martes, 18 de marzo de 2008

Huecos en las entrañas

Qué extraño es entrar en un sitio vaciado. Un espacio al que han arrancado las referencias y por el que los ecos de las voces y los gestos se mueven desorientados, en busca de las cosas que les ayudaban a encontrarse. En estos lugares hay olor a humedad, a cerrado. El aire, viciado de soledad, pesa y cuesta respirarlo. El ánimo se empequeñece y se siente la presión de las vidas arrancadas.

Nunca vuelvas a esos lugares en los que quedaron tus palabras tanteando las paredes. No podrás volver a salir de ellos. Lo sé, por experiencia.

33 comentarios:

blogochentaburgos dijo...

yo también creo que queda mucho de nosotros allí dónde hemos estado. Tu narración formidable

Irreductible dijo...

Me encanta la expresión "espacio vaciado"... llega mucho más allá del espacio vacio...

Hay mucha más soledad en un espacio vaciado que en uno vacio...

No sólo significa que se han llevado los muebles, las estanterias, los libros... Parece que dejas tambien recuerdos, vivencias...

Un saludo.

Merche Pallarés dijo...

Pedro, no sabes cuántas veces en mi vida he sentido ese vacio que tu tambien has sentido. Es una sensación tan nostálgica, tan de un tiempo o una etapa acabada que no tiene vuelta atrás... Precioso tu post. Besotes, M.

Anónimo dijo...

Que tristeza me ha entrado al leerte hoy Pedro, tienes razón, siempre queda un trocito de corazón allí donde hemos vivido y después abandonado. Isabel.

Mafaldia dijo...

Es extraño porque percibimos la vida que vivió el espacio ahora vacio, y en el fondo nos desconsuela su abandono. :)

Dargor dijo...

No es la sangre fría, ni la asepsia emocional ni la sombra lo que nos permite salir de esos lugares, sino la luz.

Quizá esperanza

fernando dijo...

resuenan hasta las palabras, parece que existe eco. un abrazo.

Mafaldia dijo...

Yo tengo una estancia a la que no puedo ir, porque creo que me va a abrir la puerta una persona que adoro que siempre me esperaba alegre, con un perrito que ya se le oía correr por el pasillo igualmente emocionado con la llegada, sonidos, olores, pisadas que reconocería entre miles... jo.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Nunca volví a lugares o construcciones donde alguna vez estuve, creo que inconcientemente evito esas experiencias. Imagino que serán muy fuertes. A veces sueño con casas o paisajes de mi niñez...es raro, se siente raro

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Perdón, no quiero pecar de chusma, pero no sé si viste que hay un tal Costy, que entra a mi blog y copia textualmente tus comentarios. En fin, te cuento porque me llamó a atención, simplemente. ¡Que sigas bien, estimado Pedro!

PILAR dijo...

Volver a la casa de mi abuela.
Ella ya no estaba allí.
Ella se fue.Se fue para siempre.
Desalojo obligatorio,de su casa y de esta vida.
Poco a poco, sus pertenencias, sus ropas, sus cosas, sus recuerdos...se repartieron.
La casa quedó vaciada.
-----
Los espacios, esos testigos inertes y permanentes y eternos de nuestras experiencias.
Esos lugares a los que nunca puedes volver, pero en los que dejaste una pequeña o gran parte de tu vida.
Esos lugares, son los únicos testigos que acaban quedando, después de nuestra presencia y de nuestra ausencia.
Cuando los abandonas, es mejor no volver a mirarlos.Entonces quedan esos huecos en las entrañas.
------
Me has añadido más dosis a la nostalgia que me está trayendo esta semana...

Rui Caetano dijo...

Uma temática interessante e a imagem bonita e sugestiva.

Azul dijo...

Los sitios vacios, sin olor a vida
no me gustan, no vuelvas!!

Besazules... de.. primavera

BIPOLAR dijo...

Entonces, sí impregnamos de nosotros las estancias.. ¿no?

Serendipity dijo...

Alguien dijo en alguna cancion que no se volviera a los sitios donde fuiste feliz... Creo que esta en sintonia con tu reflexion... Hay que despegarse y dejarse llevar... ahunque a veces el ayer se nos agarre.

donce dijo...

No es un lugar visible a los ojos. Sé donde está. Es oculto y vacío, hondo, muy hondo, tanto que duele...

Nana Lopes dijo...

Sua postagem e a imagem do cômodo vazio, com marcas de quem a habitou me lembraram um verso de Rilke onde ele demonstra uma espécie de remorso de não ter vivido suficientemente em determinada casa.
A casa , os espaços ,guardam os gestos e os não gestos de seus moradores.

"Ò nostalgia dos lugares que não foram bastante amados na hora passageira.
Quem me dera devolver-lhes de longe o gesto esquecido, a ação suplementar."Rilke

Bela postagem Pedrinho

Nana Lopes dijo...

Desculpe a ausência. Ando atarefada por demais por esses dias

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BLOGOCHENTA: somos los sitios en los que estuvimos.

IRREDUCTIBLE: cuando abandonas un lugar sólo te llevas los objetos.

MERCHE: has vicido en muchos sitios, supongo que en cada uno de ellos, al marchar, has echado esa última mirada, antes de partir, que te deja melancólico.

ISABEL: y trozo a trozo uno va dejando el corazón entero.

MAFALDIA: y seguimos buscando dónde estaban las cosas que ya no están.

DARGOR: ...cuando la hay, cuando la hay.

FERNANDO: es una de las cosas que más sorprende cuando vacías una estancia: el eco, en efecto.

MAFALDIA: has descrito perfectamente la situación ,s e nota que la tienes muy adentro. Un abrazo.

CLARA Y PEPE: a mí también me pasa, sueño con esos lugares.
--
Déjale, pobrecito mío. Si sigue incordiando puedes optar por no publicar esas copias.

PILAR: qué bellos recuerdos para una semana, de verdad, tan nostálgica.

RUI: gracias, amigo.

AZUL: lo siento, estoy atrapado en ellos. Besos de primavera.

DONCE: aun así, consérvalo, pero de tal manera que no te haga daño.

NANA. Gracias por Rilke, qué bello. No te preocupes, aquí estaré para cuando vuelvas.

Un abrazo a todos y gracias por vuestros comentarios.

XuanRata dijo...

El vacío tiene siempre la cualidad de los espejos: nos inquieta porque nos enfrenta a nosotros mismos y nos deja en tertulia libre con nuestros fantasmas.
La foto es estupenda: a través del cristal sucio y empañado de la memoria, se recomponen los inciertos espacios de lo vivido. Nos estremece ese anuncio ajado, tal vez lleno de nombres, que amarillea al fondo lentamente para nadie hasta difuminarse.

BIPOLAR dijo...

Cuando conteste Vd. a los sucesivos haga el favor de darme una respuesta transcendental que por algo meto todos los días mis pies en sus aguas

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Prometo que esta vez miré bien antes de contestar para no dejarme a ninguno y que los comentarios no respondidos han llegado con posterioridad a mi respuesta y se han incrustrado entre los sí respondidos! O eso o es que ya chocheo (que también).

BIPOLAR: los espacios que hemos hecho nuestros quedan impregnados, en efecto, de nuestras voces, de nuestra presencia. Hasta del olor. Las casas deshabitadas siguen oliendo a nosotros durante mucho tiempo. Gracias por bañarte a diario en estas aguas, querida Bipolar: La Acequa ya ha quedado impregnada de ti y no sería lo mismo si faltaras.

SERENDIPITY: Es difícil. Reconozco que yo soy de los que se adaptan con facilidad a las nuevas casas y olvida las rutinas de las antiguas. Pero, a veces, en sueños, me asaltan aquellas estancias en las que viví. Y podría moverme en ellas como si aun las viviera.

XUANRATA: me gusta la metáfora de los espejo. ¿Qué hay más vacío que un espejo habitado? Hay fantasmas que son cotidianos. Gracias por tus palabras sobre la foto.

Perdón por no haberos respondido antes.

São dijo...

Es como dices, amigo!
Feliz Páscoa em doce companhia.
Abrazos.

manzacosas dijo...

Hola. Acabo de decir a MACACO que esta mañana he cogido un autobús y me he sentido como un cántaro vacío. Y ahora me encuentro con PEDRO, que es como si quisiera hacernos sentir a todos como vacios. Y viene la BIPOLARA esa y pide una respuesta plena a sus pretensiones. Esto es la monda. Pero qué buena gente sois.... Un saludo a todos

Merche Pallarés dijo...

Qué bellos todos los comentarios. Pero, especialmente, el de Pilar me ha llegado al alma. Esta mujer es una gran poetisa, como ya le dije en alguna ocasión. Que bien describe lo que yo he sentido tantas veces y, por supuesto, tu tambien en tus maravillosos y profundos posts. Besotes, M.

blogochentaburgos dijo...

Felices vacaciones a todos.

Azul dijo...

Pues sal!!
siempre hay salida, no tienes por que estar atrapado!!

Yo lo intento cada dia mas!!!

y me parece que lo conseguire.

Un Besazul...de lluvia

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

SAO: pasa unos buenos días también tú. Un abrazo.

MANZACOSAS: esto es la monda. Y contigo, la monda lironda. Somos todos un buen grupo, en efecto. Un fuerte abrazo.

MERCHE: sois unos comentaristas de lujo. Besos.

BLOGOCHENTA: también para ti.

AZUL: hay que salir, pero también quedarse. Un beso.

DianNa_ dijo...

Nunca me ha gustado la sensación de volver a lugares en los que he vivido anteriormente, creo que "frio" es la descripción más cercana que puedo darte.^^

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANA: a veces, una sensación de frío que te llena y te obliga a buscar un rayo de sol que la elimine. Saludos. Bienvenida a La Acequia, espero verte más por aquí.

jg riobò dijo...

Yo a veces acudo a esos lugares y me quedo cerca sin entrar, viendo que sería si yo estuviese dentro.

amelche dijo...

Es difícil cerrar una casa en la que has vivido un tiempo y marcharte sabiendo que no vas a volver.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: ¿no has sentido nunca la tentación de entrar, quedarte en silencio en mitad de la estancia y dejar pasar un tiempo con los ojos cerrados?

AMELCHE: muy difícil, es como olvidar parte de ti en algún sitio.