sábado, 10 de mayo de 2008

La viuda negra. (El deseo suicida.)

Hemos salido con fondo negro, Javier que, en realidad, es frente.
En ocasiones, nuestro deseo se centra sobre lo que nos destruye. En obsesión patológica, el impulso nos conduce, de forma irremediable, hacia el abismo. El romanticismo construye una buena parte de su estética para explicar esa tendencia a despeñarse en las pasiones aun a sabiendas de a dónde conducen: no importa, hay que agotar hasta el último trago de ese veneno porque uno se aprecia en la pira del ansia.
A veces, el deseo anula la libertad hasta el punto de que no somos conscientes de que aquello que nos atrae nos debilita y anula. Otras veces, lo mantenemos como estandarte de nuestra libertad: preferimos el riesgo de la destrucción antes que apartarnos de nuestros impulsos. Don Félix de Montemar, el protagonista de El estudiante de Salamanca (1840) de Espronceda lo hace al decidirse a perseguir a la dama misteriosa que se le aparece en la Calle del Ataúd:

Y aun cuando imposible sea,
y fuerais vos Satanás,
con sus llamas y sus cuernos,
hasta en los mismos infiernos,
vos delante y yo detrás,
hemos de entrar, ¡vive Dios!
Y no cede ni siquiera a sus advertencias funestas:

-Hay riesgo en seguirme. -Mirad ¡qué reparo!
-Quizá luego os pese. -Puede que por vos.
-Ofendéis al cielo. -Del diablo me amparo.
-Idos, caballero, ¡no tentéis a Dios!

-Siento me enamora más vuestro despego,
y si Dios se enoja, pardiez que hará mal:
véame en vuestros brazos y máteme luego.
-¡Vuestra última hora quizá esta será!...

Dejad ya, don Félix, delirios mundanos.
-¡Hola, me conoce! -¡Ay! ¡Temblad por vos!
¡Temblad, no se truequen deleites livianos
en penas eternas! -Basta de sermón,

que yo para oírlos la cuaresma espero;
y hablemos de amores, que es más dulce hablar;
dejad ese tono solemne y severo,
que os juro, señora, que os sienta muy mal;

la vida es la vida: cuando ella se acaba,
acaba con ella también el placer.
¿De inciertos pesares por qué hacerla esclava?
Para mí no hay nunca mañana ni ayer.

Si mañana muero, que sea en mal hora
o en buena, cual dicen, ¿qué me importa a mí?
Goce yo el presente, disfrute yo ahora,
y el diablo me lleve si quiere al morir.

Ahora somos más modestos que los románticos, pero siempre nos ha atraído lo fatal en el otro o la otra (la mujer fatal, el burlador; la seducción de los vampiros que conducen de forma elegante hacia la noche) sin importarnos las consecuencias que sobre nuestra vida tiene o sin que podamos hacer nada para evitar ser atrapados en ese deseo corrosivo. Muchos sólo juguetean pero no se atreven a volcarse. Cuando das un paso de más, ya estás irremediablemente perdido: tu impulso te lleva hacia un agujero sin fondo. Sé de personas que viven siempre sus historias de amor despeñándose. En lo inevitable ya, unos profieren gritos para que los salven. Es más elegante, sin duda, apurar las sensaciones hasta el último aliento de nuestra vida, bien con altanería, bien con la elegancia que el tópico atribuía a los británicos.

Me veo, a veces, empujado a un agujero negro provocado por mi pasión hacia una mujer, mientras en la nave espacial que navega sin control, suena la música más amada y tomo mi última copa del mejor coñac. En definitiva, hasta allí he conducido mi vida. Sólo hay que ajustarse correctamente la pajarita del esmoquin.

33 comentarios:

cuentosbrujos dijo...

Tienes un gran gusto y estilo me gusto el titulo y el contenido, y por supuesto la foto ¿¿Viuda negra?? uhmmm eso me da una idea
ya te diré
jajaj saludo sbrujos

mi despertar dijo...

Buenísimo.Volveré

Euphorbia dijo...

El deseo convertido en droga. No importa nada excepto el disfrute presente que nos acabará consumiendo.

Yo de jovencita (bueno, aún lo soy) tenía un ángel de la guarda que me evitó ciertos tropiezos al impedir que mis malas elecciones llegaran a buen fin (mal fin, de hecho), aunque el ángel de la guarda, en el fondo, era yo misma.

PS1. Pasé por el blog de Javier, excesivamente críptico para mí pero todo un reto (éste ya lo es de sobra), así que me lo apunto para ir de visita de vez en cuando.

PS2. Me estoy leyendo los versos de El Quijote, de verdad que sí.

El abrazo de las 6:30 con algunos minutos de retraso.

Merche Pallarés dijo...

¡Precioso el poema de Espronceda! Tengo comprobado que, en el fondo, a los hombres os atraen y os atrapan las mujeres difíciles... ¡cómo os gusta sufrir! Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

Por cierto, preciosa la foto y os ¡he visto en el rinconcito de la izquierda! Besotes, M.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Hay gente que por conseguir lo que desea llega a cometer locuras y éstas a veces pueden llevarle por mal camino. Pero eso no lo ven, simplemente quieren conseguir lo deseado cueste lo que cueste.

Genial el post, me ha gustado mucho y la fotografía aún más.
Saludos desde el sur.

JESUS dijo...

Sobre el deseo suicida.
Yo estoy todavia, anclado en un puerto donde cada dia me espera "la vida", y, menuda mujer con la que me he "topao". Es mi deseo vivirla con todas sus consecuencias, a sabiendas de que estoy en el infierno.
Saludos.
Jesus

amelche dijo...

Bueno, Merche, creo que a las mujeres también nos atraen los hombres difíciles. Cuanto más nos hacen sufrir, más nos gustan. Será por eso que dice Pedro de querer apurar hasta el último momento, aunque sepamos que nos vamos a despeñar por el abismo.

¿Pajarita estilo Bogart en Casablanca? Pero, ¿dejarás que se vaya la chica o harás como dice Ismael Serrano en una canción: "Que yo no soy tan idiota, no te dejaría ir con él. El próximo avión que tomes, conmigo lo tendrás que hacer"?

DianNa_ dijo...

Quiero beber hasta apurar la última gota del cáliz y que sea lo que tenga que ser... mañana ya veremos ;)
La primavera ataca!!! sálvese quien pueda!!

Besos revoltosos^^

Sol solito dijo...

A veces, para sentirte vivo tienes o tiendes a hacer algo suicida, aun a sabiendas que te vas a estrellar, pero ¿que sentido tiene sino la vida?...Besos

Mafaldia dijo...

Hola, veo que estás últimamente con la cabeza muy ocupada en amores no correspondidos, así que no te habrás dado cuenta de las ausencias... a ver si el jueves puedo reengancharme con el Quijote...
Cuídate de tanto deseo que vas a terminar hecho porvo, veo tendencias masoquistas que no auguran nada bueno, no obstante las cuentas también que hasta parecen reales.

Aldabra dijo...

es delicioso quemarse cerca de ese agujero negro...

es delicioso el ardor que provoca la pasión (siempre y cuando se pueda satisfacer aumque sólo sea un breve tiempo) pero hay que tener siempre un poco de cordura... evitar del todo la caída...

creo que en los tiempos ya no llevamos el romanticismo hasta esos extemos... aunque siempre hay casos y casos... hace un par de semanas una chica se tiró desde el puente de las Pías al mar (16 o 17 años)... recogieron su cadaver al días siguiente... a la semana un chico (también 16 o 17 años) se moría de una sobredosis... ella era de raza gitana y él payo... dicen que no los dejaban estar juntos...

aún quedan Romeos y Julietas en este mundo... triste final para una historia de amor.

p.d.: ya me he leído hasta el capítulo III... quiero ser una alumna aventajada... je je je... ¡y como me he reído esta mañana con el pobre Quijote!... es un personaje tan tierno que... es todo un disfrute.

Gracias.

bicos,
Aldabra

Antònia P. dijo...

Cambio el coñac por una copa de champagne, francés por supuesto, y en lugar de ajustarse la pajarita un retoque de rouge y un último vistazo a las costuras de las medias de seda.
Si el deseo se diluye, todo pasa incluso el deseo fatal, siempre nos quedará París.
Lo mejor de las tentaciones es sucumbir, de lo contrario te pasas la vida preguntándote aquello de ¿qué hubiera sucedido si...?

brujaroja dijo...

Creo que a todos nos gusta apurar hasta el límite, caminar al borde del abismo, con una mezcla de miedo y de atracción por el vacío. El deseo, me temo, o es así o no es de ninguna manera... La cuestión está en mantener la cabeza fría...
¿Qué digo? ¿Cabeza fría cuando uno está deseando?

Noventera dijo...

Hace muchos a�os le� el Estudiante de Salamanca y me enganch� ese amor tr�gico, casi masoquista, que tan bien refleja Espronceda y otros rom�nticos como Zorilla...
Y es que inevitablemente, en mayor o menor medida, todos nos hemos embarcado alguna vez en una historia suicida. Los motivos son muchos, el miedo a la soledad, la capacidad de amar solo en momentos extremos, la negaci�n del fracaso, la esperanza de cambiar al otro...da para un manual de psicolog�a entero. Pero en el fondo , la respuesta es tan simple como que el amor es ciego.
PD: Me est�n encantando estas disertaciones sobre el deseo. Enhorabuena, Pedro!

Démo dijo...

Es que es así, lo oscuro, lo prohibido, lo desconocido atrae.
La idea romántica original sigue siendo fuente de inspiración para muchos.
Mi sobrina de 18 años sigue la estética gótica y gracias a ello ha empezado a leer a Lovecraft, Goethe y Poe.
No está nada mal, me parece.
Un saludo.

jg riobò dijo...

La foto, esa mirada me arrastró y dede el pozo sin fondo donde me encuentro pediría socorro, pero lo hago con una voz muda.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

CUENTOSBRUJOS: Gracias. Me dejas intrigado. Mucho. Saludos.

MI DESPERTAR: Te espero.

EUPHORBIA: comprenderás, entonces, a los que vamos por la vida sin ángel de la guarda. No madrugues tanto un domingo. Besos.

MERCHE: conozco también mujeres así, lo que pasa es que muchos escritores (varones) han hecho un tópico del hombre sufridor. Besos. En efecto, somos Javier y yo.

DESPLAZADOS: lo malo es cuando el precio por esas locuras es demasiado alto. Saludos.

JESÚS: si la vives plenamente y con gusto, el infierno es un buen destino de la vida... Saludos.

AMLECHE: En efecto, eso creo yo también, quizá lo exteriorizáis menos. La chica, en esta historia, ya se ha ido. Siempre se van. Bogart puede ser un buen modelo.

DIANNA: la primavera tiene la mala manía de volver cada año. Besos.

SOL SOLITO: en efecto, a veces hay que apostarlo todo. Besos.

MAFALDIA: llevo lista, no te escapas. Cuento lo que veo: nadie se escapa...

ALDABRA: el amor aun se escapa a todos los sistemas de control. Por suerte.
Vas adelantada. Me alegro.

ANTONIA: los dos bien arreglados. Me gusta. No me importa el cambio: un buen champagne.
En efecto, ese ¿qué hubiera pasado? es un dolor permanente.

BRUJAROJA: en efecto. Difícil, muy difícil.

NOVENTERA: y tan ciego. Y qué pena los que no lo hayan sentido. Me alegro de que te guste, aun queda.

DÉMO: y tanto que atrae. Y me alegro de que la estética de tu hija le haya llevado a la lectura. Es un buen camino. Saludos.

JAVIER: quede aquí constancia de que tú viste primero esa imagen y que la denominaras tú como "viuda negra". Fue un placer que me la enseñaras y pudiéramos hacernos la foto.

Gracias a todos por vuestras palabras.

PILAR dijo...

Una vez, de muy cría, me enamoré de alguien que no debía, sufrí, y en el fondo no sé lo que perseguía, porque realmente cuando pasó el tiempo me di cuenta de que no me hizo feliz en ningún momento. pero cuando estaba inmersa en aquella relación no me daba cuenta de ello.
Sufrí, pero aprendí.
Nunca más volví a enamorarme de alguien que me hiciera difícil la vida. Es más, sin que esto parezca soberbia por mi parte, me enamorado muchas veces y siempre de hombres maravillosos.

Anónimo dijo...

Las Latrodectus mactans son tímidas, sedentarias, solitarias, caníbales y nocturnas muy semejante al deseo. La única vida social que muestran es al aparearse. Duranteel dia, esta araña pasa su tiempo en su túnel de seda, que es la base de la trampa. . La viuda negra es torpe cuando no está en contacto directo con la tela y es muy activa en los meses de otoño.
Las Latrodectus mactans reciben el nombre de viudas negras, porque generalmente se comen al macho después del apareamiento, aunque a veces el macho escapa y logra aparearse de nuevo. Pero generalmente el macho se queda en la tela de la hembra para servirle de alimento y asegurar una buena puesta.
Los efectos de la picadura(a una persona) son taquicardias, aumento de la fuerza y la vitalidad junto a una erección involuntaria del pene por varios días e inhibición temporal de la concepción masculina.
En Chile a los hombres sexualmente muy activos se les dice "picados de la araña)...
Y si todo esto lo comparamos con "un deseo suicida", es muy parecido ¿ no?
Rosa C.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PILAR: ¿y qué pasa cuando no puedes -no sabes, no tienes la fuerza suficiente, ni siquiera lo ves- salir de estas relaciones y te llevan a la destrucción? ¡Cuánto dolor! Besos.

XuanRata dijo...

¿Exceso o contención? ¿Dónde está la autenticidad? Las dos posturas son igualmente impostadas. Cada uno escogerá la que mejor se acomode a su humor o a su espejo. Pero en cuentión de amores hay tanta literatura de lo sublime, tanto culebrón trágico, que como no sucumbir al maravilloso teatro de la pasión.

Y no quiero parecer sublime, pero la foto me ha dejado sin habla. Atrapados os veo entre andamios y abanicos, como ese edificio atrapado por una presencia femenina, eterna y soluble entre barras de labios. Los edificios y las mujeres se reconstruyen constantemente, y no precisamente para nosotros. Enhorabuena por la toma. Prometo fijarme más en el juego de los reflejos.

PILAR dijo...

Pues cuando he visto a amigos así, mira, me cabreo y me enervo, porque creo que el amor es tan absolutamente maravilloso que no tiene sentido, que aunque por supuesto nos haga sufrir muchas veces y tenga su cara y su cruz, insisto no tiene sentido que nos lleve a la destrucción, NO, NO Y NO. Parece que uno no va a soportarlo, pero todo se supera e iba a decir hasta se olvida, siempre habrá un resquicio de aquello, pero el tiempo es el mejor compañero y por supuesto creo firmemente en que si una relación es dañina, ¡A LA MIERDA!
Al corazón debe guiarle también la cabeza y la sensatez, y que conste que soy una romántica.

tatiana blanco dijo...

Regresaré, tienes un blog excelente

DianNa_ dijo...

Lo malo es que las puñeteras flores tienen espinas... sangrar es inevitable.
La mierda la primavera me tiene frita, tienes algún remedio a mano?
Te leo algo negativo , o quizás contrariado?
Como estás? me tienes despistada ;)

Besos sin pinchos^^

jg riobò dijo...

La foto es excelsa, tan buena que mis precauciones con los reflejos han pasado, para convertirse en el centro de la toma.
Desde que esta viuda negra dejó su marca en mis ojos, vagabundeo hasta que se posan en su bello rostro y espero otro día con contínuos sudores.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

XUANRATA: maravilloso, en efecto: teatro, lo llamas con toda la razón porque, en el fondo, es un espectáculo... público o privado.

PILAR: lo malo es que a algunos nos atrae lo dañino con tanta fuerza que ni siquiera lo percibimos. Por eso es bueno tener al lado amigos/as como tú. A veces es difícil tener cabeza...

TATIANA: gracias. Bienvenida a La Acequia. Espero verte más a menudo por aquí.

DIANNA: se sangra, a veces, a borbotones. No, contra la primavera no hay más remedio que el verano. No: reflexivo. Es mi estado natural. Besos.

JAVIER: es lo malo, que al final los reflejos te atrapan. ¿No fuiste tú el que me dijo que en las imperfecciones de las fotos está su valor? Saludos, amigo.

manuel-tuccitano dijo...

Me recuerda eso de que el amor es ciego y tonto... cuando el flchazo te ciega es imposible ver lo que se tiene delante, aunque mires...tu si que amas...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: no sólo ciego y tonto... puede llegar a ser peligroso

BIPOLAR dijo...

Poz zi
Si hay que morir, que sea con dignidad.
Si hay que caer en sus pérfidas garras, vestidos de divos para la ocasión, con rajilla,enseñando muslo y dramatizando el escote.

Y ahora la crítica:
Pero estos protagonistas eran todos unos carrozones -que pienso eran más feos que el tal Picio-, y no había forma de casarlos. ¡Vamos hombre, a esas edades, ¿realmente consideras que va a estar un señor madurito diciéndole estas cosas a una fémina? (quizás a los veinte...)
Donde esté un buen bolsón dotado de monedas, a esas edades, antes y ahora, que no cambia con los tiempos la argucia... Que se casaba hasta el más triste caballero.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: Eso, con dignidad y estética. En cuanto a lo que me dices, quizá tengas razón, pero no quise llegar a hablar del vil metal...

fernando dijo...

ME ENCANTA Espronceda. Genial post. un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Un abrazo, FERNANDO.