viernes, 18 de enero de 2008

Mutantes. Las conclusiones (II). De lengua y literatura.



Antonio Álvarez Tejedor tituló su conferencia La lengua española en Internet: Modalidades de uso, contraindicaciones y efectos secundarios, como si de un prospecto médico se tratara. Tras abordar las características esenciales del uso de la lengua española en la red, llegó a la conclusión de que se trata de un nivel intermedio entre la lengua escrita y la oral, con mucho de una y otra y un fuerte componente de creatividad.
Miguel Ángel Lama abordó las Nuevas formas de literatura y de lectura en la red: los blogs literarios analizando las claves esenciales para comprender la situación del texto literario tanto desde su producción como desde su recepción, deteniéndose sobre todo en la interacción entre el lector y el autor que favorece, cosa harto difícil desde los formatos tradiciones.
-.-
Por una parte, Internet ha favorecido la aparición de un nuevo formato de comunicación que se sitúa entre lo escrito y lo oral, que parte de la escritua pero no existe sin la necesaria mezcla con elementos visuales (imágenes fijas o en movimiento, iconos que sustituyen a la gestualidad de la comunicación oral, etc.) y de sonido (músicas, parte sonora de los videos, etc.), que a veces ocupan el espacio sin el apoyo de la palabra (nuestra cultura es cada vez más de imagen y menos de letra escrita), creando también códigos nuevos de escritura que se comparten con otros formatos comunicativos de alta tecnología, como los SMS. No estamos ante un empobrecimiento de la lengua, sino ante su mutación de acuerdo con el medio.
Por otra, la literatura también ha debido mutar con respecto al nuevo medio. Aunque muchos de los textos literarios que encontramos en Internet preexisten a su vida virtual y se crearon fuera de él y sin contar con sus características, desde hace unos años, la red ha favorecido la aparición de textos pensados para este medio, como sucedió en su día con la prensa periódica. Tanto la combinación de textos e imagen, la extensión, la forma de disposición en el espacio virtual, las relaciones con hipertextos reflejadas en los vínculos, la posibilidad de que un texto pueda crecer con las aportaciones de todo tipo de receptor convertido así en autor de una obra que cada vez más se parece a la literatura anónima tradicional, la red de relaciones y otras señas de identidad de la literatura escrita en y para Internet nos señalan la aparición de un tipo de texto con entidad propia, difícilmente extraíble del formato sin dañarlo o dejarlo sin gran parte de su potencial. Por otra parte, y como señalábamos en la primera parte de estas conclusiones, la democratización de la cultura que observamos en Occidente desde el siglo XX ha encontrado su lugar de mejor acomodo en este medio que, con pequeños conocimientos y una mínima inversión económica, permite la libre difusión (además, inmediata y universal) de lo escrito por cualquier persona, sin las ataduras del mundo editorial.

9 comentarios:

Dargor dijo...

Decía "juan Antonio Millán": "El nuevo lenguaje que nace y se nutre de la red esta identificado por un cambio, no por una malformación ni pérdida. Es la conlcusión lógica del lenguaje pictográfico-icónico en consecución con el tradicional esencial, hablado y escrito".

En los tiempos que corren padecemos una patología generalizada y desgraciadamente innerente a cualquier cambio. Y luego dígale usted a nadie que recicle.

Un saludo y mil noches de Bohemia, que decía Valle Inclán.

manzacosas dijo...

Buenas tardes. Estoy bastante de acuerdo, por no decir que en casi todo. Pero quiero destacar dos cosas: una que es la juventud de las personas que intervienen en este evento (en su inmensa mayoría) y otra, que al final siempre se acaba leyendo, o sea que las imágenes se ven, están muy bien, pero todos terminamos leyendo. Un saludo. Manzacosas

São dijo...

O tabalho de Lama parece ser bem interessante!!

Abrzo.

pancho dijo...

Desde mi posición de palomero, observador outsider de este mundillo bloguero, me gustaría comentar que ahora parece haber más gente que nunca que escribe – además muy bien -, mucha gente, que sin este instrumento en sus manos, seguramente no habría escrito jamás. Se detecta, además, que los autores van mejorando, paulatinamente, en su producción escrita, respondiendo a ese dicho, que por ahí circula de que “a escribir se aprende escribiendo”.

De acuerdo en que se necesita muy poca inversión para mantener un blog y publicar tus escritos. Sin embargo; escribir un libro lleva muchas horas de trabajo, aparte del desgaste neuronal que conlleva el tratar de plasmar tus ideas en palabras concretas. No acabo yo de ver la ligazón entre tiempo invertido y compensación económica por parte ninguna, salvo muy contadas, honrosas excepciones.

Acaso sea porque Internet ha pillado a uno ya un tanto maduro; pero me gustan los escritos con las letras de toda vida y no con tantos artificios, colorines, figuritas que hacen de todo, como las muñecas modernas, que se ven por algunos sitios. Otra cosa distinta son los vínculos, éstos sí que son una gran ventaja para el lector ofrecida por Mr Internet a través de los autores. La música, a veces presente en las páginas, que sea optativa, no obligatoria. Claro que esto es sólo una opinión personal que seguramente no compartirá casi nadie…

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DARGOR: Bienvenido a La Acequia. Gracias por la cita de Millán. Y tienes razón, vivimos en un mundo lleno de patologías. Saludos.

MANZACOSAS: Bienvenido a La Acequia y gracias por tus palabras. Matizo tu matización, si me permites. Al comenzar yo también pensaba que la mayoría de los que andaban por aquí eran jóvenes. Mi sorpresa ha sido encontrarme con gente de muy diferente edad y, entre ellos, un buen nutrido grupo de cuarentones interesantes. Tienes razón en lo de que al final siempre se termina leyendo, pero la lectura en el formato de Internet es diferente, tanto en extensión como en especie. Habrá que seguir estudiando este asunto.

SAO: En efecto, lo fue. Un abrazo.

PANCHO: Tienes razón, los que ya hemos dado unas cuantas patadas por ahí seguimos preferiendo los textos serenos. Pero ya vamos en retirada, amigo, vienen otros más jóvenes con otra forma de entender las cosas y de acceder a ellas. Veremos en qué paran. Un abrazo.

Gracias a todos por vuestros comentarios, que me ayudan a perfilar estas conclusiones para futuros encuentros. Por eso, en este caso, me son tan necesarias.

Antonio dijo...

Yo sí encuentro algo empobrecida la lengua en internet, en bastantes ocasiones. Creo que eso se debe a circunstancias coyunturales y que es un fenómeno generalizado, sólo que en la red, por la falta absoluta de control, salta más a la vista que en otros medios escritos o audiovisuales.

En todo caso, creo que los SMS han creado un nuevo registro lingüístico, pero ahí entran también en juego la tecnología (¿por qué la e es la única vocal que se puede acentuar en un móvil, al menos en español?) y la economía (pudiendo pagar 15 céntimos en vez de 30, mejor escribo "q" a "que"). Y si manejas más de una lengua, nada mejor que combinarlas según los caracteres que te puedas ahorrar: "Si pots qdar dmà, avisa, si no ya buscmos otro día q vnga mjor". Un ejemplo de 'entente cordiale' tecnológica entre la RAE y el Institut d'Estudis Catalans.

¡Salud!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ANTONIO: tienes razón, pero creo que sólo será un sarpullido temporal -lo de las abreviaturas, no lo de entente-. Al final, la tecnología no es más que el reflejo de los usos y costumbres lingüístico-mentales (permítaseme el engendro conceptual). Espero, por el bien de ellos mismos, que no sigan limitándose las posiblidades de comunicación que tiene un uso rico de la lengua.

Virginia dijo...

En mi opinión, mientras el uso de ese nuevo lenguaje quede restringido a los ámbitos en los que surge (sms, algunos espacios online y poco más), no hay ningún problema. Pero una gran parte de las personas tiende a ahorrar esfuerzos, y si te acostumbras a escribir de un modo más "económico" - aunque sea menos correcto - no es difícil extender el uso a la escritura habitual. Esto es mucho más habitual en jóvenes y niños, parece evidente. Por eso, el esfuerzo académico en esta dirección, para que no cunda el ejemplo del lenguaje sms en la escritura de los más pequeños, debe ser constante.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

VIRGINIA: aquí, me parece, el esfuerzo tiene que se general, entre todos: lo académico poco podrá hacer en una sociedad que va por otro lado. Me alegro de que te pases por La Acequia. Vuelve cuando quieras.