domingo, 4 de mayo de 2008

La mirada de la hormiga

Las hormigas también tienen mirada. Y desde ella nos ven como una especie incomprensible en la que los nuestros son enemigos potenciales y despiadados, que disfrutan con nuestros fracasos y errores. Las hormigas saben que somos una especie envilecida y que no tendremos nunca remedio. Vistas así las cosas, a fin de cuentas, merece la pena morir a manos de los otros. Al menos es muerte más digna.

36 comentarios:

Euphorbia dijo...

Cuando era pequeña me fascinaban las hormigas y podía pasarme horas observándolas en la calle de mis abuelos en un pueblo del Priorato. Me gustaba tirarles miguitas de mi merienda y ver como las recogían y las entraban en el hormiguero yendo todas en fila india, unas de ida cargadas de miguitas y otras de vuelta en busca de más provisiones.

Sólo nosotros nos hacemos daño sin sentido, los animales si actúan de forma que parezca envilecida desde el punto de vista antropocéntrico, es por un simple mecanismo biológico en el que no influye ningún plantemamiento ético humano.

Ahí queda eso.

PILAR dijo...

Tengo que confesar que me he sentido muchas veces una hormiga en un mundo de elefantes.
-----
Me encanta observar las hormigas caminando y currando hacia sus hormigueros.
-----
La hormiga atómica, gegege.
----
Buena semana ;)

Aldabra dijo...

Acepto que estemos envilecidos pero claro que tenemos remedio. No seas tan derrotista, Pedro. No, esta noche.

bicos,
Aldabra

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Nosotros somos bravos... complicados. Ojalá tendiésemos a lo bueno, pero generalmente no es así.

Merche Pallarés dijo...

¿¿"A fin de cuentas, merece la pena morir a manos de los otros"?? No te he entendido, querido. ¿A manos de las HORMIGAS? Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Difiero completamente.
La hormiga es ajena a lo que la rodea, lo demuestra el hecho de no evita ni su camino ni su trabajo a pesar de tener al gigante aplastador al lado.
Es la actitud del multimillonario -vive en su mundo-
(salvo honrosas excepciones)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

EUPHORBIA: ¿Seguirán hoy los niños jugando a ver hormigas, a cruzarse en sus caminos, a excavar sus hormigueros? Nosotros, que somos capaces de reflexionar somos los únicos que, pudiendo hacer lo contrario, hacemos daño consciente.

PILAR: te veo fragmentada, querida Pilar. Ese sentimiento lo hemos tenido todos, pero a veces son peores las hormigas que están junto a nosotros.

ALDABRA: ¿Por qué no esta noche? No es derrotismo, es descripción. Besos.

CLARA Y PEPE: qué pocas veces lo hacemos, es verdad.

MERCHE: El texto es un juego. Quiere decir que, en contra de las hormigas, que siempre ayudan a las otras hormigas de su mismo hormiguero y trabajan en equipo, en el caso humano a veces "los nuestros" son nuestros peores enemigos y buscan nuestra anulación o derrota. Por eso prefiero morir a manos de "los otros", los que no son "los nuestros". Serán igual de miserables, pero al menos no son de los que deberían colaborar juntos y la derrota, enfrentándose con ellos, es más heroica que cuando nos derrotan los mismos que deberían estar junto a nosotros, por pura miseria moral (envidia, guerras internas, camarillas...). Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: creo que, en tu comparación, falla que el millonario no trabaja tanto como la hormiga ni se sacrifica por el grupo. Deberíamos exigírselo: ¡Autoinmolación de millonarios, ya! ¡Ni un millón sin sudor!

PILAR dijo...

ay pedro, que no entiendo eso de que me ves fragmentada, ay que yo a veces también me veo así, a qué te refieres

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me refería, a tus puntos/rayas suspensivos...

brujaroja dijo...

Molan las hormigas. A mí de niña también me encantaba observarlas en sus hormigueros, aquella especie de caos organizado, su forma de deambular, entrar y salir y seguir adelante y no tropezarse nunca.
La perspectiva de la hormiga es muy necesaria de vez en cuando.
Sí, me temo que somos una especie bastante envilecida.
Y encima hoy es lunes.

Anónimo dijo...

Las hormigas son como la mala hierba: No hay forma humana de acabar con ellas. A poco que te descuides en su control, te invaden tu espacio vital y difunden un mont�n de enfermedades a tus plantas. Yo les tengo declarado odio eterno; como Anibal a los romanos.

Interesante y original la mirada de la hormiga en la foto, tan a ras de hormiguero. pancho

Sol solito dijo...

Es cierto que somos el unico ser vivo de la tierra que nos alegra el mal ageno. Que especie más triste. Me entran ganas de renunciar a ser SER HUMANO. Supongo que hay que aprender a reirse de nuestros fallos solo por ver la cara del enemigo. Besos

Isaac González Toribio dijo...

Un poco pesimista si veo tu entrada. A mí "nuestro mundo" no me parece tan malvado. Como mucho imperfecto. pero para eso estamos unos pocos, para hacerlo mejor, no? Un fuerte abrazo

BIPOLAR dijo...

jajaja Pedro.
Los millones sí le cuestan sudor (el de otros)

XuanRata dijo...

Estoy tratando de salir de la imagen desde un rato. Me apoyo en el borde del suelo pero se me deshace entre los dedos. Las piernas me pesan más cada vez. Una fuerza tira de mi, un hormigeo me recorre las piernas y llega has mis dedos...que se sueltan.

DianNa_ dijo...

Las hormigas... yo las veo como un ejército de depredadoras y voraces asesinas de mente manipulable, sin voluntad propia, sectaria... me cuesta verlas de otra manera.
Lo que quieres expresar lo entiendo, pero es que los bichitos me dan mal rollo, las abejas me gustarían más de ejemplo, me pido la abeja Maya, tú puedes ser Willie ;)
Besos de miel^^

Vampi666 dijo...

Paseando por los blogs he encontrado una frase que se refiere a la envidia que nos tenemos los unos a los otros, creo que en ese momento me gustaría ser hormiga, ellas se sienten siempre iguales a sus semejantes, por eso se ayudan sin ningún egoísmo, siempre lo hacen todo por el grupo.
Saluditos desde mi mundo.

Mafaldia dijo...

Pues a mi las hormigas no me hacen mucha gracia, tanta disciplina..., además ¿has oído cantar alguna vez a una hormiga? lo siento un animal que no canta me da igual que opine que soy vil, malvada, maligna, aunque tenga razón.
Reirse del fracaso de los demás es realmente cruel y mezquino, no creo que mucha gente lo haga, si veo más probable el no alegrarse tanto de los éxitos de los demás, pero por puritita envidia cochina.

Magui dijo...

Isso não!!!!!!!!!

jg riobò dijo...

La competitividad ha terminado con ese hormiguero ideal y primigenio. Hoy el sálvese quien pueda y si hundes a los demás qué le vas hacer.
Triste y desolador.

JESUS dijo...

Buenas tardes, leyendo la mirada de la homiga, me da no se que...
Creo, que tambien tienen gerarquias,no obstante las acatan y como se diria "Fuente Ovejuna todos a Una", Tambien creo , como atisbo de esperanza, aunque no lo vea... Todo sea cuestion de seguir trabajando y esperar las generaciones venideras.
Un placer, pasar por la acequia.
Jesus

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BRUJAROJA: los lunes echo mucho de menos no ser una hormiga.

PANCHO: querido amigo, creo que tendrás la misma fortuna que Aníbal en esta guerra. Lo siento por tus plantas.

SOL SOLITO: eso, pero acuérdate que muchas veces ese amigo que está junto a nosotros es el verdadero enemigo. Besos.

ISAAC: bueno, no sé si para hacerlo mejor, pero para intentarlo. Un abrazo.

BIPOLAR: eso: "que suden ellos". Buen lema.

XUANRATA: nos vemos juntos allá abajo.

DIANNA: parece que has descrito al ser humano en el primer párrafo...
Bueno, pues me pido Willie por no ser el saltamontes (¿cómo se llamaba?). Besos.

VAMPI666: por una parte, las individuales no se desarrollan, pero tampoco nuestras vilezas. Saludos.

MAFALDIA: ¿y si resulta que sí cantaran pero no podemos oírlas? Conozco mucha gente (quizá he tenido mala suerte) que disfruta con el mal ajeno y se pone enferma con lo éxitos. Cochina envida, en efecto.

MAGUI: tienes razón.

JAVIER: hoy disfrutamos pisando los hormigueros.

JESÚS: eso sí, hay que seguir insistiendo.

Tareixa dijo...

No me gustan las hormigas desde que de peque�a me contaron el cuento de "la hormiga y la cigarra"
�Que poco solidarias y que pedazo de egoistas, no querer compartir el alimento..! Para eso la pobre cigarra canta que te canta todo el verano para alegrarles el d�a a esa pandilla de ingratas, je, je..
Me gusta m�s esta versi�n, y me gusta ser cigarra.."Aprovecha la vida, aprende a dosificar trabajo y diversi�n, pues trabajar demasiado, s�lo trae beneficios en las f�bulas de La Fontaine.." je, je.

DianNa_ dijo...

El saltamontes se llama Flip ;)
www.mundopeke.com/web/maya/personajes/personajes.htm

Merche Pallarés dijo...

Como siempre, muchas gracias por tu explicación tan didáctica. Ya lo he entendido y tienes razón, a veces los "nuestros" pueden ser nefastos. Besotes, M.

El Deme dijo...

Una hormiga no hace hormiguero pero ayuda al compañero. En cualquier caso, la altura de la mirada está adecuada al mundo que habitas, la Ratita Presumida si hubiese sido más alta no hubiera visto el duro al barrer con el que se compró el lacito, etc, Yo habito el mundo de los porteros automáticos y los buzones de correos, pero me pierdo tantas cosas (piedras preciosas, colémbolos, gotas de rocío)...

fernando dijo...

uff, a mi no me gusta nada pisar hormigas. Me hace mal. Son tan pequeñas e indefensas... Deben vernos tan gigantes que daremos miedo. un abrazo.

Nacho Carreras dijo...

Hola Pedro:
Envilecidos estamos, sin duda, pero merece más la pena pensar que aún hay remedio.
Saludos.

Anónimo dijo...

Dice el DALAI LAMA:
Tenemos que prestar máas atención a las actitudes que adoptamos ante nuestros enemigos porque el odio puede ser el mayor obstáculo para el desarrolloo de la felicidad.
Yo, creo en el ser humano.
Rosa

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

TAREIXA: pues vas a tener razón, pero aun así, la cigarra pensará de nosotros lo mismo que las hormigas.

DIANNA: ¡gracias!

MERCHE: ya sabes, guárdemonos de los nuestros.

DEME: es verdad. Por eso la jirafas tienen cara de tristes.

FERNANDO: creo que somos tan grandes para ellas que ni nos ven. Un abrazo.

NACHO: no, no hay remedio, pero debemos comportarnos como si lo hubiera. Un abrazo. Hace mucho que no tomamos un café.

ROSA: yo también, pero uno a uno.

manuel-tuccitano dijo...

Ya se escribio aque llo de el hombre es un lobo para el hombre...el único ser que mata sin tenr necesidad...que bestias pedro...somos unos perfectos animales irracionalizados....salud

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Con un agravante, MANUEL: somos los únicos que podríamos superar ese comportamiento.

Nacho Carreras dijo...

Hola Pedro:
Pues sí, hace mucho...
Últimamente ando como "señorita por campo recién segado".
A ver si tengo un rato y te llamo.
Saludos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Las hormigas tambien tienen tienen su imperio..
Dichosas aquellas que pueden ver desde lo bajo, las desgracias de los grandes..
saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PIER: En efecto, tienen una extraordinaria perspectiva de nuestras miserias. Bienvenida a La Acequia. Espero verte más por aquí.