lunes, 14 de abril de 2008

Mapas oxidados

En ocasiones, el óxido dibuja mapas en las superficies de las cosas: planos falsos que confunden al viajero hasta hacerlo caer en la desorientación y el desánimo. Se entretiene en dibujar, caprichosa y gratuitamente formas de montañas y ríos: playas abiertas a un mar que no existe, una costa que no es, como en la imagen. La herrumbre se adueña con lentitud y perseverancia de nuestra epidermis, como si obedeciera a un diseño prefijado, y traza caminos que conducen a la nada, desiertos enigmáticos, selvas extravagantes y campos de una perfección tan peligrosa que despiertan nuestras ansias y nuestros miedos. Y así, la Humanidad se faja en guerras de fronteras fantasmales, lucha y muere por penínsulas estratégicas que han sido grabadas con la ironía trágica de la sangre. Se ensanchó el mundo para comprenderlo y pronto nos dejamos llevar por el espejismo del óxido. Hoy ya no nos queda espacio. Todo ha sido delineado para perderlo. Y no podremos señalar otro culpable que la ceguera misma de nuestra especie.

31 comentarios:

Aldabra dijo...

en este dibujo veo la orilla del mar... no puedo ver otra cosa... no quiero ver otra cosa.

bicos,
Aldara

Serendipity dijo...

En otras ocasiones, el oxido dibuja mapas de suegnos e inspiracion genial para proyectos futuros... O simplemente aporta el juguito para una sopa de lentejas para las mugnecas cuando las nignas juegan a las cocinitas en el patio.

Me gusta tu foto, y en ella mas que mapas en realidad adivino una mitocondria... sera mi deformacion profesional!

Un abrazo y dulces suegnos amigo Pedro!

Euphorbia dijo...

El óxido crea una capa que sólo con interés puede irse eliminando para ver la superficie lisa y real que hay debajo. Ese disfraz de la realidad es muy dañino y el único paño que lo elimina es el del conocimiento.
(creo que madrugo demasiado...)

Merche Pallarés dijo...

Alucino con la cantidad de cosas que ves en un trozo de óxido cochambroso. Pero, es verdad, la foto parece la orilla de una playa. Eres un hacha. Besotes, M.

Mafaldia dijo...

Te das cuenta de lo que dices cuando viajas en avión y te asomas por la ventana, toda la tierra que ves está perfectamente delineada, marcada, cada trozo tiene su dueño, su escritura de propiedad, todo son como piezas de un puzle hecho y rehecho, sólo te da la impresión de no dominado ni marcado la visión del mar, ponle barreras...

Isabel Huete dijo...

Lo peor del �xido no es que invada nuestra epidermis, sino que vaya carcomiendo nuestra mente y nuestro coraz�n. Por mucho que se extienda por nuestro mundo debido a la irresponsabilidad y ambici�n del hombre, hay que ponerle barreras dentro de nosotros. �Ni un paso atr�s!
Besitos

BIPOLAR dijo...

Resulta que también miro por la ventanilla de Mafal
No sé qué menú habrá en este vuelo, pero con tanto óxido sólo puedo pensar en lentejas.

PILAR dijo...

Estoy escuchando una canción,
huelo a café,
recuerdo la sonrisa de mi hijo esta mañana,
alguien me espera a comer,
veo desde la pequeña ventana el cielo azul,
las grúas se mueven,
un niño ha nacido hoy,
alguien está haciendo el amor en este preciso momento,
y prefiero orientarme con la brújula que me lleva al mar de la paz y del amor en el que quiero seguir creyendo.
No sé si ilusa,
no sé si ingenua,
no sé si inocente,
no sé si ignorante,
no sé si qué,
Creo en la vida, y en el amor, ése es mi mapa, esa mi frontera.
Un beso, Pedro.

LeniB dijo...

O ser humano, só a muito custo, conserva o que Deus lhe deu.
Gostei do seu texto.

Anónimo dijo...

En lugar de aprender de los errores de los que nos precedieron, seguimos construyendo barreras y muros de intolerancia que nos separen unos de otros. Fronteras artificiales, que se erigen como homenaje al autismo histórico y a la incapacidad de convivencia entre los que aun siendo vecinos, son diferentes desde el punto de vista ideológico.
Aún queda algo de mundo por ensanchar en los extremos, lugar donde no se distinguen las playas, casi inhóspito para el humano, pero que paulatinamente va a parcelar, dividir y esquilmar, como ya hizo con el resto. pancho

lágrimas de mar dijo...

el óxido se lo come todo

un beso

lágrimas de mar

Tareixa dijo...

El té verde egipcio, un buen antioxidante..

El Deme dijo...

Si entras en el mundo de las superficies oxidadas ves universos de multitudes gritando libertad.

jg riobò dijo...

La epidermis oxidada, ya ni siquiera apetecible para los microbios. Sólo el optimismo y la esperanza (Plar) podrá lavar el óxido.

Merche Pallarés dijo...

Pedro desde tu blog me permito hacer un comentario a ISAAC TORIBIO. Isaac, no sé porque pero no puedo entrar en tu blog. Siempre me aparece una nota de Google diciendo que no existe. Ahora he clickeado sobre tu nombre y he entrado pero no me he podido mover. Me he quedado con las ganas de leer tu post sobre Cuba. ¿Qué pasa? Besotes, M.

Vampi666 dijo...

Hay algo positivo en ese mapa de óxido, no veo fronteras, ojalá el mundo fuese así y no entendieramos de diferencias.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ALDABRA: a veces... Besos.

SERENDIPITY: ¡una mitocondria! Debería hacer toda una serie sobre las mitocondrias... Un abrazo.

EUPHORBIA: puede ser eso o lucidez a primera hora de la mañana...

MERCHE: una chapa de una obra en la calle. Besos.

MAFALDIA: demasiadas vallas y fronteras, en efecto.

ISABEL H.: Hay ya demasiados corazones oxidados. Besos.

BIPOLAR: espero que no tengan bicho...

PILAR: siempre optimista, Pilar. Un beso.

LENIB: bastaría con que conservara la vida tal y como la encontró. Gracias, espero verte más por aquí.

PANCHO: poco queda ya sin vallas, querido amigo. Poco.

LÁGRIMAS DE MAR: espero que los besos se conserven libres de óxido. Besos.

TAREIXA: además, sabe bien.

EL DEME: miraré con lupa. Me bastaría con encontrar un puñado.

JAVIER: la epidermis de la tierra, yerma. Como la nuestra (mañana). Pilar es un ejemplo de constancia.

MERCHE: no sé que puede pasar. Yo entro sin problemas en su blog. Misterios del mundo virtual.

Un abrazo a todos y gracias por vuestras palabras.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

VAMPI666: No te preocupes, ahora mandarán a alguien que las pinte. Seguro. Un beso.

Anónimo dijo...

Son curiosas las interpretaciones de tu entrada, uno no sabe lo que es. Otro solo ve óxido y otros ven una playa. Un beso Isabel.

SOMMER dijo...

A mi me pasa como a Aldabra. Yo en esa foto sólo veo mar, costa, la libertad de la espuma besando la orilla.
Todo es subjetivo. Sólo debemos utilizar la mirada ingenua.

Abrazos

Merche Pallarés dijo...

Este mundo virtual tambien se está convirtiendo en una m....a. ¡Qué pena de mundo! Besotes, M.

XuanRata dijo...

La foto y el texto me traen a la memoria aquel cuento de Borges en el que los cartógrafos de un lejano imperio habían adquirido tal grado de precisión en la elaboración de mapas que estos acabaron por ocupar la misma extensión que el territorio que representaban.
Si fueramos capaces de levantar esta piel de óxido con la que hemos recubierto la realidad que habitamos ¿que encontraríamos debajo? Tal vez un territorio incomprensible. Y tendríamos que empezar de nuevo.
Muy buena la foto: es una estupenda radiografía de algo que estaba solo en el interior de tu cabeza, y que para mí tiene el contorno de nuestra vieja Europa.

DianNa_ dijo...

Me entran ganas de pillar un nanas y darle un repasito... uysss
Besos^^

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ISABEL: en efecto, cada uno ve, quizá lo que quiere ver.

SOMMER: la mirada ingenua nos salva pero suele engañarnos. No siempre. Espero verte más por La Acequia. Un abrazo.

MERCHE: qué pena, en efecto.

XUANRATA: lo recuerdo. El problema de la incomprensión, querido amigo, nunca sería del territorio sino nuestra. Un abrazo.

DIANNA: sí le hace falta un repasillo. Besos.

manuel-tuccitano dijo...

Pedro, pero luego vienen los maquilladores demagógicos que nos engatusan con su palabras de político de opereta y se encargan de pintar de minio el óxido....y lo peor: nosotros los pusimos de pintores...un abrazo...sigo leyendo

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Y para colmo tenemos esa rara tendencia hacia lo malo...vaya uno a saber por qué, desde chiquititos se da y nos cuesta tanto ser buenos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: que nosotros pongamos a los maquilladores de pintores es más grave aun que los pueblos que ni siquiera pueden opinar, en efecto. Un abrazo.

CLARA Y PEPE: la fuerza de lo oscuro es superior y más atractiva.

HLO dijo...

pero sólo la denostada especie humana puede ver el óxido, palpar el óxido, conocer el óxido. Los caminos fuera del óxido, los caminos no hollados siquiera por sus pies...


Herminia.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

HERMINIA: por eso nuestro delito es mayor. Bienvenida a La Acequia. Espero verte más por aquí.

Reggis FraPe dijo...

Pues para que te des una idea, cada que voy caminando alegremente y veo un trozo de hierro oxidado.....Cielos!!!!!- me digo a mi misma-

Debo ponerme al corriente con la lectura de la Acequia....!!!!!!!!!
:s

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

REGGIS: voy a nombraros brigada anti-óxido a todos los amigos.