miércoles, 2 de abril de 2008

Exposición de Nacho Carreras



Hoy, en el tren que me llevaba de Burgos a Valladolid camino de una cita con amigos, pensaba en mi fatiga y en cómo, a pesar de ella, deseo que lleguen estos minutos en los que me siento delante del ordenador a redactar las líneas de mi entrada diaria, a leer los blogs que me interesan y a comentar en ellos: sin este tiempo mi fatiga sería mayor. He tenido unos días de gran ajetreo y en las últimas horas me he resentido, hasta el punto de que la entrada de ayer a algunos os pareció ininteligible o ensoñada. Es curioso esto: la fatiga nos hace caminar en sueños entre las cosas y cuando releemos al día siguiente lo escrito nos parece de otro. Quizá porque es más nuestro que nunca: esa fue la aportación del surrealismo al arte, por ejemplo, camino que consagró en la técnica de la escritura automática. ¿Somos más nosotros cuando caminamos tan cansados que ni sentimos nuestros propios pasos?
Prometo dormir más en los próximos días: dar cuenta de premios recbidos, de un meme pendiente, de proyectos, disoluciones y óxidos. Hoy, por lo que veo, va siendo ya imposible.


He tenido el placer de presentar a Javier y Nacho esta tarde. Como sabéis, desde el principio he insistido en conocer personalmente a los autores de los blogs más próximos geográficamente (no descarto viajar más lejos para conocer a otros) y tomar con ellos los ya famosos cafés de La Acequia. Nacho Carreras inauguró el pasado martes su exposición Paisajes urbanos y el motivo era la excusa exacta para presentar a estos dos artistas fotográficos que tanto han influido en mi mirada en los últimos tiempos. De los dos he hablado ya suficientemente aquí, pero hoy he podido juntarlos en un encuentro que, estoy seguro, no será el último. Nacho ha realizado una magnífica selección de las fotografías publicadas en los últimos meses en su blog: coincide en casi todas con las que yo le hubiera elegido. Hubo convesaciones sobre arte, sobre vida y propuestas de nuevos encuentros como el que tuvimos él y yo en diciembre. Un placer, amigos.


Mañana habrá varias entradas de La Acequia, con cuestiones pendientes. Si sobrevivo a la fatiga, claro.

14 comentarios:

fernando dijo...

Descansa, recarga pilas y así estarás mejor mañana. Animoooooo

un abrazo.

Serendipity dijo...

Me he sentido alagada por contarme entre una de las que visitas regularmente. Es todo un honor recibir tus entradas en mi blog! Gracias! Lanzate a cruzar el "charco" y estare encantada de tomarme un cafe de la Azequia a este lado del Atlantico! Diviertete y recarga pilas como te dice Fernando. Un abrazo!

Euphorbia dijo...

Entiendo perfectamente tú cansancio. Te lo dice una que lleva 7 meses sin pegar ojo por culpa de un mocoso incapaz de dormir dos horas seguidas... A mi me ocurre que me pasan las cosas más raras por la cabeza, especialmente a primera hora de la mañana, pero por suerte tengo tan poco tiempo que no llego a escribirlas, menos mal.

Fántasticos estos viajecitos para ir conociendo bloggers, seguro que es algo muy gratificante.

Un saludo.

Reggis FraPe dijo...

Tomelo con calma, sobre todo lo queremos ver sano y en buenas condiciones, pero que difícil es seguirle el paso...lo bueno es que me gusta leerlo...jaja
Un abrazo reparador.
La Reggis

Anónimo dijo...

No te preocupes Pedro, nadie puede estar siempre al 100 por 100 en todo. Recuperate, toma aliento, te estamos esperando. Un abrazo Isabel.

Paco dijo...

me alegro un monton por Nacho, ya se lo hice saber... y sobre el cansancio, yo estoy agotado, fijate que no tengo ni ganas ni tiempo de entrar en mi blog y poner alguna foto, de contestar a todos aquellos que se han pasado por alli visitando sus espacios virtuales... estoy para el arrastre y para colmo de males, ayer al salir del trabajo se me olvido quitarle a la moto la pinza de bloqueo del antirrobo, y me fui en parado al suelo con ella, y yo buscando que no se rompiera (que no se rompio) soporte los mas de 200 kilos encima de mi cuerpo... y hoy todo como consecuencia de ello... voy casi arrastrandome... así que DE PENA.

un abrazo y a cuidarse.

noventera dijo...

En la exposición sobre la colección Picasso del Reina Sofía se pueden ver algunos cuadernos donde el pintor también practicaba el arte de la escritura automática, quizás le servía para poner la mente en blanco y sacar nuevas ideas.
Pedro, no te preocupes, la primavera es así, te deja hecho polvo..así que tomate un buen lingotazo de jalea real y aguanta hasta el fin de semana!

PILAR dijo...

Pedro, que estoy un poco cañera últimamente contigo.
Vamos a ver, en mi opinión, creo que te exiges demasiado, yo hablo sólo por el blog, de otras cosas lógicamente no te digo pues no las sé.
Te comprendo y te entiendo porque a veces me identifico contigo.
Yo creo, que debemos hacer menos cosas. Bajar el listón.
Entiendo que tengas ganas de pararte a escribir en la acequia. Y seguramente, otros y yo te estamos muy agradecidos. Pero, esto que crees que te relaja, tal vez, a su vez (cuánta vez) te estrese más.
Quedan todavía unos meses para que acabe el curso. Relájate. No nos tengas tan bien acostumbrados. Y prioriza.
Tú último párrafo me sorprende, porque en el mismo dices que vas a dormir más, pero a la vez te pones muchas tareas. No me seas niño empollón, ¡coño! que no te debes a nadie. Y baja el ritmo, en serio.
Contempla,
mira,
silénciate.
-------
Completamente de acuerdo en conocernos unos a otros personalmente. Sabes que de vez en cuando esos cafés a mí me encantan.
-----
Un abrazo y perdona si me ha salido mi rol de madre contigo.Lo hago con todo el cariño. Y puedo estar confundida, es sólo una percepción personal, al fin y al cabo.
Un beso fuerte.

Mafaldia dijo...

Termino como empecé, no me había dado cuenta de que había tantas nuevas entradas de golpe... eres una máquina, aunque si haces lo que te gusta ¡adelante! pero sin obsesionarse... prueba de fuego: estate 3 días sin un ordenador ¿podrías?

Nacho Carreras dijo...

Gracias Pedro,
Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

Que bién...envidia me das....bueno no se de que te quejas..con lo productivo de tu casa...Saludos

Merche Pallarés dijo...

Hijo mio me ha costado seguirte con tus ¿cuatro? posts. Si estás cansado y no has dormido lo suficiente ¿¿Cómo lo haces?? Eres una caja de sorpresas... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

FERNANDO: allá voy. A ver si hoy duermo ocho horillas. Un abrazo.

SERENDIPITY: es todo un honor visitar el tuyo. Lo mismo te digo cuando pases por aquí. Un abrazo.

EUPHORBIA: conozco esa sensación de cansancio ante esos pequeñajos incansables. Tranquila, sólo te pasará los próximos veinte años. Un abrazo.

REGGIS: otro para ti. Un beso.

ISABEL: voy con la lengua fuera. Gracias por tus ánimos. Un abrazo.

PACO: ye he visto cómo has bajado el ritmo en tu blog. Bueno, descansa y vuelve a colgarnos esas magníficas fotos. Un abrazo y cuidado con la moto. Espero que no te hayas hecho mucho daño.

NOVENTERA: es una buena idea, sobre todo de esa jalea real que lleva un alto contenido de alcohol (mira el prospecto, ya verás, ya). Un abrazo.

PILAR: Sigue dándome caña, querida amiga. No tengo remedio. Un beso y un café.

MAFALDIA: Sí, podría. Pero no quiero. Es que...

NACHO: De nada, amigo.

MANUEL: un abrazo.

MERCHE: es que tenía tarea pendiente... Besos.

Gracias a todos por vuestras palabras.

María dijo...

Tu último post, de hoy, me ha traído hasta aquí, y me alegro porque no había leído esta entrada del año 2008, y me ha gustado, Pedro.

Es cierto, cuando estamos fatigados, vemos las cosas de otra manera, por eso, las mismas cosas, debemos verlas cuando estemos más tranquilos y relajados.

Un beso.