mi agenda (seguro que muchos quedarán para otro verano) intentaré disfrutar de mi mujer y de mis hijos la menos del pequeño pues la mayor casi vuela... Saludos (y almax para la buena digestión del colesterol en exceso)

Isabel Huete dijo...

Espero que no caigas en el síndrome de las ventanas abiertas... Veo que eres algo estajanovista. ¿No has pensado en dejar de centrifugar el cerebro y dedicar algún tiempo a la sola, que no simple, contemplación?
Bueno, también es cierto que sarna con gusto no pica, dicen. :-))
Besitos.

Euphorbia dijo...

Aprovecha y descansa, aunque seguro que tu plan ya será de descanso y lo programado será lo que te relaje (digo). No hay nada como hacer lo que apetece aunque parezca más trabajo a simple vista. De todas maneras, espero que reserves tu espacio para salir y que te de el sol que sino en septiembre vas a parecer un vampiro de biblioteca.

Aprovecho para decirte que ayer colgué una nueva entrada inspirada en el Quijote, a ver qué te parece.

¡Cómo me gustan los huevos con chorizo!, hace siglos que no como, creo que un día de estos me voy a dar un homenaje, pero sin cerveza que no me gusta, como mucho una clara (cerveza y limonada).

Besos y a aprovechar este tiempo libre, que me das una envidia...

Magui dijo...

Belíssimo texto , vindo de uma alma com a sensação do dever cumprido.Que venha as férias e os novos projetos!

Merche Pallarés dijo...

Para mi los finales de curso siempre fueron meláncolicos. Era el final de algo y no sabía lo que el futuro me depararía.
Me alegro que estés más relajado y cerca de tu hija. Ahora, hacerte dos huevos fritos con CHORIZO ¡para CENAR! No me extraña que luego no concilies bien el sueño... Besotes, M.

brujaroja dijo...

Esa ceremonia ritual de limpieza del despacho yo la hago dos veces al año: justo antes de comenzar las vacaciones de verano, y el último día de trabajo antes de fin de año. Y es una sensación maravillosamente relajante...
Felicidades por tus proyectos, por la ilusión que te veo (y que me gusta) y porque parece que la enseñanza aún no te ha devorado con su maquinaria de burocracia y desencanto. Y ojalá no lo haga nunca.

DianNa_ dijo...

Significará eso que tendrás más tiempo para el blog??

Miedo me das!! a ver en qué nos metes!!

Besos madrugadores :)^^

Anónimo dijo...

Para mí los finales de curso son alegres y tristes a la vez. Alegres, porque llegados a éstas fechas, estoy muy cansada. Tristes, porque dejo a mis chicos después de todo un curso, y ya no los vuelvo a tener. Esperaremos con ilusión a los del curso que viene. Besos Isabel.

tara dijo...

Triste y sóla
Sóla se queda la escula
Triste y sóla
Queda la universidad......

Que recuerdos!!!!
De todas formas, seguimos matriculados en la escula de la vida, donde el maestro es el tiempo
Saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: a partir de ahora tendréis que cerrar la puerta antes de meteros en la ducha. Por cierto, me encanta la cara de este bicho del video: toda una estrella de Internet, tengo entendido.

DIANNA: ¡Todos invitados a cerveza! Besos.

XUANRATA: los profesores también somos seres humanos... aunque algunos no lo parezcan.

MAFALDIA: ¡también sacaré tiempo para desmelenarme! Orden recibida.

FUSA: ¡de varios, algún día hablaré de ello! Suerte en los exámenes.

REGGIS: está bien lo de los dulces. Espero que ella no lea este blog. Besos.

MANUEL: los dos sabemos que, aunque no terminemos todo lo programado, no importa. ¡Disfruta del descanso también tú, aunque aun te quedan unos días de clase!

ISABEL H.: no, espero que no. Aunque sea sarna, me la tomo con calma: me levanto más tarde y paseo sin prisas. Besos.

EUPHORBIA: sí, hay tiempo para todo: es una de las cosas que se aprede con la edad. Voy a ver tu entrada. Pues date un homenaje, ayer disfruté de la cena. Besos.

MAGUI: Gracias, eso espero.

MERCHE: es diferente ser alumno a ser profesor, eso es cierto. Que sí, huevos con chorizo: de vez en cuando, para premiarme -qué sencillo soy. Besos.

BRUJAROJA: sí, a mí me relaja. Espero que no consiga devorarme. Llevo ya más de 20 años y no ha podido conmigo.

DIANNA: bueno, el blog será veraniego. Los proyectos nuevos los pensaré para septiembre. Por ahora, no dejéis El Quijote. Besos.

ISABEL: Sí, es una mezcla de sensaciones, es verdad. Pero sabes que les espera la vida. Besos.

TARA: esa esa la verdadera escuela. Saludos.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

¡Guauuuu! Chico, tu no te aburres en verano ¿verdad? ¡Madre mía! ¡Vaya agenda que tienes prevista!
Descansa hombre, que te lo mereces
¿no crees?
A mi también me encanta esa sensación del trabajo bien hecho, tener todo bien ordenado y controlado para localizar cualquier documento en un momento determnado. Como comenté ayer en mi blog, será una virtud ó un defecto no sé, el caso es que me gusta.
Con tus alumnos, ya sabes, no seas muy cruel con ellos a la hora de corregir los exámenes, ¿ehh? Jajaja.
Un besote y disfruta el veranito.

Anónimo dijo...

Echando una ojeada a los enlaces que nos propones a la derecha del blog, uno se da cuenta de la verdadera dimensión de La Acequia y de todas las horas de trabajo que llevas invertidas, de modo que creo que minusvaloras el blog en tus propuestas para el futuro. De todas formas, si tus trabajos sobre el teatro y esa futura novela de la que hablas, se aproximan a la calidad de La Acequia, aquí estaremos esperándolos seguros de que no habrá espacio para la decepción, aunque sé que ambas actividades son difíciles de comparar y mensurar.

Nos rompes los esquemas que teníamos asumidos con la sabiduría popular cuando dice “Mucho y bien; busca quién.” Aún recuerdo una cita tuya de Marañón: “Tenemos que ser traperos del tiempo” o algo así. Pues eso. pancho

MaR dijo...

Para mí los finales de curso son como un fin de año pero con manga corta y sandalías, que siempre anima más. Lo mejor es el día en que el escritorio queda limpio de apuntes y me dedico a organizarlos para darles la despedida que merecen :)

noventera dijo...

Apruébales a todos. Si tus clases son tan buenas como tu blog, no me cabe duda de que tua alumnos habrán estudiado literatura con mucho gusto.

Francisco O. Campillo dijo...

Siempre me gustaron los finales de curso... y los inicios con su olor a libros por estrenar.

Disfruta de tu tiempo... y de los huevos fritos con chorizo ¡qué lujazo!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DESPLAZADOS: esta agenda es descansada para mí porque es trabajo que puedo hacer sin horario fijo y en pijama. No, no soy cruel, todo lo contrario. Un beso.

PANCHO: el blog es parte esencial de mis proyectos, por supuesto, aunque no le diera la relevancia suficiente en mi entrada. Pienso que es una herramienta magnífica de comunicación, docencia y creación. En efecto, es una magnífica frase de Marañón. Gracias por tus palabras y a ver si podemos vernos este verano. Un abrazo.

MAR: ir vestidos de verano a final de curso anuncia ya las vacaciones. ¡Me imagno la despedida que los das!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

NOVENTERA: En mis clases siempre procuro quitar dramatismo al examen. Además, mi forma de corregir comienza por el 10, no por el cero. Es una forma de enfocar las cosas que mis alumnos comprenden bien.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

FRAN: Sí, el olor de los libros nada más llegar a casa...
¡Es un lujo que me doy algunas veces y a escondidas de mi médico!

SAUVIGNONA dijo...

pues como me cuesta entrar a dejarte un comentario hombre!
pues tengo entendido que alli estan entrando al verano...pues aqui estamos entrando al invierno...ahora ...si en las vacacioens trabajas mas ,,y te gusta lo que haces ..pues magnifico...no hay nada mas reconfortante que trabajar en lo que a uno le gusta.....supongo que un profesor como tu primero comienzas como profesor y terminas siendo un compinche..pues me lo imagino...
ahora :reacomodarse en las cuestiones personales ...es: abrir un ropero todo desacomodado y que se te venga todo encima...y decir:
ES HORA DE ACOMODAR LAS COSAS...y redescubrirse una vez mas ....no es magnifico??
lo que si cambiaria la cerveza por un buen vino...para ti un dulce cosecha tardia...para el postre!
que esteis bien...beso!!

Anónimo dijo...

Y yo que pensaba que de 14:30 h. a 16:30 h. me habías dedicado el tiempo a mí; y estabas barriendo la casa, pasando el plumero, aspirando las alfombras y limpiando el baño.

¡Qué abandonada me tienes Pedro!

Sólo piensas en esas turgentes mujeres que aparecen en los escaparates.

Juan Luis dijo...

¡Uf! ¡Exámenes finales, ya! Se nota que hace años que terminé los estudios y llego a junio sin nervios... y sin nostálgia de la tiranía de los exámenes.

Lo de la metáfora de limpiar la casa, me ha creado mala conciencia; tengo esperándome un trastero en la mía... y no es precísamente metafórico.

Un saludo y que las vacaciones te sean fructíferas.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

SAUVIGNONA: en efecto, aunque este año está siendo muy raro: aun llueve y por las noches hace frío. Me gusta lo que hago, en efecto. Me reconozco privilegiado: trabajo en lo que me gusta.
Redescubrirse es siempre sano y necesario.
En efecto, prefiero cenar con un buen Ribera del Duero.
Besos.

ANÓNIMO PERO E.: sabes que a esas horas siempre eres mi preferida... Las mujeres de los escaparates ni se te aproximan.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JUAN LUIS: es lo que tienen las metáforas que, a veces, se nos echan encima. Un abrazo.

Metis dijo...

a mi me gustan los finales de temporada.. porque le doy carpetazo a los guiris durante 5 meses. Luego viene el trabajo de maruja pero ese es porque quiero. y porque me gusta. (en casa me refiero).

tu eres de los mios, todo en orden y bien organizado, hasta la cabeza.

aunque yo no cumplo nunca luego mis planes.

besos

Pilar dijo...

Desde niña siempre me ha dado una cierta paz y alegría interna el sentimiento del deber cumplido, que llamo yo. Recuerdo que a mí me gustaba estudiar, y sobre todo me encantaba al final del curso recoger todo aquello que se había producido durante el mismo, tenía buenas notas. Esto que puede parecer pedante, para mí era relajante y me daba mucha alegría.
Entonces sólo y todo dependía de mí, a nivel de estudios, yo era quien me planificaba, me organizaba...y al final salía bien.
---
Ahora los finales de curso tienen diferentes matices, siento un hastío de querer llegar al fin y no verlo, mis finales de curso son los finales de curso de mis hijos, sobre todo de mi hija la mayor que ya empieza a estar un poco stressada. Me noto cansada y quiero que lleguen a su fin. Ya no dependen sólo de mí.
Y en el trabajo, qué decir, sí es final de curso, y de una etapa y de ...quién sabe qué.
------
tienes una vida envidiable, Pedro.
Un saludo (a pesar del plantón)

Sandra García Gómez dijo...

Felices Vacaciones. Tan esperadas...que poco queda ya para el resto.

Merche Pallarés dijo...

Pedro, no creas que a mi no me gustan los huevos con chorizo--¡me encantan!--pero para cenar son un poco indigestos...¿no crees?
Como dice Pancho, tambien he visto tus listas de lecturas y los blogs que has escrito. Una labor ingente. Tienes una capacidad de trabajo digna de admiración. Besotes, M. (hoy toca ¡QUIJOTE!)

Vampi666 dijo...

Leyendo tu post me han entrado unas ganas locas de ordenar (cajones, escritorio, algún espacio de mi vida quizás también) pero sobre todo de unos huevos con chorizo y esa cervecita fría, que gozada.
Saluditos desde mi mundo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

METIS: ¡5 meses, te parecerá mentira! Soy organizado, sí, y hago planes, pero luego sé adpatarme a los cambios y sé, como tú, que nunca se cumplen las cosas del todo. Besos.

PILAR: no sé si es enviable en su totalidad. Ya sabes que la felicidad nunca es completa. Un saludo y, de nuevo, perdón a las dos por el plantón.

SANDRA: ya te queda poco, aguanta.

MERCHE: indigestos si te vas a la cama pronto, lo que no es mi caso. Y, además, qué placer hacerlos en el punto exacto. Gracias por tus palabras. Besos. Sí, ya estoy preparando la entrada del Quijote.

VAMPI666: pues ya tienes cena para esta noche o, si los digieres mal, comida para mañana. Saludos.

blogochentaburgos dijo...

Pues hagas lo que hagas, sólo espero que te satisfaga plenamente. Lo del os huevos con chorizoooooo ¡uhmmmmmmmm!

PIER BIONNIVELLS dijo...

Me gustan estos placeres que te das.
El disfrutar de esos momentos de ese final de curso.. de ponerte a recoger todo y dejarlo bien ordenado me encanta eres uno de los mios..
pero ya los huevos con chorizo me has matado es mi comida preferida .. sabes que? me lo voy hacer de cena. me has provocado..a dios dieta.. jaja

abrazos.

Cecilia Alameda dijo...

Junio es un mes de terminaciones y balances, de despedidas que en algunos casos son definitivas. Un mes que huele a nostalgia, aunque los proyectos estivales alivian el sentimiento agrio de la ruptura.
Confío en que tus planes se cumplan de la mejor forma

Aldabra dijo...

Creo que te mereces esos dos huevos fritos con chorizo y más... a mí, al menos, me provocas la imagen de un hombre muy disciplinado y serio en su vida personal y en su trabajo y eso para mí tiene mucho mérito... además de otras cosas que me callo... je je je... bueno, esto último es broma...

ahroa en serio, te lo mereces, tu blog, que es de lo que te conozco me parece muy serio y un lugar en el que siempre aprendo cosas.

que te aproveche,

un besito
Aldabra

Quique dijo...

Felicidades!!

JESUS y ENCARNA dijo...

Es buena la sensación de que las cosas están en su sitio, y digo la sensación porque... seguirán así mañana?, a mi se me desordenan muy pronto las ideas ;(
Petonets
Encarna

DianNa_ dijo...

Eso de blog veraniego, me suena a que vas a salir en bañador? O.O

La acequia se convierte en una piscina!!
Si ya tenemos hasta carteles de chicas en ropas menores uyss!!
Ahora falta el concurso de camisetas mojadas!! alguien se apunta?
Buscaba el Quijote, pero debe de estar comiendo chorizos ;)
Besoss^^

Pilar dijo...

O a mí no me cunde el tiempo, o soy gilipollas directamente.
Alucino con las nuevas páginas, acabo de meterme en ellas,me quito el sombrero directamente.
Y me va a servir la del Quijote sobre todo.
Buen viaje, caballero, que Vd. es un caballero.

jg riobò dijo...

Hoy la foto se amolda como un guante a la casa recién colocada y limpia.
Da gusto tenerte como amigo y como profesor.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BLOGOCHENTA: ¿a que apetecen?

PIER: vaya, se va a convertir en la cena de moda... Sé prudente. Abrazos.

CECILIA: luego, el verano, es un paréntesis en la vida. Si no se cumplen, al menos que lo lleve descansado.

ALDABRA: ya sabes que todos tenemos lados oscuros, como mi serie Monstruos. Gracias por tus palabras. Un beso.

QUIQUE: ¡Gracias!

ENCARNA: son los duendes, ya sabes. Abrazos.

DIANNA: bueno, sería para pensarlo. Ahora bien, en alguna de las entradas del verano pasado me puse a enseñar los pies con sandalis (fue un virus bloguero que hubo). Ya está don Quijote. Qué más quisiera el pobre que un par de huevos fritos con chorizo.

PILAR: Espero que te sirva y que nos pilles pronto en la lectura. Gracias y un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Como amigo, JAVIER. Aprendemos el uno del otro. Ambos.

El Deme dijo...

Me gusta este texto especialmente porque hablas de la cotidianidad inmediata, de tus planes de futuro y de tu realidad cercana. No eres el profesor o el erudito, eres un hombre tumbado en un sofá y eso te hace más cercano.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DEME: en el fondo, no soy más que eso, un hombre tumbado en el sofá bebiendo una cerveza. No es frecuente, tienes razón, pero de vez en cuando hago de estos textos. Mi diario a mano está lleno de ellos...

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Intuimos que seguramente eres un académico excelente, porque eres autoexigente, eso se nota. Cuántas actividades interesantes desarrollas!! Suerte con la novela y esperamos poder leerla.
No comas tan pesado:¿huevos y chorizo?, nooooo!!, mirá que queremos tener PEDRO OJEDA ESCUDERO para rato!!.. cuidate.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

CHUQUIS: pero qué hermosa muerte sería recién cenados un par de huevos fritos con chorizo...

Isaac González Toribio dijo...

A mí lo que más me gustaba cuando era estudiante eran los comienzos de curso, sobre todo cuando había asignatura nuevas. Me encantaba abrir los libros por primera vez, ojearlos. Por cierto, vaya vacaciones más laboriosas que te tomas!!! Saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ISAAC: Los inicios de curso son ilusionantes y a mí me gustaban más cuando era alumno. Son laboriosas mis vacaciones, sí, pero las dedico a cosas que me gustan y sin horario fijo y eso no tiene precio. Saludos.

DianNa_ dijo...

Es que estoy aburrida, sois todos "tan politicamente correctos" ;) que me dan ganas de marear un poco jajaja.
Es broma... jejeje

Besos correctos ;)^^

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANNA: marea, marea.