miércoles, 19 de marzo de 2008

La fe del paseante

Soy de una generación española a la que se le destruyó la fe, la piedra angular de las virtudes teologales que aprendimos de memoria, puesto que la usaban para todo lo contrario que proclamaban, se llenó de hipocresía y se torció en manipulación ideológica y moral. El buenismo que se predicaba no encajaba en aquellos rostros que veíamos en nuestra infancia. Algunos, los menos, salieron indemnes; otros, la mayoría, conservan una fe de quita y pon, que se suele aparcar cuando no interesa. Unos pocos quedamos desarbolados.

La fe nos suena rara cuando se hace integrismo e intolerancia, convivimos con ella cuando respeta al otro.

A pesar de eso, aun tengo una fe firme en el hombre, pero mirado con mucha calma.

30 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Ay, la fé, el catolicísmo español. Yo salí escaldada a los siete años. Despues de mi primera comunión, fui a misa a la Iglesia del Juncal, en Irún a recibir al "Señor". Llevaba una mantillita redonda en mi cabeza. Me arrodillé, abrí la boca para recibir la sagrada hostia, cuando el cura me miró y me dijo que no, que no me daba la comunión. No entendía nada. Me sentí humillada, me puse roja como un tomate, pensaba que toda la iglesia me estaba mirando. Dije: "tierra trágame". Cuando me di cuenta porque no me había dado el sagrado sacramento: Se me había caido la mantilla... Besotes, M.

Azul dijo...

El dia ue recibi el sagrado sacramento, fue en la boda de mi prima, un año antes de mi comunion!!!

no veas el disguto de mi madre al enterarse.
pero yo pense que si eso era el cuerpo de crito, estabamos peor de lo que pensaba.

y sai sigo creyendo en las personas no en los mitos.

en unos mitos que solo son eso mitos

Besazules.. y si Yo creo en las personas.. por que no??

Serendipity dijo...

No se porque deje de practicar... Yo creo en las divinidades Catolicas y los preceptos que predican excepto los que atagnen a la Iglesia. Esa es la parte que mas me cuesta... y no se muy bien porque... ni tampoco cuando empezo a ocurrirme... No me siento mal. Estoy en paz, queriendo ser siempre buena... Asi que no se en cual de tus categorias entro... Aprecio tu reflexion. Feliz Semana Santa!

blogochentaburgos dijo...

Las deidades han caído en favor del superhombre de Niestzsche, ahora bien, cada vez cuesta más creer en éste. Los telediarios te quitan la fe todos los días.

XuanRata dijo...

Yo, al contrario que Azul, creo que lo único valioso de las religiones son precisamente los mitos. Los mitos y también los ritos que los acompañan y les dan cuerpo. Son los mitos los que nos ponen en contacto con lo sagrado, sea esto lo que sea, aquello que está más allá de lo que podemos comprender o aquello que nos comprende a todos y cada uno. En cambio para suministrar valores morales hay infinidad de fuentes y su fuerza no depende de lo ultraterreno.
Para mi desgracia soy poco mitómano, a excepción de Marilyn Monroe, que aun no ha sido beatificada.

Mafaldia dijo...

Pues yo si creo en Dios, y muy poco en el hombre, por ello veo fácil criticar a la Iglesia formada por hombres, me declaro cristiana y encantada de serlo punto aunque no quede progre confesarlo punto de nuevo.

fernando dijo...

Yo tengo fe en Dios, creo en Dios, pero no me agrada nada la Iglesia. Un abrazo.

Vampi666 dijo...

Creo que si todo el mundo practicara la religión del respeto y la tolerancia, a la iglesia se le acabaría el chollo porque no tendría pecadores que fuesen a redimir sus pecados. Es mi humilde opinión.
Un saludito

Hijo de Dios dijo...

El problema es que aqui se asocia DIOS con Jesucristo, la Iglesia etc.

El Dios metafisico esta bien como discusion frente a nuestra ignorancia

Pero ese otro al que comemos y bebemos su samgre .....

Francisco O. Campillo dijo...

La fe -cualquier tipo de fe- no puede ser jamás un arma arrojadiza.

BIPOLAR dijo...

Sí creo en Jesús el Nazareno.

Hombres y mujeres como él, rebeldes, carismáticos, con una inteligencia emocional superior al resto de los mortales, incomprendidos, han nacido y han muerto por la misma causa: sublevarse contra el opresor político, el capital, el tirano, la injusticia social... Han sido ajusticiados por el peligro de desestabilización del cómodo estatus de los cobardes. Es viejo como el universo y vive entre nosotros.

En su nombre se han cometido muchísimas atrocidades.

Es un hombre del Mundo no de la Iglesia católica ni de ninguna otra.
Y tengo el mismo derecho que cualquiera de ellos a considerarlo mío por su valor como ser humano.

Pedro, vuelvo a usar tus vestiduras y a atarme los botones con tus palabras.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Permitidme que esta vez no os comente individualmente a todos. La fe no puede imponerse: error brutal de la historia de las religiones aliadas con el poder. En esto, además, no podemos mirar al otro sin ver los errores propios (pasados y presentes).
Siempre me ha intrigado esa deriva, tan habitual, de la fe en fanatismo y su alianza con los intereses políticos.
Como decís varios de vosotros, la fe debería manifestarse en tolerancia siempre. Hay un tipo de manifestación de la fe que me repugna: aquella que nos lleva a actuar en nuestros trabajos, sea cuales fueren, en contra de los intereses legales de otras personas. No comprendo, perdonadme, la objeción ante una norma democrática: antes debemos renunciar a nuestro puesto de trabajo, si la fe del que se encuentra en contradicción con la norma es tan fuerte.
De todas las formas, como dice mi buen amigo Francisco, cualquier tipo de fe jamás debe ser un arma arrojadiza.
Hace tiempo que camino muy libre en estos aspectos.
Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

Hace pocos dias prometí a una amiga enterarme de cómo hacerse apóstata. Lo olvidé. Cuando he leido tu entrada me he puesto a ello y , casualidad o causalidad, estoy navegando por páginas sobre apostasía justo en el jueves santo.
Por lo que leo hay un montón de trabas, trámites, negaciones y reclamaciones para borrarte de los libros que se guardan en las sacristías.
Posiblemente mi amiga se quedará satisfecha cuando lo consiga pero... ¿cómo hago yo para apostatar de todas y cada una de las instituciones, ideas y actos de fe de los que reniego?.
Ojalá tuviera dudas sobre las creencias religiosas, porque envidio a las personas que pueden consolarse con una explicación extrahumana.
Bueno... siempre me queda el recurso de yarezoyoporti.com de mi madre.
Un abrazo muy, muy humano.
Concha.

Fabio dijo...

Pese a la aniquiladora manipulacion, siempre apuesto al ser, y doy mi voto de esperanza.
Buen post... breve, elocuente y sensato
saludos

Nacho Carreras dijo...

Fe en ALGUNOS/AS hombres/mujeres.

No en el Hombre (aunque acepto el matiz de "mirado con mucha calma").

"El hombre es un lobo para el hombre"

Saludos.

DianNa_ dijo...

Me siento representada por tus palabras Pedro, soy descreída hasta la médula , fruto de una dura educación en colegios de monjas , paradoja??
Mi vida intento basarla en el respeto y la tolerancia y lo "divino"... simplemente... para mi no existe y la "fe" en las personas , hay días que me cuesta conservarla.
Me ha gustado mucho leerte, voy a seguir husmeando tu blog ;)
Saludos^^

Peter Mc Cut dijo...

cuanta razon tienes.
esta bien planteado
saludos

Merche Pallarés dijo...

Me ha gustado mucho el comentario de BIPOLAR. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice. Tambien me alegro de veros a todos castellanos de pura cepa, cuna del nacionalcatolicismo castizo, tener dudas y hasta incluso querer apostatar. Como digo siempre, menos religión y más ética humanística a todos los niveles. El mundo iría mejor, estoy segura. Besotes, M.

METIS dijo...

la fe de uno mismo es inviolable e incuestionable, y creo que cada uno tiene su propia definicion para este palabra. Mi fe radica en un Dios que esta dentro de mi, no lo busco afuera, en un local, o en una escultura y eso es algo que habria que empezar a entender.

saludos pedro, al final me dedici a husmear un poco por aqui, ya que tenemos amiga en comun.

jg riobò dijo...

Ultimamente tengo claro que hay que ser y estar dispuesto para darse a los demás, con humildad en el corazón sin ese ego tan soberbio.

amelche dijo...

Al menos, intentaremos mantener la esperanza, ¿no? Eso me parece más importante.

manzacosas dijo...

Hola. Soy el último de la cola, pero no soy perverso. Pienso que Pedro tiene razón cuando indica que la fe no puede imponerse, ni la fe en creencias religiosas ni la fe en los seres humanos. Quien tenga fe es muy libre de tenerla y merece tanto respeto como quien no la tiene. Los problemas surgen derivados del fanatismo de quien teniendo lo que llama fe intenta inponerla a los demás en los diversos ámbitos de la sociedad. En ese sentido soy intolerante con los fanáticos. Un saludo

Merche Pallarés dijo...

Muy bien Manza. Tambien estoy de acuerdo con lo que dices. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me gusta el tono de esta conversación. A todos, gracias por intervenir en ella.
Se puede hablar de todo, con calma y tolerancia. Ya hemos tenido demasiados siglos de gritos.

manuel-tuccitano dijo...

El abuso desmedido de las cosas, la tergiversación de los hechos, las ansias por el poder, la falacia hecha realidad ... son las cosas que nos han provocado ese agnosticismo forzado... te lo digo de buena tinta... no puedo con la vara de medir a doble rasero...

Un abrazo..yo también sigo creyendo en el hombre como hecho...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: no sé si nos hubiéramos ido, pero nos echaron. Un abrazo.

PILAR dijo...

Este comentario, lo voy a reflexionar y lo voy a trabajar, prometo escribirte (espero que bien)acerca del tema.
un beso, Pedro.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PILAR: lo espero. Un beso.

Pilar dijo...

Pedro, aquí estoy como te prometí.
Siempre he sentido dentro de mí, algo difícil de explicar con palabras, siempre he pensado que es como justificar el hecho de amar a alguien. Hay que sentirlo, sin más.
He reflexionado mucho sobre la fe a lo largo de mi vida, y aún hoy sigo haciéndolo.
Mi vida interior, es la eterna duda. Y envidio a los convencidos, tanto de un lado como de otro.
En el camino de la fe, he pasado por todas las estaciones y todos los paisajes.
Estudié en colegio de monjas, pero reconozco que siempre desde niña he ido como a mi bola. He sido trasto y rebelde. Y sinceramente, la religión que me transmitían las monjas no me gustaba, pero no me traumatizó para nada. En casa se vivía de una forma natural sin grandes agobios.
Evidentemente me he criado en una ambiente cristiano, además de ser bautizada y pasada por todos los sacramentos.
No quiero renunciar a ello.
porque siento que es parte de mí, parte de mi educación y de mi cultura.
A veces me ha hecho daño esta iglesia católica que nos "vende" la prensa. Y me rebelo.
pero creo que el oficialismo de todo está muchas veces podrido.
Hay que buscar las personas.
De todas formas creo que la convicción, la fe, debe estar arraigada dentro de cada uno. Y si es fuerte (hay que alimentarla) tiene que importar tres rábanos lo que diga tal monseñor o tal otro.
Me dicen mis amigos que vivo la fe a mi manera.
Y así es. Ahí he encontrado mi lugar, con dudas eternas.
Tengo amigos cristianos y muy comprometidos, ellos evidentemente me dan fuerza para seguir adelante.
Los meapilas, la fe del carbonero, el opus y sus secuaces...y toda la mediocridad que se queda en las formas y no van al fondo, no puedo con ellos.
-----
Cuando llegué a la universidad, venía de unos años de mucha rebeldía, dejé de ir a misa, como casi todos y psaba de todo. Pero siempre tuve una inquietud en mi interior. conocí a unos amigos que eran grupos de base y tenían relación con jesuítas. contacté con ellos y conocí a gente maravillosa. De aquellos años me quedan muchas cosas (desde más o menos los 19 años hasta los 25). Cultivé mi espíritu, leí la biblia (con una buena traducción). Me enseñaron a orar.
A contemplar.
A querer al ser humano.
A interiorizar...
Parte de lo que soy se lo debo a estos años.
Con el tiempo, me casé, niños...y dejé las comunidades de base.
Me quedan unas vivencias que no se han borrado de mis tripas.
Hice voluntariado en zonas diferentes y en ambientes distintos...
Y me estoy enrollando, cosa fina.
Actualmente ( y para resumir)me considero más cristiana que católica. La persona de Jesús es digna de admirar. Como cristiana soy muy mediocre, practicante a mi manera.
Como madre he transmitido a mis hijos esta religión, con mucho respeto hacia ellos y hacia lo que ellos por sí mismo vean. Sí es cierto los he bautizado, y han recibido la comunión, y actualmente mi hija se prepara para la confirmación. Pertenezco a una parroquia bastante abierta, sino ya me la hubiera buscado yo, y creo que la fe y la religión no se enseñan, se transmiten. Y en mi opinión es un don, aunque esto suene raro, es algo que se tiene o no se tiene. Es como otras cosas, la sensibilidad hacia unas cosas...no sé si me explico.
De mis cuatro hermanos, creo que soy la única que vivo esto así. Ni me creo mejor ni peor, mis padres nos educaron en la misma fe,y somos todos muy diferentes. Ellos no practican y probablemente son mejores (o no ) que yo.
Para mí, en resumen, la fe es un don. Y es un descubrimiento personal que cada uno tiene que vivir. Es como nadar en el mar, o ver el mar.
Sí yo puedo ver una foto maravillosa de un paisaje con mar. Sólo cuando lo huela, cuando me tumbe en una playa , cuando nade bajo las olas...eso es el mar.
Esa es la fe.

PERDONA MI EXTENSIÓN. LO BUENO ES QUE COMO HAN PASADO VARIOS DÍAS, SÓLO TE TRAGAS TÚ ESTE ROLLO.
UN ABRAZO, Y GRACIAS POR PRESTARME TU ESPACIO VIRTUAL Y SENSITIVO.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Querida PILAR, qué hermoso texto, gracias por compartirlo conmigo y por traerlo aquí a La Acequia, en donde siempre tendrás tu sitio. Yo fui unos pasos más allá que tú en mi descreimiento, pero comprendo lo que dices. En estas cuestiones todos tendrán mi respeto, aunque yo no obtenga el suyo. Un abrazo.