jueves, 24 de enero de 2008

Pareidolia y marcianos.

Tenemos tantas ganas de que pase algo en nuestras vidas que no aceptamos que los sentidos nos muestren la rutina de lo cotidiano. La mente, miedosa o aventurera, suele negarse a aceptar sin más que un árbol sea sólo un árbol. Ese engaño de nuestra mente fatigada o alucinada se llama en psicología pareidolia. Si, además, sumamos nuestro gusto por ver conspiraciones -qué vida más aburrida llevamos-, no nos debe extrañar que una piedra minúscula se haya convertido en un marciano ampliando la imagen tomada por el robot Spirit y el espejismo dé juego en los blogs . Ahora comprendo por qué me acerco tanto a las cosas -yo lo achacaba a un inicio de vista cansada- o las disuelvo. Hoy, por si acaso, he buscado diminutos seres en las columnas roídas por el tiempo. O sus cuerpos momificados.
Pero, de ser cierto, ¿qué decirle a este gracioso paseante de Marte?

14 comentarios:

Paco dijo...

yo solo te puedo decir que tengo un amigo astrofísio que estudia las atomsferas de marte para la NASA, y es el tio más colgao que conozco...

saludos

Anónimo dijo...

que no se quede en la Tierra, que las cosas están muy mal.

Dargor dijo...

Recuerdo que de pequeño solía ¿Sufrir? Pareidolia mirando formas en las nubes del cielo. El test de Rorschach se inspiró en ver nubes con formas de cosas.

La solución: Las nubes.

jg riobò dijo...

He pinchado en la imagen y he recorrido con lupa toda ella.
No he encontrado rastro de marciano o ente desconocido.

Sandra García Gómez dijo...

Justamente estoy estudiando esto en psicologia. Ni que el tema estuviera escogido a posta.

antosevi dijo...

Profundo análisis psicológico y una ilustración muy adecuada al contexto.
Gracias por tu comentario.
Salu2

blogochentaburgos dijo...

Lo más curioso la ironización de THE TIMES :
El 'Times', uno de los primeros medios tradicionales en hacerse eco de la historia, ironiza en su descripción de la imagen: "¿Es Osama Bin Laden saludando desde su escondite
(DIXIT)

Bipolar dijo...

jajajajajajaja blogochentaburgos
arf arf arf qué largo

Pilar dijo...

En primer lugar, acabo de aprender esta palabra, si es que soy inculta.
Pero vamos, que yo veo cantidad de cosas con la imaginación o con la mente.
Recuerdo de niña cuando íbamos a Trespaderne que había una roca que tenía forma de elefante, y mi padre nos hacía estar atentos para ver quién la veía primero.
Por cierto, Pedro, cuando uno empieza a atisbar que tiene la vista cansada no se acerca, al contrario se aleja.

Nacho Carreras dijo...

¡¡Muéstrate!!

Si lo hace es casi mejor recomendarle que se vaya, un consejo de amigo.

Saludos.

Só Magui dijo...

É verdade. Pode ser, também , falta de assunto da midia.
http://somagui.zip.net

nerea dijo...

Vaya... yo que me jacto de tener mucha imaginación tampoco lo he encontrado... jo... Bueno, de todas formas le diría: "¿Qué es lo que quieres conocer de nuestra tierra? Muchas partes estan descuidadas pero hay que reconocer que algunas cosas aún merecen la pena verlas".

Besicos!

pancho dijo...

Hemos de ser concienzudos y meticulosos en el análisis. La sorpresa del descubrimiento puede saltar en cualquier momento. Si nos acercamos bien a la toma alguna inscultura moderna si se aprecia. La causa de un mortero tan revenío puede estar en la escasez de cemento que padecía el país en los años del desarrollismo. La pareidolia ésa marciana le pasa sólo a los americanos. Aquí somos más terreros en las apreciaciones, nuestras teorías de la conspiración nos dejan más cerca: nos conformamos con “las caras de Bélmez”. En consecuencia soy incrédulo de una posible aparición marciana en una columna de hormigón.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PACO: bueno, supongo que habrá que estar un poco allá para ser astrofísico y estudiar las atmósferas de Marte ;)

ANÓNIMO: pobre, pensaría que somos nosotros los marcianos.

DARGOR: bueno, ya sabes, en las nubes están los espejos.

JAVIER: ¿a ver si está escondido en el lado oculto de la columna?

SANDRA: pues ya tienes medio examen estudiado. Pon mi entrada en la bibliografía de tu respuesta, a ver qué dice el profesor.

ANTOSEVI: Gracias por tus palabras.

BLOGOCHENTABURGOS: no te digo yo que no... y hablando por el móvil con Bush...

BIPOLAR, hija, que te da un atragantón de tanto reír...

PILAR: ¿será miopía? ¡Si es que ya estoy hecho una piltrafa!

NACHO: pobre, que se tome un café primero (o le invitamos a nuestro próximo encuentro fotográfico...). Saludos.

SÓ MAGUI: Feliz entrada en La Acequia. Ya te he devuelto la visita.

NEREA: ¡Echaba de menos tus besicos!

PANCHO: vete a saber, querido amigo, todo es que un constructor piense que es la forma de abaratar costes...

Gracias a todos por vuestros comentarios.