miércoles, 18 de junio de 2008

La casa del puente


Debajo de los puentes por los que circulamos, camino del hogar o del trabajo, hay espacios llenos de colchones destripados, bullicio de vida y muerte, hogueras para las noches frías, gritos, amores y odios, alcohol y drogas junto a corrientes parejas de dignidad y miseria. No vemos porque no queremos ver. No oímos porque no queremos oír. Vayamos cogiendo nuestros cartones, por si acaso.

44 comentarios:

javiersanz dijo...

Construímos los puentes no solo para cruzar por encima de los ríos, sino para cruzar por encima de aquellos a quienes no queremos ver, porque son como nuestro lado oscuro.
Pasamos por encima de nuestro remordimiento, construyendo puentes sobre aquello que nos avergüenza.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Como esto siga así y nuestro ¿amigo? Euribor siga su camino ascendente, nos vamos a pegar ostias por pillar un puente, ya lo verás. Y más guantazos aún por pillar un buen cartón para cubrirnos.
Por cierto, ¿por esa zona que muestras en las fotografías pasas todos los días para ir a casa? Pinta mal ¿no? Ten mucho cuidado, profa.
Besos

Aldabra dijo...

Ningún rincón es más cierto que otro. Y no hay que andar hasta muy lejos para dar con un “hogar” como ese, elegido u obligado por las circunstancias de la vida.

Siempre digo que soy una mujer afortunada.

Bicos,
Aldabra

P.D.: en cuanto acabe de leer los blogs actualizaré con algo de El Quijote, espero sea de tu agrado. Es mi pequeño homenaje a tu gran labor para que todos los que queramos lo leamos, de nuevo o por primera vez.

El Deme dijo...

Ultimamente paseas por sitios muy raros, Pedro, ten cuidado, parece que estas buscando inspiración para una novela de crímenes, de bajos fondos, de gente de mal vivir, por lo menos vas de día y eso me tranquiliza.

Lola Bertrand dijo...

Pues si , Pedro, la sociedad mira para otro lado: ¡ da miedo tanta miseria ! , aunque yo siempre me he metido en lios por querer ayudr.
En fin...
Abrazos de mar.
Lola

fernando dijo...

pobre gente que no tiene más que un puente donde vivir. Y nosotros quejándonos del Euribor.... Siempre hay que mirar en globalidad. confieso mi mea culpa. Un abrazo.

brujaroja dijo...

Debajo del puente en el río
hay un mundo de gente
abajo en el río en el puente.

Y arriba del puente
las cosas pendiente
la gente que pasa
que mira y no siente
tomates lechugas
y pan del mercado
te quiero te odio
me tienes cansado.

Y arriba del puente
las cosas de siempre
no quiero mirarte
no quiero quererte
café con azúcar
quiniela y olvido
quién sabe del mundo
debajo del río
debajo del puente...
(Pedro Guerra)
Qué bueno que tengan las palabras exactas de lo que queremos decir.
Feliz luna.

brujaroja dijo...

Ya puestos, casi la pongo entera, con tu permiso...

Arriba del puente
la calle el colegio
los niños lo gritos
te vas sin un beso
tu amor y el atasco
me agobia la prisa
los días que pasan
la mierda que pisas.

Arriba del puente
las ocho con frío
lo tuyo es lo tuyo
lo mío es lo mío
carteles y bolsos
tirones y olvido
cualquiera te vende
un billete hasta el río
debajo del puente...

Arriba del puente
están los de arriba
y están los de abajo
que es menos que arriba
y luego está el puente
que es menos que abajo
yo pienso en mi casa
mi amor mi trabajo
debajo del puente...

Salondesol dijo...

Cuando nos interesan los vemos como "la solución", pero cuando no... nos reinventamos las leyes para poner diques a la dignidad.
Saludos.

Reggis FraPe dijo...

Mmm..no se, aqui no estoy muy deacuerdo con Javiersanz, es verdad que hay puentes y que muchas personas viven mal y que es muy triste y da pena y todo eso.
Pero...compadecernos no sirve.
Oimos no escuchamos pero al final......no es parte del camino que cada persona deberia caminar, tal vez y solo talvez son parte de las lecciones que cada persona debe tener en su vida.

Nosotros tenemos nuestras propias hogueras.

Besos Profeeeeeee

Euphorbia dijo...

A nadie nos interesa ver lo que pasa debajo del puente, nosotros vamos por arriba y esperamos seguir yendo siempre por arriba. Los que están abajo un día estuvieron arriba también.

http://www.youtube.com/watch?v=piC5bPhjw9M

¿y qué dirían del puente los que hicieron esas pintadas en las paredes?

Un beso

Merche Pallarés dijo...

Desgraciadamente en todos los países (excepto en Canada en mi época, no se cómo será ahora, que no se veía ningun pobre en la calle) existen los marginados de la sociedad y sí, tienes razón, pasamos de largo sin querer verlos. Quizá ¿por qué nos recuerdan demasiado a nosotros mismos y en lo que podamos llegar a ser? Besotes, M.

Anónimo dijo...

Cuando pasamos por esos sitios, pasamos deprisa y si podemos dar un rodeo, mejor. Y creo que el sentimiento que más nos acude a la cabeza no es remodimiento, es miedo por lo que te pueda salir por allí, ¿o no?. Un besito en éste jueves primaveral. Isabel.

cuentosbrujos dijo...

ponle "las casas de cartón" de pedro Guerra, como BSO a esto...
Gracias sinceras por tus consejos en El Brujo, me son muy valiosos y los tendré muy en cuenta seguiré con una nueva parte, pero no se hasta cuanto alargarlo.. .
cuanto conviene?
jejej
saludos brujos

Raúl Urbina dijo...

Mis frecuentes madrugones para salir a correr y los primeros derroteros del trote por la orilla del río me han hecho conocer a muchas personas que tenían su residencia fija debajo de los puentes. A veces, entre cartones; a veces, en tiendas de campaña recogidas apresuradamente antes de los turnos policiales de mañana. Toda una vida en la sombra y, a veces, bajo el terrible frío del invierno. Y siempre que los veo les pregunto. ¿Cómo han llegado hasta ahí? ¿Algún día seré yo su vecino?

XuanRata dijo...

Las mismas pasiones, los mismos fríos, el mismo alcohol más o menos refinado lo bebemos también nosotros. Porque nosotros somos ellos cuando ellos se refieren a nosotros. Ya se que es una perogrullada, pero así están las cosas. El temor que nos inspiran esos puentes nos mantiene en nuestra orilla, mientras el nivel de las aguas sube como un euribor implacable.

begoyrafa dijo...

Entre tu blog y el de brujaroja me estoy poniendo un tanto pesado con las canciones, pero es que ha sido leer tu post y recordar la canción de Pedro Guerra:
Debajo del puente, en el río
hay un mundo de gente,
abajo, en el río, en el puente.

Y arriba del puente
las cosas pendientes,
la gente que pasa,
que mira y no siente.
Tomates, lechugas
y pan del mercado,
te quiero, te odio,
me tienes cansado.
Y arriba del puente
las cosas de siempre,
no quiero mirarte,
no quiero quererte,
café con azúcar,
quiniela y olvido,
quién sabe del mundo
debajo del río.

Debajo del puente, en el río
hay un mundo de gente,
abajo, en el río, en el puente.

Y arriba del puente
la calle, el colegio,
los niños, los gritos,
te vas sin un beso,
tu amor y el atasco,
me agobia la prisa,
los días que pasan,
la mierda que pisas.
Y arriba del puente
las ocho con frío,
lo tuyo es lo tuyo,
lo mío es lo mío,
carteles y bolsos,
tirones y olvido,
cualquiera te vende
un billete hasta el río.

Debajo del puente, en el río
hay un mundo de gente,
abajo, en el río, en el puente.

Y arriba del puente
están los de arriba,
están los de abajo,
que es menos que arriba,
y luego está el puente,
que es menos que abajo.
Yo pienso en mi casa,
mi amor, mi trabajo.

Debajo del puente, en el río
hay un mundo de gente,
abajo, en el río, en el puente

Rafa
Un abrazo

Anónimo dijo...

Buenos días Pedro. Tienes razón deberíamos ir preparando los mejores cartones, porque la vida puede cambiarnos en un minuto. En los tiempos que corren de incertidumbre, quien sabe donde nos encontraremos a corto, medio o largo plazo. Y entonces querremos que la gente nos mire y nos escuche, justo lo que no hacemos nosotros ahora.
saludos de Antonia.

JESUS y ENCARNA dijo...

Genial esta triple muestra de una vida latente en nuestras ciudades, yo tambien me pregunto... por que?
Besos
Encarna

BIPOLAR dijo...

Canturreo infantil


"Debajo del puente
hay una serpiente
con ojos de cristal
para ir al hospital.
¿Usted quiere salir?
¡¡¡ SÍ !!!"


(los niños..
no son tontos)

Tareixa dijo...

Si, vayamos cogiendo nuestros cartones, no sabemos cuando la vida puede darnos un pequeño rebés, nadie está libre de ello y un mal momento nos puede llevar a algo que vemos como ajeno, pero que es más cercano de lo que pensamos..

Esther dijo...

Hola Pedro ,debajo de un puente es verdad está todo lo que no queremos ver.. y algunas manifestaciones de protesta en forma de grafitis intentando gritarle al mundo su presencia, pero pasamos sin más.. Sólo intentamos pasar lo más rápido posible por debajo de ese puente como para que su presencia no nos atrape allí por siempre... Besos

Anónimo dijo...

Son las grietas de un sistema diseñado para los triunfadores, los competitivos; vemos que estas grietas se ensanchan cada vez que la cíclica cuña de la crisis económica penetra en ellas atrapando a los que no pueden seguir el ritmo. De momento se consigue frenar el estallido social con la contribución de los que tienen los medios económicos: les conviene que haya una cierta paz social para que puedan seguir con su vida regalada, cediendo cotas de beneficios a sectores de población cada vez más amplios (clase media) a costa de un aumento de los desheredados de todo.

En mi sector ya empezamos a descubrir los futuros integrantes de los grupos de riesgo de marginación en la alta tasa de fracaso escolar: alumnos que abandonan los estudios sin conseguir el Graduado. De aquí a pocos años, vamos a tener un incremento notable en estos porcentajes, con la llegada a los centros escolares de la segunda generación de inmigrantes si no aumenta la inversión en educación y cultura de manera rápida y visible, con el fin de dar una respuesta a las necesidades específicas que presenta esta población, que sumadas a las previas van a significar un cocktail para cuya solución habrá que usar la imaginación y fijarse en las buenas prácticas de otros países que ya pasaron por lo mismo. pancho

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIERSANZ: es una buena forma de verlo: los puentes no cruzan los ríos, sino los márgenes de nuestra vergüenza.

DESPLAZADOS: hay sitios mucho peores. Y yo, en el fondo, soy un chico de barrio. Besos.

ALDABRA: espero tu entrada, seguro que será una buena contribución a nuestra lectura.

DEME: esos sitios son parte de nuestro mundo y hay que conocerlos.

LOLA: hay que saber hasta dónde. A veces, en efecto, puede ser peligroso. Abrazos.

FERNANDO: el mundo tiene muchas aristas. Un abrazo.

BRUJAROJA: qué buen letrista es Pedro Guerra.

SALÓN DE SOL: diques enormes. Cierto.

REGGIS: y nos quemamos en ellas. Besos.

EUPHORBIA: la Fortuna es una rueda, no lo olvidemos.

MERCHE: están en todos los lugares, en más o menos. Y podemos llegar allí, en un cuarto de hora.

ISABEL: pero aunque demos un rodeo, allí está. Besos.

CUENTOSBRUJOS: siempre un poco menos de lo que teníamos previsto (¡a no ser que te paguen por palabras!). Siempre. Saludos.

RAÚL: cualquiera de nosotros puede llegar allí, con una facilidad que espanta.

XUANRATA: no es una perogrullada: es la esencia. Que el euribor nos sea leve.

RAFA: veo que nos gusta Pedro Guerra a todos. Un abrazo.

ANTONIA: ¡lo que nosotros no hicimos lo demandaremos!

ENCARNA: ¡¡Qué difíciles son las respuestas!! Besos.

BIPOLAR: no son tontos, ven el mundo mejor que nosotros.

TAREIXA: está sólo a quince minutos de nuestra vida.

ESTHER: pero allí siguen. Besos.

PANCHO: ¿hasta dónde tendrá el límite de aguante la pared de este sistema? En efecto, en esos niveles de educación ya se comienzan a ver síntomas muy alarmantes. ¿Tendremos la habilidad suficiente para atender esta situación?

Gracias a todos por vuestros comentarios.

SAUVIGNONA dijo...

tanta verdad en tan pocas palabras...cuando uno dice puente lo relaciona con agua...... o rio pero la realidad es otra....es todo lo que has dicho....vamos...es todo un mundo del que somos ajenos...por que pasando por el puente al cruzar la calle llegamos a nuestra casa nos espera siempre la comida y un ambiente calentito.....y en ese mmento quizas..ni nos acordamos que "pasamos por aquel puente" y "vimos toda esa miseria".
Un gran beso para ti!

DianNa_ dijo...

Dios!! me asustas algunas veces.
Luego vuelvo me voy a la playa, a ver si después está mi querido hidalgo desfaciendo entuertos y se nos pega algo a todos.

Besos, niño^^

mi despertar dijo...

Ya casi los estamos poniendo en este lado del charco...fijate ya casi los estoy viendo cuando manejo mi auto

besos sin conocerte

Bea dijo...

Ay, qué triste. Los túneles, bajos de los puentes, bocas de metro, descampados, portales y cajeros automáticos, se han convertido en el refugio de enfermos psiquiátricos que ya no tienen hospitales que les acoja.

Nobel prize blogger dijo...

Querido Blogger

Nuestro equipo ha considerado su blog para integrar el Top 100-Blogs ESPAÑA
Si acepta esta designación favor pasar por nuestra web y dejar sus datos en la zona de comentarios.
Está atento de las Novedades y Rankings.

Toma nuestro banner y pégalo en tu magnifico blog desde ahora. Tus amigos y visitantes se irán familiarizando con este tu nuevo hogar.

Atento saludo

NPB-Team

jg riobò dijo...

Los del puente representan el fracaso del consumo, se les fue la mano y estan en el margen.
Estiran la cuerda y termina por romperse; todos tenemos esa cuerda tirante a punto de romperse.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

SAUVIGNONA: así es, en efecto. Un beso.

DIANNA: te espero a la vuelta de la playa. Besos.

MI DESPERTAR: en eso también nos "globalizamos". Besos.

BEA: de tantos más que no son enfermos. Pero estos que mencionan están especialmente indefensos.

NOBEL: por ahora no me interesa, suerte con tu proyecto y que consigas muchos enlaces, si eso es lo que deseas.

JAVIER: todos. A veces se nos rompe sin que hagamos nada: nos echan, porque sí.

María dijo...

Antes de nada, quiero hacer un inciso, y es que veo que has coincidido conmigo en algo, el que hayas renunciado, como hice yo, a lo de los Nóbeles, no sé si a tí te habrán dejado enlazado, el caso es que a mi sí, ya que sin mi consentimiento me encabezaron en las listas, a lo que tuve que escribirles tres correos para que me quitaran de ellas, pero no me hicieron ni caso porque me quitaron de una y seguí formando parte de las votaciones.

En cuanto al tema del que tratas, veo que ahora toca la casa del puente, y es que ... ¿te das cuenta la cantidad de objetos que nos podemos encontrar debajo de un puente? hasta lo inimaginable, aunque pocas veces nos acercamos a ellos porque no nos interesa ver lo que hay, todos preferimos ver otros paisajes más agradables para alegrar nuestra vista.

Un beso.

Cecilia Alameda dijo...

Dicen que nadie está a salvo de perder su estabilidad económica, que cualquiera puede ser el siguiente en irse a vivir bajo un puente. Habrá que acumular cartones, como tú dices. Tal vez los del último y supervanguardista electrodoméstico que hemos comprado.

PILAR dijo...

He recordado París, paseando tranquilamente por el Sena...
Debajo de muchos puentes de esa gran ciudad se esconden personas que en algún momento dado olvidaron su vida rutinaria, "normal" y la dejaron...
Muchas veces cuando veo a personas "sin techo" pienso que cualquiera de nosotros podría estar ahí.
A veces dentro de esta casa en la que vivo, dentro de esta vida cómoda que tengo, siento un vacío inmenso y creo que, no sé si arriesgo mucho pensando, ¿a lo mejor sería más libre viviendo en un puente?

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MARÍA: en efecto, coincidimos. No he comprobado si me han o no enlazado. Creo que buscan una forma de que les enlacemos. Algunas cosas de los blogs funcionan así, qué se le va a hacer.
Debajo de los puentes hay toda una vida. Besos.

CECILIA: Cualquiera, en efecto. Cualquiera de nosotros.

PILAR: algunos de los sin techos, cuando he visto reportajes en la televisión o he podido hablar con ellos, afirman eso. No sé si es convencimiento o hacen virtud de la necesidad. Es difícil decirlo. Un beso.

Dargor dijo...

Dios ha muerto y nosotros lo hemos matado. (?)

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro.
Aun habiendo leido hace años el maravilloso tocho del Quijote, no me atrevo a participar, te sigo,lo que si quiero aqui y aunque solo sean unas palabras de reconocimiento a esta estupenda labor literaria que estas llevando a cabo, pues eso....Para nosotros eres un, muy buen hombre de letras.
Lo de la vida debajo del puente, lo se... lo se..., por experiencia, un poco mas bohemia pero en verdad que hay de todo, es como otro mundo paralelo, que busca en muchos casos integrarse en lo de arriba, pero tambien hay gentes que viven con gusto en ese submundo en el que hay historias incluso interesantes.
Tambien me vino al pensamiento la cancion del cantautor Pedro Guerra.

Un abrazo desde nuestra casa puente, nunca se sabe...
Jesus

Juan Luis dijo...

Yo de pequeño leía los tebeos de Carpanta, que era un señor que vivía debajo de los puentes y que siempre tenía hambre, que el pobre nunca podía saciar. Qué visión tan romántica aquella frente a la cruda realidad.

Saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DARGOR: murió solo.

JESÚS: hay muchas forma de participar en esta lectura. No hace falta volver a leerse todo el libro (aunque al final, atrapa).
En efecto, la vida debajo de los puentes está llena de muchas circunstancias. Un abrazo.

JUAN LUIS: recuerdo aquellos tebeos. Había una parte romántica, pero también era una forma de tener presente una realidad. Ahora somos demasiado políticamente correctos, me temo. No tendría éxito.

manuel-tuccitano dijo...

Es cierto amigo, mucha gente vive asi..siempre pensé que el que de esta forma tiene su vida es porque quiere, pero no os preguntamos las circunstancias que empujaron a vivir a si. Desde luego, que nos vemos buscando cartones...saludos

Borja Santos Porras dijo...

Poco puedo añadir nuevo. Estoy sorprendido con lo el concepto de puente puede dar de si...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: hay varias razones para esa realidad. Algunas son culpa nuestra.

BORJA: une y oculta, en efecto.

CARMEN--- dijo...

TANTO TIENES, TANTO VALES
Tú vives en un palacio
Mi casa está bajo el puente
Cuando llueve me levanto y le canto a la corriente
Sólo porque soy gitano
Tu gente a mi no me quiere
Tanto tienes, tanto vales
Anda ve y dile a tu padre
Que sale el sol todos los días
Para el rico y el pordiosero
Y es tan pobre es esta vida
que sólo tiene dinero
Adiós, para ti tu pobreza y tu palacio
Que yo soy rico en el puente.

En realidad todos somos iguales, el día que comprendamos ésto, se acabarán las casas bajo el puente.

Saluditos y buenas noches

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

CARMEN: La muerte iguala y no se es más feliz por tener más cosas, en efecto. Saludos.