martes, 22 de enero de 2008

Pausa bailada para tomar aire.

Los futbolistas, bronce de Baltasar Lobo (1987)
Hago pausa en mis disoluciones para aquellos que prefieren la serenidad de las imágenes. Por eso recurro al paseo sin prisa por la calle, ése que te depara la sorpresa de una fugaz mirada o el encuentro con lo inesperado, como aquí ocurre. La ocupación del espacio urbano como exposición temporal de grandes esculturas accesibles dota a las calles, de pronto, de sorpresas y pausas. Baltasar Lobo dedicó este magnífico bronce a dos futbolistas que pugnan por la posesión del balón, pero yo decidí mirarlo de otra manera -ya me conocéis, siempre girando las cosas- y quedarme con la gestualidad del baile y el roce de los cuerpos, esculpidos de forma tan magnífica y plástica.
Me hubiera gustado aprender a bailar. Siempre he sido muy torpe y me recuerdo en la juventud sin saber bien qué hacer con mi cuerpo, rebelde al ritmo de las notas. No me refiero al baile gimnástico ni al de las exhibiciones o concursos, que me parecen ridículos e innecesarios. Sólo el mínimo baile del gesto en el que uno abraza, al compás de una música suave, a su pareja hasta notar el roce de la piel y su perfume, la mano en la espalda de ella, entre la caricia y la firmeza, la mirada y la sonrisa y, en algún momento, hundir el rostro en su melena y besarla, suavemente, en el cuello.

21 comentarios:

São dijo...

Hola!
Eu também não sei bailar, só a solo.
Mas adorao baile e tenho uma paixão assolapada por flamenco!
Não o tipo "aflamencado", geralmente para consumo de turistas, mas sim , o puro e duro!!
Fica bem!

Paco dijo...

Pues ya somos dos que no saben bailar, ahora que yo tenia otra formula ¡trabaje 10 años de pincha.discos!

saludos

manzacosas dijo...

Besarla suavemente en el cuello y luego acercar los labios a su oreja y musitar una simple frase de amor y entendimiento que pueda ser captada sin ser mal interpretada para dejar que élla decida sobre lo que siempre ha sido el entendimiento entre la mujer y el hombre. Un saludo.

Pilar dijo...

¡Qué sensual me ha parecido esta entrada!
A mi siempre me ha gustado bailar.
Tanto lo suelto como lo "agarrao".
Qué poco "agarrao" se baila ahora.
Me encantaba.
Ahora pienso, con el tiempo que ese fue el inicio de mi sexualidad. Y era muy joven. Recuerdo sobre todo lo gozoso que era, cuando había poca luz y encima te sacaba a bailar el chico que te gustaba y encima sabía llevarte y hacerlo bien...y si te susurraba al oido la canción...¡una auténtica pasada!
Creo que esto se ha perdido.
El roce, la cercanía, las primeras caricias inocentes y sensuales a la vez...
Ay , qué pena, qué mayor me estoy haciendo y ya nadie me saca a bailar.

jg riobò dijo...

Lo de bailar no se me da bien.
Yo ponía la música.

Desiderio Hernández Benito dijo...

Llego hasta aquí siguiendo el Blog de mi querida amiga São y cual fue mi sorpresa, al ver mi añorada “Fuente del Lobo” . Entrañable entre otras cosas, porque su cabeza fue forjada por mi difunto tío Antonio Benito Corvo, en la fabrica bejarana de metales, Emilio Muñoz.
Desgraciadamente llevo fuera de Béjar cerca de cuarenta años pero mis raíces siguen estando allí, entre La Fuente del Lobo y El Castañar.

Perdón por salirme del tema.

Pedro, un cordial saludo.

Rubén10 dijo...

Quizás lo de no saber bailar sea una ventaja competitiva, seguro que has sabido aprovecharla al igual que yo.
Un saludo Pedro.

fernando dijo...

Una escultura de fútbol, qué bien. Teniendo en cuenta, la importancia social del fútbol en España faltan obras de arte relacionados con el deporte rey.

un abrazo.

Dargor dijo...

Temo que debo sumarme a los torpes bailarines. Lo máximo que he logrado es un híbrido entre hacer el ridiculo y una conga al son de Javier Gurruchaga en un bar de las cercanías.

blogochentaburgos dijo...

Impresionante transformar algo tan prosaico como un balon en disputa...por algo que te ha quedado tan sensual, casi erótico.

Nacho Carreras dijo...

Pues yo tampoco se bailar, que le vamos a hacer, según dicen nunca es tarde...
Saludos.

pancho dijo...

De un lance futbolero, rudo y nada ortodoxo (el árbitro seguramente que pitó falta por entrada por detrás), el artista, en un fogonazo de inspiración, captó un instante lleno de sensualidad con ese roce, contacto y baile de alas extendidas. Originalidad al captarlo en un deporte tan poco dado a la lírica, a menos que sea un Valdano el que nos lo describa o comente.

Héctor Ojeda dijo...

Que tema has puesto Pedro, el baile es también para mi una tarea pendiente, mi mujer es bailarina neta, de salsa,merengue y cuanto ritmo tropical se encuentre, espero hacer méritos para que me enseñe. Ja-ja.

Saludos.

Héctor.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Vaya, veo que a la mayor parte de los blogueros no se nos da muy bien el baile.

SAO: He visto enlaces a música flamenca en tu blog, a buena y cabal música flamenca. Pude disfrutar del Agujetas. Yo también soy un aficionado a esta música.

PACO: Vaya, es una buena forma de ocultar nuestra torpeza.

MANZACOSAS: Buena ampliación del beso. Saludos.

PILAR: Veo que tú, a diferencia de los blogueros hombres sí bailas. Pues nada, a bailar, que seguro que te sacan.

JAVIER: Veo que sois varios los que utilizábais este recurso. Así por lo menos decidíais lo que bailaban los demás.

DESIDERIO: Bienvenido a La Acequia. Ya he comentado en uno de tus blogs mi sorpresa por los círculos digitales: un bejarano que vive en Cataluña y me llega al blog a través de una portuguesa. Cada vez soy más partidario de este formato de comunicación. Saludos.

RUBÉN: no sé, hace años no lo sentía así. Pero lo cubría de un halo de intelectual, lo que son las cosas...

DARGOR: Uff, eso es peor que no saber bailar nada, ¿no?

BLOGOCHENTABURGOS: ya sabes cómo me gusta girar las cosas.

NACHO: otro más. Vamos a tener que abrir un blog llamado Academia de Baile virtual.

PANCHO: gracias. Por eso no saqué el balón, sino el gesto de los cuerpos y brazos.

HÉCTOR: otro más. Creo que tu mujer te va a obligar a aprender. Así que prepárate... Saludos.

Merche Pallarés dijo...

Me apunto al comentario de Pilar. Ya no se baila como lo hacíamos antaño, abrazados, sintiendo el aliento de ambos acompasado al ritmo de la música. Un aliento especial, muy sensual. ¡¡Chicos, teneis que aprender!! Se liga mucho. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

te saco a bailar, MERCHE, tú decides la música

manuel-tuccitano dijo...

Nunca es tarde si la dicha es buena...agarrate, pégate a ella y déjate llevar...la unión...eso es...te recuerdo en la época carnal que vamos a entrar...un saludo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Bailemos todos, MANUEL, que es carnaval. Ya vendrá la cuaresma.

Merche Pallarés dijo...

Encantada bailaría contigo, Pedro, y te enseñaría muchas cosas...Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

qué tentación, MERCHE...

Merche Pallarés dijo...

Gracias por el piropo, lástima que no tenga treinta años menos... Besotes, M.