viernes, 8 de febrero de 2008

La escritura desatada.


De pronto se me ha desatado la palabra. En pocas horas he redactado cuatro entradas. La primera aquejado de dudas y sequía. La segunda tras leer las propuestas electorales de un periódico y volver a confirmar que la cultura no le interesa a casi nadie. La tercera dando cuenta de que se comienza a promover nueva reunión de blogueros. La cuarta agradeciendo regalos y remitiéndolos. Es curioso lo que pasa a veces. Escribo esto de madrugada y mi día había comenzado con el susto de que el ascensor de mi casa no se abrió en la planta baja y hube de subir a otro piso para poder salir tras un minuto de incertidumbre. Mientras tanto, hice la disolución encerrada de las luces del techo. Es lo malo de esto, que incluso quedándote encerrado en el ascensor sacas la cámara y piensas una entrada.

14 comentarios:

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola... tu sabés que me pasa lo mismo?? Cada frase que escucho, palabra que leo, esté donde esté... estoy pensando en qué puedo poner en el blog!

Bsss. Nos vemos. Felicitaciones por el premio

blogochentaburgos dijo...

Con esa fecundidad narrativa con la que nos regalas cualquier sitio es bueno para encontrar la inspiración. Por cierto me gustaría que hicieras (dentro de tu libertad de cátedra)la entrada que tienes pendiente sobre O.E ;-). La leeré con fruición

Merche Pallarés dijo...

Ya veo que tienes un talento desbordante al sacar una entrada de cualquier cosa! Pero que claustrofobia haberte quedado encerrado en el ascensor!! Besotes, M.

nerea dijo...

jajajaja... pobre... La verdad es que eso es tener imaginación y utilizar algo que en un principio es una pequeña molestia y convertirlo en un artículo pocos saben hacerlo... Y además convertirlo en algo con clase!

Besicos!

Pilar dijo...

Ya he comentado muchas veces sobre mi claustrofobia, creo que ese sería el único lugar donde no me inspiraría. alguna vez que me he quedado encerrada, aunque haya sido sólo un minuto, se me disparan todas las neuronas pero no para una inspiración si no para descontrolarme totalmente. Es una pena, he intentado, y lo sigo haciendo,superarlo. Pero me cuesta. ES más cuando cuentan cosas que hace la gente en un ascensor, es que yo sería incapaz. Se me cierran todos los sentidos junto con las puertas.
Hablando de escritura desatada, lo entiendo, yo a veces padezco de verborrea oral y manuscrita, lo único es saber si el "oyente" o el "lector" acabará aburriéndose de mi.
Un abrazo "desatao", Pedro

manzacosas dijo...

Hola. Existe la claustrofobia. Una vez quedé dentro de un ascensor, poco tiempo, pero encerrado. Me sobrepuse haciendo un esfuerzo mental, pero la entiendo. He visto a gente saliendo de un encierro en un ascensor que jamás volvió a usarlo. Es curioso. De chaval entraba en las cuevas, incluso en la del Moro en el Castillo. Creo que hoy me lo pensaría bastante. ¿Miedo? No lo sé. Un saludo

blogochentaburgos dijo...

hablando de ascensores. tú tienes que conocer a este hombre segurooooo, durante un tiempoo fue de la cuadrilla de O.E http://www.alianzaporburgos.com/

mafaldia dijo...

Vaya es como lo ponerse un jersey al revés, los supersticiosos dirían que algo bueno te va a pasar, ahora tú ya lo sabes día que te quedes en el ascensor presagio de algo bueno, una nueva entrada disuelta y algún regalo sorpresa... ;P

Nanamada dijo...

Elevadores costumam nos dar alguns sustos mesmo.Ainda bem que nada de mal aconteceu. A fotografia esta muito interessante. Gostei da textura.
Bom fim de semana Pedrito!

jg riobò dijo...

Esta serie sobre la disolución es toda una lección de como usar las dichosas cámaras digitales.
La variedad de colores y texturas es excelente y los encuadres y puntos de vista...

Dargor dijo...

Como dice Javier, es una gran virtud saber realizar estas disoluciones sin controlar la velocidad de obturación, la amplitud de la misma....etc

Buen trabajo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MÓNICA: Bienvenida a La Acequia. Espero verte más por aquí. Ya te he devuelto la visita. Y así es, la condena del bloguero...

BLOGOCHENTA: en breve haré la entrada que te prometí. Siempre cumplo.

MERCHE: Bueno, sólo fue un momento. No sé si tendría el mismo aplomo si durara más. Besos.

NEREA: Gracias, hay que sacar fuerza de flaqueza, como dicen. Besos.

PILAR: Bueno, ya sabes que hay una teoría que dice que para disipar esos miedos hay que ponerse en la situación... Otro abrazo.

MANZACOSAS: ¿prudencia? Con la edad una es más consciente de los peligros. Un saludo.

BLOGOCHENTABURGGOS: ya, ya. Estos partidos locales siempre me despiertan cierta inquietud.

MAFALDIA: bueno, pues nada, a ponerme en peligro para disolverme más...

NANAMADA: Gracias por fijarte en la fotografía. Buen fin de semana también para ti.

JAVIER: Gracias, ya sabes que no paro de buscar cosas nuevas.

DARGOR: paciencia y experimentación. Gracias.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

manuel-tuccitano dijo...

respeto me merecen los ascensores.....ya veo tu inspiración ya veo...lo prolífico que puedes ser...a mi me falta tiempo.....

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: a mí también, pero como es el único momento en el que puedo disfrutar, me siento todos los días a escribir aquí. Saludos.