miércoles, 30 de abril de 2008

La enseñanza del Arte Dramático


Algunas de las aportaciones que con más sorpresa y expectación se acogerán a los estudios universitarios en el marco del Espacio Europeo de Enseñanza Superior serán las que en España llamamos Enseñanzas Artísticas (Música, Danza, Arte Dramático, Artes Plásticas y Diseño) y que, en muchos países, se integran desde hace años, con pleno derecho, en el sistema universitario.

Ya en la actualidad, en España, imparten titulaciones equivalentes a las licenciaturas y, en el futuro, se convertirán en grados universitarios.

Estos estudios proceden de enseñanzas relacionadas con el mundo profesional de las artes y, no hay que esconderlo, miraban más hacia ese profesionalismo que hacia el mundo académico. Hoy, con la reforma en la que la Universidad europea se ha embarcado, las distancias se han acortado facilitando un punto de encuentro en el que pueden salir beneficiadas tanto por su indudable atractivo como por su vinculación tan directa con el ejercicio de unas profesiones siempre demandadas por el mercado. Ahora bien, para lograrlo plenamente, deberán continuar un esfuerzo ya iniciado pero no en cada una de ellas por igual ni en todas las Escuelas Superiores que se han creado en España últimamente de la misma manera. En muchas ocasiones, se debe a incomprensión de las instituciones que deberían fomentarlas, en otras el problema es corporativista, puesto que muchos profesores no ven la necesidad de entrar en las mismas exigencias que tiene el profesorado universitario. Me refiero, sobre todo, a la necesaria subida de calidad en la formación académica que permita la continuidad en la oferta de postgrados y doctorados.

Quizá, en breve, vuelva a tratar de este asunto, tan necesitado en España de explicación tanto a los que profesionalizan en exceso estas enseñanzas como a los que, desde el tradicional mundo universitario, no las consideran entre las enseñanzas superiores. En ambos casos se comete un error: sólo hay que pasearse por otros países para comprenderlo. Por otra parte, esta cuestión ha sido superada por elevación: la normativa está ya elaborada y el camino sólo va en una posible dirección. Sólo hay que hacerlo bien.
El lunes 28 de abril se firmó, a estos efectos, un Protocolo entre la Universidad de Burgos y la Fundación para las Artes de Castilla y León. La firma fue al máximo nivel: el Rector de la UBU y el Consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, en calidad de Presidente de ARCYL. Los promotores académicos hemos sido José Gabriel López Antuñano, Director de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León, y yo mismo. Aunque el convenio es con ARCYL, nuestra intención es desarrollarlo primero en lo tocante a los estudios de Arte Dramático, promoviendo Proyectos de Investigación conjuntos, el intercambio de profesores y alumnos y el lanzamiento de un postgrado en Artes Escénicas, facilitando también la elaboración de Tesis Doctorales sobre las líneas de investigación propias de estos estudios. Es el inicio. Espero que, con mucho esfuerzo y constancia, en breve tengamos los primeros resultados.

Fotografía que recoge el acto oficial de la firma del Protocolo, realizada por el Gabinete de Prensa de la UBU.

25 comentarios:

São dijo...

Pedro, só espero que aí não chegue aquilo que se inventou agora aqui: dar licenciatura a quem sabe dar uns pontapés na bola!!!
Feliz feriado, caríssimo.

La compañía dijo...

Genial iniciativa.

Sera

fernando dijo...

Deseo los mayores éxitos par eta iniciativa. Ojalá se abre hueco y espacio paulatinamente. Un abrazo.

Serendipity dijo...

Una iniciativa prometedora! Y cartel anunciandola buenisimo!

Merche Pallarés dijo...

¡Enhorabuena! Me parece una idea excelente. Os deseo mucho éxito. Besotes, M.

Mafaldia dijo...

Un gran avance, que permitirá que la gente joven con dotes artísticas no emigre como las aves... bueno o no tan joven, nunca es tarde...

Marcel.la dijo...

Una gran inicativa. Si que es verdad que España esta necesitada de este tipo de acciones para dar a conocer un mundo precioso.

Anónimo dijo...

Me gusta la iniciativa. ¡Ójala de muy buenos resultados! Por cierto Pedro, "rompes el grupo de trajes Corte Inglés", en la foto digo.
Besos Isabel.

Euphorbia dijo...

Una buena manera de reconocer unas enseñanzas que desde siempre se habían considerado de segunda.

Por cierto, si que circulan corbatas por el mundo universitario...

Un beso

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

SAO: es cierto que en la Universidad hemos descendido hasta el nivel de alarma la calidad, pero también en los estudios tradicionales. Por eso he insistido en mi texto en la necesaria calidad académica. Un beso.

SERA: esperemos los resultados y la acogida.

FERNANDO: por nuestro esfuerzo no va a quedar.

SERENDIPITY: ¡gracias! El cartel es el del folleto de publicidad de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León.

MERCHE: gracias. Besos.

MAFALDIA: nunca es tarde, en efecto.

MARCEL.LA: un mundo en el que se dignifica el amor por las artes.

ISABEL: gracias por tus buenos deseos. Ya ves, siempre siendo la nota de color... Besos.

EUPHORBIA: en efecto. Bueno, no la llevo habitualmente, pero me gusta ponérmela en estos actos. Un beso.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

manuel-tuccitano dijo...

bueno...ahi va "mi disolución esperpéntica e irónica": creo que iniciativas como esas están avaladas por el fracaso....para que las queremos si tensmos las maravillas de la Academia de Operación Triunfo, La Academía de Fama y la dramatúrgica de Gran Hermano....que despedicio de tiempo y dinero. Saludos sin ironia...

Sol solito dijo...

No dejes de hablar o visitar, si puedes, con la directora de la Escuela Municipal de Teatro de Zaragoza. Una escuela, que ha dado en 25 años, muy, pero que muy buenos actores. Y seguimos en riña continua por la oficialización de la Escuela. Sé bien el tema, porque estudié allí. Una pena que las autoridades no nos hagan caso. Creo que sale mi E-mail en mi Blog. Para cualquier duda, propuesta, o lo que se te ocurra, escríbeme. Besos

DianNa_ dijo...

Espero que todo os funcione a pedir de boca, mucha suerte.^^

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

SOL SOLITO: perfecto. La lucha por los estudios oficiales en estas Escuelas Municipales de Teatro tiene muchas ventajas y un riesgo: con la condición de enseñanza oficial, los profesores deberán entrar también en las exigencias que conlleva. No conozco el caso de Zaragoza, sí el de otras localidades, y no ha sido fácil. Si se quiere ir hacia la Licenciatura/Grado, habrá una mejora evidente, a costa de que muchos profesores terminen fuera de la enseñanza por no tener los requisitos previos. Si no, hay que buscar formas (módulos profesionales de nivel no universitario, talleres, etc.). Es más complejo de lo que parece y tiene consecuencias, no es indoloro. Sin embargo, es necesario. Estoy a la disposición de quien quiera consultarme sobre estos aspectos.

DIANNA: así lo esperamos todos. Gracias.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: perdona, tu comentario ha llegado después de los anteriores, aunque lo hiciste antes. Esperemos que aun haya una esperanza. Un abrazo.

PILAR dijo...

Vaya, vaya Pedro, tú también haciendo campaña?? gegegeg
Que me alegro un montón.
Abrazos.

David Castro González dijo...

La de años que se lleva esperando algo así, me alegro que la inminente convergencia europea impulse esta INICIATIVA. No sé cuantas veces se ha repetido en esta página la palabra INICIATIVA, pero nunca serán suficientes veces, una mas: INICIATIVA.

La incorporación de las enseñanzas artísticas era algo muy necesario y creo que la forma de trabajar que propone Bolonia es algo que se adaptará muy bien a este tipo de educación, sobre todo en el teatro y la danza.

Por la parte que me toca (el cine) creo que aún queda camino, hablamos de las enseñanzas artísticas, pero en estos planes nunca han exisistido titulaciones directamente relacionadas con el cine y todos sus oficios. No incluyo a la de comunicación audiovisual pues no está enfocada de forma tan específica al cine, si no más hacia la televisión y el periodismo.

Las escuelas de cine en las que se imparten titulaciones específicas de este país se cuentan con los dedos de las manos (ECAM, ESCAC,...) y no disponen de una homologación equivalente a una licenciatura o ahora un titulo de grado. Hablo con la información que dispongo, si me equivoco rectificarme.

En definitiva, aún queda senda por recorrer, pero no vamos por mal camino.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PILAR: no seas mala, que sabes que llevo años detrás de esto.

DAVID: en efecto. Ya era hora. Lo que pasa es que aun queda mucho camino que recorrer y no siempre por culpa de las instituciones. Sé y he criticado la pasividad de los Gobiernos y las instituciones que deberían impulsarlo. Pero, junto a ello, están los lastres de los mismos profesionales que quieren que sus estudios sean universitarios pero, en muchos casos (no en todos, afortunadamente), no están dispuestos a que se les exija los requisitos mínimos como profesores o alumnos. Aun queda mucho camino, pero hay que comenzar a andar.

BIPOLAR dijo...

Pedro, creo que las artes deben tener el reconocimiento y consideración que merecen, pero ¿no crees que la interactuación académica universitaria va a matar el espíritu creativo, el ingenio?.
Lo va a burocratizar. Para mí va a ser como el "rayo que mató a la estrella".

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: está bien señalado lo que dices, pero esto ya debería ser un debate superado. Lo académico no avala lo creativo ni debe matarlo. En este caso, lo académico sirve para reflexionar sobre el arte, dar las oportunas bases de conocimiento y el repertorio técnico adecuado.
El artista genial podrá no necesitarlo, pero no todos los son. Por otra parte, no está mal que el artista conozca las claves de su arte para evitar que descubra américas descubiertas hace siglos. Cuando uno se pasea por otros países en estos ámbitos ve que, muchas veces, la diferencia entre nuestros artistas -de cualquier disciplina- y los de fuera es que estos suelen conocer mejor lo que tienen entre manos, lo que les da mejores rendimientos. Por ejemplo, cuando fuera se monta una obra clásica se suele conocer mejor las claves de dicha obra, las esencias de su dramaturgia y las técnicas de trabajo. Aquí solemos descubrir que tenemos teatro clásico cada diez o quince años. Así nos va.

BIPOLAR dijo...

Pedro, agradezco tu contestación que está bastante razonada.
Con esto de la institucionalización, lo que me da verdadero pavor, es que el niño/a adinerado que no quiere, sabe o puede estudiar otra cosa, acabe aquí (porque se siente artista) y los demás (porque como tiene apellidoSS) tengamos que sufrir su creación, y encima y con perdón -que acabe siendo catedrático-
(Es que este parecía un campo virgen...)

No lo publiques si no quieres, pero me gustaría conocer tu opinión con este matiz que borré anteriormente.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: ya hay muchos hijos bien y catedráticos viviendo de nosotros sin ser nada. Y el daño que hacen... Por desgracia, es consustancial al ser humano lo que señalas.
Sin embargo, dejemos un margen al optimismo.

Démo dijo...

Qué buena noticia!
En mis años adolescentes tuve la inquietud de querer estudiar arte dramático.
Era difícil entonces había que irse a Madrid y esas cosas.
Me alegro de que España ya no esté tan centralizada (para algunas cosas, al menos)

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡¡Tenemos un amigo famoso!!...eres tú Pedro. Hablando en serio, felicitaciones por lo que haces, por el constante aporte que realizas a la cultura y a la educación.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DÉMO: en efecto, ahora ya no hay que irse a Madrid para todo. Pero ya sabes que en España somos país de extremos, ahora todos quieren de todo sin salir de su barrio.

CLARA Y PEPE: Gracias, se hace lo que se puede. Algunas cosas salen bien, otras no tanto.