viernes, 25 de abril de 2008

Nuevos usos para el burgalés Palacio de la Isla

Es curioso cómo algunos usos marcan un edificio en la memoria colectiva. En este inmueble burgalés, fijó su residencia Franco en los dos últimos años de la Guerra Civil española, cuando el avance de las tropas sublevadas contra el gobierno republicano le animaron a trasladar la sede de su gobierno provisional, que hasta entonces se fijaba en Salamanca, ciudad más cercana al refugio de Portugal que hubiera sido su destino si la solución de la guerra hubiera sido distinta. De hecho, fue aquí donde se redactó y firmó el parte que daba fin a la guerra , que se leería en la emisora local de Radio Nacional, y cuyas palabras tenemos grabadas todos los españoles mayores de 40 años. La estancia de Franco y su Estado Mayor hace soñado el pasado burgués de este edificio de finales del XIX y el fugaz paso por él de las instituciones preautonómicas de Castilla y León. Poco después sirvió también para acoger provisionalmente una comisaría de policía tras un atentado de ETA y para otros fines locales. Desde entonces, este edificio parecía un caserón fantasmal, a la espera de la rehabilitación de un pecado del que no tenía culpa.

Hoy he asistido a su inauguración como sede del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. Tras los discursos protocolarios queda el trabajo: será el día al día el que dote de nuevas voces a estas paredes. Es un buen ámbito para que salgan proyectos que divulguen lo mucho de bueno que tiene esta tierra relacionado con la lengua y la literatura. Sin localismos ni miradas al ombligo: hacia un mundo, el de la cultura, en el que las fronteras no tienen demasiado sentido.

Está tan cerca de mi locus amoenus, en el que situé la narración Nocturno, que he ido andando desde la Facultad y, por el camino, me ha sorprendido un día de primavera avanzada. En las aguas del Arlanzón, espejaba un sol casi de mayo. Hoy, con esta luz, parecían mentira algunos años duros de nuestra historia.

26 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

No hay que quedarse cno el pasado negativo del edificio sino con el futuro prometedor que inicia. un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

"Espejaba casi un sol de mayo"...Qué bonita descripción de un dia casi primaveral. Aquí, en el Mediterráneo, la primavera HA LLEGADO con unos dias maravillosos, diáfanos, con un sol que aún acaricia. Pronto tendré que jubilar a mi girasol y llevar mis sombrillas de todos los veranos. Besotes, M.

PILAR dijo...

Y digo yo, Pedro, no necesitan a alguien para llevar la administración de ese edificio???
seguro que ya hay alguien en el puesto.
vaya sitio más genial.
vaya todo más estupendo.
LA ÚLTIMA FOTO, me chifla, me chifla, me la quedo, me la quedo, la quiero, la quiero, me encanta, men ecnata....
mi arlanzón, ayayayayyyyy
qué día más hermosos que nos regala este Burgos frío de vez en cuando, que luz, ¡joder que estampa! recuerdo quee stas fotos me acercaron a ti y a tu acequia...
qué bonita es mi ciudad, aunque a veces sea tan fría...

El Deme dijo...

Como soriano que soy, me ha gustado tu comentario...
"Noche castellana;
la canción se dice,
o, mejor, se calla.
Cuando duerman todos,
saldré a la ventana"
(Don Antonio)

Tareixa dijo...

Pues vaya mejora para el edificio..Enterremos de una vez los fantasmas..

Euphorbia dijo...

Me alegro mucho por esas paredes que no pudieron evitar tener semejante inquilino.

Precioso paisaje.

amalia dijo...

Es un edificio precioso y lugar estupendo para albergar tan insigne encomienda, que desde luego Burgos merece como también merecería otras..., quizás el día tan bonito de hoy sea una señal, y el agua del Arlanzón pueda llevar la pureza de nuestra lengua, lejos, lejos, lejos...
Tema Quijote: ¿el prólogo sólo, no? y sigo dándole vueltas al chiste académico...

Anónimo dijo...

Pues nada que la labor del organismo no desmerezca del edificio que lo aloja. Lo tiene más difícil con la foto que captaste del río, que fluye cercano, en un día radiante de primavera (de los escasos que se nos ofrecen en esta meseta llana, amplia y dura de clima) donde la naturaleza aparece con una fuerza imparable, casi ofensiva. pancho

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

FERNANDO: además, la ironía del tiempo también cuenta. Un abrazo.

MERCHE: ¡Vosotros ya vais hacia el verano! Besos.

PILAR: es un buen lugar para trabajar, eso sí es cierto. Pues nada, foto dedicada.

DEME: gracias por Don Antonio.

TAREIXA: mejora, mejora.

EUPHORBIA: en efecto, esas paredes crecerán ahora.

AMALIA: lo del sol espero que sea una buena señal.
Tema Quijote: sólo el Prólogo, sin los poemas. El chiste académico tiene que ver con la opción que se ve en la foto...

Un abrazo a todos.

XuanRata dijo...

Las estrellas también lucen por el día, al menos sobre tu Arlanzón. Mágica luz, pese a la historia, y pese a quien pese.

Francisco O. Campillo dijo...

El Instituto de la Lengua, el Instituto de la Lengua...
Mejor me callo. Porque si pienso en quienes reclaman ayuda para mantener ese acervo cultural...
Lo dicho, mejor me callo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

XUANRATA: mágica luz, que corrigen las sombras.

FRANCISCO: no te calles, amigo. Ésta y otras instituciones deben acercarse y apoyar a los que aman nuestra lengua y llevan decenios abandonados.

Aldabra dijo...

me quedo con el verde, la esperanza.

bicos,
Aldabra

blogochentaburgos dijo...

Gracias por la remisión a Blogochenta Pedro, Espero que de ese edificio y de la institución que va a alberguar salgan proyectos y realidades significativos para que nuestra maravillosa lengua crezca y se divulge.

manzacosas dijo...

Hola. Digo que ya era hora de que se dedicase ese edificio a algo digno. Lo levantó Muguiro, uno de los grandes propietarios de terrenos en la zona, que hizo también otros edificios. Era la época de prosperidad económica en España consecuencia de la neutralidad del país en la primera guerra mundial. Como digo, al menos se dedicará a algo digno. Un saludo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ALDABRA: ésa es la opción.

BLOGOCHENTA: me parecía de ley. Ojalá acompañe el éxito.

MANZACOSAS: toda la razón. Toda la razón. Un saludo.

BIPOLAR dijo...

He estado revisando la disposición de las salas del edificio para ver si albergaba un taller o algún sitio experimental para noveles, pero no he encontrado nada. (¿todo para eminencias?)

Te he visto en DB chupando cámara (jaja) y haciendo una V con los dedos y también sacando la lengua. (o, ese era otro, no sé)

¿Por qué se denomina instituto de lenguas?¿es anatómico forense o centro receptivo de donantes?...

Jesús, hala, hala que no me entero.

Qué lío de comentario.

manuel-tuccitano dijo...

Buena dedicación, sin duda, del edificio...seguro que muchos la criticarán desmedidamente....un abrazo

blogochentaburgos dijo...

Dios mioooooo, en el comentario sobre una institución de la lengua va uno y pone alberguar, ALBERGAR corrigo.

blogochentaburgos dijo...

corriJo

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

En la Argentina y el Paraguay, pasa algo muy similar con ciertas casas y edificios, la gente los identifica con épocas dictatoriales y de mucho dolor... eso cuesta modificar.

CalidaSirena dijo...

Evidentemente siempre hay que mirar hacia delante y el pasado, es eso pasado. Gracias por ilustrarnos con tantas cosas.
UN besito muy cálido

Lola Bertrand dijo...

A mi me encanta leer cosas que no sé de esa época de España, o cierto es que me crié agena al mundo que me rodeaba.
Gracias por tu visita , Pedro y un abrazo de mar.
Lola

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: buena sugerencia. Y yo, que me escondía de las cámaras... ¿Donación de lenguas? Se me ocurre...
Qué lío de respuesta al comentario.

MANUEL: seguro. Esperemos que los buenos proyectos abunden.

BLOGOCHENTA: nada, tranquilo.

CLARA Y PEPE: a veces ni con amoníaco se limpian.

CALIDASIRENA: en efecto, aunque del pasado debemos aprender, por supuesto.

LOLA: nunca se está demasiado ajeno. Un abrazo.

DianNa_ dijo...

Algunas veces hacen cosas que merecen la pena, bienvenida la reforma.
La foto del río es preciosa ;)

Besos^^

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANNA: el río estaba así, yo sólo disparé la cámara. Besos.