sábado, 5 de abril de 2008

Sed (pie forzado de optimismo).

¿Se puede ser feliz? La gente busca, con sed antigua, la alegría y más allá su consolidación en la felicidad. Reír y que la risa nos salga muy de dentro. Tendríamos que desaprender las cosas, para saciar esa sed. Recuperar la inocencia de la infancia: los primeros meses en los que la sonrisa y el gorgojeo feliz de un bebé explican el mundo. ¿Se puede ser feliz aun mirando en nuestro entorno? La felicidad es, apenas, un estado veloz y tan difícil de retener como ese líquido que nos da la vida. En cuanto miramos más allá en seguida comprendemos que la risa es, apenas, una anestesia del alma. Sin embargo, hay momentos en los que se sosiega todo y la luz cae suave sobre la superficie del agua. Y todo, durante apenas una fugaz mirada, nos dibuja una sonrisa en el rostro.

Querido Blogochenta, no se puede pedir peras al olmo. Un abrazo.
Es curioso: hoy dos personas me habéis pedido lo mismo.

32 comentarios:

XuanRata dijo...

La felicidad es una conjunción: sí, esa, la copulativa, tomada en todas y cada una de sus múltiples acepciones.
La felicidad es también conjugar: los verbos más hermosos, en todos sus tiempos verbales.

Un abrazo.

Donce dijo...

Jeje, es que esa foto tuya era una amable sonrisa para nosotros los "acequianos?, acequienses?" (cómo se les llama a los seguidores de La Acequia?)

La felicidad son sólo "güenos" ratitos, "disoluciones" en el tiempo, cristalitos de colores que se ennegrecen con facilidad (habrá que limpiarlos a fondo cada día)
Un besito

Lola Bertrand dijo...

Bellísima - y muy cierta - tu reflesión sobre la sonrisa y en cuanto a la dilatación de pupilas, mira amigo en estos dos últimos meses me han echado tantas gotas en los ojos que y no se bien si tengo ojos o... gotas...
En fin que es un placer visitarte.
Abrazos del mar.
Lola

blogochentaburgos dijo...

Gracias por aceptar el juego, Y, gracias por la reflexión. Es cierto que a veces, aunque cueste, debieramos sacar más el niño que todos llevamos dentro. Seriamos en parte más felices. Un saludo y gracias reiteradas

Blogofago dijo...

Solo pueden ser felices los niños, los enamorados...y los tontos. El resto solo podemos obtener momentos fugaces de felicidad, que se van mas rapidos de lo que han venido....

DianNa_ dijo...

... y sin esos momentos la vida no tendría ningún sentido, necesito buscar motivos para sonreír.
Besos^^

jg riobò dijo...

La felicidad es una emoción y como tal pasajera.

Pedro Carcedo dijo...

Amigo Pedro : Claro que se puede ser feliz mirando a nuestro entorno. Compruébalo entrando en nuestro blog de la Universidad de la Experiencia.
http://cidunex.blogspot. com. El vídeo no tiene desperdicio . Como yo, gracias a ti, sé quién escribió El Quijote y además aprendí a leerlo bien, ya tengo consolidada mi felicidad. Dejo la Universidad. No necesito saber nada más. A partir de ahora me dedicaré a sonreír.
Gracias y un abrazo

Anónimo dijo...

Se puede llegar a un estado mental de armonía, equilibrio y satisfacción contigo mismo cuando sientes que quieres lo que haces y te conformas con lo que tienes. La alegría es la antesala de la felicidad; ver el lado positivo de las cosas, sin alegría sería complicado llegar a ese estado de felicidad. Es por eso que decimos: ¡mira que cara de alegría tiene, su cara irradia felicidad! pancho

Al menos tu olmo no murió de grafiosis. ¿Qué tal va el peral de tu facultad? Seguro que está ahora en plena floración.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Felicidad? Recuerdo una vez, en el campo, una excavadora formó una gran montaña de tierra para hacer un tajamar. Esa tarde comenzó a llover, con mi hermana corrimos hacia la montaña. Parecía un gran chocolatín, subimos y nos largamos desde arriba. Una y otra vez nos deslizamos, entre carcajadas y gritos,como si fuera un tobogán inmenso, fue mágico... fue un momento feliz

Merche Pallarés dijo...

Pedro, ¿¿¿no nos dijiste que en unos dias no podrías escribir mas posts ni entrar en los blogs??? De verdad, cuidate. Sobre la felicidad, tuve una maestra maravillosa en Canada cuando tenía trece años que nos dijo que la felicidad no existía. Que no la buscáramos. Y es cuando ¡la encontré! Porque al no pasar el resto de mi vida buscándola, la encontré (por muy raro que parezca...) Besotes, M.

Pilar dijo...

Para mí, sí se puede ser feliz.
Hay muchas razones para no reír y para ser infeliz, pero otras tantas para lo contrario.
Sí, es la tontería de la botella medio llena y medio vacía.
Sí, he conocido a personas con circunstancias muy adversas (exteriormente) y muy felices y también lo contrario, gente muy amargada no teniendo razones para ello.
Creo, siempre lo digo, que todo está DENTRO. Y sobre todo la felicidad está en lo PEQUEÑO.
Pedro, también se puede mirar más allá y ver la felicidad. A veces mirando más allá uno se da cuenta precisamente de lo absurdo de la infelicidad y de vivir amargado.
No estoy de acuerdo con blogofago, a no ser que sea tonta, muy niña o esté enamorada. A lo mejor se me dan las tres cosas. Lo pensaré.

manzacosas dijo...

Hola. No sé qué decir. No sois fáciles ni unos ni otros. Y si existe o no la felicidad, pues no lo sé. A veces sientes algo que crees es felicidad, y cuando pasa no sabes qué pensar... No es fácil, de verdad. Un saludo

Noventera dijo...

Felicidad: vértigo imprevisto, ilusión óptica, oportunidad que no puedes perder...Cuánto durará? le pregunto a todos, pero parece que hay un hilo invisible y esta se ha marchado ya, solo queda la escenografía.
A veces recordar es un peligro...pero tan necesario..

Mafaldia dijo...

Es la eterna búsqueda del hombre osea de todos, el problema es entender donde reside y desde luego con la mente de un niño es mucho más fácil encontrar el camino de este tesoro, mi madre con alzheimer como ya te he comentado más veces ahora mismo es el ser más feliz del mundo, puedo afirmar que nunca antes ha disfrutado tanto de las cosas más simples, y de su ejemplo creo que una de las miguitas que indican el camino es la sencillez. :)

Serendipity dijo...

Si, creo que se puede ser feliz. Intenta mirar siempre el lado positivo, estar relajado, aceptarte como eres, mirar al mundo con ternura y esperanza... Y tendras muchos momentos en los que te sentiras tan bien que llegues a decir que eres feliz.

Saludos

Euphorbia dijo...

La felicidad quizá sea conseguir que los momentos buenos, aunque sean pocos, no queden enterrados por los problemas y darles un valor específico superior. ¿Que cómo se hace eso? Pues yo que sé.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

XUANRATA: a veces salen verbos de conjugación imperfecta. Un abrazo.

DONCE: es verdad, esos ratos hay que limpiarlos cada día, con amor. Un beso.

LOLA: bien que lo siento. Espero que tengas los ojos bien. Un abrazo.

BLOGOCHENTA: Ha sido un placer el reto. Un abrazo.

BLOGÓFAGO: pequeños y fugaces momentos a los que a veces ni conseguimos atrapar...

DIANNA: sigue buscándolos. Y que encuentres muchos. Besos.

JAVIER: y tanto...

PEDRO: sois un ejemplo. Siento que dejes la Universidad: te echaré de menos en sus aulas el próximo curso. Espero econtrarte a menudo para ver tu sonrisa. Un abrazo y ya sabes dónde estoy.

PANCHO: que el camino a la felicidad esté a nuestro alcance, querido amigo. Está floreciendo, pero tan lento que aun no he podido hacerle una foto. Tendrá su entrada, por supuesto.

CLARA Y PEPE: sí, la mayor parte de nuestros estados de felicidad se sitúan en la infancia.

MERCHE: ya ves, no tengo remedio. A lo mejor es verdad, uno encuentra la felicidad cuando deja de buscarla. Besos.

MANZACOSAS: a veces somos felicies y ni lo sabemos. A veces no lo somos y nos creemos gozar de felicidad. Es difícil, sí.

NOVENTERA: ...sólo queda la escenografía, me gusta esa frase por lo verdadera. Un abrazo.

MAFALDIA: ¿te acuerdas del cuento de la camisa del hombre feliz? Sí, es cierto. Pero es tan difícil...

SERENDIPITY: que nos inunden esos momentos. Saludos.

EUPHORBIA: ¡ese es el meollo!

Gracias a todos por vuestras palabras.

fernando dijo...

sE PUEDE ser feliz, pero no siempre y a todos los momentos. Debemos aprender a disfrutar de los pequeños momentos de la vida. un abrazo.

BIPOLAR dijo...

He llegado a la conclusión de que sólo los tontos son felices.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PILAR: te conozco y te sé feliz. Tienes toda la razón y acabas de darnos una lección sobre la auténtica raíz de la felicidad: en el interior y en lo pequeño. En la esencia minúscula de las cosas y en nuestra mirada sobre ellas. No creo que Blogófago dijera ninguna de las tres palabras en sentido negativo, sino todo lo contrario.
Un beso, tonta niña enamorada. Sigue siendo como eres.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

FERNANDO: es la única manera. Un abrazo.

BIPOLAR: profundicemos, cada uno, en nuesta simpleza. Besos.

PILAR dijo...

Me ha rechiflado la última frase.
Es más, creo que me ha inspirado para mi blog.
Ya me dirás lo de "te sé feliz"

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tienes razón, ¿debería cambiarla por pareces feliz?

PILAR dijo...

Pues, Pedro, ya sabes aquello de las apariencias engañan. pero también es cierto que sé que lo parezco, más que nada no porque lo sea, que no sé si lo soy (joder qué trabalenguas)sino porque cuando lo soy se me nota, no puedo evitar transmitir no sé si felicidad, sí vitalidad.
Sí ser positivo. Precisamente, siendo esto algo contradictorio, es mi autodefensa ante tanta mediocridad y maldad.
Parezco feliz, tal vez lo sea.
Pero cuando me retuerzo?? puf, puf.
Por cierto, tú también pareces feliz.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Eso, lo parezco.

Isabel Huete dijo...

Estoy de acuerdo con quienes opinan que la felicidad está dentro y en lo pequeño, como dice Pilar. La felicidad es subjetiva y creo que sobre todo es armonía, armonía con uno mismo, con el mundo que te rodea a pesar de sus sombras, y con los demás. Felicidad es bailar con la música que la vida nos interpreta, pero hay que saber escucharla.
Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, ISABEL H. pero, a veces, la felicidad resulta tan egoísta que se te corta en la boca. Sin embargo, es bueno estar en armonía con uno mismo: ajustar el deseo a la realidad y modular la forma de ver el mundo. Quizá no logres la felicidad pero se ahorra uno muchas depresiones. Besos.

Reggis FraPe dijo...

Pues fijate que curiosamente, discutiamos eso el otro día en el blog de "Zeta".
Y se tomaba la idea de lo que era mejor en vistas de que la felicidad es efimera, si la felicidad en si o el camino que se recorre para llegar a ella, y una vez ahi, posar tus ojos en otra meta y así....

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A veces, REGGIS, es mejor no fijarse ninguna meta y caminar con los ojos bien abiertos y el mayor respeto posible. Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

Decia mi profesor de filosofía que la risa era el absurdo del subconsciente.... yo sigo siendo absurdo...y feliz lo intento. Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: sigue siéndolo: es una magnífica filosofía. Un abrazo.