viernes, 29 de febrero de 2008

De catarro, correo con aire gaditano y noticias de Salamanca


Tengo un monumental catarro. Desde hace unos días me duele todo, tengo la cabeza congestionada y me llora el ojo izquierdo (en efecto, el izquierdo, ¿premonición?). Como no me gusta parar, no paro y he seguido trabajando y cumpliendo con los compromisos. Pero estoy como si no estuviera: como si viera las cosas desde lejos. A lo mejor podría entenderse como distanciamiento brechtiano pero es algo más prosaico. Es curioso, en la Wikipedia hasta puede verse la definición del resfriado. He de anotar, por aquí, que algún día debo hablar de la Wikipedia. Ayer jueves era tan lamentable mi estado que uno de mis alumnos de la Universidad de la Experiencia se apiadó de mí y me recomendó una receta infalible: tomarme un vaso de leche caliente con una aspirina y beber copas de coñac hasta que dudara del número de dedos de la mano y meterme en la cama. Quizá debí hacerle caso.
Así, a media consciencia, hoy he estado en Salamanca, que aparecía luminosa, rodeada de niebla. Siempre me ha gustado esta ciudad, a la que escapo en cuanto tengo una excusa. Y sin tenerla. Me viene asociada a mi primer viaje con los compañeros del Instituto, pero también a muchos otros viajes para perderme por sus calles y ambiente, admirar el mucho arte que contiene o destapar la construcción del símbolo de esta ciudad o rastrear en local antiguo de la librería Cervantes a la caza de libros que no se podían encontrar en otros lugares.
Mi viaje de hoy se debía a que formo parte del Jurado del VI Premio de la Crítica de Castilla y León. Los nueve finalistas son textos recomendables y cuya lectura aconsejo desde aquí:
-Marcos Ana, Decidme cómo es un árbol. Memorias de la prisión y la guerra. Un emocionado testimonio del luchador antifranquista que comienza a su salida de la cárcel en 1961. Texto que revisa una época y unas sensaciones desde el poso del tiempo, con ganas de mirar hacia el futuro. De obligada lectura para los que vivieron aquellos días y para los que no lo conocen más que por los libros de texto.
-Juan Manuel González, Tras la luz poniente. Poemario que recoge un viaje a Portugal lleno de amor, reflexión y literatura. Lleno de hallazgos.
-Juan Antonio González Iglesias, Eros es más. Poemario sobre el amor, escrito con una sencillez y entusiasmo que atrapa a pesar de contener toda la cultura amorosa.
-Jesús Hilario Tundidor, Fue. Libro de poemas en el que Tundidor profundiza, a partir de la enfermedad, en el lenguaje y el tiempo.
-Andrés Martínez Oria, Más allá del olvido. Novela de trabajado estilo que atrapa en la construcción de un mundo propio, lleno de sombras y nostalgias.
-Luis Mateo Diez, La gloria de los niños. Una de las mejores narraciones de los últimos años de este novelista, en el que se acerca a un tratamiento duro de la infancia con un formato de cuento.
-Juan Manuel de Prada, El séptimo velo. Novela que me ha reconciliado con este autor, del que me había alejado desde hace años. Resultó la obra ganadora en la votación final. Se trata de una narración ambientada en la Francia de finales de la II Guerra Mundial, con una búsqueda de la memoria personal y colectiva.
-Tomás Sánchez Santiago, Calle Feria. Soberbia colección de tipos e historias ambientadas en una calle, con tono costumbrista y deslumbrantes hallazgos.
-Francisco Solano, La trama de los desórdenes. Volumen de relatos breves sobre la existencia humana.
Y al volver a casa, enfebrecido y con la camisa empapada de sudor, me hallo con un libro que esperaba: Lecturas del Pensamiento Filosófico, Estético y Político. Se trata de las Actas del XIII Encuentro de la Ilustración al Romanticismo que con tanto esfuerzo y brillantes resultados sacan adelante todos los años mis amigos de la Universidad de Cádiz. Este Congreso tuvo lugar en noviembre del 2006 y releo aquí los textos que oí, entre los que se encuentra mi trabajo sobre Martínez de la Rosa (Revisión conservadora del siglo XVIII: los últimos años de Martínez de la Rosa). ¡Cádiz! Ya echo de menos esta ciudad y su gente.
Por hoy nada más, voy a sudar en la cama.

28 comentarios:

manuel-tuccitano dijo...

Pues mejórate...que los resfriados mal curados "tien malaleche".
Cádiz...te espera...salud y buena salud. Un abrazo

Pedro Carcedo dijo...

¡ Increíble !
El jueves ya tenías un gran resfriado.
El viernes te lo llevas a Salamanca y, después de trabajar allí, regresas a Burgos con tu catarro. Casi a las once de la noche te pones a escribir y a comentar detalladamente los libros de los nueve finalistas del certamen del que fuiste jurado.
Con tanta actividad espero que hayas vuelto loco al resfriado y lo hayas echado fuera . Por lo menos así te lo deseo.

Magui dijo...

Você não está assim tão mal.Afinal conseguiu escrever este belot exto.Minha avó nasceu em Salamanca , provincia de Bidigudilo...é isso?

Azul dijo...

Hoy estoy muy animada y te tengo que pasar esa alergia, y tienes un premio!!
Si por que no!!

Pásate por Azul, y espero que se te contagie un poco de esa alegría por vivir cada momento como único!!!

Besazules.. para ti

Dargor dijo...

Yo siempre tuve predilección por "Viajero frente a un mar de niebla" del maestro, Gaspar David Friedrich.

Que grande movimiento

Azul dijo...

Me tendrás que dar la razón!!!

tu vida es emocionante!!!

Un camino inexplorado

Suerte!! no debe ser fácil ser jurado

Y que te mejores del resfriado

Cuídate!!

Beszules

Merche Pallarés dijo...

Querido Pedro, lo mejor para evitar la gripe antes de que te coja de lleno, cuando te empiezas a sentir raro, una aspirina cada cuatro horas (es lo que hago y no he tenido gripe en casi diez años) pero ya que estás metido de lleno, toma, antes de dormir, un zumo de limón caliente con miel y otra aspirina. Nada de Frenadoles, y otros anti-gripales--ASPIRINA!
Tomo nota de los escritores que recomiendas. Besotes, M.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Recupérate, Pedro. No hagas excesos.
Abrazos,
Diego

Anónimo dijo...

Al catarro; con el jarro, recomendaban los mayores como mejor remedio contra los procesos gripales. No creo que fuera una recomendación muy saludable, si quieres pasarlo de una manera más menos lúcida. Con la vida tan ajetreada que llevas a lo mejor es una de las pocas posibilidades que tienes de “levantarse a ver el día y sentirlo.” Ánimo que esto sólo dura dos o tres días.

Me alegro por el premio a Juan Manuel de Prada, pues creo que es un gran novelista, me encantó Las máscaras del héroe, novela que escribió con sólo 26 años y todo el mundo estaba de acuerdo en que prometía mucho. Últimamente, he leído sus columnas de ABC, lo regalan al comprar un periódico local (o a la inversa) y me parece un gran escritor, con personalidad, voz propia y gran dominio del idioma, pero sesgado en sus opiniones y muy crítico con el poder monclovita.

Qué peligro tiene eso de: “destapar la construcción del símbolo de esta ciudad” tú, a lo tuyo, siempre de búsqueda. Gran sitio el edificio antiguo de la librería Cervantes para los amantes de los libros.
pancho

PILAR dijo...

Ole por ti, que quieres que te diga.
Claro que te voy a seguir hinchando el ego.
Super-hombre.
Yo, reconozco que cuando tengo catarro y ese estado de estar fuera de mi, es que me paralizo y no soy capaz.
Entonces pues chico, que quieres que te diga, digno de admirar.
Creo que voy a elegir a Juan Manuel de Prada, me gusta como escritor y como persona. No descarto hacer alguna otra elección, ¡pero el tiempo!
Por cierto, todos los miembros de todos los jurados se leen todos los libros???siempre me ha quedado esa duda. Una vez oí que tienen quien se los lean, y también que se pueden leer los libros en diagonal...
¡A sudar, Pedro, y cuídate!

Blogofago dijo...

Cuidate...y no descartes lo del cognac. El efecto diaforetico que se consigue con la leche caliente, miel, brandy, algun antipiretico y unas cuantas mantas, a mi por lo menos me alivia...eso si siempre que sea solo un "trancazo".

Lo de la epifora zurda seria objeto de un diagnostico mas preciso, aunque ahora que te has reconciliado con De Prada....

Blogofago dijo...

MAGUI: Es Vitigudino, en Salamanca.

Francisco O. Campillo dijo...

Mejórate pronto.
Ya sabes que ese tipo de resfriados duran una semana si no te cuidas y 7 días si vas al médico.

XuanRata dijo...

Pues así estoy yo también desde el miercoles, pero no se me había ocurrido lo de Salamanca: Me voy corriendo a sacarme el billete...

Anónimo dijo...

Hola.
Siento inmiscuirme así en tu blog, pero me ha pasado una cosa curiosa:
Mi hija (y yo de paso) ha leido "Inquietud en el paraiso" para hacer un pequeño trabajo en la asignatura de Historia.
Me he puesto esta tarde a buscar algo sobre María Cruz Ebro, el personaje que , aunque poco relevante en la novela, más curiosidad le provoca.
No he encontrado gran cosa sobre ella, nada de "cotilleos históricos", ni datos en los archivos.
He seguido buscando y me he topado de repente con tu blog.
Me gusta saber de vez en cuando lo que piensa y siente L.F.Comendador
y leo su blog a menudo. Por eso te conozco, de referencias en su "Diario de un savonarola".
Pues nada, un placer, y paciencia con el catarro.

Concha Bueno.

PD: Si te sabes algún cotilleo de Cruz Ebro ya sabes...

Mafaldia dijo...

Tengo el mismo catarro que tú, cof,cof, y las mismas dudas que Pilar... ¿cómo es posible ser jurado, te lees todos los libros? y muchas gracias al resto por los consejos antigripales voy a enchufarme una aspirina. ;)

jg riobò dijo...

Todos caemos.
Me tranquiliza saber que llora tu ojo izquierdo. Ya no soy único,

manzacosas dijo...

Anda, que si en vez de catarro es cuentitis y nos estás tomando el pelo a todos... Por si acaso, que te mejores. Un saludo. Manzacosas

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Ojalá te mejores y pronto. No debe haber nada más incomodo que te llore un ojo del resfríado.

Suerte a todos tus finalistas. Cuidáte!!!

Bsss

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Cuántos datos interesantes!, pero me quedé preocupada por la gripe (catarro) que te agobia...la receta que siempre me da buenos resultados es : una taza de té caliente con el jugo de medio limón, una cucharada de miel y una aspirina, te acostás, bien tapadito y vas a transpirar como loco. Te tenés que cambiar la ropa húmeda y dormir un buen rato. te levantarás mucho mejor.
La "receta de coñac" está buena, ya la copié...shalú!!

Tareixa dijo...

¿Tú votaste al que salió finalmente ganador o te inclinabas por otra obra..?
Yo te daría otro remedio para el catarro, pero tal vez te cerrarían el blog, je, je..Es broma, mejórate mucho.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Perdonadme todos por lo escueto de mis respuestas, voy con las pilas muy bajas.

MANUEL: Un abrazo y gracias por tus deseos.

PEDRO: Gracias, lo voy echando fuera. Yo no sé si él se ha vuelto loco o yo.

MAGUI: Gracias. ¡Qué casualidad!

AZUL: me pasé, seguro que siento parte de tu energía, seguro.

DARGOR: Es un gran cuadro. Entre Friedrich y Poe te veo muy romántico-simbólico.

AZUL: No, no es fácil si te lo tomás en serio. Gracias. Besos.

MERCHE: Me lo apunto. Mi problema es que a la tercera aspirina me sangra la nariz. Si es que ya estoy mayor. Besos.

DIEGO: Gracias. Procuraré. Tampoco me dejan. Un abrazo.

PANCHO: Subscribo tu comentario sobre Juan Manuel de Prada. En este libro, al fin, se ha decantado por dejar gran parte de sus lastres. Algún día hablaré del símbolo salmantino. Algún día. Un abrazo.

PILAR: No sé qué hicieron los demás o lo que se hace en otros Premios. Yo me leí todos los libros, hablé de todos ellos y razoné mi voto. Es lo que se espera de uno y lo que yo espero de los demás. Un abrazo.

BLOGÓFAGO: bueno, a lo mejor es él el que se ha reconciliado... Voy apuntando remedios.

FRANCISCO: gracias, ya voy por tres días.

XUANRATA: ¡Qué bueno! Que la disfrutes...

CONCHA: No tengo más noticias que las manejadas por Esquivias. Él suele leer el blog, así que no descarto que te conteste. Gracias por tus palabras. Bienvenida a La Acequia y espero contar más contigo.

MAFALDIA: Ya contesté a Pilar. Me los leo. ¡A compartir virus y echarlos de aquí al martes!

MANZACOSAS: Qué más quisiera... Un abrazo.

MÓNICA: y más del izquierdo... Gracias.

CLARA Y PEPE: nada, me pongo a probar todos los remedios y os cuento.

Gracias a todos por vuestras palabras.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

TAREIXA: Estaba entre mis tres favoritas.
En cuanto a tu segunda pregunta, no dudes en decírmelo...
Saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: perdona no haberte contestado antes. En efecto, ya nos llora el ojo izquierdo a los dos. Así vamos, tuertos.

PILAR dijo...

Pues, Pedro, ya me darás la receta, ¿de dónde coño sacas tiempo para leer? De todas formas, no dudaba de tu responsabilidad, era por crear un poco de discordia, que sino a veces pienso que los comentarios son siempre halagos.
Un abrazo y a seguir la mejoría.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO!!!! Llego a pensar que eres Superman! ¿Cómo lo haces? Por cierto, que si no te van bien las aspirinas (por lo que dices que a la tercera te sangra la nariz) ¡NO LAS TOMES! Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PILAR, MERCHE: Marañón decía que hay que ser trapero del tiempo: recoger esos minutos de allá y de acá para sacarlos partido.
Un abrazo a las dos.

Cosmo dijo...

Cuando estudiaba COU y dos años de Magisterio que hice ahí en mi tierra (Salamanca),ahora vivo en Palma de Mallorca,pasaba las tardes mirando y remirando libros en la librería Cervantes,en la que mi padre me había hecho una especie de cuenta para que yo me llevara algún libro y luego él pasaba cuando podía a pagar lo debido.
Me ha emocionado ver el nombre de esa librería,me recuerdan mis 17-18 años.Un saludo