viernes, 11 de enero de 2008

Salir a buscarse

¡A la calle! Hay que echarse a la calle, a buscarse: en las miradas, en el ruido, en los remansos de los jardines, en los escaparates. Fuera está tu mismo laberinto y el de los otros. Andar rozándose, mezclando olores, frases. Quizá, al doblar una de las esquinas, encontrarse.
Voy a comenzar a retratar colores por la calle.

15 comentarios:

Bipolar dijo...

Últimamente se habla mucho de buscar miradas cálidas, sensuales, inteligentes…
y de momento reservaba mi opinión.
Pero es que ir por la calle mirando a la gente directamente a los ojos me da miedo.
Y es que más de uno se siente invadido en su intimidad y en un "¡qué miras¡" "¿ge ejke te estás kedando conmigo?" y te han puesto en medio segundo como al famoso contratista de variettes (y a ese le robaron el dinero oscuro), pero al probo ciudadano mil eurista e hipotecao, ni siquiera le dan tiempo a explicarse que sólo era por buscar un poco de humanidad.
Así que haciendo uso de mi empatía, absorberé vuestras experiencias y las haré mías.

Francisco O. Campillo dijo...

"Hay que salir al aire".
Veo que sigues el consejo de José Hierro.
Me alegro.

Nacho Carreras dijo...

"A la calle que ya es hora de pasearnos a tiempo...."

(O algo parecido, la memoria me falla, hace tanto...)

Me gustan mucho estas fotos que estás haciendo ahora, buscando los colores, reflejos, movimientos... Muy distintas a lo que nos tenías acostumbrados
Me gustan, me gustan...

Saludos.

mafaldia dijo...

Salir para escaparse, para buscar algo que no tienes y piensas que los demás sí, calor, cariño, consuelo, mis penas son mías el resto parecen felices ¡caminan riendo y a mi me acaban de partir el alma!, si en Burgos el invierno no fuera tan largo..., los bancos en verano invitan a quedarse a esperar, ¡juega un rato caríño que yo te espero aquí, tengo mucho en que pensar!

São dijo...

Me agradou a foto.
Sim, é bom misturar-nos com outras pessoas na rua. Principalmente em ruas e praças tão bonitas como as de Burgos!
Bom fim de semana!

fernando dijo...

se ve como una chica paseando, no ?

un abrazo.

Lazarillo en América dijo...

Filadelfia, 5 millones de habitantes en su área metropolitana, llamada "City of Brotherly Love" (Ciudad del amor fraternal): Créanme que vine a vivir a esta ciudad por elección y como dice Pedro me encanta eso de "andar rozándome, mezclando olores, frases y, sobre todo, miradas". Si existe eso del "Paraíso" o "el Cielo" está en la mirada humana y, sí, también en la animal y, sí, también en todas las criaturillas que nos rodean, las plantas, los ríos... todos participamos de este cosquilleo cósmico que es la existencia.

Antonio dijo...

Siempre he encontrado mucho encanto a lo de desviar la mirada hacia otras personas con las que me cruzo por la calle, sobre todo si estoy en una ciudad grande o desconocida. Ese instante en el que convergen dos caminos que no volverán a coincidir... O sí.

Es muy bueno poder disponer de unas gafas de sol, ya que sirven de parapeto a los ojos indiscretos. Yo no suelo cundir con el ejemplo, pero invito a ello.

Buen post, como siempre. Salud.

Raúl Urbina dijo...

La calle: el laberinto en el que te pierdes para encontrarte y para que no te encuentren.

Marcel.la dijo...

He llegado a qui por casualidad pero la verdad que casualidad más gratificante. Me encanta la fotografía que ilustra este texto. Un gran blog. Seguiré paseando por aqui.

pancho dijo...

Todos a la calle, a mezclarse, a manifestarse, a aprenderse en sus paseantes, a evitar que otra vez se tape. Libre, que pase todo el mundo que vista flores, que beba aguardiente, que hable sola, que pinte paredes y hasta el obispo con su novia en triciclo. Así decía hace ya una treintena de años Pablo Guerrero cuando había alguien que se la quería apropiar y había que luchar por ganarla para la gente.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: este mundo nuestro es demasiado agresivo, pero aun así hay que seguir mirando para encontrar iguales. Puedes absorber, por supuesto, lo que vea.

FRANCISCO: Allá vamos, querido amigo. En breve saldrán los colores.

NACHO: Gracias, viniendo de ti es para creérselo...

MAFALDIA: tenemos mucho que pensar, por supesto. Hay que salir, aunque ahora bien abrigaditos.

SAO: Feliz entrada en La Acequia. Nos leeremos, por supuesto.

FERNANDO: en efecto, no sé si paseando, pero en efecto.

LAZARILLO: y nos apeemos de ese cosquilleo, porque es lo que nos recuerda qué somos

ANTONIO: mirar, con ojos limpios. A veces, ponerse gafas, en efecto.

RAÚL: o encontrar a otros y pasear las pérdidas juntos.

MARCEL.LA: Gracias. Bienvenida, aquí tienes tu casa y espero seguir contando contigo.

PANCHO: la lucha, amigo, como sabes, es diaria y debemos seguir en ella.

jg riobò dijo...

Has tomado un camino impensable hace nada.
ME GUSTA.

Pilar dijo...

Las contradicciones.
Salir para entrar.

Salir para hallar.
Salir para descubrir.
LO que está ahí fuera es parte de lo que luego estará aquí dentro.

Esponja y filtro, Pedro, ya sabes, así me defino yo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: Un placer gustarte.

PILAR: Estamos llenos de contradicciones: sólo hay que saber vivirlas.

Gracias a los dos.