martes, 8 de enero de 2008

Nuevo encuentro con la señora elegante ante una taza de café

No sé. He decidido mirarme para comprender mejor mi posición ante el mundo, pero cada vez me desconozco con más fuerza; por eso, quizá, me he releído estos días. Hace tiempo me propuse comprar un Kandinsky con el absurdo afán de denunciar la inconsistencia del arte, cosa que llegó a originar un meme. Al final lo sustituí por una señora elegante ante una taza de café.
A veces uno se pone a dar vueltas a las cosas y la insatisfacción le lleva a cambiarlo todo. El aspecto del blog, por ejemplo, que a unos gustará más que a otros, pero da nuevas posibilidades de lectura. Más entrañable, melancólico y cálido el anterior, por supuesto; más nítido pero aséptico el nuevo. ¿Debería reescribir las entradas o bastaría con reproducir, en un juego de intertextualidad, las palabras y las imágenes una a una en su exactitud para construir un nuevo texto? Es curioso esto: ¿el naranja es más naranja en un cuaderno antiguo o en el formato nuevo de La Acequia? Muchas veces no somos conscientes de estas cosas: los discursos, las creencias, las opiniones, el llanto, si son tan tajantes que dejan de ajustarse al entorno se convierten en extravagancias que nadie cumple por inaceptables o que sólo se cumplen por preceptivas bajo la amenaza del castigo. No matarás, se dice, pero con ese mismo mandato se mata con la espada en la mano: un precepto encadena otro y la lista no suele tener final fácil. Es mejor no matar que el mandato de no hacerlo.
Hace unos meses hubiera creído que mi dama elegante y solitaria sólo se podría ver de una manera, pero ahora, en este nuevo entorno -frío y moderno, como me han dicho: exacto como un cuchillo al dejar el cuerpo abierto en canal sobre la mesa del forense- esta señora se ha dislocado en velocidad y extensiones. Quién sabe dónde está la certeza. Yo no llego a hallarla.

¿Existen las verdades universales? No lo creo, hace tiempo que busco los pequeños pactos y compromisos, conmigo -para salvarme si algún día me encuentro: recordádmelo si me veis por ahí-, con los demás -para aceptarlos-. Por eso, el naranja no es el mismo, aunque lo parezca.


Aclaro para los malintencionados: estas fotos, como la de ayer, no han sido tratadas. Nacieron ya así.

13 comentarios:

Blogofago dijo...

¿ Quizas pude yo ser uno de los causantes de este cambio ? Creo que estaba bebiendo una copita de PX..

Si es asi no me arrepiento de ello....No es un entorno frio, por lo menos a mi no me parece, y si de alguna manera lo fuese solo sera el lienzo donde tu plasmes tus grafismos vitales.

Enhorabuena...¡¡¡otra copa de PX camarero ¡¡¡

fernando dijo...

Me gusta como ha quedado tu blog. Será un placer seguir leyendote.

y otra copa para mí, pero sin alcohol ;)

un abrazo.

trupitomanias dijo...

también me gusta como quedo.. ademas lo importante sigue estando ahí.

Anónimo dijo...

El naranja puede ser menos naranja en un cuaderno o puede ser más naranja que nunca. Todo depende de la mirada de cada uno. Y eso nunca es frío.
Frío es tocar una baldosa blanca del cuarto de baño con el pie desnudo.

Muchos saludos, Pedro.

Por cierto, a mi también me aptece tomarme una de esas copitas de PX....

Piluca.

jg riobò dijo...

Las fotos han ganado.
Los textos más ordenados.
La paja separada.
Así pues, mejor.

Caelio dijo...

Pedro, lo importante no está en lo gráfico que pueda resultar este blog. Hay que saber buscar en su interior y tras la concatenación ordenada de tus palabras descubres un mundo imposible de plasmar en una fotografía y/o imagen.

De cualquier forma la evolución es positiva.

Sr.K dijo...

El cambio es más práctico, pero menos visual y menos personal por ser una plantilla que un señor de blogspot diseñó un día de inspiración. También creo que este blog luciría mejor en una plantilla adaptada a una resolución mínima de 1024x768 en lugar de una adaptada a 800x600.

En cambio las fotografías-huella abstractas son relamente personales y muy visuales. Son color puro de fantasma.

manuel-tuccitano dijo...

si te veo te llevo a tu casa...verdades universales??? claro que sí: ayer volví de nuevo a enfrentarme con 36 bestias de 3º de ESO...quieres mas verdades...

Saludos

Paco dijo...

pues a mi me gusta este formato...

mafaldia dijo...

La calidez o la candidez la pone cada uno, los días que te levantas como un niño lo ves como niño, como adulto, anciano, sabio, tonto, absurdo, elegante... el mismo color lo ve cada uno según su día... otra copita por favor. ;P

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BLOGÓFAGO: en efecto. Yo ya estaba con la intención, pero aquella conversación y algún correo electrónico posterior fue la puntilla. Por cierto, ¿y si nos tomamos la copa de verdad?

FERNANDO: Gracias. Puedes apuntarte a la copa, por supuesto.

TRUPITOMANIAS: Gracias también. Creo que mañana podré cumplir tu meme.

PILUCA: "frío es tocar una baldosa del cuerto de baño con el pie desnudo...", qué comienzo de relato. También puedes apuntarte a la copia, por supuesto.

JAVIER: Bueno, me alegro de haberte convencido.

CAELIO: Gracias. Creo que a ti te pega más una caelia, que nos debemos.

SR.K.: la siguiente evolución cuando vaya al dominio propio. Y espero tu asesoramiento, por supuesto. Me gusta lo de las "fotografías-huella", me gusta.

MANUEL: jo, eso no son verdades, sino aterrizar de golpe en la realidad más brutal. Te acompaño en el sufrimiento...

PACO: gracias por la opinión. Si viene de ti es que habré acertado.

MAFALDIA: en efecto, los colores son subjetivos. También puedes apuntarte.

Bueno, creo que deberíamos convocarnos en un bar...
Gracias a todos.

Antonio dijo...

Nuevamente me retraso un poco en aportar mi comentario, pero no lo quería dejar pasar. Te felicito por el cambio de aspecto del blog. Pierde el toque cálido y recogido del diseño anterior, quizá más acorde con gran parte del contenido, pero gana mucho en claridad, con lo cual resulta mucho más fácil de leer y, en consecuencia, que el mensaje llegue al lector, que es de lo que se trata. La tipografía escogida es también mucho más legible.

Como te dije en el efímero cambio estético anterior del blog, pienso que cambiar el aspecto de las cosas (y el nuestro propio) es de lo más acertado, pero manteniendo siempre el mismo espíritu. Y creo que 'La Acequia' lo cumple.

Para cuando decidas hacer una convocatoria en un bar, piensa en los que vivimos lejos y hazlo con tiempo, que así nos podamos pedir los días libres que nos hagan falta... :-)

Saludos y a seguirnos leyendo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ANTONIO: Gracias por tus palabras. Seguimos mejorando...
Y ¿por qué no? Un buen botellón bloguero...
Un abrazo.