domingo, 13 de abril de 2008

Disolución de domingo

Ayer hice entrada falsa y convertí el hoy en ayer, como un mago que se permitiera jugar con el tiempo. Después me acosté y no pude conciliar el sueño. Como sabéis, pertenezco a esa raza de insomnes a los que los fantasmas de las cosas les asaltan por la noche. A veces, el sueño huido conduce a la lectura, pero no siempre. Uno sabe que vienen esas horas de ruidoso silencio: no las intuye, nota su sabor tan denso que podría masticarlas. En ocasiones, prefiero quedarme abrazado a mi pareja, oyendo su respiración profunda, el rostro hundido en su melena, invocando un refugio que va más allá de los cuerpos entrelazados. Cuando no es posible, he de dialogar con el tiempo inesperado y sus voces, a la espera de un amanecer que no siempre es cierto.
Esta noche se han fundido muchas noches. Decidí encender la luz y asistí, asombrado, a la disolución de las cosas reflejadas en el naranja de las paredes de mi dormitorio. Como espectros, fui depositando en ellas todas mis circunstancias para que se amasaran juntas mientras hundía mis manos en la materia blanda para intentar moldearlas. Todos sentimos esa tentación de hundir hasta los codos nuestros brazos en la pastosa historia de nuestra vida. No lo logré a tiempo -no sé si me hubiera salvado o condenado definitivamente-, porque amaneció y la luz de un domingo tibio, lento y lluvioso entró agridulce por la ventana.

41 comentarios:

BRGS.es dijo...

Creo que en algun comentario te avise...ese color naranja no es bueno para conciliar el sueño...

Por fin comprendo las disoluciones Pedro, son fruto las mayores exigencias de "acomodacion" y "adaptacion"....puras presbicias del alma.

Cuando quieras te ayudo a pintar las paredes de tu habitacion

luis felipe comendador dijo...

... y yo te veo estupendo con gafas, amigo... las mías y las tuyas.

Un abrazo fuerte.

sebitax dijo...

Siempre posteas lo justo en mi blog
una frase cambia bastante mi percepción
pero a pesar de yo también tener un romeo en mi corazón , quiero matarlo de todos modos

quiero que nazca un nuevo romeo




Saludos Con Galletas

Mafaldia dijo...

Las noches de insomnio son largas y aburridas, haya que dormir como sea para no pensar mucho. :)

Metis dijo...

a mi cuando me pasa eso dialogo con Santiago Pachin, es tan "aburrido" que me quedo dormida...
y cuando no, me pongo a disparar al plato con los fantasmas que se hayan cambiado sus sabanas blancos con otras de colores mas llamativos, asi los veo venir. (a los otros no)

besos

El Deme dijo...

Hay que saber conversar con la noche y si no llegas a entenderte con ella, al menos diviértete.

fernando dijo...

mmmm, vaya foto más curiosa! Yo soy un ave nocturna. Me gusta vivir de noche. un abrazo.

PILAR dijo...

La noche, ¡ay la noche!,
pesadumbre de mis días,
Eternidad del tiempo.
Cuántas noches,
cuántas pesadillas
despierta y dormida.
Cuántos días oscuros como las noches,
cuánto duermevela...
En aquellas noches de insomnio,
de come-come, de angustias y ansiedad...
Las he pasado putas (con perdón) en muchas noches de mi vida.
Pero, es curioso, también en las noches me han pasado cosas maravillosas.
Me sigo quedando con el día y con el amanecer.
Cada amanecer es una esperanza para volver a nacer. Curioso: mis hijos ( y en general) nacieron al amanecer.

Dargor dijo...

Yo soy insomne absoluto. La oscuridad tiene un precio.

Bea dijo...

Qué malo es el insomnio, te lleva casi al borde de la locura y llegan los fantasmas, y los miedos, y las ganas de hacer cosas. Todo menos dormir. Un saludo.

Tareixa dijo...

Nunca he padecido insomnio, me encanta dormir mis buenas 10 horitas, sueño muchísimo y casi siempre bueno, o sea que me lo paso bomba mientras estoy en brazos de Morfeo, je, je..Tiene que ser terrible no poder conciliar el sueño..

BIPOLAR dijo...

Radiografía de una columna vertebral.
Densidad naranja de caramelo derretido

Lola Bertrand dijo...

Yo también soy nocturna e insomne, Pedro, y me dedico - en muchas ocasiones- a inventar historias que la mayoría de las veces se me olvidan...
Sea como sea es un placer leerte.
Abrazos del mar.
Lola

dnc dijo...

Las dos de la mañana y aquí me tienes...
(y mis paredes no son naranjas)
yo leo, escucho música relajante, escucho la radio (incluso pongo cosas de fútbol, o la cope, o los toros a ver si así... pero "na", a veces hasta me ponen más nerviosa!) llevo tannntos años así que parece que ya me voy acostumbrando, lo malo llega con el despertador, pero una duchita y "ea", a seguir!
Un beso llenito de comprensión.

Serendipity dijo...

Me encanta "el zumo de naranja" que traes hoy a La Azequia, y coincido con brgs.es en que el color naranja no te ayuda a dormir. Si puedes, prueba a dormir en otra habitacion de color mas frio, o blanco simplemente y quizas mejore tu capacidad de conciliar el suegno.

nana lopes dijo...

Tamb�m sou bicho noturno,sempre gostei mais da noite e seu silencio.
O laranja � lindo,mas pode excitar seus olhos e pertubar seu sono...
Boa semana Pedrinho.

cuentosbrujos dijo...

yo tambien soy de los que piensa que dormir es casi morir, y que, aunque da gustito, lamento las horas que muero en el astío del sueño. Por eso estar aqui, delante de la pantalla,me depara sorpresas como la de este sitio, gracias por él
saludo sbrujos (escribo como el culo y no me gusta releerme, mil disculpas
)

Anónimo dijo...

Esas horas extras que la naturaleza nos ofrece por la noche, sin haberlas solicitado, son una de las cosas más difíciles de gestionar, nadie sabe qué hacer con ellas. Lo peor viene al amanecer, con esa merma de capacidad que te deja como si hubieras estado de “marcha” toda la noche. He leído que los insomnes tienen que evitar la pantalla de ordenador, como última actividad antes de irse a acostar. Yo, por si acaso le hago caso, parece que sí funciona. pancho

PILAR dijo...

Voy a comentar sobre dos comentarios, con el permiso de Pedro,
lo de las 10 horitas de Tareixa me tienen alucinada, qué capacidad!!
Y, le doy toda la razón a Pancho, el ordenador a mí me desvela muchísimo, lo tengo comprobado. Cuando a última hora del día le doy a tecla, me cuesta conciliar.
Un beso a los dormilones de buenas noches y a los insomnes otro. Yo últimamente duermo como los ángeles.

Ladylibrarian dijo...

Yo de insomnio poco sé porque poca es mi experiencia con él; pero del naranja te diré que es mi color preferido: me resulta tonificante, reanimador, reconstituyente... todo lo contrario a lo que se necesita para dormir... en mi casa lo que tengo pintado de naranja es la entrada, para mis sueños prefiero lgo un poco más relajante. Por cierto, la foto me encanta.

Vampi666 dijo...

Coincido con que el color naranja no es el más adecuado para dormir, pero no creo que sea el culpable de tu insomnio,¿lo de abrazarte a tu pareja tampoco da resultado? Entonces deberías buscar ayuda profesional, porque es uno de los métodos más efectivos.Un saludo y pasa arecoger mas regalitos por mi blog, si te apetece claro

XuanRata dijo...

Para llamar a las tinieblas de la inconsciencia cada uno tiene sus personales conjuros que por lo general son intransferibles. Aunque hay mil y un modos de bajar las persianas, no siempre funcionan porque hay noches que la Tierra se vuelve transparente y el sol sigue brillando al otro lado. Esa disolución en naranja es su corazón de helio, incandescente y vivo como tu conciencia. Como sucede en esa película titulada Sunshine, a veces hay que apartar la mirada para preservar nuestra cordura.

São dijo...

Meu querido Pedro, sei na carne quanto custam essas nuits blanches, que não dão nem para ler nem para coisa alguma!
Um inferno...
Feliz semana.

Merche Pallarés dijo...

Pues yo tambien te iba a decir que el color naranja de tus paredes no es el más adecuado para conciliar el sueño. Cómprate un libro de "Feng Shui" y verás cómo te da consejos para decorar tu cuarto para que encuentres la paz necesaria y puedas dormir a pierna suelta. Creo que es muy importante que la cama de al sur. Besotes, M.

jg riobò dijo...

Yo duermo como un bendito.
La masa naranja dará lugar al pastel de lo concreto.

Euphorbia dijo...

Cuando era pequeña y estaba de vacaciones en el pueblo, a primera hora de la mañana, antes de levantarme, cuando la luz empezaba a colarse por entre las lamas de la persiana y estaba todavía todo en penumbra, me gustaba entretenerme imagnando lo qué podían ser las diferentes formas que había en la habitación. Luego, con más luz me desilusionaba descubrir que aquello que parecía un perrito era mi falda colocada de cualquier manera sobre la silla.

Yo también tengo problemas para dormir, cuando no es por mi causa es por la ajena, pero hay muchos días que a las 5 ya estoy levantada. La verdad es que me conformaría con levantarme un domingo a las 9.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BRGS: querido Blogófago, sí, lo dijiste precisamente cuando saqué por primera vez el color de mis paredes. De todas las formas, el color naranja desaparece al apagar la luz y cerrar los ojos (me gusta dormir en absoluta obscuridad), pero los fantasmas no. En efecto, presbicia del alma. Preparo entrada sobre esto. Sería bueno, convocaros en mi casa para ayudarme a decorarla de nuevo. Cervezas y pintura.

LUIS FELIPE: así vemos más, amigo. Un abrazo.

SEBITAX: no podrás: es resistente. El otro siempre resultará falso. Saludos.

MAFALDIA: el problema es cuando el pensamiento viene antes que el sueño...

METIS: bueno, no dormirás, pero te lo pasas bien. Besos.

EL DEME: eso, lo malo es cuando la noche viene trapacera.

FERNANDO: la noche siempre tiene algo diferente al día.

PILAR: ritmos diferentes, querida amiga. El amanecer es la solución de los partos, casi siempre.

DARGOR: el precio del insominio y las ojeras.

BEA: todo menos dormir. Y dar vueltas, por dentro y por fuera. Un saludo.

TAREIXA: suerte que tienes. Aprovecha: duerme un poquito por mí.

BIPOLAR: buena definición: caramelo de naranja.

LOLA: es un placer que vengas por aquí con saludos de mar.

DNC: jo, con esas soluciones jamás te entrará el sueño. El despertador no se duerme, no. Besos.

SERENDIPITY: el problema es encontrar algo que me haga cerrar los ojos.

NANA: bichos nocturnos, aves extrañas. Besos, Nana.

CUENTOSBRUJOS: Bienvenido a La Acequia. Espero verte más por aquí, de noche o día.

PANCHO: a determinada edad, además, el insomnio se paga por el día. Apagaré el ordenador antes. Saludos.

PILAR: tienes la conciencia tranquila.

LADYLIBRARIAN: vaya, tendré que cambiar el color por consenso.

VAMPI666: Tila, mucha tila. Valeriana. No sé. Quizá ya no pueda. Gracias por el regalo.

XUANRATA: o mirar de frente para caer en ella....

SAO: un infierno, un caos, o tedio. Feliz semana también para ti.

MERCHE: el problema de la orientación de la cama no lo tuvo previsto el arquitecto de mi casa. Besos.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: qué suerte tienes, amigo.

EUPHORBIA: ¡dormir horas seguidas un fin de semana! Y luego levantarse y, en pijama, leer el periódico ante un buen desayuno.

manzacosas dijo...

Hola. Aunque tarde, me atrevo a indicar que el naranja no es el mejor color.. Puede que el verde, el de la esperanza de algo que nunca llega... Un saludo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Querido MANZACOSAS, entonces no dormiría, ilusionado por lo que nunca ha de llegar. Creo que lo mío no tiene remedio.

Merche Pallarés dijo...

Pedro, puedes cambiar la orientación de tu cama, igual da al norte y eso es fatal. Colócala dando al sur, o sea, la cabeza tiene que estar al norte y los pies al sur. Coge una brújula si es necesario para orientarte, PERO CAMBIA LA DIRECCION DE LA CAMA. Besotes, M.

fernando dijo...

Si, como me dices, el Valladolid mereció el empate, incluso en ocasiones merecio ganar. Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Pedro, no sé, tienes que leer el "Feng Shui" para saber la orientación exacta de la cama porque ahora, la verdad, es que no estoy muy segura y puede que esté equivocada. Besotes, M.

Isabel Huete dijo...

Me sumo a los que te aconsejan que cambies el color de la habitación... aunque a oscuras no creo que te influya mucho. Perder el sueño por la noche puede ser un drama o una comedia, depende, como todo, de cómo te lo tomes. No te voy a dar ningún consejo sobre qué hacer ni te voy a decir qué hago yo si me pasa. La naturaleza de cada es selectiva y cuando se manifiesta de una manera o de otra siempre es por alguna causa. ¿Por qué tu causa habrá sido anoche de color naranja? Es un color inusual e inquietante.
Besitos, insomne.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: no te preocupes, lo miraré e intentaré cambiarlo si la disposición de mi habitación me lo permitiera.

FERNANDO: así es el fútbol. El Atletico de Madrid me cae simpático.

ISABEL: inquietante y extraño, en efecto. Besos.

DianNa_ dijo...

Me encanta el naranja , yo duermo como un lirón , cuando me dejan los críos :)

Besos^^

Aldabra dijo...

enganchas al lector desde la primera palabra a la última de una forma serena...

este post me ha gustado especialmente porque me gustan los textos intimistas, me identifico más con ellos que con otros...

deliciosa disolución.

Bicos,
Aldabra

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANNA: ahí empiezan los insomnios, ten cuidado...

ALDABRA: gracias. Besos.

manuel-tuccitano dijo...

Suelo de ser de los que no concilian el sueño fácilmente, de esos de los que hablas...me asaltan todo tipo de idas y venidas en el pensamiento...al final acabo dormido pero rendido al día siguiente...y siempre en domingo...odio los domingos....un abrazo

Reggis FraPe dijo...

Uchala! te parecera raro, pero yo apenas pongo mi linda cabecita en la almohada y .....ZZZzzzzzzzzz.
No se mas de mi.

saludos
(Disculpa mis atrasos, pero la U, no me deja ni respirar)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: los domingos por la tarde empujan al tedio al lunes. Un abrazo.

REGGIS: ¡feliz tú que duermes! No te disculpes, aquí te espera siempre La Acequia.