miércoles, 5 de marzo de 2008

La crítica fácil o cotillas detrás de las contraventanas

Una de las diversiones favoritas de mucha gente es la crítica fácil: buscar, en todo momento, los defectos de los demás sin comprender las circunstancias que pueden explicarlos. Exigen la perfección inmaculada que ellos mismos no tienen. Conozco un tipo de personas que jamás en su vida hacen nada o nunca miran sus propios errores -que suelen achacar a los demás- pero que son muy dados a ver las zonas débiles de lo que otros han hecho. Son aquellos que, ante una magnífica obra de arte, siempre descubren algo para rebajar su interés. Aquellos que, ante el esfuerzo desinteresado de muchos en sacar adelante las cosas adelante o hacerlas con la consciencia de sus propias limitaciones, sólo son capaces de ver la pequeña mancha de tinta en uno de los márgenes del papel o que no se ha usado el tipo de letra adecuado. Ni siquiera comienzan sus frases con un sí, pero, puesto que sólo son capaces de expresar lo negativo. Estas personas, en el fondo, viven en la miseria moral, en la envidia y el rencor. Piensan que sólo ellos son los válidos o que es mejor no hacer nada antes que cometer fallos. Ven irregularidades continuas en los demás cerrando los ojos, cada mañana, al mirarse al espejo.
Somos todos maravillosamente modernos, pero debajo de muchas almas sigue el vicio de espiar tras los visillos para descubrir, con alegría patológica, los defectos de los otros.
Por suerte, la historia de la humanidad no se ha basado siempre en ellos, pero, a veces, fatigan.

43 comentarios:

Mafaldia dijo...

Nos quedamos con un estupendo sabor de boca...
"QUE MALA ES LA ENVIDIA y aún peor pensar que es un mal de otros... no obstante, ¡què sufrimiento el del envidioso profesional!, estar estrujádose el cerebro para buscar faltas y fallos hasta en lo más nimio de lo que hacen o son los demás. Sólo puede conducir a la amargura. El peligro es que sus comentarios puedan herir y el herido se obsesione y la obsesión culmine en odio y el odio en...
POR FAVOR MULTIPLÍCALO POR CERO

Azul dijo...

Ha palabras necias oído sordos!!

abecés es mejor que hablen mal de ti que no hablen!!!

la envidia mala consejera..

sigue así eres el mejor, y con tu permiso volveré siempre para enriquecer mi alma!!

Gracias por ser TU

Merche Pallarés dijo...

Siempre he odiado a los/las cotillas. No sé qué interés puede tener el espiar la vida íntima de los demás. Pero luego resulta que son seres avinagrados, con caras como el ínclito Rouco Varela el nuevo jefe de los Obispos... En fin, que ellos se lo guisen y se lo coman. Pobrecitos. Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

jajajajaja Merche....
supongo que el jefe este no es cotilla, sino un padrenuestro y arreglao'

PILAR dijo...

Bueno, Pedro, pues me voy a atrever a echar una pequeña bronca en público, si quieres la censuras, eh?
Debes estar muy atareado, o el problema es que tienes demasiados comentaristas, pero me has dejado un comentario bien pobre en la nieve, con lo que me había costado mi poema, snif, snif...
Bromas aparte. ¿cómo has reaccionado ante mi crítica?
----------------------------------
Conozco a personas que sólo se preocupan "de" (no "por", que es diferente) los demás. Aunque a mí sinceramente no me suele gustar que se preocupen ni de mí, ni por mí. A mí en general la vida de la gente me importa poco, ya tengo con la mía y la de mis hijos. Pero sobre todo esa vida superflua que todos tenemos y que a la gente le importa, que si que vas a hacer estas vacaciones, que si te vas a alguna parte, que patatín que patatán, que si donde vives...chorradas de estas.
Y los mirones, pero me refiero a ellos y ellas que se quedan mirando con cara de vacas al tren y que te dan ganas de 1º Sacar la lengua y 2º ¿Y, tú qué miras?

Ladylibrarian dijo...

Ratifico lo dicho por Mafaldia: estupendo café, estupenda conversación y... estupenda compañía.

En cuanto a cotilleo: ni hablar quiero;ser el centro de uno de ellos y sufrir miradas y comentarios es muy desagradable. Habría que acabar con él, aunque difícil lo veo porque en esta vida hay muuuucha gente aburrida; podría conseguirse si el cotilla se pusiera por un minuto en la piel del sujeto víctima del cotilleo .

cimujo dijo...

La crítica puede ser constructiva cuando esta no es sistemática, día tras día nos encontramos con gente que continuamente nos pone la zancadilla, pero mientras no caigamos al suelo... ya sabemos lo que dice el refrán: tropezar y no caer, avanzar terreno. Está en nosotros el avanzar y hacer oídos sordos de aquel que siembra la discordia.

Un saludo

Anónimo dijo...

La peor cara que puede ofrecer una crítica es que venga de alguien que no ofrece ninguna alternativa a lo criticado. Una crítica puede ser aceptable cuando proviene de una persona con criterio y que aporta un razonamiento lógico a su crítica, si no es así lo mejor es no hacer ni caso. No merece la pena gastar ni un gramo de la propia energía dándole cobijo. Los que critican sin fundamento, pertenecen a una calaña que no merecen ni la más mínima consideración.

Magníficas troneras las que nos ofreces en tu foto para vigilar el exterior. Difícil volver a encontrar una casa con siete ventanas en tan pequeño espacio. pancho

Anónimo dijo...

También suele suceder que este tipo de personas que describes nunca arremeten directamente contra las personas que intuyen mas débiles.
Y, tristemente, muchas de ellas ocupan posiciones y cargos que entorpecen y angustian a los subordinados.
Y hablando de algo mucho mas agradable: mañana estará Javier Ruibal en el Café España de Valladolid. Todo un lujo, de verdad.
Un saludo.
Concha.

manzacosas dijo...

Hola. Tenéis todos razón, y es que la envidia, además de mala, es peligrosa. Un saludo

Francisco O. Campillo dijo...

Fatigan bastante. Más que bastante, diría yo.

Rui Caetano dijo...

Uma questão interessante.

Don Vito Corleone dijo...

Tengo a cien hombres en las calles ! Si algun cotilla sale a la calle, es hombre muerto....

Azul dijo...

Quiero que me critiques!!

Por que no??

te atreves, te desafió!!

en azul o fateful o los dos..

Un besazul...desafiante

blogochentaburgos dijo...

Voy a atrevermea a criticar por criticar....: este blog es una...Ma..maravilla

Dargor dijo...

Hoy precisamente he tenido un día bastante tonto con este tipo de personas. Son deplorables, tópicos, arquetipos perfectos de idiotas emocionales, estereotipos absurdos de estupidez supina.....

En fin, dicen que quien es capaz de alegarse por el bien ajeno como si feura suyo, es el hombre mas feliz del mundo.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Fatigan, claro que fatigan.
Abrazos,
Diego

jg riobò dijo...

Estupendo retrato de esas personas que pululan alrededor y no saben parar qietas con su eterna envidia. El caso es sacar punta y mirar por las mirillas de las ventanas cerradas.
Bonita foto.

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Odio a la gente como esa, son repugnantes.
Un abrazo.

XuanRata dijo...

Una cosa es ser crítico y otra criticón. Un poco o un mucho de crítica viene bien para no caer en el letargo de la autocomplacencia, y desde aquí la reclamo para mí (la crítica, no la autocomplacencia). Pero aquí lo que cuenta es sobre todo la intención, porque del que critica con saña, por muy didáctico que sea, nunca haremos ni caso.

manuel-tuccitano dijo...

que bien viene eso de... ven la aguja en el ojo ajeno y no la viga en el suyo propio...eso es la envidia ¿no?...es de pena...asi también surgen los odios y las guerras....
Gracias por tu comentario...cosas asi son las pequeñeces que te hacen crecer poco a poco...voy aprendiendo pedro..y de ti mucho...

ah¡¡¡¡ cuídate que me ha dicho que ha caido una "pelua" de mucho "cuidao"....abrígate.....
saludo

fernando dijo...

En España es un vicio muy extendido. un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MAFALDIA: pero, como no me dejaste pagar, habrá segunda parte. Multiplicado queda.

AZUL: gracias por volver.

MERCHE: ... y se atraganten. Besos.

BIPOLAR: pero ya sabes, hay que tener propósito de enmienda...

PILAR: tienes razón, es que estoy muy nevado... quiero decir, estresado. Te conozco y te sé muy libre y sin necesidad de estar pendiente de los demás para ser tú misma.

LADYLIBRARIAN: eso, estupendo. Tienes razón, hay demasiada gente con tiempo libre y pocas aficiones.

CIMUJO: en efecto. El problema es que hay profesionales de la crítica. Lo mejor, no hacer aprecio... saludos.

PANCHO: ni un gramo en esa balanza. Qué razón tienes. La casa es cercana a tu ámbito de trabajo, querido amigo.

CONCHA: tienes razón en tu comentario. ¡Y en tu sugerencia! Todo un lujo.

MANZACOSAS: muy peligrosa. Lo que pasa es que la maldad por envidia suele ser muy mediocre y se la ve de lejos. Eso nos salva. Saludos.

FRANCISCO: uff, cómo cansan.

RUI CAETANO: Bienvenido a La Acequia. Espero verte más por aquí.

DON VITO: todo sea por la familia. Beso su anillo.

AZUL: No puedo criticarte. Y más con los poemas que culegas últimamente. Besos.

BLOGOCHENTA: tú sigue criticando así, que no te librarás de un café de La Acequia aunque me lo retrases...

DARGOR: y además, no debería tener camisa... Déjales que ladren, eso significa que cabalgas.

DIEGO: se acerca el 15, querido amigo.

JAVIER: la hice contigo al lado, ¿recuerdas?

XUANRATA: en el texto hablaba sobre todo de los que critican con saña, como dices, desde la miseria moral de sus entrañas. Saludos.

MANUEL: jo, que si cayó... y me pilló, con lo mayor que estoy. Y qué frío, ahora que por aquí nos creíamos Andalucía...

Un abrazo a todos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

FERNANDO: todo un deporte nacional. Un abrazo.

CalidaSirena dijo...

Es algo inaguantable, los cotilleos, el hablar por hablar sin argumentos, sin saber ni como ni porque. Me causan fatiga..
Besos muy cálidos

Antonio dijo...

Hay muchas personas amargadas, frustradas con su propia realidad, que utilizan la crítica constante hacia todo lo que les rodea como mecanismo de autodefensa para sentir que hay algo peor que ellos mismos. Ignoran que lo único que hacen de ese modo es sumirse aún más en su propia circunstancia.

Me ha gustado mucho esta entrada. Saludos.

Nana Lopes dijo...

"Exigen la perfección inmaculada que ellos mismos no tienen[...]
sólo son capaces de ver la pequeña mancha de tinta en uno de los márgenes del papel o que no se ha usado el tipo de letra adecuado."
è uma caracterisitca muito frequente de quem gosta de espiar por frestas de janelas, covardia ,medo?de olhar o mundo de frente e a claridade e exposição que a luz do exterior pode provocar. Uma linda metáfora .
Saudações do outro lado do Atlantico

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

CÁLIDASIRENA: Bienvenida a La Acequia. Espero verte más por aquí. Un beso.

ANTONIO: Gracias. Es verdad, no hacen más que hundirse en sí mismos. Saludos.

NANA: Saludos, Nana. Gracias.

Nana Lopes dijo...

Pedrinho, voltei para dizer que essas janelinhas da fotografia s�o viajantes.
Tamanhos diferentes, assim�tricas,esteticamente diferenciadas,assim como as pessoas s�o.
Fiquei imaginando o interior da casa com janelas t�o pequenas assim.

Serendipity dijo...

Tienes razon Pedro! Eso se da mucho en muchos sitios. No es endemico de ninguna zona del mundo en particular. Yo lo achaco al aburrimiento, la inseguridad en uno mismo, y la carencia de actividad intelectual. Ellos/as temen ser objeto de identicos comentarios y siguiendo la maxima "el primero que pega/critica lo hace dos veces (por tanto mejor)" se sienten a salvo por creerse descubridores de errores ajenos. Una pena! Pero afortunadamente esa gente entretiene muy poca de mi atencion.

Serendipity dijo...

Ooooh! Olvidaba mencionar que me ENTUSIASMA la foto de hoy! Cada ventana es diferente!!!! Los inquilinos al menos son originales. Cada uno sigue su modelo!!!! Buenisima!

Azul dijo...

Jajajaja,, te has ganado uno!!!

Pero no vale ...

Eres cobarde? no me lo parecía..


Un Besazul...Poético.

Anónimo dijo...

Me confundí por las prisas...quería decir todo lo contrario: nunca arremeten contra los que creen fuertes, y se ceban con los débiles.
Concha.

PILAR dijo...

PEDRO, si es que te noto todavía "osito de peluche", lo digo porque has utilizado el adjetivo de "malito" en tu comentario en mi blog.
Abrígate bien del frío (no vuelvas a recaer) y para la envidia una buena gabardina y que resbale.
Un abrazote, osito.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

NANA: me llamó la atención esta fachada, con las ventanas diferentes, asimétricas... como la vida.

SERENDIPITY: pero qué molestos consiguen ser, a veces.
Gracias por tu comentario de la foto. Cada ventana parece que surgió al azar de sus dueños, commo si brotaran en la fachada sin plan preconcebido.

AZUL: No, es que casi no tengo tiempo. Un beso.

CONCHA: se entendía tu comentario, todos nos dimos cuenta de lo que querías decir. Un abrazo.

PILAR: creo que, además, lo que necesito es un día entero vagueando en casa, de la cama al sofá. Un abrazo.

noventera dijo...

Chic@s , estoy de acuerdo con vosotros...Y si no que se lo digan a la Pantoja!
Aparte del chiste fácil, la foto que ilustra la entrada es de lo más evocadora...me imagino perfectamente a unas viejecillas con pinta de brujas espiándonos y cuchichenado entre ellas..

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

NOVENTERA: la misma palabra lo dice... "cotillas", qué palabra más descriptiva. Saludos.

Tareixa dijo...

Personalmente este tipo de individuos criticones, me la refanfinflan, mientras me despellejan a mi, no despellejan a otro, je, je...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es una buena y divertida forma de verlo, TAREIXA.

Isaac González Toribio dijo...

Intentar comprender y no juzgar. es tan difícil? Pues parece que sí. Saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Así parece, ISAAC.

Merche Pallarés dijo...

41 COMENTARIOS!!!! Pronto ya no cabremos (¿se dice así?) en tu blog. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Siempre cabréis, MERCHE, siempre.