sábado, 9 de febrero de 2008

He luchado contra ti pero he perdido siempre.


Nos sucede, a veces, que los combates que damos en la vida son contra nuestras propias emociones y apetencias, tan instaladas en nosotros que arrancarlas es destruirnos las entrañas. Intentamos ganarnos cada día contra aquellas inclinaciones que sabemos que nos dañan o procuramos corregir cosas de nuestro carácter que nos perjudican: agresividad, pereza, exceso de pasión, tendencias ciclotímicas. Ponemos diques que al final se oxidan, resquebrajan y revientan y lo contenido salta con más fuerza y nos atenaza: nos entregamos con fruición a ello porque recobramos el placer de lo que éramos y nos prohibíamos. Somos como esas viejas torrenteras urbanizadas de forma imprudente que son inundadas por las aguas que vuelven a su cauce. En otras ocasiones luchamos contra nuestros sentimientos, incluso con rabia. Por ejemplo, intentando olvidar aquel amor. Yo me he engañado siempre con pequeñas victorias, sabiendo, de antemano, mi completo fracaso.
En nuestras derrotas nos encontramos, más aun que en nuestros éxitos.

17 comentarios:

jg riobò dijo...

Magnífico dique y perspectiva.
Nos contendrá nuestras derrotas, aunque sean dulces como el agua.

fernando dijo...

Tienes razón. Hay aspectos que nunca se superan, pero, al menos, conseguimos sobrellevarlos.

un abrazo.

donce dijo...

A veces, simplemente, sobrevaloramos los recuerdos. Tú mismo lo dijiste: "Uno de los recursos con los que elaboramos nuestra mentira es la selección ..."

Sabes? no puedo remediar sonreír cuando te imagino haciendo las fotos, ahí en medio de la calle, mientras el que pasa por tu lado piensa: y para qué querrá una foto de eso? y tú a tu bola, pasando de todo... jaja, me encanta ese momento, es el mejor de la foto ( yo llevo la cámara en el bolso, por eso lo digo).

mafaldia dijo...

qué bien te has expresado chico!!!
El caracter de cada uno está impreso en los genes a fuego, somos como somos, intentamos mejorar siempre y lo conseguimos a veces, pero cuidado con las obsesiones... esas hay que tratarlas ;)

nerea dijo...

Si... Si no conseguimos superarlo lo mejor es sobrellevarlos... pero ¿y si no conseguimos superarlos y sobrellevarlos...? entonces hay es cuando hay que luchar y ganar...

manuel-tuccitano dijo...

Siempre he pensado que rectificar es de sabios, a pesar de que te llamen "chaquetero". De los errores se aprende y sales fortalecido....

Anónimo dijo...

¡ay, estas luchas internas contra uno mísmo!.
Porque el amor, cuando no muere mata.
Porque amores que matan, nunca mueren. El maestro Sabina.
Isabel.

São dijo...

Agradou-me o texto, pela sua profundidade e pelo grande conhecimento da complexidade humana.
E a foto é muito condizente, claro.
Um beijo , querido amigo.

lágrimas de mar dijo...

las derrotas y los éxitos van de la mano

te dejo besos de chocolate

lágrimas de mar

PILAR dijo...

Es difícil distinguir lo qué realmente es una derrota o es un éxito.
Como decía Groucho Marx, uno de mis hombres favoritos,-"Partiendo de la nada alcancé las más altas cimas de la miseria".-
Y, te comprendo Pedro, pero intenta aplicar en esa trascendencia que te caracteriza (a mi también y por eso te lo digo) la ironía y el buen humor.
Un abrazo, Pedro.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: ahora, lo que nos debemos preguntar es en qué lado del dique están nuestras derrotas.

FERNANDO: hay que tirar adelante con todo lo que somos, en efecto. Un abrazo.

DONCE: tengo muchas anécdotas al respecto. En una ocasión estuve fotografiando una puerta durante media hora, no veas cómo me miraba la gente y lo bien que me lo pasé.

MAFALDIA: ya sabes que hay una teoría que dice que no podemos cambiar, sólo degradarnos...

NEREA: o luchar y perder. Estoy convencido de que hay batallas que uno debe dar aunque sepa que va a ser derrotado. ¡Me faltan tus besicos!

MANUEL: así es la vida. Aunque ya sabes que el ser humano es el único animal que tropieza dos (y tres y cuatro...) veces con la misma piedra.

ISABEL: cuando no muerte, mata. Qué sabio Sabina.

SAO: Un beso, amiga. Gracias por fijarte en la foto.

LÁGRIMAS DE MAR: Bienvenida a La Acequia. Espero verte más por aquí, sobre todo con besos de chocolate...

PILAR: ya sabes que no hay derrota que resista una parodia. Buen consejo. Un abrazo, Pilar.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Dargor dijo...

Y llegar a comprender que en este horror no hay literatura.

Nacho vegas

Nana Lopes dijo...

Essa imagem me lembra uma canção do Djavan que se chama A Rota do Indivíduo. A letra diz assim:
Mera luz que invade a tarde cinzenta
E algumas folhas deitam sobre a estrada
O frio é o agasalho que esquenta
O coração gelado quando venta
Movendo a água abandonada
Restos de sonhos sobre um novo dia
Amores nos vagões, vagões nos trilhos
Parece que quem parte é a ferrovia
Que mesmo não te vendo te vigia
Como mãe, como mãe que dorme olhando os filhos
Com os olhos na estrada
E no mistério solitário da penugem
Vê-se a vida correndo, parada
Como se não existisse chegada
na tarde distante, ferrugem ou nada.

Merche Pallarés dijo...

Muy bonito el poema de Nana Lopes. Pedro, querido, nunca, nunca hay que decir NO a algo que te apetezca hacer en la vida a eso que no hieras a los demás (aunque a veces es inevitable, pero las heridas tarde o temprano siempre cicatrizan); solo así uno verdaderamente es libre y equilibrado. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DARGOR: no opino igual que Nacho Vegas, creo que en el horror hay mucha literatura. Es lo mejor que tiene. Lo peor es su realidad. Saludos.

NANA: ¡Qué canción tan bella! Gracias.

MERCHE: libre y equilibrado... qué difícil, a veces. Besos.

Merche Pallarés dijo...

No es dificil, querido Pedro. Simplemente te tienes que dejar llevar por el momento, por las circunstancias o por lo que sea... VIVE!!! Solo tenemos una vida y hay que vivirla a tope. Ya verás cómo te encontraras mas feliz y libre. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: lo que es cierto es que lo que no hagas ya no podrás hacerlo. Besos.